Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

“HITZARTU, herritarrok azken hitza

No description
by

GuraSOS Usurbil

on 30 November 2017

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of “HITZARTU, herritarrok azken hitza

“HITZARTU, herritarrok azken hitza
ACUERDO Y DEMOCRACIA”

LA REALIDAD
Las obras de la incineradora están en marcha.

¿Significa eso que el problema de los residuos se ha solucionado?

¿Se ha solucionado la fragmentación social y el conflicto? ¿O, por contrario, crees que se está cerrando en falso?

¿Ha sido realmente una solución legítima y democrática o una imposición?

¿Es posible dar la vuelta a la situación, renunciar a la incineradora en construcción y llegar a una solución acordada?

¿Estamos a tiempo de participar, de que impere la cordura?
SENTIMIENTOS
Hablamos del “problema” de los residuos, del conflicto de Gipuzkoa, cuando en realidad estamos ante una OPORTUNIDAD de mejorar como personas, como sociedad; de mejorar el medio ambiente y la convivencia, de mejorar democráticamente mediante la participación y la co-responsabilidad en la gestión de nuestro estilo de vida y de sus consecuencias.

Es un error apreciar la gestión de los residuos como un conflicto y un terreno abonado para un enfrentamiento político con el que sacar réditos. Debemos mirar más allá y ver una oportunidad, en lugar de sólo un problema; ver una SOLUCIÓN CONSENSUADA en vez de un conflicto, ver que la gestión eficiente del tema nos va a hacer CRECER COMO SOCIEDAD, AMBIENTAL, ECONÓMICAMENTE y sobre todo de manera DEMOCRÁTICA.

Muchas personas se sienten engañadas y utilizadas. Si estamos todas de acuerdo en que no se pueden imponer medidas de semejante trascendencia sin consenso, si estamos de acuerdo en que en las políticas de gestión de residuos la ciudadanía tiene el derecho a debatir y decidir, si eso se reclamó así con el puerta a puerta, ¿lo será también con cualquier otra solución, o no? ¿O, se está jugando con los sentimientos y los derechos de la ciudadanía?

Nos tratan como ovejas silenciosas y pasivas que nos dejan salir del redil una vez cada 4 años a votar cheques en blanco. Del resto se encargan ellos.

¿TE CONFORMAS?

¿O también tú sientes que tenemos una OPORTUNIDAD inmejorable para hacer una SOCIEDAD y una convivencia MÁS SALUDABLE, en todos los aspectos, y no te resignas a dejar pasar esta ocasión?

ANÁLISIS Y REFLEXIÓN
Es hora de responder las preguntas que nos hacemos.
¿El problema de los residuos no se está cerrando en falso?¿Se ha solucionado la fragmentación social y el conflicto?

¡ESTAMOS A TIEMPO!

Nadie, ni el que impulsa la incineradora defiende que eso solucione el problema. Lo que pasa en Bizkaia es suficiente para entenderlo. Es obvio que la solución definitiva requiere de un consenso social. Desde luego esta imposición no va ayudar a eso. La duración del contrato, 35 años, tiene unas consecuencias económicas muy a largo plazo y la alternancia política y los cambios, más que previsibles, tanto en las leyes como en la sociedad conllevan una inseguridad e inestabilidad que ni es deseable ni beneficiosa.

¿Ha sido realmente una solución legítima y democrática o una imposición? TÚ QUE ELIGES ¿CONFLICTO O ACUERDO?

Si les permitimos saltarse la Ley y las reglas de la democracia, si les permitimos dejar sin contenido el derecho de la ciudadanía a participar en la gestión de sus problemas, nos estaremos cargando la democracia. Sólo por eso tenemos que hacerlo.

Si no quieren que debatamos, debatiremos; si no quieren que participemos, pondremos en marcha un proceso de participación; si no quieren un Plan, haremos un Plan; si quieren confrontación y división, crearemos consensos y llegaremos a acuerdos. ¡Demostremos que somos una sociedad capacitada!

Por supuesto que el gobierno foral es legítimo y democrático, las Juntas Generales también lo son y nos representan, pero impedir la información, el contraste, el debate, la participación y la decisión de la ciudadanía no es, como se ha dicho, ni legítimo ni democrático. Que las instituciones sean legítimas y democráticas no garantizan que todas sus decisiones sean legítimas y democráticas. Lo serán si respetan los derechos de la ciudadanía, y si respetan la Ley y sus obligaciones; en caso contrario, no.

En definitiva, no podemos permitir que se nos conculquen las garantías democráticas, ni que se juegue con la fractura social ni que se deje abierta la herida por 35 años más. Tenemos que intervenir. Es la ciudadanía quien puede y debe llegar a una solución definitiva que supere el conflicto al convertirlo en oportunidad. Proponemos una INTERVENCIÓN CíVICA O SOCIAL.



¿Es posible dar la vuelta a la situación, renunciar a la incineradora en construcción y llegar a una solución acordada? ¿Estamos a tiempo?

LA SOLUCIÓN: ACUERDO Y DEMOCRACIA.


El plan de las autoridades es claro. Nada de debate, nada de participación, nada de análisis, nada de hacer un Plan de residuos no sea que quede acreditado que no hace falta hacer lo que ya he decidido hacer de antemano.

Utilizan a su favor, como chantaje, el espantapájaros, el fantasma que amedrenta, o sea, se utiliza el contrato para la obra de la incineradora y su explotación por 35 años y las indemnizaciones que se habrían que pagar. ¿Es eso así, no hay salida posible sin abonar indemnizaciones millonarias?

No, no es verdad, claro que existen salidas. De hecho, el contrato va a ser denunciado ante instancias europeas y está recurrido en los tribunales, por FCC entre otros; además, está siendo objeto de investigación por la Agencia Vasca de Defensa de la Competencia. Por tanto, podrían declararse nulos tanto el contrato entero como algunas de sus cláusulas.

Es obvio que, si hay voluntad política de llegar a un acuerdo, el abanico de soluciones es muy amplio. El problema es, precisamente, el querer alimentar una guerra con esto e impedir la solución consensuada.

No es asunto baladí que del precio del contrato sólo una cuarta parte se va a destinar a la obra. Si la solución adoptada fuera la de prescindir de esta infraestructura, se dejarían de gastar ¾ partes del precio.

En suma, no es una cuestión clara ni mucho menos definitiva y, desde luego, deberá ser tenida en cuenta en el proceso de participación, y en ningún caso servir como excusa para impedirlo. Por lo tanto, la respuesta es sí.

Sí, estamos a tiempo y la solución que ponemos sobre la mesa es el proceso HITZARTU
CONCLUSIÓN
Todo lo anterior es lo que nos une, es mucho.

No nos une nuestra postura de salida, ni nuestra posición frente a los sistemas de recogida, la obligatoriedad o no del reciclaje, la aceptación o no del sistema de incineración en la política de gestión de residuos.

Nos une, el elemento común denominador que es el punto de llegada y el respeto a las reglas de juego que todos aceptamos

Nos une LA NO ACEPTACIÓN DE IMPOSICIONES, vengan de donde vengan:
¡Queremos una solución democrática acordada!

Nos une la concienciación de que el DERECHO DE PARTICIPACIÓN es sagrado y no aceptamos ninguna solución que no lo respete. No transigimos con hechos consumados, sin información y sin debate con los ciudadanos. No aceptamos una instalación potencialmente contaminante sin haberse estudiado y justificado su necesidad.

No nos vamos a quedar de brazos cruzados y hemos decidido intervenir socialmente. La ciudadanía organizada y plural va a ejercer sus derechos y obligaciones democráticas:

Habrá PARTICIPACIÓN y habrá PLAN.

Y ese Plan será fruto del acuerdo y del consenso; respetuoso con la legislación europea, proteccionista y realista, y será el Plan que mejor se acomode a la sociedad gipuzkoana.

Será nuestro, de TODAS

Es tu momento, tu oportunidad. ¿TE APUNTAS?

HITZARTUKIDES
Si es así, hazte HitzartuKIDE, AGENTE DEL ACUERDO.

Serás agente para garantizar un proceso serio, riguroso, plural, dinámico, civil y neutral (proceso de intervención cívica) con el fin de llegar a un Acuerdo democrático en el tema de la gestión de los residuos.

Asumes los principios y diagnósticos anteriores y te comprometes a actuar con lealtad a los mismos.

Abierto a personas físicas o entidades culturales, deportivas etc.… y la ciudadanía en general.

Su labor es la de INFORMAR ampliamente del proceso a todas las entidades del municipio y contrastar con ellos su parecer. Invitarles a PARTICIPAR. Dinamizarán el proceso participativo y ayudarán en su logística.

Para contestar a estas preguntas tenemos que partir de la REALIDAD, enfrentarnos a los SENTIMIENTOS que ello genera y ha generado en la sociedad REFLEXIONAR y TOMAR las decisiones pertinentes.

Es decir, apostamos por una estrategia de búsqueda de acuerdos y mínimos compartibles como única vía posible para superar la estrategia de confrontación

Ese camino o proceso se va a llamar “HITZARTU”, (“hitza”: palabra, “hartu”: coger, tomar) y que significa ACORDAR, CONVENIR.

HITZARTU, una oportunidad, un foro, un instrumento que permita a la ciudadanía ejercer su derecho a INFORMARSE, DEBATIR Y SOLUCIONAR sus problemas mediante el DIÁLOGO y el ACUERDO.

Y sólo necesitamos CREER que va a ser posible: CREER en la potencialidad de la ciudadanía.

Para hacer un planteamiento correcto hemos de reconocer que la situación es complicada: la apuesta de las autoridades es fuerte, las obras en curso, la dosis de escepticismo, desmoralización y hasta hastío de la sociedad importantes.

Pero también existe una sociedad MÁS CONCIENCIADA, conocedora de la situación y que mayoritariamente desea y necesita poner fin a esta división, conflictividad e inseguridad.

¡UNA MAYORÍA DESEOSA DE QUE EL ACUERDO SE IMPONGA! (SE MATERIALICE???)



¿CÓMO SE HA FRAGUADO LA IMPOSICIÓN?


Las autoridades forales han reconocido que no ha existido un proceso de participación al respecto y
han impedido que se ponga uno en marcha para llegar a una solución consensuada.

En diciembre de 2016, finalizaba la vigencia del Plan de residuos de Gipuzkoa (PIGRUG 2002-2016).
Las autoridades forales no han tramitado el nuevo Plan que, incluso, presentaron públicamente en mayo de 2016. El objetivo:

EVITAR el debate social antes de adjudicar el contrato.


Tampoco se ha revisado el PLAN (cuya última revisión se realizó hace más de 9 años con datos de 2007).

La realidad (hábitos, legislación, tendencias europeas) ha cambiado mucho desde entonces.

Nadie ha querido analizar si la incineradora es necesaria a día de hoy, si existen alternativas a la quema o las posibilidades de utilizar, en todo caso, la incineradora existente en Bizkaia (Zabalgarbi).

Todo lo que se ha evitado e impedido (información, debate, participación y Plan nuevo) debiera haberse hecho por ser una OBLIGACIÓN LEGAL, ÉTICA Y DEMOCRÁTICA.

SU JUSTIFICACIÓN PARA NO HACERLO:

“Ostentamos la mayoría en las Juntas Generales, la legitimidad es de los representantes políticos”.

Su principal labor será la de socializar esta iniciativa y conseguir que la hagan suya y participen las distintas instituciones y entidades de su municipio o comarca:

La Ikastola, la escuela, el hogar de jubilados, las fábricas, la asociación de comerciantes, las distintas casas de culto, las asociaciones deportivas, culturales, juveniles, los medios de comunicación local, las asociaciones que han trabajado en relación con el tema (contra el Puerta a puerta, contra la incineradora….) e incluso el Ayuntamiento.

El diálogo no hace daño a nadie y hay que dar una oportunidad al acuerdo. No tenemos nada que perder y, en cambio, sí mucho que ganar. Acordemos entre todos un Plan de futuro para Gipuzkoa. Ese debe ser el mensaje central.

A nivel de toda Gipuzkoa se van a mantener contactos con las siguientes entidades:
Sindicatos (ELA, LAB, CCOO, UGT, ESK, STEILAS, CGT, EHNE, ENBA)
Empresarios (ADEGI, Mondragón Korporazioa, Sagardoegileak, Hostalaritza elkartea)
Educación: Universidades (UPV, Mondragón, Deustu, Federación Ikastolas, escuelas cristianas..
Colegios Profesionales (Abogados, Arquitectura, Economistas, Ingenierías varias, Médicos
Secretariado social de la Iglesia católica, otras iglesias (evangelistas, musulmanas,..)
Medios de comunicación (escrita, radio, televisiones locales, EITB)
Movimientos ambientalistas y relacionados con el tema (anti puerta puerta, anti incineradora, Zero zabor, Gipuzkoa Zutik ecologistas, Greenpeace…)
Movimientos juveniles (estudiantes, partidos..) y Consejo de la Juventud.

HITZARTU, una INTERVENCIÓN social. HITZARTU, un proceso de participación organizado por la sociedad civil que, desde la pluralidad, persiga llegar al acuerdo, al consenso en base a tres directrices:

+ COHESIÓN SOCIAL
+ PROTECCIÓN AMBIENTAL Y SANITARIA
+ CUMPLIMIENTO DE LAS POLÍTICAS EUROPEAS


El fruto de ese proceso será la confección de un documento PIGRUG 2017-2030 que pondremos en manos de las instituciones. En él se contendrá el ACUERDO SOCIAL Y SOLUCIÓN TÉCNICA para la gestión de los residuos en Gipuzkoa.

¡Y la última palabra será de la CIUDADANÍA!

Se está tratando de enfrentar la legitimidad de las instituciones con el activo democrático de la participación directa de los ciudadanos en la gestión de los problemas que les afectan. Es un grave error, PUES tratar de evitarla no hace sino debilitar la democracia y la legitimidad de las instituciones.

La PARTICIPACIÓN ciudadana ENRIQUECE la democracia representativa y la dota de mayor LEGITIMIDAD.


HITZARTUKIDES
¿COMO ESTÁ EL TEMA Y EL CONTRATO DE LA OBRA?

Ha sido adjudicada a una UTE liderada por URBASER (empresa investigada por corrupción y amaño de contratos), un contrato millonario (más de 1000 millones euros) para la construcción y explotación de una incineradora en Donostia (Zubieta) durante 35 años.
Aportamos un INSTRUMENTO, un FORO abierto donde se puede hablar de todo y donde TODAS las soluciones posibles estarán sobre la mesa. Proponemos cordura.
Full transcript