Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

VIDA Y OBRA DE SAN ANTONIO MARÍA CLARET

No description
by

Mayra Huapaya Ravello

on 23 October 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of VIDA Y OBRA DE SAN ANTONIO MARÍA CLARET

VIDA Y OBRA DE SAN ANTONIO MARÍA CLARET
ADOLESCENCIA
Toda su adolescencia la pasó Antonio en el taller de su padre. Pronto consiguió llegar a ser maestro en el arte textil. Para perfeccionarse en la fabricación pidió a su padre que le permitiera ir a Barcelona, donde la industria estaba atrayendo a numerosos jóvenes. Allí se matriculó en la Escuela de Artes y Oficios de la Lonja. Trabajaba de día, y de noche estudiaba. Aunque seguía siendo un buen cristiano, su corazón estaba centrado en su trabajo.

SUS PRINCIPIOS
Antonio Claret fue apóstol antes que hombre. Dios le había elegido y desde muy pequeño sus primeros indicios eran los de un apóstol intachable y ardiente. Aunque tenía una inclinación sacerdotal, su padre lo involucró en el oficio de una fábrica de tejidos, y se aficiona con tanta pasión que durante su juventud no tuvo más sueños que las máquinas de telares. A pesar de la fama y fortuna que ganó, el llamado de Dios se hizo fuerte y entró al Seminario Jesuita de Vic.

SU VIDA MISIONERA
Años más tarde y por voluntad expresa del Papa que había palpado la labor misionera de Claret, es nombrado Arzobispo de Santiago de Cuba, donde realiza una pastoral en la que dio todo: dinero, comodidades, descanso y hasta su misma sangre. A dos meses de su llegada, logró una gran reforma en las costumbres del pueblo: los confesionarios estaban a todas horas ocupados, el concubinato se va extirpando, se arreglan matrimonios desunidos, se reparten miles de comuniones, los sacramentos son administrados a cientos de fieles, en fin, una obra tan intensa que necesitó colaboradores, formando así a las RELIGIOSAS DE MARIA INMACULADA.

INFANCIA
San Antonio María Claret nació el 23 de diciembre de 1807 en Sallent, un pueblito de Barcelona en España.
Sus padres fueron Juan Claret y Josefa Clará, era una familia profundamente cristiana y humilde dedicada a la textilería.
Lo bautizaron el día de navidad con el nombre de Antonio. En su ordenación episcopal, incluiría el nombre de María en el suyo por devoción a la madre de Jesucristo.

A los cinco años le impresionaba el "siempre, siempre, siempre": "La idea de la eternidad quedó en él tan grabada, que es lo que tuvo más presente.
Dos amores destacaban en el pequeño Claret: la Eucaristía y la Virgen.
Asistía con atención a misa; dejaba el juego para visitar a Jesús en la iglesia; rezaba cada día el rosario, pues iba con frecuencia, con su hermana Rosa a la ermita de Fussimanya.
Antonio tenía la ilusión de ser sacerdote y apóstol. 

Claret llega al sacerdocio en unos momentos críticos de la Iglesia española, donde se suprimían las ordenes religiosas y se usurpan propiedades de la Iglesia. El ministerio de Claret estuvo caracterizado por la persecución encarnizada del enemigo y de intervenciones divinas. Hechos prodigiosos, milagrosos y hasta proféticos acreditan a Claret como enviado de Dios.

La gran obra de Claret
comienza humildemente con cinco sacerdotes dotados del mismo espíritu que el Fundador.

Hoy comienza una gran obra" -dijo el P. Claret
SUS PILARES
Su vida estuvo fundamentada en un AMOR intenso que no le dejaba parar, una POBREZA que vivió radicalmente, un SACRIFICIO que lo lleva al heroísmo al negarse cualquier satisfacción personal, la HUMILDAD y la OBEDIENCIA. Santísima es mi Madre, mi Madrina, mi Maestra, mi Además, Claret fue gran amante de la Virgen María y propaga por doquier el Rosario, siempre decía: «María Directora y mi todo, después de Jesús».
Para perpetuar su apostolado en el tiempo y en el espacio Claret fundó en el 16 de Julio de 1949 su obra principal: La Congregación de Misioneros Hijos del Corazón de María, a la que dará por consigna: "Salvar las almas de todo el mundo y por todos los medios posibles".

EL FIN DE SUS DÍAS
El 23 de julio de 1870, en compañía del Padre Xifré, llegaba el Arzobispo Claret a Prades. La Comunidad de misioneros en el destierro, recibió con gran gozo al fundador, ya enfermo. Pero sus enemigos  querían apresarlo y tuvo que huir al monasterio cisterciense de Fontfroide, donde fue acogido con gran alegría. "Me parece que ya he cumplido mi misión, en París y en Roma he predicado la ley de Dios... Su salud estaba minada. El día 4 de octubre tuvo un ataque de apoplejía. El día 8 recibió los últimos sacramentos e hizo la profesión religiosa como Hijo del Corazón de María. El día 24 de octubre con todos los religiosos arrodillados alrededor de su lecho, entre oraciones Antonio María Claret entregó su espíritu. Tenía 62 años.
Su cuerpo fue enterrado en el cementerio monacal con la inscripción de Gregorio VII: "Amé la justicia y odié la iniquidad, por eso muero en el destierro".

MUERTE
Full transcript