Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

EL CONFLICTO DE LOS SIGLOS

No description
by

Ariana Morales

on 29 September 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of EL CONFLICTO DE LOS SIGLOS

ELENA G. DE WHITE
Nació el 26 de noviembre de 1827 - Murió el 16 de julio de 1915

Prolífica escritora y conferensista. Cuenta en su haber con la escritura de 100 mil paginas de manuscritos, fruto de su espíritu investigativo y de su ferviente comunión con Dios.

De todos los autores en la historia de norteamerica tiene el honor de ser la autora más traducida de la época contemporánea. Sus libros se han vendido por millones y se han traducido a mas de 100 idiomas.


El 13 de febrero de 1915, se cayó en su casa en St. Helena y se quebró la cadera. Murió el 16 de julio de l915. El funeral fue dirigido el 24 de julio de 1915 en Battle Creek. Fue enterrada en Oak Hill Cementery al lado de su esposo y otros parientes. Aunque está muerta, todavía nos habla en los 65 libros que ahora están disponibles en inglés y en muchas traducciones extranjeras.
1. A FIN DE CONOCERLE
2. ALZA TUS OJOS
3. CADA DÍA CON DIOS
4. CONDUCCIÓN DEL NIÑO
5. CONFLICTO Y VALOR
6. CONSEJOS SOBRE LA OBRA DE LA ESCUELA SABÁTICA
7. CONSEJOS PARA LOS MAESTROS PADRES Y ALUMNOS acerca de la EDUCACIÓN CRISTIANA
8. CONSEJOS SOBRE EL RÉGIMEN ALIMENTICIO
9. CONSEJOS SOBRE LA SALUD e Instrucciones para los Obreros Médicos Misioneros
10. CONSEJOS SOBRE MAYORDOMÍA CRISTIANA
11. CRISTO EN SU SANTUARIO
12. DIOS NOS CUIDA
13. EL CAMINO A CRISTO
14. EL COLPORTOR EVANGÉLICO
15. SEGURIDAD Y PAZ EN EL CONFLICTO DE LOS SIGLOS
16. EL DISCURSO MAESTRO DE JESUCRISTO
17. EL EVANGELISMO
18. EL HOGAR CRISTIANO
19. EL MINISTERIO DE CURACIÓN
20. EL MINISTERIO DE LA ALIMENTACIÓN SALUDABLE
21. EL MINISTERIO DE LA BONDAD Instrucciones para La Obra de Asistencia Social
22. EN LUGARES CELESTIALES
23. EVENTOS DE LOS ULTIMOS DIAS Enfrentado La Crisis Final de la Tierra
24. EXALTAD A JESÚS
25. FE Y OBRAS
26. FELICIDAD Y ARMONÍA EN EL HOGAR
27. HIJOS E HIJAS DE DIOS
28. HISTORIA DE LOS PATRIARCAS Y PROFETAS
29. LA HISTORIA DE LA REDENCIÓN
30. JOYAS DE LOS TESTIMONIOS TOMO 1
31. JOYAS DE LOS TESTIMONIOS TOMO 2
32. JOYAS DE LOS TESTIMONIOS TOMO 3

33. LA EDUCACIÓN
34. LA FE POR LA CUAL VIVO
35. LA IGLESIA REMANENTE
36. LA TEMPERANCIA
37. LA VOZ: SU EDUCACIÓN Y USO CORRECTO
38. LOS HECHOS DE LOS APOSTOLES en la Proclamación de el Evangelio de Jesucristo
39. ¡MARANATA: EL SEÑOR VIENE!
40. LA MARAVILLOSA GRACIA
41. MENSAJES PARA LOS JÓVENES
42. MENSAJES SELECTOS TOMO 1
43. MENSAJES SELECTOS TOMO 2
44. MENSAJES SELECTOS TOMO 3
45. MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD TOMO 1
46. MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD TOMO 2 Pautas para la Salud Mental y Espiritual
47. NOTAS BIOGRÁFICAS DE ELENA G. DE WHITE
48. OBREROS EVANGÉLICOS
49. PALABRAS DE VIDA DEL GRAN MAESTRO
50. PRIMEROS ESCRITOS
51. LA HISTORIA DE PROFETAS Y REYES
52. REAVIVAMIENTOS MODERNOS
53. RECIBIREIS PODER
54. REFLEJEMOS A JESÚS
55. SERVICIO CRISTIANO EFICAZ
56. TESTIMONIO ACERCA DE CONDUCTA SEXUAL, ADULTERIO Y DIVORCIO
57. TESTIMONIOS PARA LOS MINISTROS
58. TESTIMONIOS SELECTOS TOMO 1
59. TESTIMONIOS SELECTOS TOMO 2
60. TESTIMONIOS SELECTOS TOMO 3
61. TESTIMONIOS SELECTOS TOMO 4
62. TESTIMONIOS SELECTOS TOMO 5
63. UN LLAMADO AL EVANGELISMO MEDICO y a la Educación Sanitaria
64. EL DESEADO DE TODAS LAS GENTES

Este libro ha sido traducido a mas de 30 idiomas. Desde su primera edición hace mas de 100 años, estremeció a los lectores con sus impactantes declaraciones sobre el devenir de este planeta. Desde entonces, millones de ejemplares le han dado la vuelta al mundo. Sin duda, es una de las obras más publicadas de la época contemporánea. En sus páginas encontrarás una de las narraciones más extraordinarias que responderá algunas de tus más angustiantes preguntas.
Todas las predicciones de Cristo acerca de la destrucción de Jerusalén se cumplieron al pie de la letra; los judíos palparon la verdad de aquellas palabras de advertencia del Señor: "Con la medida que medís, se os medirá." (S. Mateo 7: 2, V.M.)
Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, y expiar la iniquidad, para traer la justicia perdurable, y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos. (Daniel 9:24)
Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, mas no por sí; y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario; y su fin será con inundación, y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones. (Daniel 9:26)
Y Jesús salió del templo y, cuando se iba, se le acercaron sus discípulos para mostrarle los edificios del templo.

Y respondiendo él, les dijo: ¿Veis todo esto? De cierto os digo que no quedará aquí piedra sobre piedra que no sea derribada.

(Mateo 24:1-2)
Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre.

Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán.
(Mateo 24:9-10)
Los cristianos fueron despojados de sus posesiones y expulsados de sus hogares. Todos ellos sufrieron "gran combate de aflicciones." "Experimentaron vituperios y azotes; y a más de esto prisiones y cárceles."
Muchos sellaron su testimonio con su sangre. Nobles y esclavos, ricos y pobres, sabios e ignorantes, todos eran muertos sin misericordia
A pesar de verse privados de toda comodidad y aun de la luz del sol mientras moraban en el obscuro pero benigno seno de la tierra, no profirieron quejas.
Con palabras de fe, paciencia y esperanza, se animaban unos a otros para soportar la privación y la desgracia
Se alegraban de que se los hallara dignos de sufrir por la verdad, y entonaban cánticos de triunfo en medio de las crepitantes hogueras
INDICE

Capítulo 1—El destino del mundo predicho 17
Capítulo 2—La fe de los mártires 37
Capítulo 3—Una era de tinieblas espirituales 47
Capítulo 4—Fieles portaantorchas 59
Capítulo 5—El lucero de la reforma 75
Capítulo 6—Dos héroes de la edad media 91
Capítulo 7—En la encrucijada de los caminos 113
Capítulo 8—Un campeón de la verdad 135
Capítulo 9—Se enciende una luz en Suiza 157
Capítulo 10—Progresos de la reforma 169
Capítulo 11—La protesta de los príncipes 181
Capítulo 12—La reforma en Francia 195
Capítulo 13—El despertar de España. 219
Capítulo 14—En los Países Bajos y Escandinavia 243
Capítulo 15—La verdad progresa en Inglaterra 251
Capítulo 16—La Biblia y la Revolución Francesa 269

Capítulo 17—América, tierra de libertad 291
Capítulo 18—Heraldos de una nueva era 301
Capítulo 19—Una profecía significativa 317
Capítulo 20—Luz a través de las tinieblas 343
Capítulo 21—Un gran despertar religioso 355
Capítulo 22—Una amonestación rechazada 373
Capítulo 23—Profecías cumplidas 389
Capítulo 24—El templo de Dios 405
Capítulo 25—Jesucristo nuestro abogado 419
Capítulo 26—Los Estados Unidos en la profecía 429
Capítulo 27—Una obra de reforma 445
Capítulo 28—La verdadera conversión es esencial 455
Capítulo 29—El juicio investigador 471
Capítulo 30—El origen del mal y del dolor 483
Capítulo 31—El peor enemigo del hombre 495
Capítulo 32—¿Quiénes son los ángeles? 501
Capítulo 33—Las asechanzas del enemigo 509
Capítulo 34—El misterio de la inmortalidad 521
Capítulo 35—¿Pueden hablarnos nuestros muertos? 539
Capítulo 36—La libertad de conciencia amenazada 551
Capítulo 37—El conflicto inminente 569
Capítulo 38—Nuestra única salvaguardia 579
Capítulo 39—El mensaje final de Dios 589
Capítulo 40—El tiempo de angustia 599
Capítulo 41—La liberación del pueblo de Dios 619
Capítulo 42—La desolación de la tierra 635
Capítulo 43—El fin del conflicto 643
El pecado se disfrazaba como manto de santidad. Cuando las Santas Escrituras se suprimen y el hombre llega a considerarse como ente supremo, ¿qué otra cosa puede esperarse sino fraude, engaño y degradante iniquidad? Al ensalzarse las leyes y las tradiciones humanas, se puso de manifiesto la corrupción que resulta siempre del menosprecio de la ley de Dios.
Y hablará palabras contra el Altísimo, y a los santos del Altísimo afligirá, y pensará en mudar los tiempos y la ley: y entregados serán en su mano hasta un tiempo, y tiempos, y el medio de un tiempo. Daniel 7:25
Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten mil doscientos sesenta días. Apocalipsis 12:6
Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila a fin de que volara de la presencia de la serpiente al desierto, a su lugar, donde fue sustentada por un tiempo, tiempos y medio tiempo. Apocalipsis 12:14
Siguiendo la regla que se había impuesto, de dejar que las Sagradas Escrituras se interpretasen a sí mismas, se llegó a saber que un día en la profecía simbólica representa un año (Números 14: 34; Ezequiel 4: 6)
Los "cuarenta y dos meses" y los "mil doscientos sesenta días" designan el mismo plazo, o sea el tiempo durante el cual la iglesia de Cristo iba a sufrir bajo la opresión de Roma
Tiempo = 360 días (1 año)

Tiempos = 720 días (dos años)

Medio Tiempo = 180 días (medio año)

Total = 1260 días = 1260 años

Día = 1 año
7 Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo:


8 Este pueblo de labios me honra;
Mas su corazón está lejos de mí.


9 Pues en vano me honran,
Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres.

MATEO 15:7-9
…En todas las edades hubo testigos de Dios, hombres que conservaron su fe en Cristo como único mediador entre Dios y los hombres, que reconocían la Biblia como única regla de su vida y santificaban el verdadero día de reposo
....hubo tiempos en que no existieron sino muy pocos ejemplares de la Biblia; pero Dios no había permitido que su Palabra no fuese destruída completamente.
La política de Roma consistió en hacer desaparecer toda huella de oposición a sus doctrinas y decretos. Trató de destruir todo lo que era herético, bien se tratase de personas o de escritos…
Un día, mientras examinaba unos libros en la biblioteca de la universidad, descubrió Lutero una Biblia latina. Jamás había visto aquel libro. Hasta ignoraba que existiese. Había oído porciones de los Evangelios y de las Epístolas que se leían en el culto público y suponía que eso era todo lo que contenía la Biblia.
La iglesia romana hacía comercio con la gracia de Dios. Las mesas de los cambistas (S. Mateo 21:12) habían sido colocadas junto a los altares y llenaba el aire la gritería de los que compraban y vendían. Con el pretexto de reunir fondos para la erección de la iglesia de San Pedro en Roma, se ofrecían en venta pública, con autorización del papa, indulgencias por el pecado.
El encargado de la venta de indulgencias en Alemania, un monje llamado Tetzel, era reconocido como culpable de haber cometido las más viles ofensas contra la sociedad y contra la ley de Dios; pero habiendo escapado del castigo que merecieran sus crímenes, recibió el encargo de propagar los planes mercantiles
Declaraba que en virtud de los certificados de perdón que ofrecía, quedábanle perdonados al que comprara las indulgencias aun aquellos pecados que desease cometer después, y que "ni aun el arrepentimiento era necesario.
Hasta aseguraba a sus oyentes que las indulgencias tenían poder para salvar no sólo a los vivos sino también a los muertos, y que en el instante en que las monedas resonaran al caer en el fondo de su cofre, el alma por la cual se hacía el pago escaparía del purgatorio y se dirigiría al cielo.
Apocalipsis 13:5. Y le fue dada una boca que hablaba grandes cosas y blasfemias; y el poder se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses.
Apocalipsis 13:6. Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar su nombre, y su tabernáculo, ya los que moran en el cielo.
Apocalipsis 13:7. Y se le permitió hacer guerra contra los santos, y vencerlos: y le fué dada potencia sobre toda tribu, y lengua y nación
La persecución y el destierro abrieron el camino de la libertad
14 Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo.

15 Y la serpiente arrojó de su boca, tras la mujer, agua como un río, para que fuese arrastrada por el río.

16 Pero la tierra ayudó a la mujer, pues la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había echado de su boca.

APOCALIPSIS 12
El deseo de tener libertad de conciencia fue lo que dio valor a los peregrinos para exponerse a los peligros de un viaje a través del mar, para soportar las privaciones y riesgos de las 337 soledades selváticas y con la ayuda de Dios echar los cimientos de una gran nación en las playas de América
Satanás no pudo, como en las edades pasadas, quitarle al pueblo la Palabra de Dios, que había sido puesta al alcance de todos; pero para poder alcanzar su objeto indujo a muchos a tenerla en poca estima.
Y la Constitución garantiza al pueblo el derecho de gobernarse a sí mismo, y establece que los representantes elegidos por el voto popular promulguen las leyes y las hagan cumplir. Además, fue otorgada la libertad religiosa, y a cada cual se le permitió adorar a Dios según los dictados de su conciencia.

• El republicanismo y el protestantismo vinieron a ser los principios fundamentales de la nación. Estos principios son el secreto de su poder y de su prosperidad. Los oprimidos y pisoteados de toda la cristiandad se han dirigido a este país con afán y esperanza.
"Sostenemos como evidentes estas verdades, a saber, que todos los hombres han sido creados iguales, que han sido investidos por su creador con ciertos derechos inalienables; que entre estos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad"
UN AGRICULTOR íntegro y de corazón recto, que había llegado a dudar de la autoridad divina de las Santas Escrituras, pero que deseaba sinceramente conocer la verdad, fue el hombre especialmente escogido por Dios para dar principio a la proclamación de la segunda venida de Cristo.
Guillermo Miller
Resolvió estudiar las Sagradas Escrituras por su cuenta, y averiguar si toda contradicción aparente no podía armonizarse.
Prosiguió su estudio de un modo regular y metódico: empezando con el Génesis y leyendo versículo por versículo, no pasaba adelante sino cuando el que estaba estudiando quedaba aclarado, dejándole libre de toda perplejidad
• Los ciento y veinte años hasta el diluvio(Génesis 6:3);
• los siete días que debían precederlo, con el anuncio de cuarenta días de lluvia (Génesis 7:4);
• los cuatrocientos años de la permanencia de la posteridad de Abrahán en Egipto (Génesis 15:13);
• los tres días de los sueños del copero y del panadero (Génesis 40:12 - 20) ;
• los siete años de Faraón (Génesis 41:28 - 54) ;
• los cuarenta años en el desierto (Números 14:34) ;
• Los tres años y medio de hambre (1 Reyes 17:1) [véase S. Lucas 4:25];
• ...los setenta años del cautiverio en Babilonia (Jeremías 25:11);los siete tiempos de Nabucodonosor (Daniel 4:13 - 16) ;
• y las siete semanas, sesenta y dos semanas, y la una semana, que sumaban setenta semanas
La profecía que parecía revelar con la mayor claridad el tiempo del segundo advenimiento, era la de Daniel 8: 14: "Hasta dos mil y trescientas tardes y mañanas; entonces será purificado el Santuario."

"Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad.... Sepas pues y entiendas, que desde la salida de la palabra para restaurar y edificar a Jerusalem hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas;

Daniel 9: 24 - 27

tornaráse a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos. Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, y no por sí mismo. Y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario....

Y en otra semana confirmará el pacto a muchos, y a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda."
Daniel 8: 14: "Hasta dos mil y trescientas tardes y mañanas; entonces será purificado el Santuario."
Pero tú Daniel cierra las palabras y sella este libro por que es para el tiempo del fin. Muchos correran de aqui para allá, y la ciencia aumentara.
Los ministros y el pueblo declararon que las profecías de Daniel y del Apocalipsis eran misterios incomprensibles
Revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto.... Bienaventurado el que lee y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas: porque el tiempo está cerca." (Apocalipsis 1: 1-3.)
¿Por qué existe, pues, esta ignorancia general acerca de tan importante porción de las Escrituras? ¿Por qué es tan universal la falta de voluntad para investigar sus enseñanzas?
Es resultado de un esfuerzo del príncipe de las tinieblas para ocultar a los hombres lo que revela sus engaños.

Por esto Cristo, el Revelador, previendo la guerra que se haría al estudio del Apocalipsis, pronunció una bendición sobre cuantos leyesen, oyesen y guardasen las palabras de la profecía.

Esta prueba revelaría la fuerza de aquellos que con verdadera fe habían obedecido a lo que creían ser la enseñanza de la Palabra y del Espíritu de Dios.
• Ella les enseñaría, como sólo tal experiencia podía hacerlo, el peligro que hay en aceptar las teorías e interpretaciones de los hombres, en lugar de dejar la Biblia interpretarse a sí misma. La perplejidad y el dolor que iban a resultar de su error, producirían en los hijos de la fe el escarmiento necesario.
• Los inducirían a profundizar aún más el estudio de la palabra profética. Aprenderían a examinar más detenidamente el fundamento de su fe, y a rechazar todo lo que no estuviera fundado en la verdad de las Sagradas Escrituras, por muy amplia que fuese su aceptación en el mundo cristiano.
En la profecía del primer mensaje angelical, en el capítulo 14 del Apocalipsis, se predice un gran despertamiento religioso bajo la influencia de la proclamación de la próxima venida de Cristo.

• Se ve un "ángel volando en medio del cielo, teniendo un evangelio eterno que anunciar a los que habitan sobre la tierra, y a cada nación, y tribu, y lengua, y pueblo." "A gran voz" proclama el mensaje: "¡Temed a Dios y dadle gloria; porque ha llegado la hora de su juicio; y adorad al que hizo el cielo y la tierra, y el mar y las fuentes de agua!"(Apocalipsis 14: 6, 7, V.M.)

2 TESALONICENSES 2:1-4
1 Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos,

3 Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición,

4 el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios.

El "hombre de pecado," que también es llamado "misterio de iniquidad," "hijo de perdición" y "el inicuo," representa al papado, el cual, como está predicho en las profecías, conservaría su supremacía durante 1.260 años. Este período terminó en 1798.

Cuando hubo pasado el tiempo en que al principio se había esperado la venida del Señor -la primavera de 1844 - los que así habían esperado con fe su advenimiento se vieron envueltos durante algún tiempo en la duda y la incertidumbre.
1 Vi descender del cielo a otro ángel fuerte, envuelto en una nube, con el arco iris sobre su cabeza; y su rostro era como el sol, y sus pies como columnas de fuego.

2 Tenía en su mano un librito abierto; y puso su pie derecho sobre el mar, y el izquierdo sobre la tierra;

8 La voz que oí del cielo habló otra vez conmigo, y dijo: Ve y toma el librito que está abierto en la mano del ángel que está en pie sobre el mar y sobre la tierra.

9 Y fui al ángel, diciéndole que me diese el librito. Y él me dijo: Toma, y cómelo; y te amargará el vientre, pero en tu boca será dulce como la miel.

10 Entonces tomé el librito de la mano del ángel, y lo comí; y era dulce en mi boca como la miel, pero cuando lo hube comido, amargó mi vientre.

11 Y él me dijo: Es necesario que profetices otra vez sobre muchos pueblos, naciones, lenguas y reyes.

APOCALIPSIS 10
El error no estaba en el cómputo de los períodos proféticos, sino en el acontecimiento que debía verificarse al fin de los 2.300 días. Debido a este error los creyentes habían sufrido un desengaño; sin embargo se había realizado todo lo predicho por la profecía, y todo lo que alguna garantía bíblica permitía esperar.

Cristo había venido, no a la tierra, como ellos lo esperaban, sino, como estaba simbolizado en el símbolo, al lugar santísimo del templo de Dios en el cielo. El profeta Daniel le representa como viniendo en ese tiempo al Anciano de días:

Pero una luz más viva surgió del estudio de la cuestión del santuario. Vieron entonces que tenían razón al creer que el fin de los 2.300 días, en 1844, había marcado una crisis importante. Pero si bien era cierto que se había cerrado la puerta de esperanza y de gracia por la cual los hombres habían encontrado durante mil ochocientos años acceso a Dios, otra puerta se les abría, y el perdón de los pecados era ofrecido a los hombres por la intercesión de Cristo en el lugar santísimo.

El Juez = Dios Daniel 7: 9, 10

"ESTUVE mirando -dice el profeta Daniel- hasta que fueron puestas sillas: y un Anciano de grande edad se sentó, cuyo vestido era blanco como la nieve, y el pelo de su cabeza como lana limpia; su silla llama de fuego, sus ruedas fuego ardiente. Un río de fuego procedía y salía de delante de él: millares de millares le servían, y millones de millones asistían delante de él: el Juez se sentó y los libros se abrieron." .

Los libros del cielo

El libro de la vida.
Apocalipsis 20: 12

"Y otro libro fue abierto, el cual es de la vida: y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras."

El libro de la memoria
Delante de Dios está escrito "un libro de memoria," en el cual quedan consignadas las buenas obras de "los que temen a Jehová, y de los que piensan en su nombre."
(Malaquías 3: 16, V.M.)
Sus palabras de fe, sus actos de amor, están registrados en el cielo.
El libro de los pecados
Hay además un registro en el cual figuran los pecados de los hombres. "Pues que Dios traerá toda obra a juicio juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala."
(Eclesiastés 12: 14, V.M.)
"De toda palabra ociosa que hablaren los hombres, darán cuenta en el día del juicio."

"Si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a saber Jesucristo el justo." (1 Juan 2:1.)
"Porque no entró Cristo en un lugar santo hecho de mano, que es una mera representación del verdadero, sino en el cielo mismo, para presentarse ahora delante de Dios por nosotros." "Por lo cual también, puede salvar hasta lo sumo a los que se acercan a Dios por medio de él, viviendo siempre para interceder por ellos." (Hebreos 9: 24; 7: 25, V.M.)
Cada nombre es mencionado, cada caso cuidadosamente investigado. Habrá nombres que serán aceptados, y otros rechazados. En caso de que alguien tenga en los libros de memoria pecados de los cuales no se haya arrepentido y que no hayan sido perdonados, su nombre será borrado del libro de la vida, y la mención de sus buenas obras será borrada de los registros de Dios.

Mientras Jesús intercede por los súbditos de su gracia, Satanás los acusa ante Dios como transgresores. El gran seductor procuró arrastrarlos al escepticismo, hacerles perder la confianza en Dios, separarse de su amor y transgredir su ley.
Jesús no disculpa sus pecados, pero muestra su arrepentimiento y su fe, y, reclamando el perdón para ellos, levanta sus manos heridas ante el Padre y los santos ángeles, diciendo: Los conozco por sus nombres. Los he grabado en las palmas de mis manos. "Los sacrificios de Dios son el espíritu Quebrantado: al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios." (Salmo 51: 17.)
Cuando el juicio investigador haya concluido, Cristo vendrá con su recompensa para dar a cada cual según sus obras.
(Mr. 13.24-37; Lc. 21.25-36; 17.25-36; 12.41-48)

29 E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas.
Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas;
26 desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas.
30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.
31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.
32 De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca.
33 Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas.
35 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?
4 Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe.
5 Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán.
6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.
7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.
8 Y todo esto será principio de dolores.
11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos;
12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.
13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.
14 Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
23 Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis.
24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.
25 Ya os lo he dicho antes.
26 Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis.
27 Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre.

Pero de aquel día y hora nadie sabe, ni siquiera los ángeles del cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre MATEO 24:36
APOCALIPISIS 6:12
12 He aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre;

13 y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento.


“Después de decir esto, y mientras ellos le veían, él fue elevado; y una nube le recibió ocultándole de sus ojos.Y como ellos estaban fijando la vista en el cielo mientras él se iba, he aquí dos hombres vestidos de blanco se presentaron junto a ellos, y les dijeron: ... quien fue tomado de vosotros arriba al cielo, vendrá de la misma manera como le habéis visto ir al cielo. (Hechos 1: 9-11)

Aun los impíos, los que lo crucificaron los no creyentes e irreverentes verán a Jesús volviendo.
“He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá: aun los que le traspasaron. Todas las tribus de la tierra harán lamentación por él.” (Apocalipsis 1: 7)  

Su venida será visible.
Entonces se manifestará la señal del Hijo del Hombre en el cielo, y en ese tiempo harán duelo todas las tribus de la tierra, y VERÁN AL HIJO DEL HOMBRE VINIENDO sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria.” (Mateo 24: 30)

El regreso de Jesús será audible.
Porque el Señor mismo descenderá del cielo con aclamación, con voz de arcángel y con trompeta de Dios;”
(1 Tesalonicenses 4: 16, 17)

“...y los muertos en Cristo resucitarán primero.”
(1 Tesalonicenses 4: 16, 17)

4 Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años.

5 Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección.

ECLESIASTES 9:10 Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el sepulcro, adonde vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría.
“...nosotros, los que vivimos..., seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes, para el encuentro con el Señor
en el aire y así estaremos siempre
con el Señor.”
(1 Tesalonicenses 4: 16, 17)
Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años”.


Apocalipsis 20
LOS MIL AÑOS

20 Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano.

2 Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años;

3 y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo

7 Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión,

8 y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar.

9 Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió.

10 Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán destruidos por los siglos de los siglos.
Full transcript