Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

José Revueltas.

No description
by

Elena Glz

on 9 April 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of José Revueltas.

José Revueltas.
Medina Pedro J. Homenaje a José Revueltas. 1994. (Filmación)
“Pepe, hice este rollo no un homenaje sino una resentida memoria por lo breve de tus días terrenales”


Mientras Octavio Paz (nacidos en el mismo año) disfrutaba de su Nobel y de su estancia como embajador en la India, Revueltas, preso a los 16 años, se encontraba sumergido en el movimiento estudiantil del 68.

A diferencia de otros escritores mexicanos que hoy gozan de un prestigio y fama inmensa, Revueltas es un escritor que pasa desapercibido en los tiempos modernos. Muy pocos son quienes conocen a Revueltas, cosa que no es de extrañar, pues, su imparable afiliación política lo vuelve un escritor controversial.
“Muchos se preguntarán, ¿con quién estuvo Revueltas?
Siempre estuvo con las causas grandes.
Pues estaba con Fidel Castro, estaba con Cuba, estaba con Chile, estaba con todos los greñudos importantes de la vida"
Juan de La Cabada.
Biografía
TRABAJO LITERARIO
Yo hubiera querido denominar a toda mi obra Los días Terrenales. A excepción tal vez de los cuentos, toda mi novelística se podría agrupar bajo el denominativo común de Los días terrenales, con sus diferentes nombres: El luto humano, Los muros de agua, etcétera. Y tal vez a la postre eso vaya a ser lo que resulte, en cuanto la obra esté terminada o la dé yo por cancelada y decida ya no volver a escribir novela o me muera y ya no pueda escribirla.
Es prematuro hablar de eso, pero mi inclinación sería ésa, y esto le recomendaría a la persona que de casualidad esté recopilando mi obra, que la recopile bajo el nombre de Los días terrenales.
José Revueltas.

OBRAS
“José pudo tener una carrera exitosa si se quiere, si hubiera querido, hubiese sido famoso, traducido, mediático (…) pero él prefirió irse del lado de los oprimidos”
Dra. Edith Negrín
Novelas y Cuentos
Los muros de agua (1941)
El luto humano (1943)
Dios en la tierra (1944)
Dormir en la tierra (1960)
Los errores (1964)
Los días terrenales (1949)
El apando (1969)
Los días terrenales (1949)
En algún valle de lágrimas (1957)
Material de los sueño (1974)

Ensayos Políticos
Cuestionamientos e intenciones
Dialéctica de la conciencia
Ensayo sobre un proletariado sin cabeza
Ensayos sobre México
Escritos políticos I
Escritos políticos II
Escritos políticos III
México: una democracia bárbara
México 68: juventud y revolución

Obra varia
El cuadrante de la soledad (y otras obras de teatro)
El conocimientos cinematográfico y sus problemas
Tierra y libertad (guión cinematográfico)
Visión del Paricutín (Y otras crónicas y reseñas.

Los motivos de Caín
Precisamente lo conocí en Tijuana. Tenía el mismo aire de haberlo perdido todo, y de estar al otro lado de cualquier límite, con un terror lleno de sobresaltos, ante la idea de que alguien lo descubriera bajo su disfraz de ser humano.
Había desertado a la Guerra de Corea. Era Jack, pero se negaba a decir una palabra de todo aquello que le había ocurrido. A nadie debe importarle su nombre verdadero y yo mismo nunca lo supe, pero era Jack.
Acababa de salir del infierno y, sin embargo, no podía salir. Esto finalmente-la búsqueda de una salida-lo resolvió a decirme poco a poco las cosas, lento, con esfuerzo, con dolor. Nada sensacional ni tampoco para una novela, cosas que se han visto simples y triviales en un mundo que parece acostumbrarse cada vez más a la locura. A Jack no lo volví a ver jamás.
J. R.
Jack amaba la vida, quería vivirla nuevamente, impregnarse de ella otra vez, del modo que fuese y donde fuese. Pero esto no constituía todo, sin embargo-quedaba algo superior al mismo hecho de vivir, algo profundo, simple y grandioso, que incluso justificaría el dejar de vivir.
“Algo-se dijo Jack- ¿pero qué?” No lo sabía.
 
Jack los envidiaba con una nostalgia punzante y amarga. A todos. A las prostitutas.
“Ellos viven, sueñan, comercian, copulan, yo estoy fuera, extraño, tal vez sin rostro, tal vez sin labios, sin voz y nada tiene que ver el hecho de que yo hable el mismo idioma y que también sea mexicano- pero de cualquier forma un ser ajeno que ha roto su relación con los seres y las cosas y ahora ya no sabe nada, nada respecto a los demás ni respecto a sí mismo”.

Carta Escrita a María Teresa
Trato de descubrir qué encuentro de extraño en este leproso; es decir, dónde está la lepra, no la veo. Sin embargo, es un ser extraño. A primera vista, a segunda, no distingo nada, nada advierto, pero es indudable que hay algo. ¿Qué? No, no es un hombre como todos los demás. Pero, ¿en dónde está eso que lo hace distinto? De pronto me doy cuenta. Son los ojos. Absolutamente los ojos. Nunca he visto ojos iguales. Muy grandes, muy abiertos, como puestos ahí en el rostro de un modo artificial, ajenos, ojos de vidrio. Los grandes ojos sobrenaturales. Me pregunto si están tristes. No, de ningún modo. Ni siquiera resignados. Estupefactos, más bien, como si aún no pudieran reponerse de alguna sorpresa muy grande o no pudieran dar crédito a lo que les sucede, sin adquirir todavía la conciencia de que son leprosos.
Miro todos los rostros, busco cuál es el rasgo esencial-no estrictamente fisonómico-, sino el rasgo que me haga posible encontrar una síntesis de cómo son esos rasgos. ¿Serpa cierto lo que pienso? Creo que son rostros que han perdido la facultad de expresar; son máscaras, no dicen nada. No son horrorosos ¿Entonces? Bien, lo que pasa es que el horror está por dentro. El horror radica en que no son horrorosos por completo, sino a penas.

Qué Revuelta traes la cabeza José
Sobre la Familia Revueltas
“¡Qué Gran éxito! El público se ha salido”
Revueltas y el Partido Comunista
“Creían que era un espía”
La vida en prisión
”Quien no es capaz de soportar la desesperación de la cárcel es porque tampoco es capaz de soportar la desesperación de la libertad”
“Todavía están en la cárcel 200 estudiantes, varios maestros y José Revueltas. Uno de los mejores escritores de mi generación y los más puros de México” Octavio Paz

“Si luchas por la libertad tienes que estar preso, si luchas por alimentos tienes que sentir hambre” Elena Poniatowska

Sobre la personalidad de Revueltas.

Análisis de la Obra de Revueltas.
El sentido de sus letras.
¿El existencialismo es un humanismo?
¡Qué Revueltas están las cosas, José!
CONCLUSIONES.
REFERENCIAS
Literatura Mexicana e Hispanoamericana, Millan María del Carmen, Esfinge, 4° edición, México, 2005.

Ubaldo Fuentes L. 2013. “La literatura de José Revueltas” ENP 2,UNAM.

José Revueltas. Una biografía intelectual, Jorge Fuentes Morúa, México, uam-Miguel Ángel Porrúa, 2001

Los motivos de Caín. José Revueltas. Era, México.
Medina Pedro J. Homenaje a José Revueltas. 1994. (Filmación)

Los muros de agua. José Revueltas. Era, México. 1995

Fue un hombre integral con muchas facetas, comprometido con las necesidades del proletariado, del pueblo, se dedicó en todos los frentes en los que participó a la tarea de socializar y politizar a la sociedad, ésta tarea revolucionaria
Tenía su propia forma de estudiar la realidad mediante el conocimiento teórico que proporciona la lectura.
En 1929 fue acusado de rebelión, sedición y motín por su participación en un mitin en el Zócalo. Salió en libertad bajo fianza después de seis meses.

Perteneció al Partido Comunista Mexicano, pero fue expulsado quince años después por sus críticas a las prácticas burocráticas del organismo y por uno de los mejores análisis de la izquierda en México: Ensayo de un proletariado sin cabeza. Fundó la Liga Espartaquista y el Partido Popular Socialista (PPS), de donde también fue expulsado por cuestionar y criticar los errores de la izquierda.
Fue un hombre integral con muchas facetas, comprometido con las necesidades del proletariado, del pueblo, se dedicó en todos los frentes en los que participó a la tarea de socializar y politizar a la sociedad, ésta tarea revolucionaria.

Sobre sus obras
Realismo materialista dialéctico
Análisis de la realidad.
Realidad patética, carga psicológica sombría.
Influencia de la filosofía existencial y perspectivismo narrativo, William Faulker.
Testigo omnipresente.
El tema de la pérdida de la libertad y el de la persecución infinita estará presente en su obra.

Full transcript