Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

La condición humana: Sociedad e individuo

No description
by

on 21 September 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of La condición humana: Sociedad e individuo

GINO GERMANY
La condición humana: Sociedad e individuo
Las reflexiones de Gino Germani sobre la condición humana están íntimamente relacionadas a la situación política que lo llevó a exiliarse de Italia, el fascismo y al movimiento nazi que llevó a Hitler al poder en 1933. Al igual que muchos intelectuales contemporáneos observaron con preocupación y sobresalto tales actos de irracionalidad que plantaban nuevas cuestiones y nuevas respuestas a la relación entre individuos, grupos y, en definitiva, entre el individuo y la sociedad o las instituciones que simbolizan a ésta.
Como muchos cientistas sociales de izquierda, ante la decepción y el desconcierto que provocaba el apoyo de las masas a los regímenes totalitarios –actitud que representará sobre todo al Instituto de Frankfurt– Germani buscará ayuda en elementos de la psicología profunda para intentar entender este comportamiento, centrando luego su interés en aplicar las dimensiones de análisis para abordar el fenómeno del peronismo. Más allá de la experiencia italiana, el autoritarismo y el totalitarismo representaban para Germani la más alta expresión del poder estatal, reflejo del problema de la integración tanto de las sociedades como de sus clases. Estas expresiones sociales y políticas cuestionaban aspectos esenciales de la sociedad moderna y amenazaban tanto el porvenir de la libertad como el desarrollo de una personalidad autónoma, antídotos ambos de la aparición y perpetuación de nuevas servidumbres

EL PSICOANÁLISIS Y LAS CIENCIAS DEL HOMBRE
Gino Germani, sociólogo, de hecho unos de los fundadores de la sociología moderna en argentina. La reflexión de Germani en torno al psicoanálisis y la posibilidad de construir una psicología social renovada estaría en el foco central de sus preocupaciones. Germani plantea la posibilidad de crear un nuevo dominio que sea capaz de superar dos obstáculos: el obstáculo del sociologismo, que estudia los factores objetivos (objetivación de los hechos sociales) y olvida el elemento humano, el dinamismo propio del sujeto, al hombre como ser histórico, como actor y autor de la historia y, por otra parte, el obstáculo del psicologismo, que tiende a pensar los fenómenos con un individualismo psicológico, pues solo considera las conciencias individuales dejando de lado su proceso de formación y su vinculo con los hechos socioculturales.. El aporte de Erich Fromm a esta psicología social es altamente valioso. Fromm, psicoanalista alemán, es el representante del psicoanálisis culturalista. Este neopsicoanalisis debe ser colocado en el marco de una transformación cultural, es parte de un proceso de cambio. Se constituye respondiendo a interrogantes que la post guerra deja. Las guerras son la base fundamental de los cambios en las ideas del sujeto. A partir de las guerras que se produjeron en los países más civilizados (Alemania, Italia, etc.) se rompe con la idea optimista de progreso, se produce la caída de los supuestos naturalistas, positivistas; ya no basta con explicaciones objetivas (nociones económicas y políticas) ; estos terribles e irracionales hechos deben ser explicados por nociones subjetivas. Existen factores subjetivos (hay compromisos individuales, responsabilidades, etc): y en este contexto surge el neopsicoanalisis. No le interesa el hombre considerado en terminos generales, sino que le interesa el hombre de una determinada época, cultura y grupo social.


Con respecto a la libertad Fromm va a plantear una idea contradictoria con la tradición iluminista, quien considera al hombre moderno como a un hombre libre, con una capacidad de pensar por si mismo, un sujeto que puede elegir, un sujeto emancipado. Fromm va a considerar la libertad como un objeto de miedo. En Fromm aparece el problema de la libertad construida en términos de condiciones que deben implantarse en el propio sujeto. La libertad para este autor debe constituirse en el interior del sujeto psicológico (libertad positiva). Germani se agarra de esta idea y sostiene que la construcción de la democracia requiere atender la dimensión subjetiva . Habla de la implicación fundamental de la personalidad humana en el logro de la democracia. Sostiene que esta solo puede subsistir si la personalidad de los individuos logra un gran fortalecimiento, de manera tal que estos puedan asumir decisiones racionales y que tengan pensamientos auténticamente propios , que tengan por sobre todo capacidad de autogobierno: pues solo así se logra la libertad, es posible la democracia.

EL PROBLEMA EN LA SOCIEDAD ARGENTINA
Germani va a partir de la idea de que existe una crisis contemporánea, una crisis de nuestro tiempo. Pero no toma este término en el sentido pesimista, sino que lo entiende en el sentido de las transformaciones, de los cambios. Sostiene que el pasaje de la sociedad rural o aldeana a la sociedad industrial o urbana debe considerarse un progreso esencial para el hombre. Va a decir que en el mismo se hizo posible que la personalidad humana se vaya afirmando y se vaya extendiendo su libertad. En un principio, esta libertad era exclusiva de ciertos grupos o elites. Pero ahora ella se extiende a la mayoría, al hombre común, y este hecho a la vez que representa un progreso magnifico, representa un grave peligro. Pues, para que “esa libertad pueda ser efectivamente ejercida, es necesario contar con las condiciones objetivas y subjetivas adecuadas, y tales condiciones en la actualidad no existen, o se hayan insuficientemente desarrolladas”. Germani va a realizar este estudio de la sociedad argentina partiendo de estudios subjetivos que implican nociones tales como personalidad, conciencia, etc. Los interrogantes que van a girar en torno a su análisis son: ¿Qué tipo de fenómeno se establece entre la masa y su líder?, ¿qué tipo de construcción subjetiva social puede relacionarse con el peronismo?, ¿cómo es que la masa obrera adhiere a este régimen totalitario? .En un primer momento va a situar la crisis política que se da en las sociedades de masa, los graves peligros de la democracia, y la contradicción subyacente en las mismas; como puntos centrales. Destaca principalmente la inaccesibilidad de las masas a la actividad política, pues para la mayoría de los sujetos la actividad política “se reduce a votar en las elecciones cada tantos años y a leer ciertos diarios” 9. Como consecuencia de esto se produce una escisión entre masa y dirigentes y aquí es donde “reside uno de los más graves peligros para la democracia” .Va a decir que la democracia moderna se halla en una profunda contradicción. “por un lado necesita, para afirmarse y mantenerse, la adhesión viva y consciente de todos los ciudadanos; por el otro ofrece solo a una reducida minoría la oportunidad de utilizar efectivamente la libertad y de ejercer los derechos que formalmente corresponden a todos”Germani va a sostener que para que las masas logren integrarse a la vida política es necesario que libertad y democracia tengan el mismo sentido e importancia para absolutamente todos los ciudadanos. Que cada ciudadano vote, se informe, etc; pero que estos se le haga conciente, que no sienta esto como una simple noción abstracta, sino que lo sienta como algo real y concreto. Que cada hombre tenga conciencia de lo que significa un voto individual, de la importancia de mantenerse informado y así poder juzgar diferentes cuestiones de manera reflexiva y racional. En suma, la experiencia de la democracia y el sentimiento de la libertad deben empezar en las actividades cotidianas del hombre, en la vida diaria del hombre común. No podemos dejar de destacar la comparación que realiza Germani con respecto al fascismo.
Debido a que ambos regímenes totalitarios se desarrollaron en situaciones histórico sociales distintas tuvieron importantes diferencias. Mientras que el peronismo tuvo el apoyo de la clase obrera; el régimen nazi tuvo el apoyo de la burguesía y fundamentalmente de la clase media inferior, siendo muy reducida la participación del proletariado. En el nazi-fascismo las masas populares intentaron producir un desenlace revolucionario de tipo socialista o comunista. Aquí el totalitarismo asume un carácter totalmente antiobrero, ya que fueron los grupos interesados en la conservación de la estructura político social preexistente los que crearon los movimientos totalitarios. En cambio, en la Argentina los sectores populares (obreros) constituyeron la base del totalitarismo, mientras que la clase media se coloco en una posición opositiva o neutra.
A pesar de la existencia de los elementos psicosociales comunes presentes en todo totalitarismo (identificación de la masa con el líder, el contacto directo, personal, etc) los dos tipos de totalitarismos emplearon distintos medios para asegurarse su apoyo. En el fenómeno europeo el vinculo entre el líder y la masa y el sentimiento de participación se fundaba en el sentimiento de prestigio social y jerárquico, y el de superioridad nacional y racial. Mientras que en la argentina se fundaba en la justicia social y los derechos de los trabajadores. Por ultimo podemos decir que Germani va a establecer que “la irracionalidad de las masas europeas fue sin duda mayor que la de las clases populares en la argentina” 13.
Las clases medias europeas estaban atravesando por cambios históricos sociales que tendían a proletarizarlas. En Europa estaba surgiendo un proletariado que estaba ejerciendo un creciente y peligroso poderío en el ámbito político. Frente a esta crisis la pequeña burguesía se negó a percibir los cambios que se estaban produciendo a su alrededor y siguió aferrada a sus actitudes de prestigio, a su sentimiento de superioridad. La burguesía “debía diferenciarse netamente del proletariado y para ello adoptar una orientación política opuesta (incluso a las posiciones moderadas del socialismo democrático), sin tener en cuenta en absoluto las posibles coincidencias que hubieran podido existir (y que de hecho existían) entre sus intereses “reales” y los sustentados por agrupaciones que expresaban la posición política de las clases “socialmente inferiores” 14. A esta “ciega” actitud de las clases medias italianas y alemanas Germani clasifica de absolutamente irracionales. “Debido a esta “ceguera”, las clases medias italianas y alemanas en lugar de adoptar las posiciones que, según un análisis “racional” de la situación, tenia mayores probabilidades de salvarlas en lo económico y en lo espiritual, proyectaron sus problemas y reivindicaciones en términos de nacionalismo, de racismo y de imperialismo, sirviendo así como masa de maniobra de los designios de elites cuyo triunfo político las iba a colocar en situaciones mucho peores “objetivamente” que aquellas de las que trataban de escapar”
Full transcript