Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Percepcion de la Forma

en esta precentacion se muestra como el ser humano persive la forma con ayuda de sus sentidos corporales
by

jaime torres

on 3 May 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Percepcion de la Forma

Los atributos perceptivos hacen parte de la llamada forma sensible, es decir la forma que captamos gracias a nuestros sentidos, es todo lo relacionado con la geometría, color, texturas, brillo, sonido, temperatura y olor entre otros. Estos estímulos son discriminados por nuestra percepción, dando prelación a los audiovisuales, siguiendo con los táctiles y dejando por último al gusto y olfato.

Estos son los estímulos que el diseñador manejará para concebir las formas de los objetos tal como lo haría un chef creando un nuevo plato con los ingredientes de su receta.

Los atributos perceptivos son:

Geométricos, superficiales, sonoros, olfativos, gustativos. 1. Geométricos

Son los que determinan la distribución espacial de la materia en un objeto, entre los cuales se encuentran:

Volumen virtual (vv): es el volumen en el cual se inscribe imaginariamente un objeto, aunque en dados casos, la morfología es yuxtapuesta y por lo tanto se percibe como dos volúmenes o más. Estos son el esférico, el cúbico, el cilíndrico, el cónico y el paralelepípedo. Densidad – materia: se refiere a la percepción del peso físico de un objeto, haciendo posible calificarlo como liviano o pesado, siempre con respecto a la capacidad humana de sostenerlo, moverlo o soportarlo.

Magnitud: este atributo se refiere a la relación existente entre el uso del objeto y la persona que lo utiliza, encontrando las siguientes categorías:

- Digital: es la manipulación de un objeto, se realizada con los dedos de una mano tal como ocurre cuando se escribe con un lápiz o un esfero.

- Manual: en esta categoría, el uso del objeto involucra ambas manos, tal como ocurre cuando se ponen a funcionar la mayoría de electrodomésticos.

- Brazal: se refiere al tipo de manipulación que involucra un objeto de grandes proporciones, similares a la del cuerpo mismo o con un peso considerable que involucra ambos brazos para poder interactuar con él, este es el caso de los contenedores y las carretillas.

- Corporal: este alcance excede las dimensiones humanas, se refiere tanto a espacios arquitectónicos como a vehículos principalmente, en los que se interactúa con ellos con todo el cuerpo. 2. Superficiales

Esta clase de atributos son los más evidentes en un objeto, de ahí el trabajo de los diseñadores por cuidar cada uno de los atributos que hacen parte de la superficie del objeto tales como el color, la textura, el brillo y la luminosidad, todo esto partiendo de una premisa básica: la selección adecuada del material y la exploración de sus posibilidades formales.

A continuación se describirán en detalle cada de uno de los atributos superficiales.

a. Cromáticos:

Teoría aditiva.

Los colores que percibimos de los objetos son radiaciones que éstos reflejan de la luz blanca que emite el sol. Estas estimulan a las células ubicadas en la retina del ojo humano llamadas conos y bastoncillos. La percepción del color propiamente dicha se realiza por medio de los conos, especializados en los colores rojo, verde y azul (RGB por sus siglas en inglés), mientras que los bastoncillos se han especializado en la percepción del brillo.

El espectro de luz visible:

La luz del sol está formada en realidad por un amplio espectro de radiaciones electromagnéticas de diferentes longitudes de onda, dando origen a un espectro continuo de radiaciones, que comprende desde longitudes de onda muy pequeñas, de menos de 1 picómetro (rayos cósmicos), hasta longitudes de onda muy grandes, de más de 1 kilómetro.

El ser humano tan sólo es capaz de visualizar un subconjunto de ellas, las que van de 380 (violeta) a 780 nanómetros (rojo), razón por la que las ondas que están por encima y por debajo de este rango se denominan ultravioletas e infrarrojas respectivamente.
b. Textura

Este atributo superficial está íntimamente ligado a las posibilidades formales que brindan los materiales, es más común ver las texturas lisas en los materiales metálicos y cerámicos como el acero y el vidrio respectivamente. Las texturas rugosas en cambio, son más comunes en los materiales poliméricos (materiales derivados del petróleo como polipropileno, poliestireno, ABS principalmente) debido a sus propiedades de conformación.

Las texturas son concebidas principalmente con fines funcionales que se relacionan con el aumento o disminución de la fricción de la superficie del material para facilitar la limpieza, evitar el deslizamiento y facilitar el uso de ciertos objetos al estimular el tacto, entre otras.

En cuanto a clasificación de texturas se pueden establecer las siguientes:

-Lisa: cuando se habla de una textura lisa, se habla de una sensación táctil en la que no se perciben estímulos de presión por parte de los receptores de la piel. En esta sensación predomina la idea de lo plano. Ejemplos: la superficie de un vidrio de una vitrina, la superficie de un tablero de triplex forrado en formica o la superficie de una mueble de acero inoxidable.

-Suave: este tipo de texturas se refiere a las superficies que sin ser planas o lisas, no tienen puntos de presión al tacto. Estas texturas se asocian principalmente a los materiales textiles y afines. Ejemplo, una camisa de terciopelo, un peluche de felpa o una mota de algodón.

-Rugosa: esta clase de texturas se pueden apreciar fácilmente en los productos plásticos, ya que por sus propiedades en procesos como la inyección, se obtienen infinidad de morfologías en las superficies de los objetos; la característica principal de esta clase de texturas es que poseen un tacto agradable ya que están conformadas por micro relieves redondeados que ejercen poca presión. Ejemplos: las manijas de objetos que impliquen hacer esfuerzos, tales como las de una motocicleta o bicicleta, o los botones giratorios de equipos de sonido.

-Áspera: esta tipo de textura se caracteriza por ser agresiva al tacto, cualidad dada por tener un relieve compuesto por granos de formas diversas y dispuestos de manera aleatoria, razón por la cual generan puntos que ejercen presión al tocarlas. Son utilizadas principalmente en aplicaciones para procesos de arranque de material, para dar acabado liso a superficies. Ejemplos, la superficie de un disco de pulidora, una pared de una construcción sin estucar o el borde de una cajetilla de fósforos.
-Brillo, Es la propiedad de una superficie relacionada con la capacidad de reflejar espectacularmente la luz y debido que puede oscilar entre lo mate (sin reflexión de luz) hasta lo altamente brillante (con un alto porcentaje de reflexión de luz).

-Luminosidad, es la característica de una superficie de dejar pasar la luz a través de ella, encontrándose las siguientes categorías:

1. Transparencia: es una propiedad de ciertos tipos de materiales de dejar pasar la luz a través si mismos con la característica de también permitir la visión de imágenes a través de ellos. Ejemplo: la malla de un colador, las medias veladas, o el vidrio de una ventana.
2. Translucidez: es un atributo superficial de aquellos materiales que aunque permitiendo el paso de luz, deforman considerablemente las imágenes que se les están detrás de ellos.
3. Opaco: esta característica define a los materiales que no permiten el paso de luz. Ejemplo: un tablero de madera, una lámina de acero o el asfalto de una carretera.



3. Sonoros

En la mayoría de los objetos que existen hoy en día, cada vez cobra mayor importancia el uso del sonido como un atributo necesario para una interacción adecuada con el usuario. Esta cualidad ha dejado de ser un accidente propio de los mecanismos encargados de hacer funcionar el objeto, que generaba en muchos casos, ruido. Aunque la identificación del sonido en la mente (imagen sonora) requiere por lo general de una confirmación de otros sentidos ya que la percepción privilegia el sentido de la vista. Existen desde el punto de vista de la psicoacústica unas cualidades perceptibles del sonido, que a continuación se describen:
-Sonoridad: es la percepción subjetiva de la intensidad, mediante esta cualidad podemos discriminar los sonidos en una escala del más fuerte al más débil. Su unidad de medida es el decibelio (db).

En cuanto a sonoridad se refiere, se distinguen el umbral de audición y el umbral de dolor, el primero se refiere a la intensidad mínima de sonido (0 – 20 db) capaz de impresionar al oído humano y el segundo a la intensidad que produce sensación de dolor en el oído (110 – 130 db).

La percepción de la intensidad del sonido no es lineal, se agudiza para los sonidos débiles y disminuye por sonidos fuertes, razón por la cual se dice que tiene un comportamiento logarítmico.
-Volumen: se refiere a la percepción subjetiva de la potencia acústica, es decir la cantidad de energía emanada por una fuente determinada en forma de ondas en un lapso de tiempo.

Esta cualidad está directamente relacionada con la amplitud de onda, ya que al aumentar el volumen significa que a su vez se incrementa el movimiento de las partículas que golpean el tímpano y por ende es más fuerte el sonido y es más amplia la onda.

Para un mismo tono pueden existir amplitudes bajas, medias y altas, de acuerdo a como se modifique el movimiento de su onda.
- Altura: está relacionada con la percepción del tono, es decir nos permite diferenciar el sonido entre una escala que va desde los más graves hasta los más agudos.

Esta cualidad está directamente asociada con la frecuencia de las ondas, es decir que entre más ondas existan en un intervalo de tiempo, percibiremos un sonido agudo. Entre menos ondas se transmitan en un intervalo de tiempo escucharemos un sonido grave.

Sin embargo, los seres humanos sólo pueden percibir el sonido en un rango de frecuencias relativamente reducido, entre 20 y 20.000 Hercios aproximadamente. De acuerdo a este rango, se ha establecido la siguiente escala:

- Tonos graves (frecuencias bajas, de 20 a 300 Hz).

- Tonos medios (frecuencias medias, de 300 a 2.000 Hz).

- Tonos agudos (frecuencias altas, de 2.000 hasta 20.000 Hz).
- Altura: está relacionada con la percepción del tono, es decir nos permite diferenciar el sonido entre una escala que va desde los más graves hasta los más agudos.

Esta cualidad está directamente asociada con la frecuencia de las ondas, es decir que entre más ondas existan en un intervalo de tiempo, percibiremos un sonido agudo. Entre menos ondas se transmitan en un intervalo de tiempo escucharemos un sonido grave.

Sin embargo, los seres humanos sólo pueden percibir el sonido en un rango de frecuencias relativamente reducido, entre 20 y 20.000 Hercios aproximadamente. De acuerdo a este rango, se ha establecido la siguiente escala:

- Tonos graves (frecuencias bajas, de 20 a 300 Hz).

- Tonos medios (frecuencias medias, de 300 a 2.000 Hz).

- Tonos agudos (frecuencias altas, de 2.000 hasta 20.000 Hz).

4. Olfativos – Gustativos


Estos estímulos denominados químicos son los menos explorados a la hora de diseñar un objeto, producto o espacio. Se han trabajado más en el campo de la culinaria, cada olor tiene una fuerte correlación con un sabor.

Los olores se han utilizado en el diseño de productos dirigidos a un mercado en el que este sentido es valorado, por ejemplo el infantil, el de artículos escolares, calzado, entre otros, que sí han incorporado aromas que hacen parte de los atributos relevantes para este tipo de mercado.

Aunque por el olor de un producto percibamos ciertas características, como el que un objeto es nuevo, este atributo sigue siendo más un accidente o una consecuencia, que la determinación conciente de esta sensación, a la hora de diseñar un producto.

En cuanto a los olores se ha hecho una clasificación que aunque no está estandarizada, identifica la existencia de siete olores primarios:

- Alcanfor

- Almizcle

- Flores

- Menta

- Éter

- Acre

- Podrido

En cuanto al gusto se refiere, es más escaso aún el ejemplo de diseños que estén encaminados a estimular este sentido. Este se ha limitado exclusivamente a su función primordial que es la detección de sabores en el proceso de ingestión de alimentos. Sin embargo, a algunos productos no relacionados con los alimentos se les han incorporado sabores, en estos casos se han utilizado por ejemplo los sabores a frutas.

La clasificación de sabores se establecido típicamente en cuatro categorías:

- Dulce

- Amargo

- Acido

- Salado
Full transcript