Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Tipologías de Proyectos de Vida

Proyectos de vida.

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Tipologías de Proyectos de Vida

TIPOLOGÍAS DE PROYECTOS DE VIDA
EL HOMBRE-MUJER TIGRE
EL HOMBRE-MUJER ESCARABAJO
EL HOMBRE-MUJER BORREGO
HOMBRE-MUJER RICO McPATO
EL HOMBRE-MUJER PAVO
En su proyecto de vida todo lo quiere hacer girar sobre sí mismo.

Busca convertirse en el eje de todo.
Todos tienen que alabarlo, estimarlo, y servirle, pues se considera el ser más importante del universo.

Egoísta y despreocupado de los demás.
Las cosas y las personas tienen valor en la medida en que le son útiles para sobresalir: una fiesta, un paseo, un trabajo son de su consideración si en ellos encuentra alimento para su vanidad; un amigo, una novia, un profesor son de su aprecio si recibe de ellos halago o adulación.

Como el pavo real, de cabeza pequeña y plumaje exuberante, es el prototipo de la vanidad. Su anhelo es lucir.
V
ive pendiente de su figura. Esclavo de la moda y de las apariencias.

Narcisista. Dedica grandes ratos a su arreglo personal, y todas las mañanas monologa extensamente con su mejor amigo, el espejo, de quien oye complacido los más tiernos piropos.

Guarda la secreta preocupación de llamar la atención de los demás.
En el campo del amor tiende a jugar y a seducir al otro sexo, al que busca en la medida de sus propias satisfacciones.

Es incapaz de entregar el corazón y de experimentar la emoción del auténtico amor.
Sus raíces son la soledad y la tristeza de no poder amar. Enamorado de sí mismo, víctima de su propia imagen.
Su proyecto de vida se funda en dominar.

Es el hombre agrio, hiriente y violento, que va sembrando el dolor y la desolación a su alrededor.
La crítica, el chisme, la venganza y la calumnia, son las armas que emplea para destruir a su enemigo.

No soporta una contradicción o una frustración, a las que responde con ira.
Es el que todo lo quiere arreglar a los puños o con los gritos.

Coloca la personalidad en la fuerza física o en la contundencia de los argumentos.
En él impera la ley de la selva. Intransigente, inflexible, dominante y autoritario, se cierra completamente al diálogo.

Celoso, acaparador, posesivo en el campo del amor.
Hunde a los otros para sobresalir él. Competidor y envidioso, se entristece con el bien ajeno.

No presta favores, porque los considera como la ocasión de perder su domino.
2004
2007
2013
Su proyecto de vida está impulsado por el gozar.

Su ideal es el placer por el placer.
Vive en función de las sensaciones y de la comodidad.

Al sacrificio o a lo que lo mortifica responde con el pataleo del niño mal criado.
Es el que se revuelca en el estiércol de sus pasiones sensuales.

Hombre tremendamente primitivo y guiado por los instintos.
Su vida instintiva no tiene control ni disciplina de ninguna clase.

Amigo de la vida del confort.
2010
Puede convertir el licor, el juego, el sexo, la droga y cualquier otro vicio en los recursos ordinarios de su afán de buen vivir.
Para él el amor se identifica con la sensación placentera o con la excitación corporal del momento.
2001
Busca saciarse enfermizamente en lecturas, conversaciones, chistes, revistas, películas, bailes, personas, etc. de orden pornográfico.

Es el hombre del “morbo” y del doble sentido.
1998
Elige sin criterio personal. Al escoger trabajo, profesión o estado, incluso, sigue el gusto de sus padres, de sus amigos o de la moda.
Su proyecto de vida consiste en no pensar ni decidir por sí mismo.
Es el hombre masificado y despersonalizado, hecho según moldes sociales.
No soporta estar solo un momento. Su ley es seguir a la mayoría y en rebaño va donde lo llevan.
Tremendamente dependiente de las personas y del ambiente, cede sin resistencia alguna a los estímulos de la propaganda y se amolda fielmente al pensar, desear y vivir del medio: “¿Dónde va Vicente? Donde va la gente”. No piensa ni toma decisiones por sí mismo.
EL HOMBRE-MUJER MARIPOSA
Su proyecto de vida se define por un rotundo no al compromiso.
Como la mariposa, va tras de lo que luce un momento.
Vuela de flor en flor en busca de la miel de cada situación, pero la abandona rápidamente.
Inconstante, superficial, no echa raíces, ni se compromete con nada ni con nadie.
Novelero, cambia de ideas, de trabajo, de carrera, de valores, de amigos, de novia como la veleta, con el viento.
Para él todo es complicación. Es el “ciudadano Pilato” que se lava las manos a la hora de los problemas.
Es el testigo que en el momento de declarar la verdad calla cobardemente o el juez que pretende hacer justicia con composturas inútiles.
Entusiasta en los comienzos, enseguida cede al esfuerzo, a la rutina o al compromiso.
Es el hombre que no opina, que no sale en defensa de los derechos de nadie, que no separa a los que pelean, que no se adhiere a las justas protestas, que nunca se siente aludido cuando piden colaboración.
HOMBRE-MUJER CARACOL
No se mete en la vida de nadie para que no se metan en la suya. Su paz, su comodidad y sus intereses personales están por encima de todo. Es el que dice frecuentemente: “allá cada cual con su problema; a mí que me dejen en paz” o el que coloca en la puerta de su habitación el rótulo de un eterno “ocupado”.
Marcadamente asocial, la vida de los demás le importa poco. Se puede estar hundiendo el mundo o haber problemas a su alrededor, y él como si nada.
Su proyecto de vida es vivir encerrado sobre sí mismo.
Su aislamiento lo disimula con la lectura, con la música o con alguna otra actividad solitaria.
Cobarde para enfrentar los problemas, se envuelve en su caparazón en espera de que estos se alejen. Dado a todo tipo de evasiones.
Desea que no lo molesten y con su concha se protege de todo lo externo a él.
HOMBRE-MUJER ZANGANO
Su proyecto de vida consiste en vivir sin trabajar.
Es el hombre en el que domina la ley del menor esfuerzo.
El hombre parásito que no produce nada y que vive a costa del esfuerzo y del trabajo de los demás.
En el estudio repite mecánicamente, como una grabadora, lo que dicen los libros o el profesor.
El que anhela vivir de las rentas. El hijo de “papi”. El que se sorprende frecuentemente con este pensamiento “mis padres trabajaron tanto, que yo nací cansado”.
El perezoso, desprogramado y perdedor de tiempo.
Ve la forma de aprovecharse de los demás para vivir de gorra.

A la puerta del colegio o de la universidad espera ansiosamente y con una disculpa en los labios al compañero incauto para copiar sus tareas.
HOMBRE-MUJER PULPO
-Su proyecto de vida se mueve por la búsqueda del poder.
-Como el pulpo, con sus tentáculos va atrapando lugares estratégicos y personas claves.
-Para ganar poder manipula a las personas.
-Frecuentemente traiciona a los de abajo o a sus compañeros con tal de ganarse el aprecio o la benevolencia de sus superiores.
-Interesado, se arrima a la mejor sombra, pero no repara en abandonarla cuando encuentra otra superior.
-En sus relaciones puede aparecer como entregado a los amigos, pero su amistad no es más que un disfraz para alcanzar sus secretos intereses personales.
-Recurre a la hipocresía, al soborno y al chantaje de cualquier tipo para lograr sus objetivos.
-No se sitúa en el grupo que más lo convence, sino en el que más le conviene. Es oportunista, “cepillero”, calculador, “lagarto”, sagaz y amigo de las influencias y de las “corbatas”.
-Celoso de mantener privilegios y defensor acérrimo de las leyes, a las que interpreta y acomoda a su antojo, aun cuando estas atenten contra los derechos fundamentales de la mayoría.
HOMBRE-MUJER ERIZO
-Su proyecto de vida se apoya sobre un principio mil veces repetido: la vida no tiene sentido.
-La existencia la arrastra con la pesadez, pues de antemano sabe que no vale la pena vivirla.
-Negativo y pesimista ve siempre el lado malo de la realidad. Quejumbroso, lamenta continuamente su suerte.
-Vive comparándose con los demás para concluir que su vida es la más desgraciada. Como el erizo, para todo saca sus espinas como el mejor mecanismo de defender su encastillamiento.
-
Amargado, con morbosa satisfacción colecciona detalladamente los agravios recibidos y con rencor trama venganza o el desquite.
-Su conciencia se ve envuelta en prejuicios, discriminaciones y barreras que lo separan de los demás.
Es dado a la agresividad y a las explosiones violentas.
Ve enemigos por todas partes y se siente perseguido y víctima de la maldad ajena. En cada palabra o gesto descubre un doble sentido que inmediatamente se apropia.
Resentido, desconfiado y misántropo, se aleja sistemáticamente de sus semejantes.
2004
2007
2013
-Su proyecto de vida gira en torno al dinero.
-El dinero es su ideal supremo y se mueve únicamente por el interés económico. No concibe actividad o relación humana que no haya de ser lucrativa.
Su cora
zón está metalizado y solamente vive y
piensa
en función del dinero.
Es el
hombre avaro que maquina la mejor forma de
percibir
pingües ganancias con la explotación del
trabaj
o ajeno, al que considera como una mera
merc
ancía.
Actúa bajo el convencimiento de que las
conc
iencias, el amor, los hombres o el prestigio se c
om
pra con el dinero.
La profesión, el trabajo, e incluso el matrimonio, los elige según sus bienes de capital.
Paga salarios de hambre y al trabajador lo trata peor que a un animal o a una máquina.
Amigo de los lujos y de los derroches innecesarios, despilfarra en viajes, actividades sociales o en un estilo de vida suntuoso, que refuerza su imagen de poderoso y de rico.
Su conciencia sobre los problemas sociales es sorprendentemente estrecha por una visión individualista del sistema social. Para él la propiedad privada es un derecho divino, absoluto o inalienable.
2010
Mira con desconfianza y desprecio a los empobrecidos, que en cualquier momento podrían constituirse en los más peligrosos enemigos de su fortuna.
Con visión ingenua califica a la riqueza como el trofeo de una inteligencia audaz o de una personalidad trabajadora, y a la pobreza como hija del vicio, la pereza o la mala administración.

2001
Full transcript