Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

El rol del adulto en el Programa de Jóvenes

No description
by

Santiago Coppa

on 1 September 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of El rol del adulto en el Programa de Jóvenes

Baden Powell
Los jóvenes con el apoyo de los adultos emprenden sus proyectos, desarrollan la confianza en sí mismos y descubren sus propios límites sobre la base de un diálogo sincero.
“El adulto no tiene todo el poder. No impone las reglas… Actúa de forma que el juego de los muchachos permita su desarrollo.”
El rol del adulto en el Programa de Jóvenes
Extraído del "Documento General de Educación 4 - Rol del Adulto" de Scouts de Argentina AC
El adulto es un
Educador Scout
. Estas dos palabras unidas dan un sentido
distinto al rol:
Educar
, como dice Paulo Freire es “Hacer, lo que implica: reflexión y praxis del hombre sobre el mundo para cambiar la realidad”
Scout
es quien adhiere voluntariamente a valores expresados en nuestra Promesa y Ley.

Para ser más claros, es ayudar a que cada uno de nuestros niños, niñas o
jóvenes puedan:
Descubrir el mundo que a la luz de la Promesa y Ley Scout.
Asumirlas como escala de valores propia.
Mirar el mundo que lo rodea con ojos críticos y comprometidos.
Bajo este contexto es donde el rol comienza a definirse
“educo pero no enseño”
. El maestro enseña pues pone énfasis en los contenidos esperando que éstos enriquezcan el conocimiento de cada alumno.

Los Educadores Scouts ponemos énfasis en el proceso. Pues es en él, donde el niño, niña o joven vivencia y se apropia de los valores. Los hace propios por convicción y no por imposición.

No se trata de tener que pasar un examen o agradar al maestro, sino que él o ella encuentran felicidad viviendo el modo de
vida scout
.
“Como Dirigentes de Manada nuestra misión está en ayudar a que cada niño se descubra valioso, en la Unidad Scout que cada niño sabiéndose valioso encuentre a otros niños que son tan valiosos como él, en la Comunidad Caminante que esos niños que se saben valiosos puedan hacer cosas valiosas para el entorno donde viven y en la Comunidad Rover, a que esos chicos valiosos que pueden hacer cosas valiosas ayuden a otros a encontrar su propio valor y de esta forma juntos se den cuenta que pueden cambiar el mundo”.
El adulto como Educador Scout
El Método Scout expresa con claridad
“..., involucrando, bajo la guía de adultos, el descubrimiento y la aceptación...”
, lo que indica que el adulto tiene un rol fundamental en el desarrollo del “Gran Juego Scout”, ya que es él, quién acorde siempre al “Propósito del Movimiento Scout” da la intención educativa a lo que se produce en cada actividad.

El niño, niña o joven no importa su edad, viene al Movimiento Scout a disfrutar de la compañía de sus pares, vivir aventuras, explorar sus posibilidades, descubrir el mundo, no a educarse. Así lo planteó el Fundador desde el inicio del Movimiento Scout.
Así el adulto, como Dirigente o Educador no formal, Educador de Tiempo Libre o simple y complejamente como Educador Scout, intervendrá en el proceso de enseñanza – aprendizaje que el niño, niña o joven está realizando.

Esta intervención educativa, se orienta a trabajar los objetivos propuestos en el Programa de Jóvenes, los que expresan el ideal de persona que el Proyecto Educativo de Scouts de Argentina prevé para ellos o ellas. Son una forma de presentar de manera entendible para nuestros beneficiarios los Principios Scouts manifestados en la Ley y la Promesa. Scout.

El rol del adulto en el Movimiento Scout no es tanto enseñar como promover aprendizajes, generando situaciones que ayuden al niño, niña o joven a descubrir lo que no conoce, sea en el aspecto espiritual, físico, mental o socio-cultural.

Algo para tener en cuenta pues, es un miedo muy particular de los adultos en el Movimiento Scout: ¿Cómo me ve el niño, niña o joven?. Con tremendo temor los Dirigentes Scouts se acercan a preguntar, “Este niño, niña o joven no tiene padre y creo que ve en mí a su papá. ¿Qué hago?”.
El chico puede vernos como él quiera, eso no lo podremos cambiar,
el problema es si nosotros como adultos responsables no tenemos la suficiente estabilidad emocional como para no asumir ese rol que no es nuestro.
Yo no puedo, ni debo manejar los sentimientos de nadie, lo que sí puedo hacer es tener claro los míos, de esta forma podré cumplir con esta importante función sin problemas para el niño, niña o joven y para mí mismo.
Lo importante a comprender es que el Movimiento Scout propone que jóvenes y adultos sean
socios
, compartiendo un mismo ideal, cada uno con su identidad y especificidad.
El adulto debe conocer las características, necesidades e intereses de cada uno de los miembros del grupo y del grupo mismo con el cual trabaja.
El Movimiento Scout no trata de uniformar o modelar de acuerdo al gusto de los adultos, sino que propone un modelo que cada uno puede adoptar y adaptar de acuerdo a sus posibilidades, capacidades, estilos, formas de ser, hacer o sentir.
Full transcript