Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

COLOCACIÓN DE SATÉLITES EN ÓRBITA

No description
by

Roberto González Pad

on 19 February 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of COLOCACIÓN DE SATÉLITES EN ÓRBITA

COLOCACIÓN DE SATÉLITES EN ÓRBITA
3
Encendido del motor de apogeo
El motor de apogeo transformará la órbita elíptica en ecuatorial y casi circular.
Estas maniobras requieren de tanto cuidado y presión que llegan a tardar hasta tres semanas, recordando que mientras
menos combustible
se use la
vida útil
del satélite será
mayor
.
1
Lanzamiento y puesta en órbita de aparcamiento
llevar un satélite hasta la órbita geoestacionaria es muy difícil, es por esto que se ocupan otras dos órbitas para después mandarlo hacia la órbita geoestacionaria desde ahí. El satélite será situado en una órbita de baja altura con ayuda de cohetes o propulsores, llamada órbita de aparcamiento, de
entre 90 y 120 Km
, la cual está libre de radiación y puede encender y autocalibrar sus circuitos sin riesgo de que se dañen.
La colocación de un satélite geoestacionario en órbita no es un proceso instantáneo, es todo un
procedimiento muy cuidadoso y preciso
que conlleva el uso de la llamada
órbita de transferencia
de Hohmann
, nombre dado en honor al científico alemán
Walter Hohmann
, el cual dedujo una técnica para la colocación de satélites en órbita
Al ya tener construido un satélite, el siguiente paso es colocarlo en órbita, pero para ello es necesario saber los
costos
que conlleva su lanzamiento, los cuales dependen de distintos
factores
:

el ángulo de inclinación
que debe tener el plano orbital (satélite geoestacionario es igual a cero grados)

la selección y costo del lanzador

la selección del centro espacial
utilizado para el lanzamiento
6IM11
ÁVILA MARÍN LIZBETH
AZPEITIA REBOLLAR EDNA
GONZÁLEZ PADILLA ROBERTO
LECONA JAIMES EVELYN
MÉNDEZ LARA MOISÉS
COMUNICACIONES SATELITALES
La colocación en órbita de un satélite geosíncrono consiste en poner el satélite en una órbita llamada
órbita de transferencia
, la cual tiene la característica de ser
inclinada y elíptica
, después se encenderán los motores para poner al satélite en la órbita deseada. La precisión en la colocación del satélite tiene que ser exacta ya que así se ahorrará combustible, el cual dicta la vida útil de un satélite.
La puesta en órbita se hace en
4
pasos
$$$
2
Órbita de transferencia
La segunda etapa consiste en pasar de la órbita de aparcamiento a la órbita de transferencia, la cual tiene un apogeo de
36,000 Km
, coincidiendo así con la órbita geoestacionaria.

En esta órbita los instrumentos del satélite se autocalibran nuevamente para obtener la estabilización giroscópica, esto puede llegar a requerir de varias vueltas en la órbita.
4
Órbita geoestacionaria
En esta etapa el satélite ya llegó a la distancia requerida. Si el satélite es de estabilización por 3 ejes generará tres momentos de inercia perpendiculares para que ya no esté girando y quede orientado en dirección de la tierra.
A esta maniobra se le conoce como
adquisición del asiento
.

Luego continúa la
adquisición de la posición orbital
definitiva que consiste en
mover el satélite a la longitud deseada
, aquí también se tiene que tener mucho cuidado debido a la
gran cantidad de satélites que existen en la órbita
.
Por último, el satélite siempre presentará variaciones de posición debido a la forma irregular de la Tierra, así como las fuerzas de gravedad de la Luna y el Sol, estas variaciones tendrán que ser corregidas durante toda la vida útil del satélite.
A pesar de las apariencias, en realidad los satélites no desafían la fuerza de gravedad. De hecho, siempre están cayendo hacia la Tierra, del mismo modo que la manzana de Newton, cuya caída le permitió descubrir las leyes de la gravedad. La diferencia entre las manzanas y los satélites es que éstos se mueven a gran velocidad; a unos 30 000 km/h, y a mucha mayor altitud.
Esto significa que conforme el satélite va cayendo hacia la Tierra, la superficie de nuestro planeta se curva y se aleja al mismo tiempo de él. Como resultado de este fenómeno, el satélite nunca llega a tocar la superficie terrestre:
está en órbita
.
Full transcript