Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Textos continuos, discontinuos y mixtos; Leer, hablar, escuchar

No description
by

Ramón Juárez

on 9 April 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Textos continuos, discontinuos y mixtos; Leer, hablar, escuchar

Leer (y escribir)
textos continuos
:
cartas, cuentos, novelas, reportajes, ensayos

El interés creciente en los mismos también se debe a las características contemporáneas de las prácticas sociales del lenguaje, el predominio de la
cultura audiovisual
y su estrecha relación con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.
Leer (y escribir)
textos mixtos:

reportajes de divulgación científica, informes, artículos

La escritura
de textos mixtos comparte las complejidades que tiene su lectura por la definitoria combinación de formatos continuos y discontinuos.
Hablar, escuchar, leer y escribir.

Relación entre las habilidades lingüísticas

La organización secuencial y la falta de marcas gráficas o señalamientos explícitos, como flechas, dibujos, recuadros, esquemas, presenta la información en un mismo plano jerárquico, lo que determina que el lector d
eba emplear sus saberes conceptuales
sobre las convenciones de tipologías y géneros textuales.
Textos continuos, discontinuos y mixtos;
Leer, hablar, escuchar.

El objetivo de la enseñanza de la competencia lectora es que los estudiantes lean para aprender, para disfrutar y, en definitiva,
para saber vivir
.
Como ya se ha dicho, toda lectura es motivada por una
necesidad
y una
intención
puntuales, las cuales determinan cómo serán las rutas de exploración a través del texto.
La lectura involucra la interrelación con las demás
habilidades lingüísticas.
Se lee y se escribe y se habla y se escucha.
La
comunicación
no puede llevarse a cabo si no se ponen en juego las diversas habilidades asociadas a la misma, por lo que la lectura no puede abordarse en el aula si no trae aparejada la consecuente formación de la
escritura, el habla y la escucha
.
Escribir
de forma eficiente (es decir, tener competencia escrita) es una habilidad que requiere un conocimiento sólido de los aspectos lingüísticos, sociolingüísticos, textuales y estratégicos que son indispensables para la
construcción de un texto.
En definitiva, sea
lectura y escritura o viceversa
, en la medida que las habilidades lingüísticas se aborden de forma integral, con objetivos específicos y necesidades relevantes, se estará garantizando la posibilidad de
tener estudiantes
que se interesen por lo que hacen, que quieran hacerlo por los motivos personales que prefieran y que logren hacerlo, en mayor o menor medida,
cada vez mejor
.


Como se ha visto, los textos pueden clasificarse de distintas maneras, ya sea por su
tipo textual

(narración, exposición, descripción, argumentación, etcétera)
,
por su género

(novela, reportaje, receta, infografía, artículo de opinión, entre otros)
,
por su soporte
(impreso, oral o electrónico)
y, como veremos a continuación,
por su formato
, es decir, por la forma en que se presenta su contenido. Según esta última clasificación, los textos pueden ser
continuos, discontinuos o mixtos.

Los
textos continuos
son los que se han empleado de forma tradicional en la enseñanza, por tanto, suelen ser los primeros que conocen los estudiantes y los que comprenden o producen de mejor manera al culminar su escolarización.
Aunque su naturaleza lineal dirige la lectura desde la primera palabra a la última, esto no impide que la estructura, el contenido y los elementos lingüísticos de los textos con este formato representen
dificultades
para la comprensión o la producción textual.
Así como poner en práctica una serie de
habilidades
para la comprensión como: identificar las ideas principales, secundarias y complementarias, reconocer la función de los nexos o conectores en la determinación de los vínculos entre las ideas, interpretar los sentidos figurados o el significado de los tecnicismos, y valorar la función de un determinado desenlace o remate en función del sentido global de un texto, entre otros aspectos.
En cuanto a la escritura, los textos continuos involucran un cuidado especial en la construcción de las propiedades textuales de cohesión, debiendo atenderse el uso de la
progresión temática
(desarrollo de la información al incorporar nuevos datos que se suman a lo dicho previamente en el texto o que el lector ya conoce; esto permite el avance en la creación de significados y la construcción del sentido global)
Los nexos
(palabras que enlazan las oraciones y los párrafos y establecen distintas relaciones entre las ideas del texto: explicación, ejemplificación, causalidad, oposición, dificultad, condición, entre otras)
La repetición de palabras
(manera de aclarar posibles ambigüedades y relacionar las distintas partes de un texto mediante la repetición o el empleo de términos que comparten un significado o tema)
Y la sustitución
(suplir unas palabras por otras mediante sinónimos o palabras equivalentes para evitar su reiteración en el texto, pero manteniendo la continuidad temática).
Leer (y escribir)
textos discontinuos:

gráficas, esquemas, catálogos, publicidad
Los ejemplos de este formato son los esquemas, gráficas estadísticas, horarios, anuncios publicitarios (de vía pública o prensa impresa y electrónica), folletos, formatos de solicitud, recibos de honorarios, índices de contenidos, catálogos, entre otros.
El empleo de textos discontinuos en el contexto escolar ha ido en aumento en los últimos años, especialmente desde que los programas tienen un enfoque comunicativo y por competencias.
Puede resultar de mayor practicidad y accesibilidad para los “nativos digitales”, usuarios de la lengua cuya capacidad de atención y su proceso de lectura comparten características con el flujo de la información en la sociedad contemporánea: disperso, fragmentado, simultáneo, acelerado y múltiple.
Son aquellos que
combinan
los formatos continuo y discontinuo.
Este tipo de formato suele aparecer en publicaciones periodísticas, de consulta y divulgación e incluye textos en prosa con gráficas, mapas, tablas u otro tipo de formatos discontinuos.
Los ejemplos de este formato son los reportajes de divulgación científica, los informes de investigación, las enciclopedias, entre otros.
Así, escribir un texto con este formato supone un cuidadoso trabajo de
planeación
, sino por el requerido
análisis de la información
con el fin de diseñar una estructura lógica y significativa para presentar los formatos continuos y discontinuos con un orden y una forma que permitan construir la adecuación, cohesión y coherencia textuales.
Las
habilidades lingüísticas
de hablar, escuchar, leer y escribir deben abordarse en el aula tal como se utilizan en la vida diaria: interrelacionadas.
Ningún
acto comunicativo
ocurre de forma aislada y separar las habilidades lingüísticas con intervenciones didácticas de extirpación artificial es eliminar el sentido de la enseñanza de la competencia comunicativa.
La
educación tradicional
se ha caracterizado por segmentar las habilidades lingüísticas, privilegiando el trabajo de lectura (en la mayoría de los casos, fuera de contexto y sin un propósito específico).
Las actividades de comprensión lectora suelen enfocarse en la lectura literal, y si se atiende a la lectura interpretativa y crítica, pocas veces se orienta a los estudiantes en el
“saber hacer”,
es decir, se le piden resultados, pero no se les indica cómo lograrlos, no se trabaja con sus
habilidades
.
. Cuando se realizan
“ejercicios de comprensión”
se suele evaluar si la respuesta coincide o no con el resultado esperado, pero no se valora la calidad de los resultados en tanto producciones escritas, con lo cual se pierde una oportunidad para fortalecer la capacidad de expresión escrita y el aprendizaje de las diversas tipologías textuales.
En este mismo sentido y por diversos motivos, la
interpretación oral
ha sido relegada, y la habilidad lingüística de
“escuchar”
ha sido desatendida, cuando es una práctica social cotidiana y relevante en la
vida diaria
y en el mismo contexto escolar, en el que los intercambios orales requieren de la necesaria comprensión de lo que se nos ha dicho para emitir respuestas adecuadas y pertinentes.
Full transcript