Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

resiliencia empresarial

No description
by

Milly Cohen

on 16 August 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of resiliencia empresarial

En el campo laboral convergen el trabajo del líder, el desempeño de los empleados, y muchos factores intermedios que se interponen o median entre ellos. Los cambios geopolíticos, económicos, sociales, culturales y atitudinales han incidido en la vida empresarial imponiendo nuevos retos, incertidumbres, modificaciones que no siempre están al alcance de todos pero que pueden movilizar a muchos. Además, el ritmo vertiginoso en el desarrollo de las nuevas tecnologías hace que muchos de los conocimientos y habilidades antes adquiridas parezcan obsoletas. Nuevas competencias parecen urgentes de conformarse, tanto en los nuevos líderes, sus seguidores, y las empresas mismas, competencias que ayuden a la solución de conflictos y al enfrentamiento de las crisis y adversidades. La resiliencia es el tema de esta presentación. Definámosla brevemente:

Image by Tom Mooring
resiliencia empresarial
milly cohen
2016

“Proceso por el cual se hace frente a las
adversidades de la vida, superándolas y siendo transformado por ellas de manera positiva”.

En momentos de crisis, es bueno recordar el ejemplo de
Shackleton, un modelo de liderazgo en entornos complejos.
Una expedición canadiense dirigida por Vilhjamur Stefansson salió el 3 de agosto de 1913 a explorar el Ártico helado a bordo del Karluk; otra expedición liderada por sir Ernest Shackleton salió el 5 de diciembre de 1914 a bordo del Endurance de la isla de Georgia del Sur con el objetivo de realizar la primera travesía continental de la Antártida.  Ambos fracasaron.
En el caso del Karluk, el liderazgo, o mejor dicho, la falta de él, provocó que la tripulación falleciera en la superficie del Ártico, no sin antes haberse enfrascado en pelas, robos y mentiras.
La respuesta de Shackleton y su liderazgo frente a los mismos problemas que había enfrentado Stefansson fueron totalmente diferentes. En este caso, el trabajo en equipo, el sacrificio y el buen humor consiguieron que la tripulación volviera sana y salva a su destino, no sin antes pasar por increíbles vicisitudes y retos.
En el campo laboral convergen el trabajo del líder, el desempeño de los empleados, y muchos factores intermedios que se interponen o median entre ellos. Los cambios geopolíticos, económicos, sociales, culturales y atitudinales han incidido en la vida empresarial imponiendo nuevos retos, incertidumbres, modificaciones que no siempre están al alcance de todos pero que pueden movilizar a muchos. Además, el ritmo vertiginoso en el desarrollo de las nuevas tecnologías hace que muchos de los conocimientos y habilidades antes adquiridas parezcan obsoletas. Nuevas competencias parecen urgentes de conformarse, tanto en los nuevos líderes, sus seguidores, y las empresas mismas, competencias que ayuden a la solución de conflictos y al enfrentamiento de las crisis y adversidades. La
resiliencia
es el tema de esta presentación. Definámosla brevemente:
“Proceso por el cual se hace frente
a las adversidades de la vida,
superándolas y siendo
transformado por ellas de manera positiva” (Cohen, 2014).
1.
Minimizar las diferencias de estatus.

Shackleton compartía la poca comida que había con sus hombres y no había jerarquía a la hora de realizar tareas: científicos, marinos y médicos, todos trabajaban por igual.
2.
Enfocar la energía en el aquí y ahora
, concentrándose en metas a corto plazo, teniendo además la flexibilidad de cambiar los objetivos de la expedición (de descubrir la Antártida a sobrevivir), cuando fue necesario.
3.
Permitir el conflicto en dosis pequeñas
, permitía liberar la tensión. Shackleton supervisaba los conflictos entre sus hombres, siendo proactivo en la resolución de problemas.
4.
Ser ejemplo para su gente
con símbolos y conductas visible y fáciles de recordar; inspiraba optimismo y autoconfianza aún en las peores condiciones.
5.
Cuidar de sí mismo
, tomarse tiempo para reflexionar, para mantenerse íntegro y coherente en un entorno inestable.
6.
Reforzar constantemente el mensaje de grupo:
somos uno y sobrevivimos juntos. Encontraba siempre algo para celebrar, nunca abandonaba, siempre encontraba alternativas viables.

La resiliencia es el proceso que permite recuperarse, sobreponerse y
adaptarse con éxito a las adversidades.
ES RESISTIR PARA LUEGO REHACERSE.
En el contexto laboral se refiere a poder desarrollar competencia social y profesional pese a estar expuesto a un estrés grave o simplemente a las tensiones inherentes del mundo de hoy (todos vivimos nuestra cuota de estrés diaria).
El estudio de la resiliencia nos permite aprovechar los obstáculos, hacer uso de nuestros errores, y considerar el potencial que surge de las crisis y retos (de nosotros, de nuestros hijos, pareja, alumnos, amigos), para conocernos mejor, para tornar las adversidades en posibilidades de cambio, de crecimiento, de mejora.
Es una mirada positiva y esperanzadora que enfoca su atención en aquello que se hace bien y la forma en que se puede aprovechar lo que no se hace bien.
No estamos acostumbrados (me parece) a sacar provecho de los errores de los demás, a mirar el enorme potencial que tiene una caída, a encontrar “la ventaja de la desventaja”
Enseñamos a los demás a triunfar, pero no les decimos qué hacer cuando pierden.
Este enfoque te ayuda a desarrollar cada vez más factores protectores en tu vida que te den apoyo durante las adversidades (las cuales son inevitables!!).
Resiliencia viene de la metalurgia, donde un material resiliente es aquél que es resistente, que luego de una presión fuerte, como por ejemplo, el fuegro, recupera su forma al eliminar dicha presión


El rol de Shackleton fue fundamental, estos son algunos de los ingredientes de su liderazgo:
pensemos:

La vida la componen
factores de riesgo
: un aborto, la pérdida de un ser cercano, el desamor. La pobreza, la guerra, la inseguridad. La enfermedad, las adicciones, el abuso. El rezago. El desempleo. La quiebra.
Ojalá pudiéramos evitar estas adversidades que nos amenzan (y a nuestros amigos, familiares, empleados, compañeros de trabajo) pero es imposible.
Lo que si es posible hacer es protegernos contra esos riesgos, que si bien no los eliminan, nos ayudan a fortalecernos. Desarrollar fortalezas que actúen como una vacuna contra las crisis.
Factores protectores.

El objetivo del enfoque de la resiliencia (que veremos a continuación) es construir o
desarrollar factores protectores para contrarrestar el impacto de los acontecimientos
estresantes de la vida. Cuando el equilibrio entre riesgo y protección es favorable, la
adaptación satisfactoria resulta posible. Pero cuando los acontecimientos agobiantes de
la vida tienen mayor peso que los factores protectores, hasta el individuo más resistente
puede tener problemas.

factores de riesgo
, aquellas circunstancias que aumentan la probabilidad de un desajuste emocional y que amenazan constantemente nuestra estabilidad
factores protectores,
aquellos recursos que colaboran con el restablecimiento de la persona, que mitigan el impacto del riesgo.



Primero los invito a reflexionar sobre su vida y preguntarse:
¿A mi qué me ha ayudado a salir adelante cuando enfrento un
reto? ¿Algunos de estos factores me han servido a mi?

¿Cuáles son esos factores protectores?
EL AMOR
LA FE
LA FAMILIA Y/O LOS AMIGOS
LA AUTOESTIMA
LA ACEPTACIÓN
LA ADAPTACIÓN AL CAMBIO
EL OPTIMISMO
EL SENTIDO DEL HUMOR
LA CREATIVIDAD
LA FUERZA INTERNA
EL SENTIDO DE VIDA

La resiliencia es cuestión de ACTITUD y no de APTITUD

Usualmente frente a las crisis o los retos de la vida nos preguntamos ¿POR QUÉ? (¿por qué a mi? ¿por qué de nuevo?) en lugar de preguntarnos ¿PARA QUÉ? Preguntarnos ¿para qué? nos conduce a una mirada apreciativa en lugar de a una victimizante.

Un interesantísimo estudio longitudinal en la isla de Kauai decidió explorar la vida de un cohorte de 700 niños provenientes de ambientes vulnerables (carentes de afecto, padres separados, con adiccones, pobreza). Los investigadores esperaron 30 años para descubrir si habían o no salido adelante ante tanta adversidad. Luego de este tiempo, el 30% de los niños crecieron como personas fuertes, desarrollaron capacidades para el estudio y terminaron su carrera, formaron familias estables, se consideraban felices. Además de descubrir cuáles fueron los factores protectores que colaboraron con este desarrollo (que de eso va la investigación), los autores encontraron que el factor
Número Uno
que ayudó a estos muchachos a salir adelante fue el apoyo incondicional y la confianza que le profirió un adulto. Es decir, un sólo adulto fue el detonador del éxito de estos muchachos.

Significado:
Que tengo YO o la posibilidad de desarrollar las herramientas necesarias para descubrir lo bueno de lo malo, para encontrar algo positivo en todo aquello que parece ser negativo, primero que nada en mi vida personal, para luego hacerlo en mi vida profesional.
Que tengo YO la enorme responsabilidad (y el poder) de ayudar a los demás cuando están en crisis o viviendo situaciones de reto (personal o laboral), aprovechar el enorme potencial que surge en estas circunstancias y utilizarlo para su bienestar y desarrollo (a esto se le llama ser tutor de resiliencia).

El
ámbito laboral
puede ser un lugar estresante por algunas
condiciones que requieren algún tipo de adaptabilidad especial. La falta de iluminación, elementos de trabajo, incomodidad para realizar las tareas, cambios de días y horarios o lugares de trabajo, relaciones interpersonales conflictivas, viajes constantes, superposición de roles, plazos de entrega de trabajo muy exigentes, generan altos niveles de negatividad y frustración. 
Los desafíos que proponen los lugares de trabajo, en la actualidad, suponen una gran carga de tensión para la mayoría de las personas.
Fomentar la capacidad de ser resiliente, significa atravesar los desafíos con la mayor naturalidad posible, mantener el buen nivel de relaciones interpersonales, la calidad de vida en el trabajo, el desempeño, la productividad, a pesar de las dificultades es una competencia clave que muchas organizaciones se han propuesto fomentar entre sus empleados en el nuevo milenio.










habilidades resilientes en la empresa
El proceso de desarrollo de la competencia de resiliencia implica
el poseer y desarrollar, en todo su potencial, ciertas habilidades o características fundamentales. Estas habilidades, que se dan tanto a nivel personal como corporativo, implican que el individuo/ empresa sean:
Positivos:
con la habilidad de identificar efectivamente oportunidades en ambientes turbulentos y, simultáneamente, poseer la confianza para creer que pueden tener éxito.
Concentrados:
con una visión clara de qué es lo que quieren alcanzar y usan este objetivo como su estrella personal que los guiará cuando -en algún momento del proceso- caigan en un estado de desorientación o incertidumbre.

Flexibles:
que actúan efectivamente y con un amplio margen en el uso,
tanto en los recursos internos como externos, desarrollando su creatividad y estableciendo estrategias para responder a los cambios.
Organizados:
que usan un enfoque estructurado – organizado- para manejar la ambigüedad y asi planear y coordinar efectivamente la implementación de sus estrategias.
Proactivos:
que toman acción cuando enfrentan la incertidumbre; se adaptan a los riesgos, los miden y se ajustan, en lugar de buscar el confort.
Adaptables:
El desarrollo de la resiliencia en las personas y en las empresas no es un proceso de crecimiento uniforme y lineal. Cada individuo y cada empresa tienen su propia velocidad para el cambio, y ésta -en cualquiera de los dos casos- es la resultante de su capacidad de adaptarse a las nuevas situaciones con el mínimo de comportamiento disfuncional.

LIDERAZGO RESILIENTE
El liderazgo resiliente consiste en la serie de competencias que ayudan a los demás a adaptarse o recuperarse de la adversidad. Es el catalizador que inspira a las personas a alcanzar metas que quizá no podrían haber logrado por si solos. La adversidad la debemos contemplar desde dos caras, ya que independientemente de sus aspectos negativos proporciona retos y oportunidades para todos aquellos que sean capaces de afrontarla. La adversidad supone la verdadera prueba del liderazgo. Muchas de las lecciones más valiosas que nos ofrece la vida surgen a partir de ella.
El líder resiliente debe ser un visionario, que reconoce los peligros inherentes a la adversidad pero que es capaz de aprovechar las oportunidades que plantea y motivar a los demás para que lo hagan también

Favorecer estas habilidades y destrezas en nosotros y en los otros es una de las mejores estrategias para consolidar un buen equipo de trabajo

Introspección:
es la capacidad de examinarse internamente,
plantearse preguntas difíciles y dares respuestas honestas.
Independencia:
es la capacidad de establecer límites entre uno mismo y los ambientes adversos, es decir, alejándose de las situaciones conflictivas.
Interacción:
es la habilidad para establecer lazos íntimos y satisfactorios con otras personas.
Iniciativa: es la capacidad de hacerse cargo de los problemas y de ejercer control sobre ellos.

Creatividad:
es la capacidad de imponer
orden, belleza y un propósito al situaciones de caos, a través del juego, de la imaginación, del arte.
Moralidad:
es la capacidad de comprometerse con principios y valores así como de saber discriminar entre lo bueno y lo malo.
Sentido del humor: es la habilidad de saber encontrar lo cómico a las tragedias y de suavizar las tristezas con alegría.
Iniciativa:
es el placer de exigirse y ponerse a prueba en tareas progresivamente más exigentes. Lo que nos permitirá hacernos cargo de los problemas y de ejercer control sobre ellos.
¿cuáles tienes más desarrolladas? ¿cuáles emergen a partir de
los retos? ¿cuáles fomentas en los demás, o las fomentan en tu persona?

Ninguna empresa debería hundirse sin remedio; para terminar con un mal equipo no hace falta acabar con él, más bien se requiere encarar la resiliencia, forjar unos nuevos valores y surcar los mares en busca de tu meta.*
Realmente la diferencia entre aquellas empresas que pueden superar las dificultades y las que se encuentran insalvables es la voluntad conjunta de superación. Si el nivel de resiliencia en una organización viene determinado por el desarrollo individual o interpersonal, por la estrategia y la visión, será el papel del líder primordial resaltar esta actitud resiliente de superación. A él o a ella le va a corresponder, a través de distintas técnicas, metodologías, empatía y humanismo, gestar el cambio.

trabajo en equipo
1.- Actuar con integridad

2.- Comunicar eficazmente

3.- Promover un liderazgo optimista

4.- Perseverar y responsabilidad sobre nuestras acciones

5.- Construir una cultura resiliente

6.- Utilizar la gestión del estrés y el fomento de la salud psicológica como una ventaja competitiva.

mandala de la resiliencia
Humilde decálogo de herramientas
Elige tu actitud:
dependiendo de la actitud con la que afrontes tu trabajo y tu vida,
serán los resultados, con una actitud positiva, todo puede mejorar, con una actitud negativa, sólo pueden empeorar.
Juega:
el trabajo debe ser un lugar en el que nos la pasemos bien, un lugar en el que disfrutemos estar, la gente contenta atrae, la gente alegre ayuda a crear un clima favorable.
Estar presente:
si estás ahí, en mente, en cuerpo, en espíritu, todo funciona mejor, si te presentas a trabajar pero tu mente está en otro lado constantemente, es como si no estuvieras ahí.
Comparte tus pasiones:
Si a mi me gusta leer (por ejemplo), entusiasmo a los demás con lo que a ti me entusiasma.Por lo tanto, debajo, algunas lecturas recomendadas:

Rivas Lacayo, R. (2007). Saber crecer: Resiiencia y espiritualidad. Urano, México; Sambrano Jazmín (2011). Resiliencia: Transformación positiva de la adversidad. Editorial Alfa; Los cuatro acuerdos. Miguel Ruíz, Editorial Océano; Los martes con mi viejo profesor. Las cinco personas que encontrarás en el cielo. Mitch Albom; Colorín colorado…este cuento no se ha acabado. La vida no se acaba hasta que acaba. Odyn Dupeyron; La última lección. Randy Pausch.; ¿Quién te llorará cuando mueras? Robin Sharma; Creando el cielo en la tierra. Andrea Weitzner. Editorial Pax; El lenguaje del adiós. Melody Beattie. Editorial Patria.


El síndrome de estar quemado por el trabajo o burnout es una respuesta continua al estrés laboral que afecta al ámbito laboral, social y a la salud de los trabajadores. Maslach y Jackson (1981) advirtieron de que este síndrome podía causar despersonalización y cansancio emocional. Este fenómeno se encuentra muy presente en colectivos como enfermeras, médicos o docentes, aunque puede aparecer en cualquier profesión en la que se observe el sufrimiento de otras personas y en la que se presten servicios asistenciales a otros.


Por otra parte, el acoso laboral o acoso moral en el trabajo (mobbing) es la acción de uno o varios hostigadores dirigida a producir desánimo, desprecio o miedo en un trabajador o grupo de trabajadores. Los actos hostiles pueden darse dentro o fuera del trabajo y pueden ser por parte de sus compañeros (mobbing horizontal), por sus superiores (bossing) o por sus subalternos. Los agresores ven en el trabajador una amenaza para sus intereses dentro de la organización y comienzan hostigándolo. Se produce de forma progresiva, al igual que el burnout, y acaba convirtiéndose en violencia psicológica (e incluso física) con el paso del tiempo, que pueden ser semanas, meses o años.
Estas dos situaciones pueden afrontarse si la persona presenta altos niveles de resiliencia, produciéndose menores perjuicios para la salud del trabajador y menor gasto económico, ya que por ejemplo el mobbing desencadena un gran número de demandas judiciales.
Sin embargo, para que esto ocurra, es necesario que las organizaciones conozcan el concepto del que hasta ahora venimos hablando, y sobre todo, que intenten proponer medios para favorecerla.
¡cuidado!
estos son los mismos elementos que la literatura reporta como fortalezas frente a las crisis
Las empresas que forman en resiliencia, activan seis puntos fundamentales en las relaciones laborales. 1) buscan favorecer los contactos cara a cara entre empleados de manera no conflictiva, 2) aplican políticas claras consensuadas entre todos, 3) para incentivar la cooperación y buena convivencia. 4) se fomenta el aprendizaje mutuo de dar y recibir apoyo y afecto y 5) se ponen metas realistas para desarrollar la autoestima de los empleados y 6) promueven la participación de todos en la toma de decisiones. Si a los puntos anteriores sumamos la práctica de incentivar a los equipos a  llevar una vida sana, a través de una alimentación saludable, el ejercicio y permitiendo los momentos de esparcimiento en el horario laboral, la resiliencia será potenciada y mejorarán las relaciones y la capacidad de superar situaciones estresantes.
6 comportamientos resilientes

CIERRE

Espero esta información les haya sido de utilidad.
Conformar personas fuertes, resistentes a los retos, capaces de aprender de sus
errores, de aguantar la montaña rusa del cambio, de la vida, con la apertura suficiente para adaptarse a nuevos retos, con la posibilidad de establecer adecuadas relaciones sociales para trabajar en equipo, creativos, flexibles, empáticos (hasta simpáticos), líderes pero compartiendo carga, no perfectos, más bien, humanos, esa debe ser nuestra labor, como seres humanos, como tutores de resiliencia, como amigos, como líderes de nuestras empresas.

El conocimiento teórico sin el complemento del conocimiento de uno mismo, carece de funcionalidad, por eso los invito a reflexionar sobre sus propios procesos de recuperación, de construcción, a echarse un brinco a su interior y descubrir sus fortalezas y virtudes, a sincerarse con uno mismo y crecer a partir de los obstáculos.
La lista de personas resilientes es interminable y sus historias fuente de inspiración para muchos apasionados con el tema de la resiliencia, pero he elegido el discurso de Steve Jobs en Stanford para concluir con esta presentación, me parece magnífico y adecuado para el contexto.
Disfruten. Gracias. Milly.

no vale ser sólo ejemplo,
hay que ser ejemplar

espero que
les sea de útilidad esta presentación
Las
organizaciones

resilientes
son las que:

1. erradican el miedo y ofrecen confianza

2. aprecian y potencian el talento y el compromiso de las personas

3. construyen un sentido o propósito atractivo

4. dan importancia a los valores y a la ética

5. aprenden de los errores, se transforman a partir de ellos

6. tienen expectativas positivas y altas

7. se centran más en crear que en solucionar

8. mantienen una mirada apreciativa más que deficitaria de la realidad
me encanta este video, pero los subtítulos sólo
son en inglés, para quién pueda acceder vale la pena
qué evitar...
referencias
- Santos, R. (2014). Levantarse y Luchar. Cómo superar la adversidad con
la resiliencia. Conecta, México.
- Madariaga, J. (2014). Nuevas miradas sobre la resiliencia: ampliando ámbitos y prácticas. Gedisa: España.
- Cyrulnik, Boris. (2001). La maravilla del dolor: el sentido de la resiliencia. Buenos Aires: Granica.
- Cyrulnik, B. (2006). Los patitos feos. La resiliencia: una infancia infeliz no determina la vida. Editorial Gedisa: Argentina.
- Guenard, T. (2010). Más fuerte que el odio. Gedisa: España.
- Henderson, E. (2006). La resiliencia en el mundo de hoy. Editorial Gedisa: España.
- Henderson, N. y Milstein, M. (2003). Resiliencia en la escuela. Paidós: México.

- Manciaux, M. (2001). La resiliencia: resistir y rehacerse. Editorial Gedisa: España.
- Vanistendael, S. y LeCompte, J. (2003). La felicidad es posible. Gedisa: Argentina.
- Turienzo, R. (2011). Gana la resiliencia. Editorial Lid: España

- Rivas Lacayo, R. (2007). Saber crecer: Resiliencia y espiritualidad. Urano, México.
- Sambrano Jazmín (2011). Resiliencia: Transformación positiva de la adversidad. Editorial Alfa.

Capacidad humana de asumir con
flexibilidad
situaciones límite y sobreponerse a ellas.

23ª edición del Diccionario de la Real
Academia
RESILIENCIA Y TRABAJO
lo bueno de la resiliencia es que nada hay definitivamente perdido,
y lo malo de la resiliencia es que nada hay definitivamente ganado

no es una receta médica
no garantiza la felicidad...
pero reafirma tu humidad
te permite salir adelante más rápido, ayudar a los demás a transformarse y transformar
su entorno
Full transcript