Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Matrices de evaluación

No description
by

Lidia Barboza Norbis

on 3 April 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Matrices de evaluación

Orientaciones conceptuales y metodológicas para la elaboración de RÚBRICAS
Una matriz de valoración es un instrumento de evaluación situado siempre en un modelo pedagógico y didáctico y el currículum. Si bien enfocaremos esta instancia de formación en los procesos de aprendizaje de los estudiantes con base en el Programa escolar, una rúbrica habilita la autoevaluación del proceso de enseñanza y el rol del maestro: la selección de contenidos, la metodología elegida, los recursos empleados, las situaciones de aprendizaje que diseña, la organización grupal que establece . . . hasta la forma de evaluación que propone.
Objetivo
Conocer y comprender la importancia de la elaboración de rúbricas de evaluación de los procesos de aprendizaje mediados por tecnologías y su implementación en el aula (presencial / virtual)
Algunas consideraciones:
En virtud de las siguientes consideraciones (Cano García 2008: 9-10) nos comparte que:
La evaluación:
No puede limitarse a un solo tipo de prueba centrado en la repetición de contenidos y que pretenda exclusivamente alcanzar una calificación.
Es una oportunidad para
promover el aprendizaje de pensamiento crítico, resolución de problemas y creatividad
entre los alumnos.
Una rúbrica promueve que
los alumnos conozcan su nivel de desarrollo de las conceptualizaciones en las distintas áreas de conocimiento
,
les haga conscientes de sus capacidades para la resolución de tareas y problemas

y les muestre los puntos débiles y fuertes
, en aras de conseguir una adecuada preparación para el aprendizaje a lo largo de la vida.
Los cambios mundiales vertiginosos
Proceso de metamorfosis, inevitablemente
en educación y
modificaciones en el
proceso evaluador
¿Qué es una Rúbrica o
matriz de valoración?

Es un instrumento de evaluación creado participativamente con los alumnos para valorar el proceso de aprendizaje y sus resultados. Desarrolla y hace explícitos los criterios acordados en el proceso de evaluación y articula los grados de calidad para cada criterio.
Es un instrumento para evaluar y enseñar ya que facilita a los estudiantes mejorar su proceso de conceptualización, su desempeño escolar, explicitando lo que se espera de ellos y las acciones acordes con dichas expectativas.
Su uso permite a los alumnos ser más reflexivos ya que ellos mismos juzgan la calidad de su propio trabajo y el de los demás, dándoles la oportunidad de identificar y resolver problemas de su propio proceso, asimismo disminuye ambigüedades aunado al aumento de responsabilidad sobre su propio trabajo.
Es un proceso de evaluación que implica retroalimentación de parte del maestro con respecto a aquello que tiene que mejorar, además los alumnos participan en este proceso.
Se acomodan a una gran variedad de situaciones de aprendizaje siendo fáciles de usar y explicar, por lo que son apropiadas para evaluar tareas, actividades auténticas, o secuencias didácticas, en particular las referentes a procesos y producciones ligadas con simulaciones situadas y aprendizaje in situ. También es posible evaluar un RED.
Son pertinentes para evaluar tareas que no implican respuestas correctas o incorrectas en el sentido tradicional del término, sino más bien aquéllas donde
lo importante es decidir el grado en que ciertos atributos están o no presentes en el proceso de aprendizaje del alumno.

Implica un juicio de valor acerca de la calidad del trabajo realizado por los alumnos.
CONCEPTOS
Martínez-Rojas (2008) “es una matriz que puede explicarse como un listado del conjunto de criterios específicos y fundamentales que permiten valorar el aprendizaje, los conocimientos o las competencias logradas por el estudiante en un trabajo o materia en particular”.
Son guías que valoran los procesos de aprendizaje y trabajos escolares (por ejemplo un libro digital).
Indican el grado de desarrollo de las conceptualizaciones curriculares (desarrollo de nociones y conceptos tales como "fuerza", "energía", "fotosíntesis")
Permiten que los estudiantes identifiquen con claridad la relevancia de los contenidos y los objetivos de los trabajos académicos establecidos.
Brindan otro horizonte con relación a las calificaciones tradicionales que valoran el grado de aprendizaje del estudiante, expresadas en números o letras.
Cualquier rúbrica debe considerar las siguientes premisas: ser coherente con el qué se enseña y por qué, los fines que se persiguen, apropiada ante el nivel de desarrollo de los estudiantes, y establecer niveles con términos claros.
Como instrumentos de evaluación formativa facilitan la valoración en áreas consideradas subjetivas, complejas o imprecisas mediante criterios que cualifican progresivamente el logro de aprendizajes, conocimientos y/o competencias digitales valoradas desde un nivel incipiente hasta avanzado.
Frade (2009) la define así, es “el instrumento que define los criterios que utilizaremos para evaluar cualquier actividad, producto, evento, o instrumento. En ella se describe claramente lo que observará el docente para llevar a cabo la evaluación”.
CARACTERÍSTICAS DE LAS RÚBRICAS
(Cebrián de la Serna y Monedero Moya, 2009):
Mayor capacidad y rapidez a la hora de revisar o modificar las rúbricas.
Inmediatez en el proceso de comunicación y evaluación entre alumnos y docentes.
Posibilidad de colaboración entre distintos profesores en la elaboración de la rúbrica, abierta también a los estudiantes.
Rapidez y automatización de la evaluación.

Son fáciles de usar por el profesor y de explicar a los alumnos.
Dejan bastante claras las expectativas de los docentes, lo que se transforma para los alumnos en seguridad sobre cómo alcanzar lo que el docente espera que ellos sepan hacer.
Algunas de las características de las rúbricas son claramente beneficiosas para los procesos de enseñanza y aprendizaje, tanto para profesores como alumnos, en especial las siguientes (Goodrich Andrade 2000; Martínez Rojas 2008: 130):
Los alumnos tienen mucha más información sobre sus fortalezas y debilidades en el área de conocimiento que en otro tipo de evaluaciones (retroalimentación).
Fomentan el aprendizaje y la autoevaluación: los alumnos evaluados por medio de rúbricas desarrollan más capacidades que los evaluados por otras formas más tradicionales.
Facilitan el desarrollo de pensamiento complejo y divergente.
Facilitan la comprensión global de los temas y la internalización de las capacidades.
Ayudan a los alumnos a pensar en profundidad.
Incrementan la objetividad del proceso evaluador: los criterios son conocidos de antemano, no pueden ser modificados arbitrariamente.
Sirven para evaluar procesos, no solo resultados.
Promueven la responsabilidad de los alumnos, que en función de los criterios expuestos pueden revisar sus trabajos antes de entregarlos al maestro.
Facilitan al docente las explicaciones a los alumnos sobre las calificaciones ante las revisiones de estas.
En el caso de las llamadas e-rúbricas (rúbricas construidas con distintos programas informáticos residentes o disponibles en la red) (Pickett y Dodge 2007) .
DESVENTAJAS
Es necesaria la formación docente para su diseño y uso.
A veces siguen un desarrollo tan minucioso y detallado que el profesor encuentra menos ventajas que beneficios en su uso, por convertir la evaluación en una actividad extenuante. (Popham 1997: 72-73).

RECOMENDACIÓN:
NO HACER DE LA RÚBRICA UNA "PARAFERNALIA EVALUATIVA" (Término inventado por Lidia a las 23:00 del día 01.04.14...horario que coloca en riesgo esta presentación)...
Requieren mucho tiempo para su elaboración.
Puede no estar bien construida.
Pueden fallar tanto los criterios seleccionados como los distintos niveles de la escala. (Muchas veces los criterios de evaluación se ciñen a las tareas, no van buscando la secuencia del proceso general, sino la especificidad en un aspecto reducido de la misma. Otras veces los criterios son excesivamente generales, por lo que son difícilmente evaluables en las tareas desarrolladas.
VENTAJAS
Su uso promueve la estandarización tanto de los docentes (que se convierten en “máquinas de graduar” en distintos niveles los objetos de aprendizaje en busca de una pretendida exactitud y objetividad) como de los alumnos (que, al conformarse con alcanzar la calificación máxima mediante la imitación de determinados modelos, tienden a no asumir riesgos, a pensar con menos profundidad y a perder interés en el aprendizaje en sí.) (Kohn 2006: 1)
INSTRUCCIONES PARA CREAR RÚBRICAS QUE EVALÚEN COMPETENCIAS
2. Promueven expectativas sanas de aprendizaje en los estudiantes pues clarifican cuáles son los objetivos del maestro respecto de un determinado tema o aspecto y de qué manera pueden alcanzarlos los estudiantes.
6. Aclaran al estudiante cuáles son los criterios que debe utilizar al evaluar su trabajo y el de sus compañeros.
10. Proporcionan a los estudiantes retroalimentación sobre sus fortalezas y debilidades en las áreas que deben mejorar.
13. Ayudan a mantener el o los logros del objetivo de aprendizaje centrado en los estándares de desempeño establecidos y en el trabajo del estudiante.
8. Indican con claridad al estudiante las áreas en las que tiene falencias o debilidades y con esta información, planear con el maestro las alternativas para mejorar su proceso y resultados.
Según Díaz Barriga citado por Martínez- Rojas (2008) son las siguientes:
1. Son una poderosa herramienta para el maestro que le permite evaluar de una manera más objetiva, pues los criterios de la medición están explícitos y son conocidos de antemano por todos, no se los puede cambiar arbitrariamente y con ellos se hace la medición a todos los casos sobre los cuales se ofrezca emitir juicios.
2. Promueven expectativas sanas de aprendizaje en los estudiantes pues clarifican cuáles son los objetivos del maestro respecto de un determinado tema o aspecto y de qué manera pueden alcanzarlos los estudiantes.
3. Enfocan al maestro para que determine de manera específica los criterios con los cuales va a medir y documentar el progreso del estudiante. (MEDIR NO ES CUANTIFICAR).
4. Permiten al maestro describir cualitativamente los distintos niveles de desarrollo del proceso de aprendizaje que el estudiante transitaría bajo determinadas condiciones (secuencia didáctica).
5. Permiten que los estudiantes conozcan los criterios de calificación con que serán evaluados, previamente al momento mismo de la evaluación.
6. Aclaran al estudiante cuáles son los criterios que debe utilizar al evaluar su trabajo y el de sus compañeros.
7. Permiten que el estudiante evalúe y haga una revisión final a sus trabajos, antes de entregarlos al maestro.
9. Proveen al maestro información de retorno sobre la efectividad del proceso de enseñanza que está utilizando.
10. Proporcionan a los estudiantes retroalimentación sobre sus fortalezas y debilidades en las áreas que deben mejorar.
11. Reducen al mínimo la subjetividad en la evaluación.
12. Promueven la responsabilidad.
13. Ayudan a mantener el o los criterios orientadores de la secuencia didáctica con base al PROGRAMA ESCOLAR (este es mi souvenir para mi infatigable colega Verónica).
14. Proporcionan criterios específicos para medir y documentar el progreso del estudiante. (Este es mi souvenir para Helena, quien adora trabajar con la evaluación en línea y además de buena maestra es una buena itemóloga).
15. Son fáciles de utilizar y de explicar. (Mi souvenir para
Elita, quien siempre me orienta a bajar el nivel de
complicación aristotélica de las explicaciones).
Otros autores aportan más ventajas como las siguientes:
a) Se identifican claramente objetivos docentes, metas y pasos a seguir.
b) Señala los criterios a medir para documentar el desempeño del estudiante.
c) Cuantifica los niveles de logro a alcanzar.
d) Se brinda retroalimentación luego de identificar áreas de oportunidades y fortalezas.
e) Disminuyen la subjetividad de la evaluación. (Esto es el efecto "Fulanito es más simpático que Perenganito", altamente pernicioso en
el ejercicio de una EVALUACIÓN JUSTA).
f) Permite autoevaluación y co-evaluación.
1º. Revisar detalladamente los contenidos del Programa escolar a partir del cual se va a definir una secuencia didáctica apropiada.
2º. Identificar los criterios de evaluación, es decir, las cualidades específicas representativas del proceso o trabajo final llevado a cabo por los alumnos. Los criterios deben agruparse cuando así sea posible o independizarse cuando se les concede una importancia capital en la el desarrollo de la secuencia didáctica.
3º. Ponderar los criterios, esto es, determinar qué porcentaje de la calificación final corresponde a cada uno de los criterios establecidos y elaborar una fórmula para el cálculo de dicha calificación (García García, Terrón López y Blanco Archilla 2009).

4º. Establecer, dentro de cada uno de los criterios, los distintos niveles en que pueden presentarse en las producciones de los alumnos. Es usual dividir cada criterio en cuatro niveles que responden, aproximadamente, a esta secuencia graduada (Goodrich Andrade 2000:5). Generalmente se parte de la descripción de los niveles “EXCELENTE” y “MUY MALO” y se completa después con la redacción de los niveles intermedios (Mertler 2001:5).
5º. En algunos casos, es conveniente añadir ejemplos de tareas/actividades adecuadamente realizados para que sirvan de modelo o andamiaje a los estudiantes en la elaboración de sus propios trabajos.
6º. Crear un borrador de la rúbrica que recoja todos los criterios, los distintos niveles de calidad, los descriptores correspondientes a cada uno de los niveles, la ponderación y la forma de calificación final.
ORIENTACIONES METODOLÓGICAS PARA CREAR RÚBRICAS
Numerosos autores, páginas web y herramientas online responden satisfactoriamente a esta cuestión (Goodrich Andrade 2000:5; Martínez Rojas 2008:131-132; Mertler 2001:5; Zazueta Hernández y Herrera López 2008:4). En líneas generales, las orientaciones metodológicas son los siguientes:
7º. Revisar la rúbrica tantas veces como sea preciso, en un primer momento para cerciorarse de que no falta nada necesario, pero posteriormente, y como resultado de los procesos de retroalimentación, para afinar la efectividad de la rúbrica ante su uso en nuevos procesos de enseñanza y aprendizaje.
Revisar las recomendaciones generales
TIPOS
Según Frade (2009) es aquella que
define de manera muy general lo que se espera que el alumno lleve a cabo para lograr un objetivo
. Estas se utilizan principalmente cuando se desea evaluar procesos formativos.
Capote y Sosa (2006) el profesor
evalúa la totalidad del proceso o producto sin juzgar por separado las partes que lo componen
.
Rúbrica holística, global o comprehensiva.
Es mucho más compleja, amplia y definitiva para la evaluación (Vera, 2004; Rodríguez, documento electrónico), para poder realizarla es necesario según Martínez- Rojas (2008) dar los siguientes pasos:
1. Definir cada uno de los criterios que se va a evaluar.
Se trata de “pensar” cuáles son los aspectos que se deben tener en cuenta cuando se evalúa este o aquel aspecto.
2. Después sigue ponderarlos
, es decir, definir qué tanto cada uno de ellos influye en la decisión global o cuanto “pesa” cada uno de ellos a la hora de determinar el nivel de fluidez de un estudiante.
3.
Realizar para los criterios, los descriptores para cada uno de los niveles de logro
.
Se trata de determinar el grado de comprensión o de manejo o de desempeño de un estudiante en un aspecto particular. Lo que cuenta es el nivel de desarrollo y desde allí se define qué valoración dar. Es decir se describe paso por paso lo que se va a evaluar.
Se utiliza para evaluar las partes del desempeño del estudiante, desglosando sus componentes para obtener una calificación total. Puede utilizarse para determinar el estado del desempeño, identificar fortalezas, debilidades, y para permitir que los estudiantes conozcan lo que requieren para mejorar. Estas matrices definen con detalle los criterios para evaluar la calidad de los desempeños, y permiten retroalimentar en forma detallada a los estudiantes.
Se recomienda utilizar la rúbrica analítica cuando hay que identificar los puntos fuertes y débiles, tener información detallada, valorar habilidades complejas y promover que los estudiantes autoevalúen su desempeño.
Rúbrica analítica
Ejemplo de rúbrica analítica para evaluar la presentación y comprensión de un tema.
ELEMENTOS DE LA RÚBRICA
ÁREAS
,
DIMENSIONES
, Aspectos, “Criterios de evaluación”
Son los factores que definen la calidad del trabajo de un estudiante.
GRADACIONES
,
NIVELES
, “Categorías” o estrategias de puntuación
Se consideran de preferencia tres o cuatro niveles.
DESCRIPCIONES
, definiciones de calidad Indicadores, “criterios”

Indican lo que el estudiante construye a lo largo del proceso de aprendizaje para mostrar sus niveles de conceptualización
DISEÑOS
Opcional el cambio de posición de los elementos
8. iRubric
http://goo.gl/dqyFA
Potente herramienta para el diseño de rúbricas en línea. Es gratuita y de fácil manejo.
1. SINED e-rúbrica
http://rubrica.sined.mx
Herramienta gratuita, interoperable con sistemas virtuales de aprendizaje (VLM), permite diseñarla con enfoque por competencias. Se puede exportar a PDF.
6. Rubrix
http://rubrics.com
Rubrix permite la aplicación en dispositivos móviles. Genera informes y análisis de la información obtenida.
5. eRubric Assistant
http://goo.gl/69AQi
Funciona con cualquier versión de Microsoft Word para Windows. Fácil creación de rúbricas. Bajo costo de la licencia.
7. Teach-nology
http://goo.gl/y4iJW
Ofrece un banco de 500 rúbricas para imprimir y modificar en línea. Herramienta gratuita.
E-rúbricas, herramientas Web para elaborarlas
Las herramientas Web para el diseño de rúbricas empoderan al docente, el estudiante y a la institución, y promueven la cultura de la evaluación auténtica en la educación.
El establecimiento de niveles progresivos, de menor a mayor complejidad y calidad del desarrollo, se puede generar y jerarquizar tomando en consideración los contenidos curriculares/competencias digitales y la meta establecida en términos de lo que los alumnos podrán lograr en una secuencia o ciclo de enseñanza determinado.
Debido a que las rúbricas se fundamentan en juicios de valor, y para evitar un sesgo subjetivo por demás inapropiado, es importante establecer algunos controles en el sentido de la validez y consistencia de la evaluación.
Montesinos (2003, en Díaz Barriga) plantea al respecto algunos requisitos de los descriptores contenidos en la rúbrica:
Los descriptores deben ser sensibles al currículum.
Tienen que ser apropiados para la etapa de desarrollo de los alumnos.
Requieren credibilidad ante los diversos agentes involucrados en la evaluación.
Necesitan ser claramente comunicables.
Implican hacer explícita la dimensión ética de la evaluación: tienen que ser justos y libres de sesgos.
Finalmente se puede afirmar también que cuando se evalúa con rúbricas,
el estudiante entiende porqué razón obtiene una determinada nota, qué es capaz de hacer y qué le falta para ir al siguiente nivel o al más superior.

Se gana en objetividad
y sobre todo, se incluye un aspecto que es importante en la evaluación y que tiene que ver con
proporcionar la información suficiente o retroalimentar para que el estudiante sepa qué puede hacer para avanzar en su proceso.

Estas consideraciones pueden ayudar a un docente a emplear las rúbricas en su proceso de evaluación y además le dan pistas para que pueda construir sus propias matrices de valoración. Hay que tener en cuenta que
una rúbrica siempre será un documento o un texto perfectible que se encuentra en construcción y que como tal la práctica del maestro hará que la misma esté mejor o peor construida.
De lo que se trata es de incursionar en el uso de esta herramienta de evaluación para mejorar nuestra práctica evaluativa y desde ésta, por su puesto, lo más importante: La enseñanza.
2. Rubistar
http://rubistar.4teachers.org/
Herramienta en línea gratuita, que permite generar rúbricas a partir de plantillas, modificarlas, o diseñar nuevos instrumentos. Idioma: Español e Inglés.
3. EvalCOMIX
http://evalcomix.uca.es/
Ofrece diversos instrumentos de evaluación e integración del recurso en Moodle. Permite la evaluación, autoevaluación y coevaluación.
4. Penn State cubic rubric
http://goo.gl/isRnv
Permite elaborar rúbricas de forma rápida, sencilla a través de un formato preestablecido que puede modificarse. Actualizaciones gratuitas.
Ejemplo de rúbrica comprensiva.
Rúbrica para evaluar fluidez en el manejo de inglés
Rúbrica diseñada para la evaluación de las presentaciones orales realizadas en clase por estudiantes de bachillerato.
¡Gracias por su atención!
Material reutilizable
Lidia Barboza Norbis
Full transcript