Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Cartas de amor traicionado

No description
by

Gloria Alvarez

on 15 October 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Cartas de amor traicionado

Cartas de amor traicionado
Sobre el Autor...Isabel Allende

Isabel Allende, hija de padres
chilenos, nació en Lima, Perú en 1942. Su vida como escritora comenzó en Chile, gracias a su padre, quien le
inculco la afición por las letras, primero, escribió para la revista feminista Paula. Sus artículos pronto la hicieron muy popular entre sus lectores.
Entre las obras que la ayudaron a aparecer en el ámbito mundial se encuentran:
Vocabulario
Arrodillarse
La campana
La capilla
La cera
El convento
La correspondencia
Los lirios
La monja
El pasillo
Rezar
El rincon
La soledad
La vela
El hermano de su papa, Eugenio, administro sus tierras y dispuso del destino de la pequeña huérfana según su criterio.
Analía Torres era una niña que perdió a sus padres a solo 2 semanas después de haber nacido.
Hasta los 6 años Analía creció aferrada a las faldas de una ama, quien se hizo cargo de ella y al cumplir 7 años la internaron en el Colegio de las Hermanas del Sagrado Corazón donde paso los doce años siguientes.

Se sentía muy abandonada y casi no hablaba o convivía con nadie, cada seis meses recibía una breve nota de su tío Eugenio solo para recomendarle que se portara bien.
Sospechaba que su tio tenia malas intenciones de querer quedarse con todos sus bienes, y nada proveniente de el le parecia digno de confianza.
Cuando Analia cumplio diecisiete años, su tio fue a visitarla al colegio por primera vez. La madre superiora tuvo que presentarlos por que ambos habian cambiado mucho y no se reconocian.
Su tio le dijo que apartir de ese cumpleaños le daria cien pesos para sus gastos mensuales y que cuando cumpliera la mayoria de edad recibiria todos los bienes que le dejaron sus padres.
Ella se molesto cuando escucho a su tío decir eso por que ella quiere casarse y hacerse cargo de todos sus bienes.
Su tio prometio visitar a Analia mas seguido ya que era la unica alumna que nunca sale de vacaciones y a quien jamas le han mandado un regalo de navidad.
Antes de treinta días el tío se presento de nuevo en el colegio solamente para anunciarle a la madre superiora que su hijo deseaba mantener correspondencia con Analia, aver si con su primo reforzaba los lazos de la familia.
Las cartas de su primo comenzaron a llegar regularmente, algunas hablaban de la vida en el campo, de las estaciones y los animales, otras de poetas y pensamientos. Al principio Analia no queria contestar las cartas pero despues no se pudo contener; crecio la intimidad entre Analia y su primo y pronto empezaron a hablar de amor.
Analia Torres no recordaba haber visto jamas a su primo que se firmaba como Luis, pero lo trataba de dibujar en su mente como rechoncho, con la cara picada de viruelas, cojo y medio calvo. Pero mientras mas defectos le agregaba mas se inclinaba a amar.
Analia llevo a su hijo a la escuela del pueblo, donde permanecía interno de lunes a viernes, Analia buscaba motivos de retener a su hijo a su lado pero se dio cuenta que el era feliz en la escuela.
Tres meses después llego con su boleta de notas y una breve carta del profesor felicitándolo por su buen rendimiento, Analia la leyó temblando y sonrío por primera vez en mucho tiempo.
En los meses siguientes el muchacho trajo siempre buenas calificaciones que Analia coleccionaba como tesoros
Durante una noche, Luis Torres, esposo de Analia, bebió demasiado y se dispuso a hacer piruetas en un caballo ajeno para demostrar su habilidad de jinete; Nueve días después de la patada recibida por el caballo, Luis torres falleció. En el velorio, Analia lloraba de culpa por el amor que nunca pudo darle y de alivio por que ya no tenia que seguir rezando para que se muriera.

El tío de Analia le dijo que le cediera las tierras y se fuera a vivir de sus rentas a la ciudad, a lo cual ella se negó.
En las primeras semanas Analia organizo su nueva vida, Empezó por quemar las sabanas que había compartido con su marido y trasladar su cama angosta a la habitación principal.
Poco después estudio a fondo los libros de administración e la propiedad y apenas tuvo una idea precisa de sus bienes busco un capataz que ejecutara sus ordenes sin hacer preguntas.
Ese mismo día, Analia decidió ponerse un vestido blanco, y así ataviada se fue en su coche a la escuela del pueblo, llevando bajo el brazo una vieja caja de sombreros.
Analia guardo todas las cartas entre ella y Luis Torres que duraron escribiendo por dos anos. Analia pensó que esto podría ser un plan de su tío para que los bienes de ella pasaran a manos de Luis.
Luis Torres no era el enano retorcido que ella había imaginado. Era un hombre totalmente diferente, tenia un rostro simpático, la boca todavía infantil, una barba oscura, ojos claros con pestañas largas.
Desde el primer dia de casada Analia detesto a Luis. No habia entre los dos verdadera intimidad.
Analia Torres espero en el patio hasta que la campana anunciara el fin de la ultima clase de la tarde. Venia su hijo y el se detuvo en seco, porque era la primer vez que su madre aparecía en el colegio. Analia quería conocer a su maestro.
Al fondo encontró al maestro, pero no podía alcanzar sus muletas. Cuando Analia se presentó, el levantó la cara pero no se puso de pie, porque sus muletas estaban en un rincón muy lejos para alcanzar.
Analia le dijo que le debería once años de su vida. Le explico el maestro que
sólo lo hizo por su amigo Luis Torres, y que no pensaba que hubiera nada malo,pero que esos dos años fueron los mejores de su vida. Los dos salieran al bullicio del patio donde todavía no se había puesto el sol.

Durante el dia cada uno se mantiene ocupado de diferentes maneras y no se veian hasta la noche. El nacimiento de un hijo no mejoro los sentimientos de Analia por su marido.
La historia de Analía Torres comienza así...
FIN
Full transcript