Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Copy of 2.2 Situación al interior del país

No description
by

Sebas Miranda

on 23 May 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Copy of 2.2 Situación al interior del país


Tasas De Interés e Inflación
Reprivatización de la Banca
2.2 Situación al interior del país.
"Economía y Sociedad de los años 90's, algo de estabilidad y nueva crisis".
Antecedentes
La historia de la Banca en México, se divide en etapas de crisis y desarrollo de regulación financiera derivado de las crisis.
Para entender la estructura de nuestra banca iniciaremos en los años 70´s, hasta llegar cronológicamente a lo que actualmente conocemos como el sistema bancario mexicano.
Reprivatización de la banca
El 9 de Marzo de 1984, la SHCP emitió un comunicado de prensa donde indicaba que la Banca que estaba en ese entonces nacionalizada sería vendida a sus accionistas originales.

El argumento del gobierno Federal fue que esta acción provocaría el fortalecimiento del ahorro interno, ayudaría a mejorar la asignación y canalización de los recursos financieros, así como reorientar las relaciones económicas con el exterior y consolidar el sistema financiero nacional. Durante el tiempo en el que el gobierno Federal estuvo a cargo de la Banca, el nivel de corrupción se elevó y los indicadores financieros de la Banca reflejaban un claro deterioro.
En el sexenio de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), se realizó la reprivatización de las empresas, modificándose las leyes financieras e incluso la Constitución para permitir la participación mayoritaria de capital privado en los Bancos.
La privatización de la banca en México se llevó a cabo atendiendo tres lineamientos:

Obtener el mayor ingreso posible por la venta de los bancos.
Coadyuvar a mejorar el funcionamiento del sistema financiero del país.
Preservar la propiedad de las acciones de los bancos.
El proceso de venta de las 18 instituciones de crédito que se privatizaron, se llevó a cabo de junio de 1991 a julio de 1992. Una de las razones para conducir dicho proceso de venta con tal rapidez, fue la idea de no otorgar ventajas competitivas a los bancos que se privatizaran inicialmente.

La primera privatización que se concretó fue la de Multibanco Mercantil en junio de 1991. La última, fue la de Bancen en julio de 1992. El resto de los bancos múltiples se privatizaron como sigue: Banpaís (junio de 1991), Banorte (agosto de 1991), Bancreser (agosto de 1991), Banamex (agosto de 1991), Bancomer (octubre de 1991), BCH (noviembre de 1991), Serfin (enero de 1992), Comermex (febrero de 1992), Banco Mexicano Somex (marzo de 1992), Banca Promex (abril de 1992), Banoro (abril de 1992), Banorte (junio de 1992) y Banco Internacional (junio de 1992).

Presidente de la República.- Carlos Salinas de Gortari
Secretario de Hacienda.- Pedro Aspe Armella
Director del Banco de México.- Miguel Mancera Aguayo

Una vez que concluyó a mediados de 1992 el programa de privatizaciones bancarias, la Secretaría de Hacienda abrió la oportunidad para que se establecieran en México nuevos bancos múltiples.
El llamado cayó en tierra fértil y en un lapso relativamente breve abrieron sus puertas al menos 19 nuevas instituciones privadas con esa especialidad, entre ellas los siguientes bancos: Interestatal, Del Sureste, Industrial de Jalisco, Capital Interacciones, Inbursa, Quadrum, Pronorte y Regional del Norte.

SE ABRE LA LLAVE A MAS BANCOS
Historia de la Actividad bancaria
CRISIS BANCARIA
Efecto tequila (1994 – 1996)
La banca recientemente privatizada pronto cayó en la que ha sido quizá la crisis más severa de su historia; tuvo su causa en la insolvencia moral de algunos de los compradores de los bancos que se privatizaron, junto con los efectos de una nueva devaluación cambiaria.
Durante ese lapso la cartera de crédito de todos los bancos se debilitó mucho a raíz del aumento de las tasas de interés, con lo que muchos acreditados no pudieron seguir pagando sus créditos.

Las acciones aplicadas por las autoridades para enfrentar la crisis tuvieron como finalidad resolver problemas de liquidez y de solvencia (capital). Respecto a la liquidez, el mecanismo más importante fue la apertura por parte del Banxico de una ventanilla de créditos en dólares, cuya finalidad fue evitar que los bancos incumplieran con el pago de pasivos denominados en moneda extranjera.

En cuanto a la solución de los problemas de solvencia, las autoridades aplicaron programas de cuatro tipos:
Capitalización temporal para los bancos.
Intervención de los bancos que se encontraban en situación más delicada para procurar su recuperación.
Un segundo programa de capitalización.
Compra de cartera de créditos y programas de apoyo para los deudores de la banca.

La intervención de los bancos con mayores problemas se inició en 1994. Después de la devaluación de diciembre de 1994, durante 1995 se pusieron bajo intervención gerencial cuatro instituciones más: Banpaís, Banco Obrero, Bancen e Interestatal. En 1996 se intervinieron cuatro bancos más de nueva creación: Sureste, Capital, Pronorte y Anáhuac. Por último, de 1997 a 2001 la Comisión Nacional Bancaria y de Valores acordó la intervención de una institución por cada año: Confía, Industrial, Bancrecer y Quórum.
A raíz de esas intervenciones las instituciones en cuestión quedaron saneadas y fueron posteriormente objeto de fusiones, misma que se muestra en la siguiente lámina.

Presidente de la República.- Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo Ponce de León
Secretario de Hacienda.- Pedro Aspe Armella, Jaime Serra Puche, Guillermo Ortiz Martínez
Gobernador del Banco de México.- Miguel Mancera Aguayo
¿Qué es el crecimiento económico ?
El crecimiento económico es una de las metas de toda sociedad, implica un incremento notable de los ingresos, y de la forma de vida de todos los individuos de una sociedad. 
 El crecimiento de una sociedad se mide por la inversión
Las tasas de interés
El nivel de consumo
Las políticas gubernamentales o las políticas de fomento al ahorro; todas estas variables son herramientas que se utilizan para medir este crecimiento. 
Para medir el crecimiento se utilizan indicadores como el Producto Nacional Bruto (PNB) y el Producto Interno Bruto (PIB). El crecimiento en México se mide con la tasa de variación del PIB real de un año a otro.
¡Gracias por su atención!
Integrantes:
Miranda Arredondo Sebastian
González Sandoval Katia Elizabeth
Méndez Horta José Francisco
Cardeña Gil Esmeralda
¿Qué es el déficit fiscal?
Se denomina déficit fiscal al saldo presupuestario del Gobierno cuando este es negativo (los gastos son superiores a los ingresos), y es el resultado global del presupuesto del sector público de un país a lo largo de un período contable, generalmente un año.
El saldo presupuestario es la diferencia entre los ingresos del gobierno por ejemplo, impuestos y gastos. Si este balance es positivo se llama superávit presupuestario o fiscal, y un saldo negativo se llama déficit fiscal.
Ingresos del Sector Público
El Sector Público Presupuestario en México, está integrado por los Poderes Legislativo y Judicial, el Instituto Federal Electoral, la Comisión Nacional de Derechos Humanos.
El Gobierno Federal a través del cobro de impuestos y otras contribuciones que la sociedad aporta de los ingresos provenientes de la venta del petróleo.
La venta de bienes y servicios.
Las empresas y organismos públicos, así como de los financiamientos que contrata, obtiene los ingresos necesarios para atender sus necesidades de gasto.
Ingresos ordinarios y extraordinarios:
Los ingresos ordinarios son aquellos que constituyen una fuente normal y periódica de recursos como productor de bienes y servicios por la ejecución de la Ley de Ingresos.
Los ingresos extraordinarios, son los que se obtienen de manera excepcional y provienen principalmente de la contratación de créditos externos e internos o la emisión de moneda.
Los ingresos también pueden clasificarse atendiendo a su naturaleza económica:
Contribuciones fiscales
Operaciones realizadas por los Organismos y Empresas.
Pueden clasificarse en cuatro formas adicionales como son: por rubro de Ingreso; según su Origen Institucional; Ingresos Petroleros y No Petroleros, y Tributarios y No Tributarios.
Crecimiento económico.Ingreso del sector publico y déficit fiscal.
Pueden clasificarse en cuatro formas adicionales como son:
Ingresos Petroleros. Impuestos asociados al sector.
No Petroleros. Obtenidos por fuentes distintas del petróleo a través de Impuestos, Derechos, Productos diferentes de Pemex.
Tributarios. Impuestos, impuesto sobre la renta, impuesto al valor agregado.
No Tributarios. Servicios que presta el estado, así como bienes de dominio privado.
Crecimiento económico y déficit fiscal
1994 fue el último año del sexenio de Salinas, quien inició un increíblemente alto gasto gubernamental en obras públicas, lo cual se tradujo en un déficit histórico.
Para poder mantener este déficit de cuenta corriente, Salinas emitió los Tesobonos, un tipo de instrumento de deuda que aseguraba el pago en dólares, en lugar de pesos mexicanos.
1994 fue el último año del sexenio de Salinas, quien inició un increíblemente alto gasto gubernamental en obras públicas, lo cual se tradujo en un déficit histórico.
Para poder mantener este déficit de cuenta corriente, Salinas emitió los Tesobonos, un tipo de instrumento de deuda que aseguraba el pago en dólares, en lugar de pesos mexicanos.
el creciente déficit de cuenta corriente alimentado por la demanda del consumidor y el enorme gasto gubernamental, alarmó a los inversionistas que habían comprado los tesobonos, principalmente ciudadanos mexicanos y algunos extranjeros, quienes los vendieron rápidamente, vaciando las reservas internacionales del Banco de México, las cuales de por sí se encontraban en niveles muy bajos. 
Zedillo tomó posesión el 1 de diciembre de 1994.
Tenia la devaluación, entonces planeaba subir la la tasa de cambio fija un 15%, hasta los 4 pesos por dólar (de 3.4 pesos que se encontraba en promedio en ese año) para así terminar con la compra de deuda ante la situación del país y detener la fuga de dólares de las reservas internacionales.
El gobierno de Zedillo argumenta que aunque la devaluación era necesaria y económicamente coherente, se manejó incorrectamente en términos políticos: al haber anunciado sus planes de devaluación, muchos extranjeros retiraron sus inversiones, agravando los efectos de la devaluación en 1995
La administración de Zedillo decidió establecer el sistema de libre flotación del peso, el cual llegaría a 7.20 pesos por dólar en tan sólo una semana.
Las decisiones de Zedillo, principalmente la de anunciar la devaluación a los inversionistas, y el establecer el sistema de libre flotación, fueron el "error de diciembre" de acuerdo con el ex presidente Salinas de Gortari.
Crisis de 1994 “El efecto tequila” Causas y consecuencias
En principio, esta situación conocida a nivel nacional como "Error de Diciembre", aunque por motivos políticos, fue el primer desfalco concreto de la globalización y el modelo neoliberalista.
Causas
Se repartieron tesobonos para mantener el PIB alto
Se vendieron rápidamente los tesobonos por parte de los ciudadanos mexicanos y los inversionistas extranjeros
Rebelión insurgente en Chiapas
Mucha demanda y enorme gasto gubernamental
Como era año de elecciones no se tomó ningún tipo medida económica para no dañar la popularidad del presidente.
Falta de reservas internacionales
Consecuencias.
Devaluación del peso mexicano
Subas en las tasas de interés
Despidos masivos
Los inversionistas extranjeros huyeron
Estados Unidos intervino comprando pesos mexicanos
Estados Unidos, el FMI, Canadá y algunos países latinoamericanos dieron dinero a México
Fuga de capitales golondrina en los países de América Latina.
Efectos Sociales.

Las repercusiones sociales que tuvo esta crisis fueron incalculables: en muchos casos se tradujeron en pérdidas económicas para las familias. Muchos perdieron sus casas y autos que habían adquirido en contratos con tasa variable.
Otros más perdieron todo: El sentimiento de pérdida de un futuro para el país se hizo al considerarse esta crisis económica como el final de la clase media.
Otra medida de catastróficas repercusiones en las condiciones de vida de los mexicanos fue, quitarle tres ceros a la moneda. El Estado Mexicano justificó esta medida como una estrategia de tipo administrativa. La paridad del dólar con el peso se convirtió de 1 dólar = 3417.8 pesos (aproximadamente) a 1 dólar = 3.41 nuevos pesos. La capacidad económica de los mexicanos vivió una etapa de espejismo financiero.
Paquete de emergencia
Estados Unidos intervino rápidamente comprando pesos del mercado para evitar una mayor devaluación del peso, sin embargo esta medida no era suficiente.
El presidente estadounidense Bill Clinton solicitó al congreso enviar un paquete de rescate. Sin embargo diversos representantes del Congreso que se habían opuesto al TLCAN veían esta crisis como un resultado del tratado.
El congreso votó en contra de la aprobación de fondos de rescate. No obstante, algunas personas dentro del Tesoro estadounidense encontraron una vía legal para enviar el rescate por medio del Fondo de Estabilización de Divisas, la cual no requería la aprobación del Congreso de los Estados Unidos.
Así, se enviaron de los Estados Unidos $20 mil millones de dólares, a los cuales se les añadieron casi $30 mil millones más: $17 mil millones del Fondo Monetario Internacional, $10 mil millones del Bank for International Settlement, mil millones del Banco de Canadá en forma de swaps de corto término y mil millones más provenientes de diversos países latinoamericanos (entre ellas Argentina y Brasil cuyas economías eran severamente afectadas por los efectos de la crisis mexicana).
El dólar se estabilizó a un precio de 6 pesos, y por los siguientes dos años.
Comprometido con cumplir las obligaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.
Se introducen controles estrictos en la política fiscal, continuando con su política de libre comercio y libre flotación.
El crecimiento acelerado de las exportaciones amortiguó la recesión, y en menos de 10 meses, la tasa de crecimiento mensual del PIB ya era positiva.
Para 1996 la economía ya estaba creciendo llegando a un máximo de casi 7% en 1999
 1997 México pagó, por adelantado, todos los préstamos de los Estados Unidos.
La pobreza se reduce y los programas sociales se pueden ejecutar por el incremento de los ingresos.
Instituciones en el Tiempo
¿Qué son las tasas de interés?
Las tasas de interés son el precio del dinero. Si una persona, empresa o gobierno requiere de dinero para adquirir bienes o financiar sus operaciones, y solicita un préstamo, el interés que se pague sobre el dinero solicitado será el costó que tendrá que pagar por ese servicio.

Como en cualquier producto, se cumple la ley de la oferta y la demanda:
Mientras sea más fácil conseguir dinero , la tasa de interés será más baja.
Por el contrario, si no hay suficiente dinero para prestar, la tasa será más alta.
¿Cómo influyen las tasas de interés en la economía?
Tasas de interés bajas ayudan al crecimiento de la economía, ya que facilitan el consumo y por tanto la demanda de productos. Mientras más productos se consuman, más crecimiento económico. El lado negativo es que este consumo tiene tendencias inflacionarias.

Tasas de interés altas favorecen el ahorro y frenan la inflación, ya que el consumo disminuye al incrementarse el costo de las deudas. Pero al disminuir el consumo también se frena el crecimiento económico.
Los bancos centrales de cada país (Banco de México, en el caso de nuestro país) utilizan las tasas de interés principalmente para frenar la inflación, aumentando la tasa para frenar el consumo, o disminuyéndola ante una posible recesión.
En México, la tasa sobre CETES (Certificados de la Tesorería de la Federación, modo de financiamiento del gobierno Federal) es la tasa base sobre la que se fijan la mayoría de las otras tasas de interés.
¿Qué es la inflación?
La inflación es el aumento generalizado y sostenido de los precios de bienes y servicios en un país. Para medir el crecimiento de la inflación se utilizan índices, que reflejan el crecimiento porcentual de una canasta de bienes ponderada.

El índice de medición de la inflación es el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que en México se le llama INPC (Índice Nacional de Precios al Consumidor).
Tipos de inflación
Inflación por consumo o demanda.
Esta inflación obedece a la ley de la oferta y la demanda. Si la demanda de bienes excede la capacidad de producción o importación de bienes, los precios tienden a aumentar.

Inflación por costos.
Esta inflación ocurre cuando el precio de las materias primas (cobre, petróleo, energía, etc.) aumenta, lo que hace que el productor, buscando mantener su margen de ganancia, incremente sus precios.
Inflación autoconstruida.
Esta inflación ocurre cuando se prevé un fuerte incremento futuro de precios, y entonces se comienzan a ajustar éstos desde antes para que el aumento sea gradual.

Inflación generada por expectativas de inflación (circulo vicioso).
Esto es típico en países con alta inflación donde los trabajadores piden aumentos de salarios para contrarrestar los efectos inflacionarios, lo cual da pie al aumento en los precios por parte de los empresarios, originando un círculo vicioso de inflación
¿Cómo podemos detener la inflación?
Para detener la inflación, los bancos centrales tienden a incrementar la tasa de interés de la deuda pública. De esta manera se incrementan las tasas de interés en los préstamos al consumo (tarjetas de crédito, hipotecas, etc.). Al aumentar las tasas de interés del consumo, se frena la demanda de productos.

El lado negativo de este control es que al frenar la demanda de productos, se frena a la industria que los produce, lo cual puede llevar a un estancamiento económico y desempleo.
Nivel de Reservas Internacionales y Devaluación
¿Qué son las reservas Internacionales?
Son activos financieros que el banco central invierte en el exterior y que pueden
ser fácilmente convertidos en medios de pago.

Su característica principal es la liquidez; es decir, la capacidad de los activos que la integran para liquidar obligaciones de pago fuera de nuestro país.
Son propiedad del Banco de México y el objetivo es dar apoyo al poder adquisitivo de la moneda nacional mediante la compensación de desequilibrios en la balanza de pagos.

Se constituye por las divisas y el oro que se hallen libres de todo gravamen.
Las divisas deben ser:
Los billetes y monedas metálicas extranjeros;
Los depósitos, títulos y valores pagaderos fuera del territorio nacional, denominados en moneda extranjera y a cargo de gobiernos de países distintos a México.
Créditos a cargo de bancos centrales.
El nivel óptimo de reservas internacionales debe fundamentarse en un análisis costo-beneficio. Por una parte, el beneficio de mantener reservas internacionales proviene de una menor probabilidad de ocurrencia de una crisis externa. Hace a la economía más estable.

Por otra parte, el costo (de oportunidad) de mantener reservas internacionales surge del hecho de que estas se invierten en activos líquidos de bajo riesgo que tienen un rendimiento inferior al de otros usos alternativos (v. g. inversión, pago de deuda externa).
La crisis de 1994-1995, alertó a los hacedores de política de la urgencia e importancia de diseñar una estrategia para prevenir fugas de capital-crisis financiera.

La estrategia se estableció en los lineamientos de incrementar, lo más posible, la liquidez a través de la acumulación de reservas internacionales. El objetivo de la acumulación fue tomar en cuenta no sólo los déficit anticipados en la cuenta corriente de la balanza de pagos, sino también los riesgos de liquidez por repentinos movimientos de capital.
Esta acumulación de activos internacionales sin precedente no ha sido gratuita. Estudios estiman que el exceso de acumulación de reservas, definido por el criterio del cociente de reservas internacionales a importaciones, tiene asociado un costo de alrededor de 1% del PIB.
En el caso particular de México, un estudio reciente sugiere que en promedio el exceso de acumulación de reservas ha sido del orden de 1.4% del PIB
Durante las crisis financieras de los años noventa, el déficit de cuenta corriente y la deuda externa de corto plazo, sobrepasaron niveles que los inversionistas consideran seguros, decidiendo retirar su dinero de la economía.
Basados en evidencia histórica y empírica, sugieren que el monto de reservas que sirve de blindaje externo máximo sostenible para mantener tranquilos a los inversionistas se establezca entre 5 y 6% del PIB. Cualquier nivel superior a este criterio se considera un exceso y es entonces posible estimar su costo.
Como cualquier inversión, las reservas internacionales tienen usos alternativos (inversiones en infraestructura, inversiones en instrumentos financieros más rentables, etc.). Si la tasa de interés a la que rinden las reservas internacionales es menor que sus usos alternativos, el costo es evidente.
Otro efecto negativo es el riesgo del tipo de cambio por pérdidas de capital cuando la o las monedas en que se expresan las reservas internacionales se deprecian, lo cual genera una pérdida cambiaria para el banco central.

Las principales fuentes de reservas internacionales en México han sido los flujos de inversión extranjera.

El ritmo de crecimiento de reservas durante el período 1996-2000 fue de 14.9% promedio anual.
Para el 1o. de Diciembre que tomó posesión Zedillo el nivel de Reservas era ya de 12, 470 MDD, lo cual significa que si calculamos a partir de Febrero de 1994, para esa fecha ya se habían perdido 16,684 MDD de las Reservas. Es decir que este gigantesco volumen de Reservas se perdió en 9 meses, de marzo a noviembre dentro del período de Salinas de Gortari.
En el curso de Diciembre se perdieron 6,323 MDD, pero para el 19 de diciembre en que se dio el ajuste de tipo de cambio, el nivel era aún menor: 10,457 MDD. Por tal motivo el Error de Diciembre, que ya era una necesidad impostergable, generó una pérdida de divisas de 4,309 MDD en los 12 días restantes de Diciembre y concluir el año con Reservas de 6,148 MDD.
Una devaluación a tiempo habría impedido proseguir con el programa contra la inflación, pero hubiera evitado la crisis de 1994, por una sencilla razón: el nivel de reservas internacionales.

Cuando la modificación del tipo de cambio obedece al agotamiento de estos activos, las políticas fiscales y monetarias tienen que emprender un camino muy restrictivo, con la finalidad de restituir lo más pronto posible un nivel adecuado de reservas.”
La crisis se concretó en 1995 a raíz de una devaluación abrupta como medida inevitable ante la imposibilidad de mantener los niveles deseados de tipo de cambio y a una profunda caída del nivel de reservas internacionales; lo anterior, aunado a un repunte de la inflación provocado por la devaluación.
Las principales consecuencias de la crisis fueron:
PIB cayó en un 6% durante 1995.
Dólar se cotiza en Mayo de 1996 en 7.5 pesos, 3 puntos más que en 1994.
Hay cerca de cinco millones de personas en desempleo dentro de una Población Económicamente Activa de 33 millones de mexicanos o sea el 15%.
El déficit comercial de México hacia el exterior llegó de 1991 a 1994 a 50,860 MDD.
La deuda externa se había elevado a la cantidad de 173,400 millones de dólares.
El salario mínimo se encuentra en un promedio de tres dólares por ocho horas de trabajo mientras que en Estados Unidos cada hora de trabajo tiene un salario mínimo de cuatro dólares.
La devaluación es la pérdida del valor de una moneda corriente frente a otras monedas extranjeras.

Se da cuando nos encontramos en un tipo de cambio fijo, el nuevo valor de la moneda está dado por las decisiones del gobierno en un ámbito político.
Las principales causas de una devaluación son:
Falta de confianza en la economía local o en su estabilidad.
Déficit en la balanza comercial.
Cuando las M>X, debemos comprar más moneda extranjera para cubrir ese déficit.
Salida de capitales ante ofertas más atractivas de inversión.
Ocurre cuando gobiernos con economías más fuertes suben sus tasas de interés. Esto hace que los inversionistas presten su dinero a esos gobiernos más seguros.
Decisión del Banco Central de devaluar la moneda.
Busca frenar las importaciones para proteger la economía local. Al momento de la devaluación, la mercancía de otros países automáticamente incrementa su costo, aumentando el consumo interno de los productos nacionales, estimulando las exportaciones y reactivando la economía.
Las consecuencias de una devaluación son:
Efectos negativos:
Aumento de la inflación.
Tarifazos de servicios públicos.
Erosión de los ahorros en moneda local y pérdida de salario real.

Efectos positivos:
Al devaluar las exportaciones se vuelven más competitivas frente a las realizadas con moneda de mayor valor.
Puede aumentar el turismo, a los extranjeros de países donde su dinero vale más les resulta atractivo.
Puede mejorar el consumo interno de productos nacionales, ya que los productos importados suelen encarecerse.
Otra devaluación importante fue la de 1994 y 1995. A raíz de la aparición de la guerrilla del EZLN en Chiapas en 1994, se inició una fuga de capitales.
Además en 1994, entra en funciones el TLCAN, lo que provoca estancamiento económico y aumento de las importaciones.
En 1994 se incrementa la desconfianza en el país ya que es año electoral, y ocurre el asesinato de Luis Donaldo Colosio. La fuga de capitales se nota por la paulatina (aunque controlada) devaluación del peso, y la baja en la Bolsa Mexicana de Valores.
Otro motivo de desconfianza ante el gobierno mexicano era que su deuda externa e interna era enorme, y con vencimiento de muy corto plazo. Era tal la desconfianza, que el gobierno de Carlos Salinas tuvo que emitir los famosos tesobonos.
Resultado de la fuga de capitales debido a la desconfianza ante un mal gobierno: Una devaluación heredada a Ernesto Zedillo, quien en su periodo vio devaluar al peso un 173%.
Con Salinas, la economía nacional creció el 25.82%, la paridad siguió cayendo pasando de 2295 a 5320 pesos/dólar, equivalente a 131.8% de devaluación sexenal. En 1993 se quitó 3 ceros al peso tradicional y la paridad fue de 3.41 nuevos pesos/dólar al final del sexenio.

Con Zedillo, en resumen la economía creció 22.9%, a pesar de la crisis. La paridad paso de 5.32 pesos/dólar a 9.57 pesos por dólar con una devaluación del 79.9% para final de sexenio.
Devaluación
Antecedentes:
=>
=>
Full transcript