Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Plan de Desarrollo Samper

No description
by

stteven hernandez

on 24 May 2011

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Plan de Desarrollo Samper

ESTEFANIA HERNANDEZ GOBIERNO DE
ERNESTO SAMPER 1994-1998 Retrospectiva analítica del gobierno de
ERNESTO SAMPER 1994- 1998 un gobierno que tuvo que afrontar el proceso 8000 relacionado con la infiltración de dineros del narcotráfico en la campaña, indudablemente afecto de manera importante  la economía, se puede afirmar que hubo continuidad como discontinuidad respecto a la administración Gaviria; Gobierno que movió los cimientos estructurales de la macroeconomía en el país con la apertura económica de corte Neoliberal,  la puesta en marcha de la constitución de 1991 y la crisis energética. unEl gobierno Samper mantuvo la apertura comercial y al inversión extranjera, estimulando el sector privado, se mantuvo la reforma de la seguridad social del 93, servicios sociales descentralizados que se introdujeron en la constitución del 91; aumento del gasto social, se enfatizo en la política social y el desarrollo de la infraestructura, se corrigieron los desequilibrios en materia económica con una política concertada de ingresos y salarios, ajustando las políticas de demanda, controlando la inflación en los años 96 y 97, la política monetaria entro a jugar un papel muy importante en momentos de crisis fiscal y de especulación cambiaria, generado por acontecimientos políticos internos. La política monetaria incidió en la evolución de la economía para afrontar el deterioro de las finanzas públicas. Las mareas de la economía son afectadas por factores externos de los países vecinos y las variaciones del mercado internacional del café, otros factores aunque en menor afectación, la crisis asiática, la lucha contra el trafico de estupefacientes, y por supuesto el incalculable efecto de la crisis política interna y al violencia desatada por la guerrilla que afecto la confianza de los inversionistas adicionalmente la descertificación de los estados unidos afectación en menor incidencia. Resulta paradójica la dualidad de una política neoliberal y una política social afrontando las consecuencias de la apertura económica que género la perdida de conquistas laborales de los trabajadores a través  de las reformas a la legislación laboral. El gobierno Samper desarrollo en medio de la crisis política el plana de desarrollo “El salto social”, lo social y la infraestructura, el primero en el cual se le presto la mayor atención al gasto social iniciado en el gobierno Gaviria, cobertura de los servicios sociales como la Red de solidaridad, amplia cobertura en la salud subsidiada SISBEN. Se continúo con el plan de  las privatizaciones e inclusión del sector privado en las nuevas inversiones que fueron muy importantes pese a la crisis interna, toda la economía se movía dentro de las corrientes de la globalización a pesar de la afectación en la generación de empleo; el endeudamiento mantuvo sus niveles moderados. El balance económico hasta aquí fue positivo y de relativo éxito. Sin embargo la política económica de la administración Samper tuvo sus aspectos negativos, como el aumento de desempleo, las sobreestimación de los ingresos de carácter tributario para la inversión, la competitividad en el tipo de cambio de la banca central,  como objetivo de política económica, lo que origino ajustes muy onerosos para la economía; se evidenciaron progresos en la política tecnológica, en las exportaciones, buscando competitividad en las acciones publicas y privadas. Sin embargo los resultados fueron modestos, pero se concluye que el promedio de crecimiento supera el promedio en América latina. En el gobierno Samper se complemento el manejo de  la demanda agregada con una política de ingresos y salarios, basados en un pacto social tripartito,  el primero relacionado con precios y salarios año 94 que fue bien recibidos, por los sindicatos y los gremios empresariales, controlando las tasas de inflación. Se creo la comunidad Andina que sustituyo al denominado Grupo Andino y el apoyo al área delibre comercio de las Américas. Dentro de la política de la globalización y apertura económica dio como resultado la activación dinámica de las exportaciones. La Tecnología, políticas económicas que se llevaron a cabo a través de un consejo nacional de competitividad que entre otras funciones era la protección contra la competencia desleal. Se controlo el endeudamiento externo privado para contrarrestar las expectativas de la revaluación y estimular el ahorro, controlando también la expansión del crédito interno, entre dichos controles se exigió un depósito en la banca central para los préstamos externos a cinco años. 1994 se aumentaron las tasas de interés en forma excesiva que contrarrestaba con el endeudamiento del sector privado, circunstancias que el banco de la república y el gobierno manejaron con un apolítica fiscal y monetaria mas equilibrada controlando el gasto y al aprobación de una nueva reforma tributaria, aumentando al tarifa del IVA del 14 al 16% 1995 en el  95 las tasas de interés fueron bajando. 1997 el gobierno decreto una emergencia económica para permitir un ajuste fiscal, durante el cual se establecieron impuestos explícitos a la entrada de capitales, austeridad en el gasto y otras medidas tributarias, para reducir el déficit fiscal y el endeudamiento externo, sin embargo en marzo del mismo año fue declarada inexequible por la corte constitucional; la medida había sido tomada para evitar una nueva revaluación. El gobierno impuso una sobretasa arancelaria en parte para superar la crisis. El desempeño económico de la administración Samper fue satisfactoria: Crecimiento del PIB, producción minera, telecomunicaciones, aumento de las exportaciones, la agricultura e infraestructura mejoraron y el nivel de desempleo con niveles con tendencia a la baja.  La inflación disminuyo en el año 1995, este buen desempeño duro poco por el año 96 las perspectivas no eran muy alentadoras, altas tasas de interés, caídas del precio del café, aumento de la inflación, aumento de desempleo, adicionado a la crisis de los países vecinos Venezuela y Ecuador y los efectos de la crisis política interna. Se concluye que en este gobierno el comportamiento de la economía sufrió cambios coyunturales en periodos de tiempo muy cortos, pero que de todas maneras al final del gobierno mantuvo un equilibrio. La constitución del 91 cambio en gran medida la estructura económica por efectos de la reforma a la justicia, el aumento del sistema general de participaciones a las entidades territoriales, reformas de la constitución del 86 inspirado en un modelo keynesiano mas liberal que contrasta con el plan e desarrollo de política social activa aumento generoso del 10% de las pensiones a los militares. Ley 100 de 1993 creado en el gobierno de Cesar Gaviria de amplia cobertura en el gobierno de Samper, Pastrana y Uribe Se puede concluir igualmente que la administración Gaviria otorgo importancia a los gastos de justicia y defensa y el aumento de los salarios en ambos sectores.  El gobierno de Samper, dentro de la inversión social y en infraestructura,  a el estado le ha tocado asumir los costos de las pensiones de los ferrocarriles, puertos y caja agraria, deudas del sector eléctrico y del carbón, el metro de Medellín y el salvamento con recursos del gobierno para la banca con la creación de FOGAFIN a través de la ley 550, subsidio de las tarifas de  los servicios públicos para estratos bajos. Lucha contra la evasión. En 1995 comenzó a funcionar la Superintendencia de Servicios Publico Domiciliarios. Las inversiones en infraestructura tuvieron un gran desarrollo e inversión. El manejo dela política económica en la administración Samper tuvo un desempeño aceptable en lo coyuntural que soporto cualquier cambio en los estructural dentro de la media en América Latina. La situación inicial transición de la administración Gaviria y Samper la economía registraba un crecimiento económico sostenido de alrededor del 6% anual. Este crecimiento estaba cimentado en un auge en el consumo privado resultante de la apertura comercial. La política financiera caracterizada por menores tasas de interés y un crecimiento acelerado del crédito bancario respaldaba también el crecimiento de la demanda agregada. La inflación cuyo control era el principal objetivo del nuevo banco central independiente29 mostraba alguna resistencia a descender y se situaba alrededor del 22% anual, que resultaba superior a las metas fijadas pero, no obstante, menor a la que se registraba a inicios del gobierno de Gaviria en 1990. El impacto de la liberalización había estimulado las importaciones, generando un déficit en cuenta corriente que era manejable. Desde el ámbito fiscal se había logrado obtener un significativo incremento en los ingresos al punto de permitir que se elevara el gasto del gobierno central con relación al PIB del 9.4% 1990 al 12.8% en 1994, al tiempo que se consolidaba un superávit en las cuentas del gobierno la administración Samper recibió una economía con una tradición económica sólida, en su fase alta del ciclo económico, aunque no exenta de dificultades coyunturales, como el deterioro del ahorro privado y la revaluación de la moneda, con el consecuente detrimento de algunos sectores productores de bienes transables. La situación económica encontrada por el nuevo gobierno era favorable; sin embargo, el comportamiento de los diferentes agregados no aseguraba un crecimiento económico de largo plazo y los principales riesgos se encontraban en una excesiva revaluación real, en una dinámica inconveniente del gasto público y en una política monetaria demasiado permisiva El Salto Social Plan Nacional de Desarrollo 1994-1998 Estableció que la estructura fiscal colombiana era progresiva e inclusive defendía la progresividad del IVA en virtud de sus tasas diferenciales y de la exención de los alimentos dentro de su base. Visualiza entonces que el rol del gasto público debía ser el de contribuir a la equidad mediante la prestación de bienes meritorios como la educación básica. Su segunda consideración tocaba con el papel de la política fiscal en el crecimiento económico. Argumentaba que la mayor restricción al crecimiento económico del país era la escasez de capital social, como la mano de obra calificada y la infraestructura, que requerían gasto público.
Un tercer aspecto, en el cuál buscaba distinguir la estrategia con la del gobierno anterior, era la relacionada con la importancia de la intervención del Estado en la economía a través de la implementación de políticas sociales activas. El Plan se fijó objetivos ambiciosos de crecimiento económico con tasas anuales por encima del 5% y argumenta que, en términos fiscales, se proyectaba una situación de ligero superávit del sector público consolidado en los años subsiguientes. La política fiscal entre 1994 y 1995 Había preocupación por el incremento en las apropiaciones de gasto que se habían dado a finales de la administración anterior como, muy especialmente, por el crecimiento de las transferencias públicas. Las cifras presentadas para 1994 mostraban un verdadero desborde del gasto público. Los gastos de funcionamiento para el segundo semestre crecían más de un 40% anual. La situación de las finanzas publicas del gobierno central mostraban un debilitamiento que era financiado con ingresos provenientes de privatizaciones y para 1995 se proyectaba un déficit del 2.7%. Aunque este sería compensado con los excedentes del resto del sector público, estos también se proyectaban menores a los originalmente previstos. En lo que respecta a 1996, los pronósticos fiscales no lucían mejores. El panorama fiscal llevó a las autoridades a introducir algunos recortes en el presupuesto de 1996 y a someter al Congreso un proyecto de reforma tributaria dirigido a racionalizar el sistema tributario y a conseguir recursos adicionales. El proyecto de racionalización no implicaba incrementos de tarifas, pero el conjunto de medidas propuestas, entre las cuáles se incluía el establecimiento de una presunción mínima a la renta con base en el patrimonio y la reforma a la tributación de los combustibles estableciendo un gravamen único que sustituiría a los cuatro vigentes, tendría un impacto favorable en el recaudo El programa económico entre 1996 y 1997 Hasta 1995 las autoridades se mostraban satisfechas con el crecimiento económico y atribuían su fortaleza a la incidencia de la mayor devaluación cambiaria sobre las exportaciones y a las menores tasas de interés en la economía.
Las proyecciones para 1996 hacían prever un deterioro mayor en el balance fiscal, no solo porque los ingresos crecerían menos de lo previsto, sino también porque las apropiaciones para 1996 presentaban un crecimiento superior al 30% frente a la definitiva del año anterior Previendo que los problemas fiscales del gobierno tenían elementos estructurales, el gobierno organizo lo que se llamó posteriormente, la Comisión de Racionalización del Gasto y las Finanzas Públicas La Ley de Racionalización Tributaria (Ley 223/1995) estabilizó la tasa a renta de las sociedades en un 35%, que era inferior al nivel vigente. También exoneró del IVA algunos elementos para la construcción de vivienda. Los aumentos en los ingresos provinieron de amnistías y del mayor control a la evasión que se lograría con el uso de facultade sextendidas por el Congreso. Tanto los indicadores económicos generales como los propiamente fiscales mostraron deterioro en 1996. En efecto, el SPNF pasó de registrar un superávit de 0.1% del PIB en 1994 a un déficit de 1.7% en 1996. Otro fenómeno que causó inmensa preocupación a las autoridades fue la apreciación de la tasa de cambio originada en mayores flujos de capital. Argumentando el impacto negativo que la apreciación tendría sobre la actividad económica y, en consecuencia, sobre los recaudos tributarios en 1997, el gobierno procedió a declarar una emergencia económica que le permitiría adoptar medidas de control a los flujos de capital e incrementar los ingresos fiscales. La emergencia fue declarada inexequible dos meses más tarde Ante el veredicto de la Corte, el gobierno sometió una nueva reforma tributaria al Congreso, que se aprobó a mediados de 1997 y cuyo principal ingreso provenía de aumentos al impuesto de timbre. Esta reforma aparecía muy apremiante si se tiene en cuenta que los resultados fiscales del consolidado en 1996 habían sido bastante más negativos de lo previsto y el déficit del gobierno central había ascendido al 3.9% del PIB. La autoridad fiscal reconocía que la situación fiscal del gobierno estaba adquiriendo características verdaderamente alarmantes, en lo que coincidían el ejecutivo y sus críticos Entre 1990-1996 los ingresos corrientes solo habían incrementado un 2% del PIB,incluyendo el impacto de las reformas tributarias, mientras que los gastos lo habían hecho en un 5.5% . Se atribuyo lo sucedido a tres factores principales: las transferencias públicas vinculada con la Constitución Política de 1991, la incidencia de la Ley 100/1993 que había modificado los regímenes pensionales y la Ley 4/1992 con sus impactos en incrementos de sueldos y remuneraciones a las fuerzas armadas. Durante el primer semestre de 1998 no se adoptaron medidas fiscales y la situación continuó deteriorándose PIB Y EMPLEO TASAS DE DESEMPLEO TASAS DE DESEMPLEO TASAS DE OCUPACION TASAS DE PARTICIPACION TENDENCIAS DE OCUPACION Tres conclusiones básicas se desprenden de estos resultados. La primera, asociada a la oferta, indica que durante el período analizado, la oferta laboral aumentó en forma moderada. En 1991-1995 el efecto positivo del componente demográfico fue contrarrestado en gran medida por el descenso de la participación laboral. El efecto demográfico se frenó enteramente a mediados de la década, dando lugar, conjuntamente con el continuado descenso de la participación laboral, a una disminución en la oferta laboral en 1995-1997. Según vimos, la tendencia descendente de la participación se quebró en 1998, más allá del período de referencia para el análisis de los efectos de las reformas. La segunda conclusión está asociada a la demanda laboral: la capacidad de generación de empleo en el conjunto del período fue muy pobre. Los resultados deficientes en materia de generación de empleo se manifestaron en una caída de la tasa de ocupación equivalente a 2.2 puntos porcentuales de la población total entre 1991 y 1997, asociada fundamentalmente a la fuerte caída relativa de la generación de empleo en los sectores productores de bienes comercializables internacionalmente (transables). Debe señalarse que la pérdida de empleo en los sectores transables ha sido persistente a lo largo de la década y debe asociarse, por lo tanto, por su severidad, a los efectos de las reformas estructurales. La creación de empleo en los sectores productores de bienes y servicios no comercializables internacionalmente (no transables) compensó este factor durante la fase de auge, pero dejó de operar en tal sentido durante los años posteriores de desaceleración del crecimiento económico, lo que permitió que la caída del empleo en los sectores transables se reflejara plenamente en la tasa de ocupación. Finalmente, la favorable combinación de las tendencias de la participación y del empleo en sectores no transables tuvo efectos neutrales sobre el desempleo hasta 1995, pero experimentó un giro radical a partir de entonces, que se tradujo en un aumento de los niveles de desempleo equivalente a 2.1 puntos porcentuales de la población total entre 1995 y 1997. Según vimos, la severa recesión posterior y la renovada tendencia ascendente de la participación laboral harían que se disparara la tasa de desocupación en los años siguientes Alejandra Ceballos Tasa de ocupación Los resultados deficientes en materia de generación de empleo se manifestaron en una caída de la tasa de ocupación equivalente a 2.2 puntos porcentuales de la población total entre 1991 y 1997, asociada fundamentalmente a la fuerte caída relativa de la generación de empleo en los sectores productores de bienes

sobresale el marcado deterioro del empleo en el sector agrícola entre 1991 y 1995. Ello es particularmente notorio en las zonas rurales, donde la participación del empleo agrícola cayó en más de cuatro puntos porcentuales durante estos años . Por el contrario, entre 1995 y 1997, la caída del empleo de los sectores transable estuvo su origen fundamentalmente en el sector industrial, aunque en esta ocasión, el fenómeno estuvo ligado al deterioro del empleo en las zonas urbanas, reflejo tanto de los efectos del ajuste estructural como de la desaceleración de la actividad económica
 
  Como un todo, estas tendencias se tradujeron en un aumento acelerado de la participación de los sectores no transables en el empleo total, que se elevó de 57.0% en 1991 a 63.2% en  1997 la participación del sector de la construcción en el empleo total subió de 4.5% en 1991 a 6.1% en 1995 y luego descendió a 5.3% en 1997. la generación de empleo calificado se concentró en los sectores no transables, especialmente en los servicios financieros y otros servicios, mientras se estancó la generación de empleo con mayores requisitos educativos en los sectores transables. es importante señalar que entre 1991 y 1995 la caída de la tasa de empleo para los trabajadores menos calificados, entendidos como aquellos con alguna educación primaria (0- 5 años) o secundaria incompleta (6-10 años), estuvo dominada por el sector agrícola. El comportamiento cíclico de la generación de empleo de baja calificación, estrechamente asociado a la dinámica de la construcción. En efecto, durante la fase de expansión este sector fue el más dinámico generador de empleo de trabajadores con bajo nivel educativo; por el contrario, durante la fase de ajuste este sector fue, después de la industria, el que más contribuyó al deterioro de la tasa de ocupación de estos trabajadores. La generación de empleo calificado en los sectores de servicios financieros y otros servicios explica, por sí sola, dos terceras partes del aumento de la tasa de empleo de los de mayor nivel educativo en toda la economía entre 1991 y 1997.

La contribución de los sectores transables al crecimiento de la productividad total de la economía fue importante, pero estuvo asociada, en la agricultura y la industrial, a una combinación de bajos niveles de crecimiento del producto y una acelerada caída del empleo en estos sectores. Esto es particularmente cierto en el sector agrícola en el período 1991-1995, y en la industria en 1995-1997, es decir, durante los años de ajuste más severo de estos sectores

  Problemas económicos Para el periodo de gobierno de Ernesto Samper los problemas económicos se centralizaban fundamentalmente en los siguientes puntos:
 
Una excesiva revaluación real de nuestra moneda frente al dólar.
Un crecimiento inconveniente del gasto público.
Una política monetaria demasiado permisiva.
En este periodo se produjo el más importante recorte en el gasto público de la República en todos los tiempos.

En 1994 se aumentaron las tasas de interés en forma excesiva que contrarrestaba con el endeudamiento del sector privado, circunstancias que el banco de la república y el gobierno manejaron con un apolítica fiscal y monetaria mas equilibrada controlando el gasto y al aprobación de una nueva reforma tributaria, aumentando al tarifa del IVA del 14 al 16%

En 1995 se decide que se harán recortes en:
Fuerzas armadas: 11.118 millones de los recursos
Salud y educación: 2.000 millones de pesos En 1995 se decide que se harán recortes en:
Fuerzas armadas: 11.118 millones de los recursos
Salud y educación: 2.000 millones de pesos

Servicio a la deuda externa: el recorte fue de 3.400 millones de pesos
Gastos de funcionamiento: 150.000 millones de pesos

De esos recursos los gastos generales se redujeron en 28.600 millones de pesos y las transferencias en 47.800 millones de pesos

En el mes de enero de 1997 el presidente decretó la emergencia económica, impulsado por la grave crisis fiscal y la alta acumulación de reversas internacionales que hacían prever para este año un proceso continúo de reevaluación del peso colombiano frente al dólar, perjudicando a los exportadores ya que los costos de producción se habían elevado en más del 20% Tasa de
participación La política económica de la administración de Samper tuvo sus aspectos negativos, como el aumento de desempleo, esto afectó la tasa de participación económica.

En el gobierno de Samper se complementó el manejo de la demanda agregada con una política de ingresos y salarios, basados en un pacto social tripartito, el primero relacionado con precios y salarios año 94 que fue bien recibido por los sindicatos y gremios empresariales controlando las tasas de inflación. Los indicadores claves en este periodo se pueden visualizar en el siguiente cuadro Daniela Molina POLITICA MONETARIA El presidente Samper presentó en su administración un modelo social que se oponía al que desarrolló el presidente Gaviria, enfocado hacia el crecimiento económico. El plan de desarrollo adoptado se llamó “El Salto Social”, retomaba las tesis ancestrales del partido liberal, buscando el desarrollo social a favor de las clases sociales más desfavorecidas. Para este período los problemas económicos se centralizaban fundamentalmente en los siguientes puntos: 1) 3) 2) Una excesiva reevaluación real de nuestra moneda frente al dólar Un crecimiento inconveniente
del gasto público Una política monetaria
demasiado permisiva El control de la inflación: un dilema entre crecimiento y estabilidad se encontraban los planteamientos gubernamentales que asumían que la lucha contra la inflación no podía ser tan fuerte que diera al traste con el crecimiento de la economía colombiana, de tal suerte que la política económica debía lograr un equilibrio entre inflación y crecimiento. el Banco de la República fiel a su mandato constitucional insistía en que el “control de la inflación se constituía en el mejor mecanismo para reducir la pobreza y lograr una mejor redistribución del ingreso”, la reducción de la inflación exigía un mayor equilibrio en el manejo macroeconómico, para evitarle un alto costo a la actividad productiva, porque en la medida en que la política macroeconómica sea más equilibrada en cuanto al esfuerzo que tenga que hacer respectivamente la política monetaria, cambiaria y fiscal, es más probable que se logren las metas de inflación, con un mínimo costo en la actividad productiva en el corto plazo, maximizando así sus beneficios a futuro. “Es claro que el Banco no tiene el total control sobre la inflación, pues aunque tiene mecanismos de emisión monetaria para ajustar una parte del gasto privado, no puede amonestar al gobierno, y menos controlar su política agrícola, factores que influyen sobre el nivel de precios de los alimentos”. Sobre la base de la unicidad e inflexibilidad de las tasas de interés se tomo la vía de afectar parejamente los consumos y las actividades productivas, sin distinguir su naturaleza y función social; el balance del manejo de las tasas ha sido doblemente decepcionante, de un lado el aumento del ritmo de la inflación y del otro el aumento del desempleo. politica economica La administración Samper (1994-1998) inició su período bajo la perspectiva de un crecimiento difícilmente sostenible a los ritmos observados en los años previos. Así, se tomaron medidas, tanto por parte del gobierno como del Banco de la República, tendientes a detener la revaluación de la tasa de cambio. Para 1995 ya era claro que las altas tasas de interés comenzaban a afectar la demanda doméstica, al punto que después de que el PIB se incrementara en un 5.8% en dicho año, en 1996 escasamente crecería al 2.1 %, apenas por encima del crecimiento de la población. La demanda agregada interna en 1996 aumentó tan sólo el 1.9%, OFERTA MONETARIA STTEVEN HERNANDEZ Plan de Desarrollo En que consistia Samper pretendía que el Salto Social fuera un plan alternativo a las políticas neoliberales que se venían desarrollando en el país. Sin embargo, las bases de su estrategia de gobierno continuaron con la internacionalización efectiva de la economía y la construcción de un nuevo tipo de Estado. El estado pretendía compensar las desigualdades sociales producidas por desarrollo económico y el proceso de apertura iniciada en la administración anterior ( Cesar Gaviria Trujillo).
Propuso un pacto social para controlar la inflación consistente en concertar con los tres sectores encargados de la economía (el estado, los empresarios y los trabajadores).
Aumento anual de los precios de tal manera que en cada periodo fuera menor hasta lograr establecer el costo de vida * El plan de agua del salto social, tuvo entre sus principales objetivos la modernización del sector y lograr el mejoramiento de la prestación de los servicios de acueducto y saneamiento básico.
* Plan sectorial de justicia el cual estableció que adelantaría solo la reformas estrictamente necesarias, para facilitar la eficiencia de la administración de justicia y mejorar el acceso a la misma.
* Formar un nuevo ciudadano colombiano, mas productivo en lo económico, mas solidario en lo social, mas participativo y tolerante en lo político, mas respetuoso de los derechos humanos y por tanto mas pacifico en sus relaciones con los semejantes. Resultados del Plan Uno de los mas importantes logros del salto social durante la primera parte de ese gobierno, fue el incremento de los recursos para financiar infraestructura e inversión social:

*
La inversión social tuvo prioridad frente a otros sectores durante este gobierno, creció de 45.7% en 1994 al 55% en 1996, significo un aumento real del 9.3%.
*
Los aumentos mas significativos se dieron en el sector publico en salud ( 0.5% del Producto Interno Bruto en el sistema de salud oficial, y 0.9% del Producto Interno Bruto en el sistema contributivo del sector publico), y en educación 0.75% del Producto Interno Bruto.
*
El gasto publico en agua potable y vivienda de interés social, aumento en términos reales 69% y 71% respectivamente entre 1994 y 1996.
*
La política de vivienda social urbana se ejecuto satisfactoriamente en términos de la asignación de recursos y el número de subsidios otorgados.


*
Los recursos asignados al subsidio permitieron apoyar proyectos en todos los departamentos del país y en 623 municipios, completando de esta forma los recursos locales destinados al sector Aspectos
negativos *
Es de recordar que el gobierno de Ernesto Samper Pizano se caracterizo por los problemas de la introducción de capital llegado del narcotráfico a la campaña presidencial.
*
Razones que trajo consecuencias graves a la misma economía del país
*
Desertificación consecutiva de los Estados Unidos, afortunadamente sin sanción pero que alcanzo a repercutir en la economía del país.
*
Falto incentivo a la inversión extranjera por la misma inseguridad interna.
Full transcript