Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Del interpretavismo a la semiotica

No description
by

Bianca Barragán

on 9 July 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Del interpretavismo a la semiotica

Iconología- Iconografía
Semiótica-Semiología
Interaccionismo Simbólido
Es una corriente de pensamiento microsociológica, relacionada también con la antropologia y la psicologia social,que se basa en la comprensión de la sociedad a través de la comunicación y que ha influido enormemente en los estudios sobre los medios
Hermeneútica
El término hermenéutica deriva del griego ermēneutikē, que significa "ciencia", "técnica", y que tiene por objeto la interpretación de textos religiosos o filosóficos, especialmente de las sagradas escrituras y del sentido de las palabras de los textos, así como el análisis de la propia teoría o ciencia volcada en la exégisis de los signos y de su valor simbólico.
Interpretativismo
Paradigma interpretativista
LAS DISTINTAS FASES DEL MÉTODO ICONOLÓGICO
PERSPECTIVA INTERPRETATIVISTA
Del interpretativismo a la semiótica

Un paradigma es un esquema teórico o percepción de un objeto, cosa o fenómeno en estudio.
A nivel científico, existen diferentes concepciones o paradigmas. Dando énfasis en el campo investigativo con frecuencia se centra en una tendencia o enfoque que siempre usa el investigador con el fin de darle un sentido y basamento a su investigación.
Para el estudio de las acciones sociales y la realidad del entorno en la vida social, existe el Paradigma cualitativo a también conocido como Interpretativismo
Bogdan y Biklen (1982), referenciados por Rodríguez (1996: 25), establecen el inicio de la tradición investigativa de corte cualitativo alrededor de 1900, puesto que es a partir de ese momento donde se comienza a generalizar la utilización de técnicas tales como: la observación participativa, la entrevista a profundidad y los documentos personales o diarios de campo.
La perspectiva interpretativista emergió como reacción al intento de desarrollar una ciencia natural de los fenómenos sociales. Tiene como rasgo principal el hecho de que se centra en el actor social y trata de comprender su punto de vista. Pone a la persona en el centro de la escena, quien construye,interpreta y modifica la investigación.
Las teorías interpretativistas buscan la comprensión, a diferencia de la descripción, el fundamento de esta comprensión radica en que lo que utilizamos para lograr comprender a la cultura ajena es una extrapolación de la propia psique hacia la psique de aquellos a los que se trata de comprender.
Crotty (1998) considera tres perspectivas fundamentales que han dado lugar al nacimiento de la perspectiva interpretativista:

Interaccionismo simbólico
Fenomenología
Hermenéutica
HERMENEUTICA: Arte de explicar, traducir o interpretar.

FENOMENOLOGÍA: Parte o ciencia de la filosofía que estudia los fenómenos lanzados a la conciencia, es decir la esencia de las cosas.

INTERACCIONISMO SIMBÓLICO: Esta corriente no presta mucha atención a las estructuras sociales, a los sistemas y a las relaciones funcionales, sino al mundo de significados de los símbolos dentro del cual actúan los sujetos.

En el Romanticismo, adquiere el carácter de disciplina filosófica. Schleiermarcher dirá que se trata de una "teoría de la comprensión". En efecto,la hermenéutica aspira a un proceso de re-creación o repetición del proceso de creación artística del texto o de la obra de arte, el intérprete habría de identificarse con el autor, congeniando con él.
Schleiermarcher tiene pues, una visión subjetivista y psicologizante.
Dilthley partirá desde este punto y transformará a la hermenéutica un método para las ciencias del espíritu. La comprensión adquiere así, en su última etapa,un carácter objetivo en tanto ya no se fundamenta en la "psicología comprensiva" sino que se dirige hacia las "objetivaciones de la vida", es decir,hacia las obras y valores históricos culturales que brotan de "la vida" y que han de ser otra vez captados por medio de la vivencia
La hermenéutica será la encargada de proveer métodos para la correcta interpretación, así como estudiar cualquier interpretación humana.
Método Hermeneútico
Características:
a) Parte de que el ser humano es por naturaleza es interpretativo.
b) El círculo hermenéutico es infinito. No existe verdad, sino que la hermenéutica dice su verdad.
c) Es de constructiva, porque sólo deconstruyendo la vida se reconstruirá de otra manera.
Pretende explicar las relaciones existentes entre un hecho y el contexto en el cual acontece. El intérprete debe de desprenderse de su tiempo, de sus juicios personales e intentar lograr una contemporaneidad con el texto de referencia y el autor mismo, interpretándolos.
De acuerdo con Herbert Blumer, acuña el término interaccionismo simbólico en 1938, sus principales premisas son:

1. Las personas actúan sobre los objetos de su mundo e interactúan con otras personas a partir de los significados que los objetos y las personas tienen para ellas. Es decir, a partir de los símbolos. El símbolo permite,además, trascender el ámbito del estímulo sensorial y de lo inmediato,ampliar la percepción del entorno, incrementar la capacidad de resolución de problemas y facilitar la imaginación y la fantasía.

2. Los significados son producto de la interacción social, principalmente la comunicación, que se convierte en esencial, tanto en la constitución del individuo como en (y debido a) la producción social de sentido. El signo es el objeto material que desencadena el significado, y el significado, el indicador social que interviene en la construcción de la conducta

Fue Herbert Blumer, quien en 1937 acuñó la etiqueta de Interaccionismo simbólico, recogiendo materiales de Charles Cooley, William James, George H. Mead y John Dewey, sosteniendo tres premisas básicas:

1.El ser humano orienta sus actos hacia las cosas en función de lo que éstas significan para él.

2.La fuente de ese significado es un producto social, que emana de y a través de las actividades de los individuos al interactuar.

3.La utilización del significado por el agente, se produce a través de un proceso de interpretación propia, que supone autointeracción y manipulación de significados.

Fue Herbert Blumer, quien en 1937 acuñó la etiqueta de Interaccionismo simbólico, recogiendo materiales de Charles Cooley, William James, George H. Mead y John Dewey, sosteniendo tres premisas básicas:

1.El ser humano orienta sus actos hacia las cosas en función de lo que éstas significan para él.

2.La fuente de ese significado es un producto social, que emana de y a través de las actividades de los individuos al interactuar.

3.La utilización del significado por el agente, se produce a través de un proceso de interpretación propia, que supone autointeracción y manipulación de significados.

En primer lugar y para mayor clarificación del método diferenciaremos iconografía de iconología, el primer término hace referencia a una descripción y primera interpretación del significado del objeto en cuestión por ejemplo una figura con dos llaves nos hablaría de San Pedro; el segundo término hace referencia a la ciencia que estudiaría el objeto en cuestión, su origen, obras literarias de donde se ha sacado y proceso por el que ha llegado a tener determinada interpretación, así como su relación (en cuestión de significado) con los restantes objetos.
La iconología parte de la idea de la importancia del símbolo, éste ha sido una constante en la humanidad ya que ésta a la hora de relatar o plasmar pictóricamente o de cualquier otra manera una idea ha de recurrir al símbolo como medio de poder representar de una forma sencilla y rápidamente comprensible la misma ya que de otra manera no se podría hacer (Dios, lo divino, la esperanza, el miedo...)

Panofsky consideraba la iconografía como la rama de la historia del Arte que se ocupaba del contenido temático o significado de las obras de Arte en cuanto a algo distinto de su forma.
La compresión de una obra o lo que es lo mismo su análisis iconológico necesita de tres fases en la percepción:
1) Percepción del contenido primario o temático natural

Se percibe por la identificación de formas puras, es decir ciertas configuraciones de líneas y colores, como representación de objetos naturales, tales como seres humanos, plantas... identificando sus relaciones mutuas como hechos y denotando cualidades expresivas. Todo esto puede ser enmarcado en el mundo de los motivos artísticos, una enumeración de los motivos sería una descripción preiconográfica de la obra de Arte.
2) Percepción del contenido secundario o convencional:

Es el contenido que percibimos al comprobar que un grupo de figuras sentadas a una mesa en una disposición determinada y en unas actitudes concretas, representan la Última Cena. Al hacerlo así relacionamos los motivos artísticos y las composiciones con temas o conceptos. Los motivos portadores de un significado secundario convencional pueden ser llamados imágenes y las combinaciones de imágenes se denominan historias o alegorías, el análisis de todo esto entra dentro del ámbito de la descripción iconográfica.
3) Percepción del significado intrínseco o contenido

Lo percibimos indagando aquellos supuestos que revelan la actitud básica de una nación, un periodo, una clase, una creencia religiosa o filosófica; que son reflejados inconscientemente por una personalidad en una obra. Estos principios son manifestados y por tanto clarificados por la significación iconográfica.
Todo lo anterior puede ejemplificarse de la siguiente forma: mientras nos limitemos a afirmar que el famoso fresco de Leonardo da Vinci muestra un grupo de trece hombres alrededor de una mesa de un comedor, y que este grupo de hombres representa la Última Cena, nos estamos ocupando de la obra de Arte como tal, e interpretamos sus rasgos. Pero cuando tratamos de comprenderlo como un documento sobre la personalidad de Leonardo, o de la civilización de Alto Renacimiento nos ocupamos de la obra como un síntoma de algo más que se expresa así mismo en una variedad incontable de otros síntomas. El descubrimiento y la interpretación de estos valores simbólicos (generalmente desconocidos para el artista mismo) es el objeto de lo que llamamos iconografía en un sentido más profundo, de un método de interpretación que aparece más como síntesis que como análisis. Este método también se denomina iconología.
1) En el caso de la descripción preiconográfica, que se mantiene dentro del mundo de los motivos, es fácil cualquiera puede reconocer la forma y el comportamiento de los seres humanos, animales, plantas...
2) El análisis iconográfico que se ocupa de las imágenes y alegorías en vez de los motivos, necesita una paso más que en el caso anterior. Presupone una familiaridad con temas o conceptos específicos tal y como nos han sido trasmitidos por las fuentes literarias o por la tradición oral.
3) La interpretación de la significación intrínseca o contenido, que trata de lo que hemos llamado valores simbólicos, requiere un paso más que el que se ha dado en los anteriores epígrafes, para comprender estos principios se necesita una facultad mental similar a la del que hace un diagnostico, una facultad que Panofsky define como intuición sintética que ha de ser corregido y controlado por una percatación de los procesos históricos cuya suma total puede llamarse tradición.
Definición de términos
En la actualidad, "semiótica" y "semiología" son nombres sinónimos que aluden a la teoría general de los signos. Poco desarrollada como ciencia, ofrece clasificaciones de signos y análisis de fenómenos culturales.

Históricamente,
la semiótica (semiotic)

surge con Peirce. Está influenciada por la lógica y la teoría del conocimiento. Se ocupa de los procesos de semiosis, donde el signo es un objeto o evento que significa algo para alguien. Es sistematizada por Morris, quien insiste en su desarrollo como ciencia teórica.

Históricamente,
la semiología (sémiologie)
surge con Saussure. Está influenciada por la lingüística. Se ocupa de los sistemas de signos, donde el signo es una unidad psíquica que vincula una imagen acústica (significante) a un concepto (significado). Es sistematizada por Barthes, quien insiste en sus aplicaciones.
Puede decirse que es la ciencia encargada de todos los estudios relacionados al análisis de los signos, tanto lingüísticos (vinculados a la semántica y la escritura) como semióticos (signos humanos y de la naturaleza).

Saussure
El suizo Ferdinand de Saussure (1857-1913) fue uno de los principales teóricos del signo lingüístico, al definirlo como la asociación más importante en la comunicación humana. Para Saussure, el signo está formado por un significante (una imagen acústica) y un significado (la idea principal que tenemos en mente respecto a cualquier palabra).
Pierce
El estadounidense Charles Peirce (1839-1914), por su parte, definió al signo como una entidad de tres caras, con un significante (el soporte material), un significado (la imagen mental) y un referente (el objeto real o imaginario al cual hace alusión el signo).
El signo
Para Saussure el signo lingüístico posee dos características principales:

La arbitrariedad del signo lingüístico:

hace referencia a que el signo es arbitrario en el sentido que la unión entre el significado y el significante es inmotivada, es decir, puramente convencional. Arbitrario con relación al significado, ya que el enlace que une el significado con el significante es inmotivado; es decir que el significado puede estar asociado a cualquier nombre y que por lo tanto no existe un nexo natural entre ellos. Por ejemplo, en los sinónimos (varios significantes y un solo significado), las lenguas (español: tiza, inglés: chalk), incluso en las onomatopeyas (español: quiquiriquí, francés: coquerico) y las exclamaciones (español:¡ay!, alemán:¡au!).


Carácter lineal del significante:
Los elementos del significante lingüístico se presentan uno tras otro formando una cadena ya que el significante se desenvuelve en el tiempo únicamente y tiene los caracteres que toma de éste. 2 El signo es lineal porque el significante se desenvuelve sucesivamente en el tiempo, es decir, no pueden ser pronunciados en forma simultánea, sino uno después del otro, en unidades sucesivas que se producen linealmente en el tiempo. Por ejemplo, ¡a-c-a-b-o-d-e-ll-e-g-a-r!.
Para Pierce: «Un signo o representámen, es algo que, para alguien, representa o se refiere a algo en algún aspecto o carácter. Se dirige a alguien, esto es, crea en la mente de esa persona un signo equivalente, o, tal vez, un signo más desarrollado. Este signo creado es lo que yo llamo el interpretante del primer signo. El signo está en lugar de algo, su objeto. Esta en lugar de ese objeto no en todos los aspectos si no solo con referencia a una suerte de idea, que a veces he llamado el fundamento del representámen».
Para Peirce, el signo es una entidad de tres caras:

Representámen:
Es una cualidad material que está en lugar de otra cosa.
Interpretante:
Aclara lo que significa el representámen y a su vez representa el mismo objeto. Peirce distingue tres interpretantes de un signo:
Interpretante Dinámico:
se trata del efecto particular que un signo provoca en la mente de un intérprete en una situación concreta de enunciación, en un contexto determinado de utilización.
Interpretante Inmediato:
es pensado como el concepto o significado que comporta todo signo, independientemente del contexto y circunstancias de su enunciación. Peirce afirma que se trata de una abstracción y de una posibilidad.
Interpretante Final:
presupone a los otros dos tipos de interpretantes. Es el interpretante pensado como un hábito que hace posible la interpretación recurrente y estable de un signo.
Objeto:
Peirce hace hincapié en que para que algo sea un signo, debe representar a otra cosa, llamada su objeto. Se referirá a los signos como si tuvieran un único objeto, pero aclara que un signo puede tener más de un objeto. Distingue dos tipos de objeto:
Objeto Inmediato
:
(interior a la semiosis) es el objeto tal como es representado por el signo mismo, cuyo ser es dependiente de la representación de él en un signo.
Objeto Dinámico:
(exterior a la semiosis) es la realidad que por algún medio arbitra la forma de determinar el signo a su representación.
Según Peirce es necesario que existan tres condiciones para que algo sea un signo:

*El signo debe tener cualidades que sirvan para distinguirlo.

*El signo debe tener un objeto, aunque la relación del representámen con el objeto no basta para hacer de uno el signo del otro; para ello se necesita un interpretante.

*La relación semiótica debe ser triádica: comportar un representámen que debe ser reconocido como el signo de un objeto a través de un interpretante. La semiosis, es el instrumento de conocimiento de la realidad, y es siempre para Peirce un proceso triádico de inferencia mediante el cual a un signo (llamado representamen) se le atribuye un objeto a partir de otro signo (llamado interpretante) que remite al mismo objeto.
Peirce distingue también tres clases de signos y los clasifica según cómo se presente a sí mismo, cómo se relacione con su objeto y cómo se relacione con su interpretante. De esta manera los clasificó en indicios, íconos y símbolos:

Índices:
El signo guarda relación física de causa-efecto o proximidad con el objeto al cual representa, y son espontáneos. Muestran algo sobre las cosas por estar físicamente conectados con ellas. Por ejemplo, el síntoma de una enfermedad.

Iconos:
Se dan cuando el signo se parece al objeto representado. Sirven para transmitir ideas de las cosas que representan simplemente imitándolas. Tiene la naturaleza de una apariencia y, como tal, sólo existe en la conciencia. Las representaciones artísticas (escultura, pintura...) son un ejemplo, pero las onomatopeyas, en el plano oral, también.

Símbolos:
Se dan cuando hay una relación injustificada entre signo y objeto, como resultado de la conveniencia. El símbolo está conectado con su objeto en virtud de la idea de la mente que usa símbolos, sin la cual no existiría tal conexión. Las palabras, números, signos religiosos y banderas, son, entre otros, algunos ejemplos.
Full transcript