Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Sospecha de trastorno afectivo

Depto. Salud Mental - MINSAL
by

Annette Gárate Vallejos

on 3 December 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Sospecha de trastorno afectivo

Tal presentación atípica conduce a que muchas veces se subdiagnostique trastorno bipolar y se confunda con esquizofrenia.
Las
altas tasas de comorbilidad
, con otros trastornos que ocurren en la infancia y adolescencia.
HERRAMIENTAS DE
RECOMENDACIÓN GENERAL
Factores de riesgo o elementos de sospecha.
Depresión: en familiares de primer grado.
Trastorno Afectivos
El
tamizaje
siempre deberá estar integrado en una estrategia de intervención que incluya información para el paciente sobre sus resultados y acciones a seguir.
Se recomienda que el tamizaje de depresión sea aplicado preferentemente a personas que presenten uno o más factores de riesgo.
Aplicar el MDQ como instrumento de tamizaje para trastorno bipolar en personas de 18 años o más que presenten factores de riesgo o elementos de sospecha.

No utilizar el MDQ en población consultante general sin factores de riesgo o elementos de sospecha.
Trastorno Bipolar
Depresión
Antecedentes personales
Antecedentes familiares
Trastorno Bipolar en familiares de primer grado (madre, padre, hermanos o hijos).
Inicio de Depresión antes de 25 años.
Trastorno Depresivo con síntomas psicóticos.
Episodio depresivo recurrentes resistentes a tratamiento.
Episodio de manía o hipomanía.
Episodios de alucinaciones en el contexto de variaciones anímicas.
Viaje anímico secundario al uso de estimulantes o antidepresivos.
Episodio conductas agresivas.
Se entiende por postparto el período comprendido entre el alumbramiento y el primer año posterior.
Tamizaje para la depresión
Tamizaje para el trastorno bipolar
Instrumentos de Tamizaje
Trastorno Bipolar
MDQ
Episodio depresivo
GHQ-12
en población general
Episodio depresivo
embarazadas
EDIMBURGO
EMBARAZADAS
Episodio depresivo
en pos parto
EDIMBURGO
POSPARTO
Situaciones de violencia intrafamiliar.
Historia familiar o antecedentes personales de depresión.
Eventos traumáticos o eventos vitales estresantes.
Presencia de enfermedades crónicas, como el cáncer, diabetes, problemas cardíacos o el VIH han demostrado incremental el riesgo de desarrollar un trastorno depresivo.
En mujeres, la obesidad mórbida con un IMC mayor a 40 ha mostrado tener una fuerte asociación con depresión.
Depresión en Población General
Escaso o nulo Apoyo social de la pareja.
Ocurrencia de eventos vitales estresantes, especialmente los negativos.
Falta de apoyo social de cualquier tipo.
Estrés diario.
Ansiedad .
Violencia doméstica.
Antecedentes personales de depresión.
Desarrollo de depresión durante el Embarazo
Depresión durante el embarazo
Ansiedad durante el embarazo
Acontecimientos vitales estresantes durante el embarazo o el inicio de puerperio.
Bajos niveles de apoyo social
Antecedentes personales de depresión
Desarrollo de depresión durante el posparto
SOSPECHA
Y DETECCIÓN

CONFIRMACIÓN DIAGNÓSTICA
CRITERIOS
DIAGNÓSTICOS
Trastorno Bipolar
Depresión
CRITERIOS PARA INICIAR PROCESO DIAGNÓSTICO DE DEPRESIÓN
Tamizaje positivo.

Autoreporte de tristeza, desesperanza, infelicidad, irritabilidad y aburrimiento constante, por un período mayor o igual a 2 semanas.

Presencia de ideación o planeación suicida o autoagresiones (cortes u otros)
Adultos, adolescentes, embarazadas o puérperas deben cumplir con los criterios diagnósticos señalados en el CIE-10 para ser diagnosticados con un episodio depresivo. La siguiente es una pauta de chequeo para apoyar al médico tratante:
PAUTA CHEQUEO SINTOMATOLOGÍA DEPRESIVA
2 Semanas o más de ánimo bajo.
FACTOR A EXPLORAR
SIEMPRE A VECES NUNCA
2 Semanas o más de reducción de la energía y disminución de la actividad.
2 semanas o más de pérdida de interés o capacidad para disfrutar de actividades que normalmente eran placenteras.
Pensamientos suicidas persistentes.
Conductas autolescivas.
2 semanas o más de ausencia de reaccione emocionales ante acontecimientos o actividades que normalmente provocan una respuesta emocional.
2 semanas o más de despertarse en la mañana dos o más horas antes de la hora habitual.
Presencia objetiva de enlentecimiento psicomotor o agitación (observada o referida por terceras personas) por 2 semanas o más.
Pérdida marcada de apetito por 2 semanas o más.
Pérdida de peso (5% o más del peso corporal en el último mes).
Notable disminución la líbido por 2 semanas o más.
PAUTA PARA EXPLORAR
SÍNTOMAS DE MANÍA-HIPOMANÍA
FACTOR A EXPLORAR
SI
NO
Requiere menos horas de sueño.
Se siente con más energía o más activo(a).
Se siente más sociable.
Se siente con más ideas de lo habitual, es más creativo.
Siente que piensa más deprisa.
Se siente con mayor deseo sexual o impulso sexual.
Se distrae más fácilmente.
Se siente más impaciente o se irrita más fácilmente.
Otras personas lo han percibido como agotador(a) o irritable.
Ha sentido que ha gastado más dinero o adoptado conductas más arriesgada (conducción, consumo de alcohol, drogas, actividad sexual, etc).
PAUTA PARA
EXPLORAR SINTOMATOLOGÍA DEPRESIVA BIPOLAR
Cognición, pensamiento y psicomotricidad
Aspecto físico descuidado, poca higiene personal
Triste, monotonía, sentimientos de inutilidad, variación diurna del ánimo, aplanamiento afectivo.
Ánimo
Energía
Sueño
Insomnio o despertar precoz.
Hipersomnia.
Menor probabilidad de iniciar actividades.
Menor apetito, pérdida de peso.
Menor capacidad de concentración.
Problemas para recordar cosas ocurridas .
Dificultades para tomar decisiones.
Lentitud en el pensamiento, movimientos.
Habla lenta, volumen bajo, reducción del contenido, reducción del tono.
Autoestima disminuida, ideas de desesperanza.
Pensamiento recurrente de muerte o suicidio.
Culpa excesiva o inadecuada.
Menor energía o letargo.
FACTOR A EXPLORAR
SI NO
Conducta
Aspecto
Varios intentos de auto eliminación con varios factores de riesgo, pueden estar presente como agravante la auto agresión.
Hay ideación suicida sin planes concretos para hacerse año. No hay intención evidente, aunque sí hay ideación suicida. La persona es capaz de rectificar su conducta .
Riesgo Leve
Existen planes con ideación suicida, posibles antecedentes de intentos previos, factores de riesgo adicionales. Puede haber más de un factor de riesgo sin un plan claro.
Riesgo Moderado
Hay una preparación concreta para hacerse un daño. Puede tener un intento de autoeliminación previo, existen más de dos factores de riesgo, expresa desesperanza, rechaza el apoyo social y no rectifica sus ideas.
Riesgo Grave
Riesgo Extremo
En la evaluación de un trastorno afectivo, y como parte del proceso diagnóstico, se indagará respecto de la ideación o conducta suicida.
EVALUACIÓN DEL RIESGO SUICIDA
Preguntas
Muchas veces
Nunca
Casi nunca
Algunas veces
Tres o más
Ningún intento
Un intento
Dos intentos
¿Has pensado que la vida no vale la pena?
¿Has deseado alguna vez estar muerto?
¿Has pensado alguna vez terminar con tu vida?
¿Has intentado suicidarte?
Hemograma: Hto, Hb y VCM.
ATENCIÓN
Como parte de la confirmación diagnóstica, solicite los siguientes exámenes de laboratorio:
GÉNERO
EMBARAZO
ÁMBITO
LABORAL
PROBLEMAS
DE SALUD
ADULTO
MAYOR
GÉNERO
EMBARAZO
Y POSPARTO
NIÑOS Y ADOLESCENTES
ADULTO MAYOR
CONSIDERACIONES
SEGÚN
CURSO DE VIDA
Depresión
Trastorno Bipolar
Un episodio depresivo mayor puede comenzar en
cualquier momento de la vida
, generalmente entre los 20 y 30 años. Datos epidemiológicos sugieren que la edad de inicio se ha reducido progresivamente. El
curso de un episodio
depresivo mayor
es variable
: algunas personas han tenido un único episodio, separado por muchos años de cualquier síntoma depresivo, mientras otras tienen grupos de episodios y continúan teniéndolos con mayor frecuencia a medida que envejecen.
Los síntomas generalmente se desarrollan en días o semanas. Un período prodrómico puede
incluir síntomas de ansiedad y sintomatología depresiva leve
, que pueden durar semanas a meses, previos al comienzo del desarrollo completo del episodio depresivo mayor.
Algunos autores señalan que la mayor incidencia de depresión se presenta durante los tres meses posteriores al parto.
Otros discuten respecto de si la depresión en el embarazo y posparto más o menos severa que la depresión en mujeres durante otras etapas.
O si los síntomas de la enfermedad difieren entre estos períodos.
Diversos autores concuerdan en que el género ejerce un efecto sobre la manifestación de la psicopatología, no siendo la depresión una excepción. En nuestro país no contamos con estudios que permitan evaluar diferencias culturales de género en la presentación y el curso clínico de los trastornos depresivos ni la distimia entre hombres y mujeres.
Tiende a aparecer en una edad más temprana, se presenta con una mayor frecuencia de episodios, con un mayor número de síntomas y con tasas mucho mayores de depresión atípica. En un análisis estadístico multivariable se encontró que la edad temprana de aparición, el exceso de autocrítica y la disminución de la libido, son los mejores predictores de depresión mayor en mujeres. Un número elevado de síntomas atípicos en las mujeres podría estar reflejando una diferencia fisiopatológica en la depresión de hombres y mujeres.
En la clínica se observan diferencias en la manifestación de la sintomatología:
LA DEPRESIÓN MASCULINA
Está dada por la mayor irritabilidad y menor llanto, así como también una mayor frecuencia de conductas de riesgo o consumo de sustancias en comparación con
las mujeres.
LA DEPRESIÓN FEMENINA
Sin embargo se ha descrito que la morbilidad de la depresión aumenta dadas las demoras en el diagnóstico, así como que el estigma, la vergüenza y la culpa de las madres con depresión, son un importante factor de retraso en el diagnóstico. No tratar la depresión en el posparto puede implicar efectos adversos de largo plazo para la madre, como que este episodio puede constituirse precursor de depresión recurrente.
LA DEPRESIÓN FEMENINA
La evidencia
no es concluyente
al demostrar que el curso y el pronóstico de la depresión durante el período pre y pos natal sea sustantivamente distinto que durante otros períodos de la vida de la mujer.
MORBILIDAD
La presentación sintomática de la depresión posparto es
similar a aquella depresión no vinculada al embarazo
, exceptuando que el contenido puede estar centrado en el hecho de haber tenido un hijo.
SINTOMATOLOGÍA
Y POSPARTO
La depresión posparto se caracteriza por:
llanto, abatimiento, labilidad emocional, sentimiento de culpa, pérdida de apetito, problemas de sueño y sentimientos de incapacidad de hacer frente a las necesidades del bebé, problemas de memoria, fatiga e irritabilidad.

Algunas mujeres pueden preocuparse de forma excesiva por la salud del bebé o verse a sí mismas como madres malas, inadecuadas o poco cariñosas.
Ejemplos:
El pronóstico de la depresión suele ser substancialmente peor, dado que el problema de salud físico seguirá estando presente, aunque la evidencia objetiva de esta afirmación no está disponible.
Adolescente deprimido.
Episodio depresivo.
Es como un cansancio permanente, no tengo ganas de levantarme, de lavarme, vestirme. No quiero comer, no quiero tener preocupaciones. Trato de evitar todas las situaciones en las que tengo que esforzarme. Antes me gustaba salir, conversar, preparar cosas ricas y compartir con la familia. Este último mes sólo quiero estar en mi cama, a oscuras y no escuchar a nadie.
La depresión, generalmente está acompañada de variados síntomas somáticos; cuando se acompaña con una enfermedad crónica física, la dificultad para
distinguir los síntomas somáticos
de aquellos que ocurren producto del problema de salud física, es especialmente
desafiante
.
No puedo dormir, me siento muy cansada y no puedo dormir. No tengo energías para cuidar de mi bebé, me siento una mala madre porque en realidad quisiera quedarme durmiendo todo el día. Cuando mi guagua llora me da rabia, no sé por qué, luego me siento culpable y me pongo a llorar. Nadie entiende que me pasa, ni yo.
Nieuwenhuijsen y Cols. sostienen que la depresión, además de tener graves consecuencias en términos de sufrimiento individual, tiene un gran impacto en el

funcionamiento social y la capacidad laboral de la personas
.
Conjuntamente con el ausentismo, existen además, tres consecuencias de la depresión sobre la capacidad de trabajar relevantes desde lo individual.
CONSECUENCIAS DE LA DEPRESIÓN
Necesitan un esfuerzo extra para ser productivos durante su trabajo.
Experimentan limitaciones específicas en su capacidad de trabajar. Éstas incluyen la realización de tareas cognitivas e interpersonales, el manejo y la gestión del tiempo, y el cumplimiento de las demandas de resultados.
Tienen un mayor riesgo de perder sus puestos de trabajo. Aumentando el riesgo de una espiral descendente, ya que el desempleo es a su vez un factor de riesgo para la depresión.
Los trabajadores deprimidos
...
En general, la recuperación de las capacidades laborales,
se producen con un tiempo de retraso luego de la reducción sintomática
.
El inicio de un cuadro de depresión mayor 10 años antes del diagnóstico de demencia, así como también que el antecedente de un episodio depresivo constituye factor de riesgo para desarrollar Alzheimer.
Estudios señalan
CLASIFICACIÓN DEL RIESGO SUICIDA
DIAGNÓSTICOS DIFERENCIALES
CONDICIONES A CONSIDERAR
TRASTORNOS PSIQUIÁTRICOS
TRASTORNOS NEUROLÓGICOS
TRASTORNOS ENDOCRINOS O METABÓLICOS
EXPOSICIÓN A MEDICAMENTOS O SUSTANCIAS
OTRAS CONDICIONES MÉDICAS
Trastorno por déficit atencional con hiperactividad
, trastornos de ansiedad, esquizofrenia, trastorno esquizoafectivo, trastorno límite de la personalidad, ciclotimia,
consumo de drogas (anfetaminas, cocaína)
, etc.
TRASTORNO BIPOLAR
DEPRESIÓN
Parkinson, epilepsia,
demencias
, esclerosis múltiple, accidentes vascular encefálico, etc.
Hipo/hipertiroidismo
, enfermedad de Cushing y Addison, anemias (déficit de folato, B12, fierro), hiperparatiroidismo, etc.
Plomo, mercurio, estrógenos, alcohol, dosis altas de corticoides, antineoplásicos, L-dopa, psicoestimulantes (metilfenidato), etc.
Infecciones:
neumonía, hepatitis, sífilis, etc.
Enfermedades reumatológicas:
lupus eritematoso sistémico, artritis reumatoide.
Cáncer:
páncreas, renal, tumores de hipófisis.
Trastorno Bipolar, Trastorno Estrés Postraumático
, trastornos de ansiedad, trastornos de personalidad, esquizofrenia, dependencia de sustancias psicoactivas, de alcohol o de drogas hipnóticas, trastornos de alimentación, y trastornos obsesivo-compulsivo. Abstinencia o discontinuación de cocaína, ansiolíticos y anfetaminas pueden parecer depresión.
Demencias, síndrome postcontusional, epilepsia.
Diabetes, déficit vitamina B12.
Esteroides, interferón, alfa-metildopa, isotretinoína, vareniclina, terapia hormonal.

Glucocorticoides sistémicos, Anticonvulsionantes, Neurolépticos, Estimulantes y Anticonceptivos orales.
Lupus eritematoso sistémico (LES), síndrome de inmuno deficiencia adquirida (SIDA).
Diagnóstico y tratamiento oportuno
HERRAMIENTA PARA EL
RECONOCIMIENTO Y DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL DE TRASTORNOS AFECTIVOS.

Pueden presentar exacerbaciones durante el período premenstrual y presentar mayores episodios principalmente depresivos, mayor severidad en los síntomas depresivos o maníacos y menor tiempo entre recaídas.
a mujeres con trastorno bipolar I y II evidenció que este último grupo (TBII) presentaban trastorno premenstrual y trastorno disfórico premenstrual moderado a severo con mayor frecuencia que las mujeres sin trastorno bipolar (51.6% vs. 19.7% respectivamente).
Las mujeres con trastorno bipolar
En un estudio realizado
Aproximadamente 53 al 66% de los pacientes con trastorno bipolar han experimentado su
primer episodio durante la infancia y adolescencia
, para lo cual el
peak
de presentación es entre los
15 a 19 años
.
Realizar el diagnóstico en esta etapa es un desafío por:
Los niños y adolescentes presentan
síntomas atípicos
y casi la mitad de los pacientes que presentan labilidad emocional y alteraciones del sueño a edades tempranas cumplen con la
mayoría de los criterios diagnósticos
a excepción del criterio de los tiempos requeridos para cada episodio.
El hecho de que los episodios maníacos son frecuentemente precedidos por episodios depresivos o síntomas disfóricos e irritabilidad.
Trastornos Afectivos sin Especificación
Otros
Trastornos Afectivos
Trastorno
Episodio
TRASTORNOS AFECTIVOS
Episodio Maníaco
Trastorno
Trastorno
Se debiese considerar
Trastorno Bipolar
en todo niño o adolescente que presente deterioro funcional asociado tanto con síntomas anímicos o síntomas psicóticos .
Finalmente, es relevante destacar que algunas comorbilidades en estas etapas
de la vida pueden complicar el diagnóstico y curso de la enfermedad, siendo el
trastorno por déficit atencional con hiperactividad una comorbilidad frecuente
o que muchas veces se superponen los síntomas.
Presencia de una exaltación del humor, y un aumento de la cantidad y velocidad de la actividad física y mental propias del individuo. Todas las subdivisiones de esta categoría deben utilizarse sólo para episodios maníacos aislados. En el caso de que haya episodios del trastorno del humor (afectivos) anteriores o posteriores, ya sean depresivos, maníacos o hipomaníacos, debe recurrirse al trastorno bipolar.
Trastorno caracterizado por la presencia de episodios reiterados (es decir, al menos dos) en los que el estado de ánimo y los niveles de actividad del enfermo están profundamente alterados, de forma que en ocasiones la alteración consiste en una exaltación del estado de ánimo y un aumento de la vitalidad y del nivel de actividad (manía o hipomanía) y en otras, en una disminución del estado de ánimo y un descenso de la vitalidad y de la actividad (depresión). Lo característico es que se produzca una recuperación completa entre los episodios aislados (manía/hipomanía y depresión).

Los episodios de manía comienzan normalmente de manera brusca y se prolongan durante un período de tiempo que oscila entre dos semanas y cuarto a cinco meses (la duración mediana es de cuatro meses). Las depresiones tienden a durar más (su duración mediana es de 6 meses), aunque rara vez se prolongan más de un año, excepto en personas de edad avanzada.
Este trastorno se caracteriza por la aparición de episodios repetidos de depresión, que pueden presentar rasgos de episodio depresivo leve, moderado o grave, pero sin antecedentes de episodios aislados de exaltación del estado de ánimo o aumento de la vitalidad suficientes para satisfacer las pautas de manía. No obstante, pueden haberse presentado episodios breves de elevación ligera del estado de ánimo o hiperactividad (que satisface las pautas de hipomanía) inmediatamente después de un episodio depresivo, a veces precipitados por el tratamiento antidepresivo.
a) Disminución de la atención y concentración.
b) Pérdida de la confianza en sí mismo y sentimientos de inferioridad.
c) Ideas de culpa y de ser inútil (incluso en las episodios leves).
d) Perspectiva sombría del futuro.
e) Pensamientos y actos suicidas o de autoagresiones.
f) Trastornos del sueño.
g) Pérdida del apetito.
Se trata de una serie de trastornos persistentes del estado de ánimo, que suelen ser de intensidad fluctuante, en los que los episodios aislados son rara vez los suficientemente intensos como para ser descritos como hipomaníacos o incluso como episodios depresivos leves. Dado que duran años y en algunos casos la mayor parte de la vida adulta del enfermo, suelen acarrear un considerable malestar y una serie de incapacidades.
Cualquier otro trastorno del humor (afectivo) que no esté justificada su clasificación en las otras categorías de trastornos afectivos, debido a su poca gravedad o duración.
Psicosis afectiva sin especificación.
La alteración fundamental en estos trastornos es una alteración del humor o de la afectividad, por lo general hacia la depresión (acompañada o no de ansiedad) o en el de la euforia. Este cambio suele acompañarse de modificaciones en el nivel general de actividad (vitalidad). Los demás síntomas son secundarios a estas alteraciones del humor y de la vitalidad o son comprensibles en su contexto.
Depresivo
Recurrente
Bipolar
Depresivo
Pérdida de la capacidad de interesarse y disfrutar de las cosas, una disminución de su vitalidad que lleva a una reducción de su nivel de actividad y a un cansancio exagerado, que aparece incluso tras un esfuerzo mínimo. También son manifestaciones de los episodios depresivos:
Afectivos
Persistentes
Ejemplos:
Episodio de Hipomanía.
Episodio Depresivo.
Eutimia.
Episodio de Manía.
Fue muy rápido. Había perdido el trabajo y estaba inusualmente contenta.

La plata que me dieron de indemnización me la gasté en una semana en ropa y en un proyecto que era imposible, un castillo de arena. Salía todas las noches a bailar y por la mañanas, sin dormir, llamaba por teléfono a todo el mundo y hablaba sin parar.

Las ideas en mi cabeza eran a mil por hora. El mal humor desapareció… todo era bienestar. Me sentía poderosa, llegué a pensar que yo era la encargada de salvar al mundo.

No podía parar de hacer cosas, aunque la mayoría de las veces eran totalmente inútiles.

Mis familiares y amigos se asustaron, dicen que estaba incontrolable y que me enojaba por cualquier cosa; yo en ese momento sentía que todos estaban en contra mía.
Tenía menos necesidad de dormir y mucha energía. En el trabajo mi jefe me felicitó porque había duplicado los objetivos y se me ocurrieron varias ideas para mejorar las ventas. Cuando volvía del trabajo, siempre buscaba alguna amiga con la que salir…nunca tuve tanto éxito con las mujeres…Mis viejos me decían que estaba muy acelerado…a mí no me importaba, me sentía increíble.

Esto duró una semana.
Dudo de mi capacidad para hacer cualquier cosa, aunque sean las más tontas. Aunque no duermo, me pasó gran parte del día tirada en la cama. Parece como que la mente se volviera lenta y el cuerpo no responde, me cuesta mucho hacer cualquier cosa.

Por momentos me siento la culpable de todas las cosas malas, pienso que debería estar haciendo algo o ayudando a los chicos, pero no puedo. Y me parece que nada tiene solución.
Ese día me llamaron por teléfono para comunicarme que había quedado en el trabajo precisamente en el puesto que quería, no pude dormir de la emoción y pensando en miles de proyectos que podría realizar, me sentía increíble. Al otro día no pude parar de hacer cosas, fui muy ejecutivo con todos los trámites, por la noche estaba un poco cansado pero listo para empezar a trabajar al otro día.

TAMIZAJE
En un estudio danés se evidenció que la etapa de mayor exacerbaciones es el puerpuerio (10 a 19 días postparto, RR=2.7) y el período de menor riesgo es durante el embarazo (RR=0.5).
El trastorno bipolar es una enfermedad crónica, por lo cual en los adultos mayores aparece mayor frecuencia de ciclaje rápido, menor frecuencia de intentos suicidas, menor severidad de episodios maníacos y síntomas psicóticos, sin evidenciarse diferencias en los episodios depresivos.
CIE-10
Se aconseja al explorar estos síntomas incluir a un familiar o acompañante cercano además del relato del paciente.
Pruebas Tiroideas:
TSH y T4 libre.
En episodios de mania o hipomanía: Screening de consumo de sustancias (psicoestimulantes).
DEFINICIONES TRASTORNO BIPOLAR
EPISODIO MANÍACO

Periodo de estado de ánimo comunicativo o irritable anormal y persistentemente elevado, de al menos una semana de duración (o cualquier duración si está hospitalizado) que causa importante discapacidad de funcionamiento.
EPISODIO MIXTO

Se cumplen los criterios tanto para episodio mayor como para depresivo (excepto por la duración) casi cada día durante una semana o más.
Requiere la presencia de al menos un episodio maníaco, con o sin historia previa de un episodio depresivo mayor.
Trastorno Bipolar tipo I
En el DSM IV (TR) se distinguen 4 condiciones diferentes en la categoría de trastornos bipolares:
Trastorno Bipolar tipo II
Es un trastorno del ánimo fluctuante, crónico, con numerosos síntomas hipomaníacos y depresivos leves. Ambos tipos de síntomas, hipomaníacos y depresivos, no son suficientes en intensidad, persistencia o duración para encontrar los criterios completos de un episodio depresivo mayor o episodio hipomaníaco. El trastorno ciclotímico usualmente es crónico, en efecto hasta el 50% de los pacientes subsecuentemente desarrollarán un trastorno bipolar tipo I o II. Es importante destacar que el desarrollo de un episodio depresivo, maníaco-hipomaníaco o maníaco después de dos años de manifestaciones ciclotímicas, no descarta el diagnóstico de trastorno ciclotímico, sino que el paciente debiese ser diagnosticado con ciclotimia más el otro trastorno afectivo que corresponda.
Ciclotimia
Esta condición corresponde a una categoría diagnóstica residual para trastornos con elementos bipolares que no cumplen los criterios para trastorno bipolar tipo I, II o ciclotimia. Por ejemplo, un paciente que experimenta múltiples episodios maníaco-hipomaníacos sin episodios depresivos intercurrentes, o síntomas depresivos o hipomaníacos que son demasiado infrecuentes para ser calificados de un trastorno ciclotímico. También puede ser utilizado temporalmente, por ejemplo mientras se aclara si el episodio es secundario a otra condición médica, uso de antidepresivos o consumo de sustancias.
Trastorno Bipolar No Específicado (NOS)
EPISODIOS DE TRASTORNO BIPOLAR
EPISODIO DEPRESIVO MAYOR

Incluye al menos cinco de los síntomas de los criterios de síntoma depresivo durante un periodo de 2 semanas ocasionando discapacidad de funcionamiento.
EPISODIO HIPOMANÍACO

Periodo de estado de ánimo comunicativo o irritable anormal y persistentemente elevado de al menos 4 días de duración. No hay características psicóticas y los episodios no causan una discapacidad notable en el funcionamiento social u ocupacional, o necesita hospitalización.
CICLACIÓN RÁPIDA

La incidencia de 4 o más episodios de estado de ánimo durante un periodo de 12 meses. Los episodios pueden darse en cualquier combinación y orden, pero se distinguen por la remisión parcial o total por al menos 2 meses o por el cambio a un episodio de polaridad contraria.
Fases del Trastorno Bipolar
Requiere la presencia de al menos un episodio hipomaníaco, con una historia de al menos un episodio depresivo mayor previo. No debe haber historia de episodios maníacos o mixtos, debido a que la presencia de estos es determinante de un diagnóstico de trastorno bipolar tipo I.
Cuando vea esto debe aplicar herramientas de tamizaje
Cuando vea esto debe aplicar herramientas de tamizaje
Siento que no me quieren en realidad, que nadie se preocupa realmente por mí, que no puedo confiar 100% en nadie, que no tengo amigos reales. Tengo rabia porque eso es injusto, yo soy bueno con los demás, pero cuando los necesito nadie me ayuda.

Depresión posparto.
Para adolescentes se recomienda utilizar la escala de suicidalidad de Okasha. El procedimiento consiste en entregar la pauta al adolescente para que la auto-complete. Si se requiere, el profesional puede leer al adolescente la pauta o explicar alguna pregunta o alternativa que no resulte clara.

En población no adolescentes los criterios de riesgo suicida permiten extraer del relato del propio paciente o de algún familiar elementos para evaluar este aspecto de los cuadros afectivos.
La comorbilidad de depresión y enfermedades crónicas no sólo disminuye la sobrevida, sino que también tiene un impacto en la calidad de vida de las personas. El aumento en el riesgo de mortalidad en personas que han sufrido un infarto agudo al miocardio (IAM) y que presentan una depresión concomitante, es exclusivo para personas que desarrollan el trastorno depresivo posterior.
DEPRESIÓN + ENFERMEDAD CRÓNICA
Si bien existen distintas intervenciones de eficacia probada para el tratamiento de la depresión, éstas no siempre tienen un efecto inmediato en la discapacidad laboral asociada.
Un riesgo relativo de conversión a demencia en los pacientes con diagnóstico de pseudo demencia depresiva, constituyéndose así la depresión un predictor de demencia.
Se ha visto que en los adultos mayores con inicio tardío de trastorno bipolar (mayor de 50 años) tienen una recuperación más rápida en sus episodios comparado con los de inicio temprano (antes de los 50 años).
Un aspecto relevante es frente al inicio de un trastorno bipolar a edades tardías se debiesen considerar patologías orgánicas previo a establecer un diagnóstico de trastorno bipolar.
Distinguir un trastorno bipolar de un episodio depresivo mayor en el período postparto es un gran desafío debido principalmente a la
carencia de un instrumento de tamizaje
validado para esta etapa.
Por otro lado los síntomas hipomaníacos son más comunes en forma temprana en el puerpuerio en comparación con el primer trimestre del embarazo.
Existen distintas definiciones respecto del curso de la depresión durante el período de embarazo y posparto:
En los adultos mayores, los cuadros depresivos pueden evolucionar hacia
deterioro

cognitivo
e incluso a
demencia
, a pocos años de comenzar la patología depresiva.

De las depresiones con demencia reversible, cuyos síntomas cognitivos remiten casi completamente después del tratamiento antidepresivo, un
40% desarrolla demencia
dentro de los siguientes 3 años.
PROGRAMA DE APRENDIZAJE AUTOGESTIONADO DEL MINSAL
Francesca Borghero
RESPONSABLES DE CONTENIDO
Departamento de Salud Mental.
División de Prevención y Control de Enfermedades.
Subsecretaría de Salud Pública.
Ministerio de salud.
Natalia Dembowski
UVirtual. S.A
RESPONSABLES DE DISEÑO
INSTRUCCIONAL Y EJECUCIÓN
Teléfono: + 56 (2) 27523476
www.uvirtual.cl
Full transcript