Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

La juventud obrera. Del taller a la fábrica

No description
by

ayrton robles

on 27 February 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of La juventud obrera. Del taller a la fábrica

La juventud obrera. Del taller a la fábrica
Michelle Perrot

muchas veces por extenuación, por no
estar acostumbrados a las cadencias de las máquinas, por asumir riesgos con el fin de terminar lo antes posible la tarea, o al distraerse por deseo de charlar con los
compañeros.
Huelgas
adolescentes de doce a dieciséis años, persuadieron a las mujeres,
guarnecedoras y tejedoras, a que se manifestasen eL primer "Primero de Mayo", el de
1890, y dieron rienda suelta a su protesta contra los fabricantes de la ciudad.
Sus mayores apenas tomaban en cuenta las huelgas propias de los jóvenes,
ya que estimaban que no tenían voz ni voto, y que cada cosa había que hacerla a su
tiempo.
Vivir en la ciudad
en cuanto podían, hacia los dieciocho, o incluso los dieciséis arios, los
jóvenes trataban de marcharse, aprovechando la idea positiva que a pesar de todo se
seguía atribuyendo como instrumento de formación al viaje
Francia entre 1870 y 1890 acumularon más de la mitad de las
huelgas de jóvenes, y disponían de un gran poder de convocatoria.
Lean-Baptiste Dumay relata que en 1858, a raíz de una reducción de su magro salario,
convenció a sus compañeros a "llevar a cabo una gestión colectiva ante el encargado
general, que entonces era un tiranuelo de la peor especie [...] el cual se espantó
literalmente al vemos llegar juntos a unos treinta solicitantes.
El joven metalúrgico Dumay también llevó a cabo su "vuelta" en 1860-1861, a:
sus diecinueve y veinte años
Revoluciones de 1848
Lamartine, ante el Ayuntamiento de París, se niega a la utilización de la bandera roja, 25 de febrero de 1848.
La juventud de las obreras
Al igual que la infancia, término neutro,
la juventud "se piensa" en masculino. Pero a filántropos y encuestadores les preocupó
la presencia de muchachas en los talleres, y más aún en las fábricas, para deplorarIa,
sobre todo desde el sesgo de la moralidad.
El ideal del siglo XIX y del mundo obrero
era que las
muchachas no estaban hechas para ejercer oficios, sino sólo para llevar a cabo tareas
provisionales, con las miras puestas en el matrimonio y los quehaceres de la casa.
Sin embargo, se fueron abriendo algunas grietas, en el ramo del diseño, o en el
de la moda y sus oficios. Las obreras de la costura (floristas, plumajeras, modistas,
bordadoras, etc.) fueron adquiriendo en los propios talleres ciertas habilidades
manuales sobresalientes, que les permitieron mejorar los salarios y adquirir algún
prestigio.
En resumen, las muchachas de la clase obrera acumulaban todas las
desventajas, tanto sociales como sexuales. Les resultaba particularmente dificil
transformar su trayectoria en destino. La emigración, con todos sus riesgos, era una
de las esca sas escapatorias posibles. La clase obrera no era un lugar privilegiado
para la emancipación de las jovencitas.
Full transcript