Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Ética Cristiana

No description
by

lina quiñones

on 19 October 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Ética Cristiana

Ética Cristiana Principales Representantes Principios Éticos "Lo que quieras que los hombres te hagan a ti, házselo a ellos'' (Mt. 7,12) Reseña Histórica De la Vida Real Posición del Grupo Santo Tomás de Aquino Martín Lutero San Agustín La corriente voluntarista tiene como primer inspirador a San Agustín. La naturaleza humana ha sido creada buena por Dios, pero fue hecha mala por el pecado.
La primacía de la voluntad representa una doctrina importante en la enseñanza ética de san Agustín : es necesario amar para conocer. Esta primacía es la ley intrínseca del ser y encuentra su primera actuación en Dios, que ha creado todas las cosas motivado por su amor.
La ética en San Agustín es una manifestación del amor a Dios y a los demás seres humanos, que conduce hacía la vida feliz, manifestada idealmente en una vida ordenada según lo divino o lo que Agustín llama La Ciudad de Dios A la luz del Nuevo Testamento, Cristo esta en el centro de la Historia de la salvación para toda la humanidad, partiendo en dos la Historia (antes y después de Cristo), y la geografía (a la derecha y a la izquierda de Cristo); de tal forma que el destino definitivo de todo ser humano (su eterna salvación o perdición) depende sola y necesariamente de la siguiente alternativa: CREER O NO CREER, es decir, aceptar o rechazar a Cristo como único Salvador necesario y suficiente. Toda conducta y todo comportamiento ético del ser humano, esta ya tipificada como fruto de una de esas dos raíces: fe o incredulidad. Vea Juan 3:14-21; Romanos 3:19-31; 2 Corintios 5:14-21. "Un grupo cristiano de Chicago que se presentó en un desfile gay para disculparse por la homofobia en la iglesia." La ciencia define la ética como, “una colección de principios morales, el estudio de la moralidad.” Por lo tanto, la Ética Cristiana consiste de los principios, derivados de la fe cristiana, por los cuales actuamos. Mientras la Palabra de Dios no trata cada situación que podamos enfrentar a través de nuestras vidas, sus principios nos dan un estándar por el cual debiéramos conducirnos en tales situaciones donde no hay instrucciones explícitas. La ética cristiana descansa sobre la revelación Biblia acerca de la naturaleza, la justicia y el amor de Dios. Su grandeza se debe a la inmensidad de nuestro Dios. Fundamentar normas de conducta prescindiendo de Dios sólo conduce al desenfreno. Por esta razón nosotros debemos ocuparnos de proclamar el mensaje grandioso de la Biblia porque el conocimiento de Dios es el único medio para transformar el medio corrupto en que nos desenvolvemos. La ETICA CRISTIANA esta afincada en la vida eterna, en la vida divina; tanto que la vida del cristiano es "participe de la naturaleza divina" ("Por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia." 2 Pedro 1:4), es decir, de la conducta moral de Dios. De este concepto ético que comparte la participación de la naturaleza divina, arranca la temática moral de la Biblia, desde el primer, "Seréis santos, porque yo soy santo" de Levítico 11:44, hasta el, "Todo aquel que tiene esperanza en El, se purifica a si mismo, así como El es puro." La concepción cristiana del mundo:

El postulado básico del cristianismo es que un Dios personal, Santo y eterno creó el universo en el cual vivimos, lo sustenta y dirige. Esto se deduce de la propia revelación de Dios manifiesta en las Escrituras. Si de algún modo podríamos resumir la Cosmovisión cristiana podríamos escoger la frase de Pascal: “Jesucristo es el centro de todo, y la meta a la cual tiende todo”. Claro que esta postura encuentra en el presente gran resistencia dada la generalizada aceptación de la teoría de la evolución. Más que una hipótesis científica debe ser considerada una posición filosófica ante la vida. Su atractivo reside en el hecho de que ya el hombre puede vivir desordenadamente sin pensar que un día será juzgado por Dios. La concepción cristiana del hombre:

En cuanto a la naturaleza del hombre la Biblia la relaciona estrechamente con la doctrina de Dios. Lo primero que nos dice la Palabra acerca del hombre es que fue creado a imagen y semejanza de Dios. Así como Dios es personal y ético también lo es el hombre. Pero la Biblia señala asimismo la malévola intervención de Satanás quien es el creador y promotor del mal. El hombre cedió ante la tentación del maligno y ahora se encuentra esclavizado por el pecado. El pecado es “una afrenta infinita a la gloria divina”[9]. Dios se encargó que la conciencia del hombre acuse su maldad y luego, para que no queden dudas, manifestó el bien y el mal en su ley (Ro. 2:15 y Ro.7:7). También tomó la iniciativa en la salvación de la humanidad aun desde antes de la fundación del mundo (1 P.1:18-20). La muerte de Cristo, prefigurada a través del sistema de sacrificios, concede al hombre la oportunidad de obtener mediante la fe la reconciliación con Dios lo cual implica el perdón de todas sus faltas.
La dignidad del hombre descansa, según la Biblia, en el hecho de haber sido creado a imagen y semejanza de Dios. Su miseria en haber caído en el pecado. Estos son dos puntos fundamentales de la doctrina bíblica brindan un sustento primordial a la ética cristiana. La corriente intelectualista, representada sobre todo por Santo Tomás de Aquino, sigue el .intelectualismo. de la filosofía griega. Ésta consideraba a la razón como rectora de todo.

la vida del hombre no se agota en esta tierra, por lo que la felicidad no puede ser algo que se consiga exclusivamente en el mundo terrenal; dado que el alma del hombre es inmortal el fin último de las acciones del hombre trasciende la vida terrestre y se dirige hacia la contemplación de la primera causa y principio del ser: Dios.

Santo Tomás añadirá que esta contemplación no la puede alcanzar el hombre por sus propias fuerzas, dada la desproporción entre su naturaleza y la naturaleza divina, por lo que requiere, de alguna manera la ayuda de Dios, la gracia, en forma de iluminación especial que le permitirá al alma adquirir la necesaria capacidad para alcanzar la visión de Dios.

Santo Tomás distingue dos clases de virtudes: las morales y las intelectuales. Por virtud entiende también un hábito selectivo de la razón que se forma mediante la repetición de actos buenos.A la razón le corresponde dirigir al hombre hacia su fin, y el fin del hombre ha de estar acorde con su naturaleza por lo que, la actividad propiamente moral recae sobre la deliberación, es decir, sobre el acto de la elección de la conducta.

Al reconocer el bien como el fin de la conducta del hombre la razón descubre su primer principio: se ha de hacer el bien y evitar el mal Martín Lutero, la bondad de espíritu es la esencia de la piedad cristiana.
Al cristiano se le exige una conducta moral o la realización de actos buenos, pero la justificación, o la salvación, viene sólo por la fe.
El propio Lutero había contraído matrimonio y el celibato dejó de ser obligatorio para el clero protestante.
Lutero atacó la venta de indulgencias y la doctrina que sustentaba tal práctica mediante escritos que la imprenta difundía por toda Alemania.
Lutero hacía un llamamiento a la nobleza alemana para que negase obediencia al Papa y apoyase una reforma de la Iglesia Católica alemana.
Según Lutero, todos los cristianos eran sacerdotes sin necesidad de ninguna ordenación especial y negaba la autoridad suprema del Papa sobre la cristiandad universal.
El 31 de Octubre de 1517 representó un momento decisivo para la reforma protestante cuando Lutero clavó las 95 tesis en la puerta de la Iglesia. Martín Lutero la Biblia nos dice que nuestro cuerpo es el templo del Espíritu Santo y que debiéramos honrar a Dios a través de ello (1 Corintios 6:19-20). Sabiendo lo que estas drogas hacen a nuestros cuerpos - el daño que causan a varios órganos - sabemos que al usarlos estaríamos destruyendo el templo del Espíritu Santo. Esto seguramente no honra a Dios. El cristianismo marcó una revolución en la ética, al introducir una concepción religiosa de lo bueno.
Según la idea cristiana una persona es dependiente de Dios y no puede alcanzar la bondad por medio de la voluntad o de la inteligencia, sino sólo con la ayuda de la gracia de Dios.
Regla de oro de la ética Cristiana: "Lo que quieras que los hombres te hagan a ti, házselo a ellos" Los antecedentes históricos a la ética cristiana se basan a la época en que cristo llego al mundo hace mas 2000 años atrás cuando este y los apóstoles propagaban su pensamiento lo que nos lleva a situarnos en Jerusalén y el antecedente mas importante que hay es el nacimiento de Jesús, otro indicador de los comienzos de la ética Cristiana es en el nuevo testamento. el principal significado de la ley judía descansa en el mandamiento "amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu fuerza y con toda tu mente, y a tu prójimo como a ti mismo" (Lc. 10,27).
Uno de los puntos fuertes de la ética cristiana fue la oposición al maniqueísmo, religión de origen persa que mantenía que el bien y el mal (la luz y la sombra) eran fuerzas opuestas que luchaban por el dominio absoluto. El maniqueísmo tuvo mucha aceptación en los siglos III y IV d.C. Partiremos de San Pablo, el cual inició el tema del comportamiento ético como base de la ética cristiana. Él se caracterizó por ir propagando esta idea a través de sus viajes innumerables viajes como misionero. Comenzó su actividad de evangelización cristiana en Damasco y Arabia, además el puesto dado por el vaticano en su honor. CRISTIANISMO Y MANIQUEISMO:
Maniqueismo: Maniqueísmo es el nombre que recibe la religión universalista fundada por el sabio persaMani (o Manes) (c. 215-276), quien decía ser el último de los profetas enviados por Dios a la humanidad.
El maniqueísmo se concibe desde sus orígenes como la fe definitiva, en tanto que pretende completar e invalidar a todas las demás. Al rivalizar en este sentido con otras religiones, como el zoroastrismo, el budismo, el cristianismo y el islam, de sus contactos con ellas se derivaron numerosos fenómenos de fusión doctrinal.
eran dualistas: creían que había una eterna lucha entre dos principios opuestos e irreductibles, el Bien y el Mal, que eran asociados a la Luz (Zurván) y las Tinieblas (Ahrimán) y, por tanto, consideraban que el espíritu del hombre es de Dios pero el cuerpo del hombre es del demonio. la Iglesia medieval, se desarrolló un modelo de ética que aportaba el castigo para el pecado y la recompensa de la inmortalidad para premiar la virtud. Las virtudes más importantes eran la humildad, la continencia, la benevolencia y la obediencia; la espiritualidad, o la bondad de espíritu, indispensables para la moral, en la iglesia medieval, encontramos a Santo Tomas (Doctor Angélico y Doctor Común) principal representante de la tradición escolástica, y fundador de la escuela tomista de teología y filosofía, autor del concepto de la felicidad en la ética cristiana con la contemplación beatífica de Dios, con la vida del santo, de acuerdo con su concepción trascendente del ser humano. " El cristianismo más que una religión, para algunas personas se vuelve un estilo y régimen de vida al cual son fieles." "Yo soy cristiano y estoy de acuerdo con muchas cosas, las cuales defiendo pero no sigo, y en desacuerdo con muchas otras, que no considero adecuadas. " "El hecho que tú creas, no significa que yo
no tenga el derecho a no creer. "
Full transcript