Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Copy of Decreto "Ad gentes" }

No description
by

Jaime Landa

on 23 February 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Copy of Decreto "Ad gentes" }

Decreto "Ad gentes"

sobre la actividad misionera de la Iglesia

Promulgado por Pablo VI (7.12.1965)
Interpretado dentro de la Constitución "Lumen Gentium"


Decreto "Ad gentes"
esboza los principios concretos y operativos de la actividad misionera de la Iglesia
PROEMIO

Cap. 1
Principios doctrinales
Cap. 2
La obra misionera
Cap.3
Las Iglesias particulares
Art. 1
El testimonio cristiano
Art. 2
La predicación del Evangelio y la reunión del pueblo de Dios.
Art. 3
Formación de la comunidad cristiana.
Cap. 4
Los misioneros
Cap. 5
Ordenaciones de la actividades misionera
Cap. 6
La Cooperación

Esquema del decreto "Ad gentes"
I Capítulo: Principios doctrinales
Es inmensa la labor misional pendiente. Un gran número de hombres desconoce el mensaje evangélico. Son muchos los que permanecen separados de él. Algunos incluso niegan a Dios. Para anunciar el misterio de la salvación la Iglesia debe insertarse en todos los grupos humanos.

II CAPITULO La obra misionera
CAPITULO III.—Las Iglesias particulares
2. El designio del Padre.
—La Iglesia es por su naturaleza misionera. Dios nos ha llamado a participar de su vida y de su gloria, no sólo individualmente, sino además como pueblo.

3. La misión del Hijo.
—Para establecer la comunión con El, Dios decidió entrar en la historia humana enviando a su Hijo. Cristo fue enviado como mediador para hacer partícipes a los hombres de la vida divina.
4. Misión del Espíritu Santo.—
Es el Espíritu Santo el que, a través de los tiempos, unifica la Iglesia, enriqueciéndola -'con sus dones y suscitando en el corazón de los fieles el espíritu misionero.
5. La Iglesia, enviada por Cristo.—
Jesús ordenó a sus dicípulos predicar por todas partes la buena nueva. Este es el origen del deber que la Iglesia tiene de difundir la verdad y la salvación de Cristo. Para cumplir este mandato, la Iglesia debe caminar por el sendero de Cristo, en pobreza, obediencia, servicio y olvido de sí hasta la muerte, de la cual El resurgió victorioso.
6. La actividad misionera
.— Esta misión de la Iglesia es úni¬ca, aunque conoce varias modalidades, las cuales no de¬penden de su naturaleza, sino de las circunstancias.
7. Causas y necesidad de la acción misionera.
—La razón de la acción misionera es la voluntad de Dios. Es necesario que todos los hombres se conviertan a Cristo y por el bautismo sean incorporados a la Iglesia, que es el Cuerpo de Cristo.
8. La acción misionera en la vida y en la historia humana
.—Manifestando a Cristo, la Iglesia revela a los hombres la auténtica verdad de su condición y de su entera vocación.

9. Carácter escatológico de la acción misionera.—
El tiempo de la acción misionera está situado entre las dos venidas del Señor. La acción misionera tiende a la plenitud escatológica, ya que gracias a ella se desarrolla el Pueblo de Dios hasta el tiempo establecido por el Padre.

Artículo I.°El testimonio cristiano
El testimonio de la vida y el diálogo
Presencia de la caridad

Formación de la comunidad cristiana
Constitución del clero local
Formación de los catequistas
Promoción de la vida religiosa
Artículo 2.°—La predicación del Evangelio y la reunión del Pueblo de Dios
Evangelización y conversión.
Dondequiera que es posible, se debe anunciar el Evangelio.
Catecumenado e iniciación cristiana.—Orientación pastoral y normas prácticas para el catecumenado.
Los progresos de las Iglesias nuevas
La acción misionera de las Iglesias particulares
Hay que promover el apostolado de los seglares.
Diversidad en la unidad
CAPÍTULO IV.—Los misioneros
La vocación misionera.—
La espiritualidad misionera
Formación espiritual, moral, doctrinal y apostólica
Institutos que trabajan en las misiones
CAPÍTULO V.—Ordenación de la actividad misionera
CAPÍTULO VI.—La cooperación
De los Obispos
Deber misionero de todo el Pueblo de Dios
De los Institutos de perfección
De los sacerdotes
De los seglares
De las comunidades cristianas
Todo cristiano debe ayudar a la evangelización según su propia capacidad, colaborando de forma coordinada con los demás fieles y con los misioneros.

Ordenación general. Congregación de Propaganda Fide.
Ordenación local de las misiones.
Coordinación regional.
Ordenación de la actividad de los Institutos.
Coordinación entre los Institutos.
Coordinación entre los Institutos científicos.
Full transcript