Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Malinalco :D

No description
by

Carla Garcia

on 3 May 2011

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Malinalco :D

Malinalco es un hermoso pueblo mágico situado en el eje neovolcánico, es famoso por la impresionante orografía que lo rodea, por sus monumentos históricos, tradiciones, costumbres, y su esencia típica. La zona arqueológica de Malinalco se localiza en el llamado Cerro de los ídolos y fue excavado directamente sobre la roca, lo que lo hace ser un ejemplo único a nivel de América Latina. María José Alcocer
Carla García El nombre de Malinalco se compone de malinalli, planta gramínea llamada “zacate del carbonero”, con ellas se hacen las sacas del carbón y las cuerdas o mecates con que las atan; de xóchitl, "flor", y de co, "en", y significa: “Donde se adora a Malinalxóchitl, la flor del malinalli”. Zona Arqueológica
de Malinalco El nombre de Malinalco refiere al tolnapohualli o calendario azteca y corresponde al duodécimo signo de los 20 del mes, es decir malinalli. El toponimo de Malinalco se interpreta por un cráneo humano rematado por seis estilizaciones de la planta malinalli florecida, éste se utiliza oficialmente. Los 1°s poblamientos en la región se registran en la época del “Posclásico temprano y el inicio del Tardío”, época de movimientos de pueblos en el altiplano y de otras naciones procedentes del norte de Mesoamérica. Como puede apreciarse se localiza en la cima del cerro, situación normal dentro de la planeación arquitectónica, espacial y estratégica de los asentamientos posclásicos y en especial los aztecas. Queda claro que este centro ceremonial era el punto clave para vigilar y controlar los diversos pueblos asentados en la región sur del actual Estado de México pero también a la zona tlahuica en Morelos y parte de Guerrero. La construcción se inicia en 1501, durante los gobiernos de Ahuítzotl y Moctezuma II La zona es considerada Patrimonio Cultural, se construyó un camino empedrado para acceder a ella siempre ascendente, desde allí se percibe un conjunto , al que se le ha denominado Rincón de San Miguel que no ha sido trabajada en extenso, se dice que estuvo asociado con el culto al dios Tláloc, dada su ubicación en el nacimiento de los manantiales más importantes, no sólo del sitio, sino del valle de Malinalco. Existen vestigios de habitaciones y terrazas, sobresale una calinata de 13 peldaños labrada en roca y se puede acceder al manatial por un adoratorio circular. Es posible que haya existido un sistema complejo de distribución del agua que llegaba a las zonas bajas formando canales o apantles, ayudándoles con el cultivo. La fiesta más importante del poblado es el 6 de agosto, día de San Salvador. Para honrar a los santos se construyen las capillas de los barrios, cada uno haciendo alusión a su nombre. El 29 de septiembre “el diablo anda suelto” así que para ahuyentarlo y proteger las casas y cosechas un día antes se colocan en puertas, ventanas y campos, cruces elaboradas con ramos de una flor llamada pericón, renovándolas cada año. Entre los árboles que abundan, se encuentran el copal Bursera (resina prehispánica), el colorín, amate amarillo y prieto (elaboración de papel prehispánico). También están los tepehuajes con los que se elaboran los iunstumentos musicales, y medicina tradicional junto con el pochote. Durante la época prehispánica se compartieron rasgos culturales con diversos grupos que habitaban el altiplano: los tlahuica, chontales, matlazinca y mexica.
Entre 1469 y 1481, Malinalco fue conquistado y convertido en tributo de la triple alianza, conformada por los señoríos de Tlacopan, Texcoco y Tenochtitlán. Hacia el año 1501 por orden del gobernante Ahuzótl se inició la construcción de los monumentos, fueron los mexica quienes se encargaron del centro ceremonial aislándolo de la población en el cerro de los ídolos. La puerta principal del edificio representa las fauces de una serpiente, cuya lengua tendida en el piso simboliza a Tlatecuhtli o “señora de la tierra”. El interior del recinto de forma circular presenta una banqueta, en cuyo contorno se esculpieron dos águilas y un ocelote (piel de jaguar al centro) relacionados con los dos tipos de guerreros: los guerreros águila y los guerreros jaguar. Al centro del espacio hay un águila con las alas extendidas identificada como un depósito para ofrendas bélicas mexicas, con corazones humanos y así tener una iniciación como guerrero. Este monumento tiene dos cuartos: uno rectangular y otro circular, llamado comúnmente tzinacalli. Se encuentran restos de aposentos que deben haber servido de residencia a los servidores de los mismos. En su interior se cree que llevaban a cabo las fiestas de incineración de los miembros de la organización militar que fallecían o caían prisioneros en el campo de batalla. En el centro de este amplio cuarto cerca de 14x20 m se encuentran dos bases monolíticas alargadas en forma de sarcófagos, se cree que en este lugar se efectuaba cada 260 días, el netonatiuhzaualiztli, es decir la gran fiesta del Sol, en donde recibían al sol y daban precisión a las fechas del calendario. A la derecha de la puerta podemos apreciar la hermosa escultura de la cabeza de una singular serpiente de carácter bélico, en ambas descansan los restos de estatuas de un guerrero que al parecer tenían la función de porta estandartes. A la izquierda se encuentra otra escultura simbolizando un tlalpanhuehuetl (tabor de guerra). El más impresionante es Cuauhcalli o casa de las águilas, tallado casi en su totalidad sobre la roca del cerro, se trata de un monumento monolítico, el basamento tiene una escalinata central y otra lateral, sobre el 3er escalón central fue esculpida la imagen de un guerrero, del que sólo quedan restos y a los lados está un ocelote sentado, símbolo imperial. También se realizaban las guerras floridas, en el se realizaba luchas entre guerreros que eran prisioneros en batallas contra los guerreros águilas o jaguares. Desde este punto se puede tener la mejor vista de Malinalco. Hacia el centro del pueblo, llegamos a la iglesia del Divino Salvador, y a un costado se construyó el exconvento fundado por los agustinos en 1540, lugar trabajado por indígenas apoyados por el sustento económico del encomendero Cristóbal Rodríguez de Ávalos. En el convento, podemos observar tres programas pictóricos, el primero es una extensión de huertos y jardines, el segundo de estilo renacentista y por último el mensaje Cristólogico con imágenes de la pasión, hecho por el pintor de origen flamenco Simón Pereyns. La mayoría de los conventos agustinos del siglo XVI fueron construidos con bóveda de cañón. 3 medallones con los símbolos de Jesucristo, María Reina del Cielo y el emblema Agustino, colocados en las cuatro paredes identificando la identidad cristiana. En algunas partes tiene oraciones impregnadas en las paredes. La iglesia tiene una fachada de dos cuerpos muy sobrios en su ornamentación; predomina en ella más lo renacentista, en el sentido de lo sobrio, que lo plateresco, con sus excesos decorativos.
Aunque nosotras pensmaos que podría tener un poco de influencia neoclásica por el "fornton" que tiene en la parte de arriba. En el convento o portal de peregrinos se encuentranclaramente incluidos dos elementos constitutivos del plateresco: Edad Media y Renacimiento. El claustro es pequeño con tres arcos en el primer nivel y cuatro en el segundo. Como toda la pintura mural difundida por las órdenes mendicantes en sus conventos e iglesias, tenían un fin didáctico, es decir, evangelizador. El objetivo era acercar de una manera sencilla los misterios de la fe cristiana a través de imágenes que unieran la cosmogonía cristiana con la indígena, por ello es que los frailes no sólo aceptaron incorporar elementos del imaginario prehispánico en las pinturas doctrinales de sus iglesias y conventos, sino que impulsaron a los artistas indígenas para que representaran el crepuscular mundo de las culturas prehispánicas. La decoración con pintura mural al temple con formas geométricas prueba el origen mudéjar de esta práctica y evidencia el influjo plateresco con que se construyó este convento. Las cuatro paredes y la bóveda del claustro fueron decoradas con estas pinturas murales a la grisalla. Se utilizó pintura negra sobre el fondo blanco del enlucido, en las paredes. En la bóveda el enyesado está pintado de azul, como era la técnica indígena de la pintura mural. El tema de estos murales es el paraíso por Dios prometidos a los hombres que en Él creyeren; para representar ese paraíso los frailes agustinos decidieron representarlo como la cosmovisión europea lo solía representar: como un jardín lleno de vida, plenitud y sosiego. GRACIAS! Fue un recorrido muy interesante, completamente cultural y divertido del que aprendimos mucho más sobre la historia en México.
Full transcript