Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Los dinosaurios

No description
by

on 2 September 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Los dinosaurios

Los dinosaurios
Los dinosaurios eran animales enormes algunos chiquitos pero todos se murieron
los dinosaurios descienden de las aves
algunos fósiles y huellas se han encontrado en la actualidad gracias a la arqueología y según los arqueólogos estos existieron hace 5.000.000.000 de años
algunos eran herbívoros otros carnívoros y unos pocos
omnívoro
Estos temibles dinosaurios no pesaban mucho
Fueron un diverso grupo de animales del clado Dinosauria. Su primera aparición fue durante el período Triásico, hace 231 400 000 años, y fueron los vertebrados terrestres dominantes por 135 millones de años, desde el inicio del Jurásico (hace unos 201 millones años) hasta el final del Cretácico (hace 66 millones de años), cuando el evento de extinción del Cretácico-Paleógeno llevó a la extinción de la mayoría de los grupos del dinosaurio al final de la Era Mesozoica
.
Los dinosaurios pueden distinguirse por diferentes características
Una colección de esqueletos de fósiles de dinosaurios. En sentido de las agujas del reloj de arriba hacia abajo: Microraptor gui (un terópodo alado), Apatosaurus louisae (un gigante saurópodo), Stegosaurus stenops (un stegosaurio enchapado), Triceratops horridus (ceratopsiano con cuernos), Edmontosaurus regalis (un ornitópodo pico de pato), Gastonia burgei (un ankylosaurio blindado).
Si bien los recientes descubrimientos han hecho que sea más difícil presentar un acuerdo universal sobre lista de características distintivas de dinosaurios, casi todos los dinosaurios descubiertos hasta la fecha (2014) comparten ciertas modificaciones en el esqueleto de archosaurio ancestral, o son claros descendientes de dinosaurios de más edad que muestran estas modificaciones. Aunque algunos grupos posteriores de los dinosaurios aparecen con versiones más modificadas de estas características, se consideran típicos de Dinosauria; los primeros dinosaurios las tenían y las transmitieron a sus descendientes. Dichas modificaciones, originaron el último ancestro común de un determinado grupo taxonómico, se llaman los sinapomorfias de dicho grupo
Una evaluación detallada de las interrelaciones arcosaurios de S. Nesbitt22 confirmaron o encontraron las siguientes doce sinapomorfias inequívocas, algunos previamente conocidas:
en el cráneo, se presenta una fosa supratemporal (excavación) en frente de la fenestra supratemporal, la principal abertura en el techo del cráneo trasero
epipófisis, procesos oblicuos de puntero trasero en las esquinas superiores traseras, presentes en las vértebras anterior (frontal) del cuello, detrás de los atlas y el axis, las primeras vértebras de dos bocas
vértice de la cresta deltopectoral (una proyección en la que los músculos se unen deltopectorales) situado al nivel o más de 30% de la longitud del húmero (hueso del brazo)
radio, un hueso del brazo inferior, más corta que 80% de la longitud del húmero
cuarto trocánter (proyección donde el músculo caudofemoralis unido al eje posterior interno) en el fémur (hueso del muslo) es una brida aguda
cuarto trocánter asimétrico con margen distal inferior, formando un ángulo más pronunciado al eje
en el astrágalo y el calcáneo, huesos del tobillo superiores, faceta articular proximal, de la superficie superior de conexión, para que el peroné ocupe menos del 30% de la anchura transversal del elemento
las exocciptiales (huesos en la parte posterior del cráneo) no se juntan a lo largo de la línea media en el suelo de la cavidad endocraneal, el espacio interior de la caja craneana
en la pelvis, las superficies articulares proximales del isquion con el ilion y la pubis están separados por una gran superficie cóncava (en el lado superior del isquion entre los contactos con el hueso púbico de la cadera y el ilion se encuentra una parte de la articulación abierta)
cresta cnemial en la tibia (parte sobresaliente de la superficie superior de la espinilla) arcos anterolateralmente (curvas en la parte delantera y la parte externa)
distinta orientación del canto proximodistal (vertical) presente en la cara posterior del extremo distal de la tibia (la superficie trasera del extremo inferior de la tibia)
superficie articular cóncava para el peroné del calcáneo (la superficie superior del calcáneo, donde toca el peroné, tiene un perfil hueco)
hay barios tipos de dinosaurios como:
Reviviendo dinosaurios

Insecto atrapado en resina.
En años recientes ha habido creciente especulación sobre el empleo de biotecnología con el fin de devolver dinosaurios a la vida. En la novela de Michael Crichton Parque Jurásico se describe un método idealmente posible. En esa obra, la sangre de dinosaurio del tracto digestivo de un mosquito mesozoico fosilizado (suspendido en ámbar, es decir, resina solidificada de árboles) es usada por un grupo de científicos para recuperar ADN (ácido desoxirribonucleico) de dinosaurio, llenando las lagunas cromosómicas, principalmente de ADN no codificante con material genético procedente de una especie moderna de rana para luego crear un embrión a partir del material genético resultante que es fecundado en un avestruz.
Con la tecnología actual resulta, sin embargo, casi imposible resucitar dinosaurios de esta manera. Un problema con el método de extracción en ámbar es que el ADN se degrada con el tiempo por la exposición al aire, el agua y la radiación natural, haciendo improbable que tal operación recupere una cantidad suficiente de material genético útil (la corrupción del ADN puede medirse por una prueba de racionalización de la muestra).
Extracciones exitosas de ADN antiguo de fósiles de dinosaurios han sido reportadas en dos ocasiones independientes, pero tras ser sometidas a posterior inspección y revisión por pares, ninguna de las afirmaciones pudo ser confirmada. Además resulta muy improbable la devolución de estas criaturas a la vida puesto que no resulta viable la mayoría del ADN encontrado. Aún así se sigue investigando.56
No obstante, un modelo teórico de secuencias de péptidos de un dinosaurio ha sido deducido usando métodos analíticos de reconstrucción filogenética a partir de secuencias de genes de especies vivas de reptiles y aves.57
Incluso si el ADN de un dinosaurio pudiera ser reconstruido, sería sumamente difícil cultivar dinosaurios usando la tecnología disponible ya que no existen especies vivas suficientemente relacionadas como para proporcionar cigotos o un ambiente apropiado para el desarrollo embrionario.
DINOSAURIOS ORNITISQUIOS

Los primeros ornitisquios incluyen los pisanosaurios, grupo de dinosaurios poco conocido del periodo triásico de Sudamérica, y grupos del periodo jurásico inferior, tales como los heterodontosaurios y los escutelosaurios. Ya en este periodo, los ornitisquios se habían dividido en varios linajes principales. El que suele llamarse tireóforos, incluye los estegosaurios con placas y los anquilosaurios con armadura y, que se extienden desde el jurásico inferior hasta el cretácico superior. Un segundo grupo, los ornitópodos, incluye tanto los hadrosaurios con pico de pato y sus parientes los iguanodontes, como los ceratópsidos y los cercanos paquicefalosáuridos. Este grupo también vivió desde el jurásico inferior hasta el cretácico superior.

Los dinosaurios ornitisquios se distinguían por su “cadera de ave” y por la presencia de un hueso, el “predentario”, en el extremo de la mandíbula inferior. Todos eran herbívoros; el hueso predentario parece haber servido para recolectar la vegetación, como lo hacen los camellos y caballos. También conectaba las dos mitades de la mandíbula inferior, permitiendo la transmisión y amortiguación de la fuerza durante la masticación del animal. En los dinosaurios con pico de pato y ceratópsidos, las mandíbulas sostenían docenas de dientes dispuestos de forma apretada para formar un único conjunto biselado como superficie de masticación. Como en todos los demás vertebrados, excepto en los mamíferos, los dientes eran reemplazados a lo largo de la vida del animal; las raíces antiguas se reabsorbían y se desarrollaban coronas nuevas.
DINOSAURIOS SAURISQUIOS

Los saurisquios incluyen dos grupos principales: (1) los sauropodomorfos herbívoros, que comprenden los saurópodos gigantes de cuello largo, como el Diplodocus y el Apatosaurus; y los prosaurópodos, menos conocidos y que incluyen el Plateosaurus; (2) los terópodos carnívoros, que incluyen todos los carnívoros de tamaño grande o pequeño, desde el Coelophysis, el Compsognathus o el Deinonychus; pasando por los carnívoros gigantes como el Allosaurus y el Tyrannosaurus; hasta sus descendientes las aves. Los saurópodos más grandes y voluminosos llamados supersaurios y ultrasaurios se han encontrado en Colorado, Estados Unidos, y algunos expertos piensan que podrían ser Brachiosaurus o Diplodocus.

Los saurisquios tenían el cuello largo y unas garras de gran tamaño en los primeros dedos de sus manos y pies. Los dedos cuarto y quinto de la mano se habían reducido o estaban ausentes (como en las aves, que sólo conservan los tres primeros dedos). Los saurópodos llegaron a alcanzar un gran tamaño; eran cuadrúpedos (caminaban sobre las cuatro patas) y desarrollaron algunas adaptaciones fisiológicas interesantes para alimentarse de la vegetación alta. Por ejemplo, en el Diplodocus, el cuello y la cola eran muy largos. Los arcos inferiores (hemales) de las vértebras de la cola, en el punto donde ésta les alcanzaba, tenían forma de canoa y no de lengua. Esto parece haber favorecido el uso de la cola como apoyo para las patas traseras en una postura trípode, cuando el animal se alimentaba de la vegetación de altura con las extremidades delanteras levantadas del suelo.

En contraste, el Brachiosaurus tenía el cuello muy largo pero la cola corta, de modo que no era posible una postura trípode. Sin embargo, éste tenía las patas delanteras más largas que las traseras y esto, junto a su cuello largo, le capacitaba para alcanzar las plantas de porte elevado.

Los grandes terópodos carnívoros, tales como el Tyrannosaurus, tenían unas cabezas muy grandes con unas mandíbulas poderosas ocupadas por unos dientes doblemente aserrados que se curvaban hacia atrás. Sus patas delanteras se habían reducido, pero sus caderas y patas traseras eran enormes y el depredador no tenía más que atrapar a su presa entre sus mandíbulas y, estabilizando su cuerpo, desgarrar su carne. Los terópodos pequeños, como el Deinonychus deben haber sido cazadores más ágiles y persistentes. Estos perseguían a sus presas y, atacándolas en manada, las desgarraban con garras y dientes. Sin embargo, algunos tipos de terópodos de pequeño tamaño, como el Struthiomimus y sus parientes, no tenían dientes y podrían haber sido omnívoros. También las aves actuales carecen de dientes, pero no ocurría así con las primeras como el Archaeopteryx y el Hesperornis.

Como la mayoría de los reptiles y aves vivientes, muchos dinosaurios construían nidos y ponían huevos. En Montana, Estados Unidos, se han encontrado restos que contienen tanto huevos como crías recién salidas del cascarón. Las capas de nidos superpuestas sugieren que los dinosaurios volvían, año tras año, a los mismos lugares de anidamiento.

En Lourinha (al norte de Lisboa, Portugal), un grupo de paleontólogos descubrieron en junio de 1997 un nido de carnívoros bípedos del jurásico superior que conserva más de 100 huevos de estos animales, algunos de ellos con los esqueletos de sus embriones. También, en ese mismo mes se descubrió la cría de ave más primitiva del mundo en los Pirineos, concretamente en la sierra del Montsec, en Lleida (España). Se trata de un fósil que vivió hace 120 millones de años, durante el cretácico. El nuevo pájaro ha proporcionado información a los científicos españoles para confirmar la teoría de que los pájaros modernos son descendientes con plumas y de cola corta de los dinosaurios terópodos.

Así mismo, en mayo de 1997 un grupo de paleontólogos argentinos informaban sobre el hallazgo de los restos fósiles del dinosaurio más parecido a un ave que se haya descubierto hasta la fecha. El descubrimiento ocurrió en la región de la Patagonia argentina y le han dado el nombre de Unenlagia cornahuensis, que significa `medio pájaro del noroeste de la Patagonia' en el idioma de los mapuche. Este descubrimiento es una importante prueba que apoya la teoría, admitida ya por la mayoría de los paleontólogos, de que las aves actuales evolucionaron a partir de unos dinosaurios carnívoros y bípedos, los terópodos.
de andres y sebastián solla
Full transcript