Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

El analisis de politicas y la politica

No description
by

natasha usuga

on 26 April 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of El analisis de politicas y la politica

El análisis de políticas y la política
El Analista
y
El Político
Las ideologías analíticas y
políticas
La política, el análisis
y
la influencia
Robert D. Behn
Robert D. Behn, Lecturer in Public Policy, focuses his research, teaching, and thinking on the leadership challenge of improving the performance of public agencies. He is the faculty chair of the School's executive program, Driving Government Performance: Leadership Strategies that Produce Results and conducts custom-designed executive education programs for government jurisdictions and public agencies.
En el juego de la política existen dos jugadores principales: quienes recalcan la importancia de la eficiencia de las políticas públicas para la sociedad en su conjunto y quienes se interesan por el bienestar de ciertos grupos o individuos. Por supuesto la dicotomía entre estos actores obedece a una exageración explicativa ya que estos son participes del mismo juego.


Aunque sus funciones y perspectivas difieran cada jugador individual posee una combinación única de habilidades analíticas y políticas.

El analista político, en tanto que busca la eficiencia económica de las políticas y el mejor resultado para la sociedad en conjunto, optará por evaluar las ventajas de un proyecto y dará prioridad no al cumplimiento de las demandas de una población determinada, si no a la distribución medianamente equitativa de los recursos entre los diversos integrantes de la sociedad de modo que se alcancen los objetivos distributivos de esta. Según el analista la mejor manera de evaluar una política es a través de los logros que se consiguen mediante su aplicación, es por esto que el analista es propenso a dejar de lado asuntos que la política tradicional ha considerado, como la prioridad que debe darse a ciertas inversiones, y por tanto puede obviar muchas de las principales preocupaciones fácticas de la política.
Por otro lado, el político se guía de acuerdo a los beneficios que una política pública implementada le proporcione tanto a sus intereses particulares como a un pequeño grupo que se sienta identificado con sus ideas y que por tanto represente una ventaja a la hora de realizar un ejercicio electoral o de evaluación de desempeño
El político debe accionar al lado del analista para ampliar y sostener acciones que le permitan ejecutar una decisión política, y el analista debe buscar el apoyo del político en primer lugar para que su labor no pase inadvertida y por lo siguiente sea descartada y en segundo para darle practicidad a sus análisis y que lleguen a influir en las ejecuciones del mismo.
Eficiencia, equidad y distribución
Insumos, resultados y beneficios
Costos hundidos
El imperativo del electorado
El criterio del analista para la selección de políticas es la eficiencia económica agregada. La mejor política es la que arroja mayores beneficios netos.
El analista está profundamente interesado en la equidad social, defiende vigorosamente la alternativa mas eficiente pues esta es la única manera de conseguir la mayor cantidad de beneficios para fines de redistribución
En contraste, el político se interesa mas en la distribución. No son los ciudadanos individuales, si no las comunidades organizadas de ciudadanos las que tienen la influencia política. como representante electo o autoridad designada, el político responde a los electores, no a la noción abstracta de beneficio publico agregado, propia del analista.
Hay una permanente lucha de influencias en el juego de la política, los actores que hemos visto han desempeñados papeles diferentes, y deben suplirce el uno con el otro para lograr mantenerse
Una premisa básica del análisis de políticas es que los resultados de una política publica son la base mas adecuada para evaluar sus logros. El aprendiz de analista debe estar siempre pendiente de no usar equivocadamente los insumos como medida de los beneficios del programa.
En contraste, el político frecuentemente encuentra que, para sus propósitos, los insumos proporcionan la medida adecuada de los beneficios del programa.Esta diferencia de perspectiva ayuda a explicar la resistencia del político al presupuesto por programas.

El político y el analista prefieren respectivamente el formato presupuestal que ponga de relieve, revele, lo que perciben como beneficios del programa
Para el analista de políticas, los "costos hundidos" no cuentan. Las obligaciones en que se ha incurrido sean pagos ya hechos o compromisos irrevocables de pagos futuros, no son recuperables, no importa que alternativa se elija. por consiguiente, para el analista, los únicos costos que cuentan para la realización de un proyecto son los costos de oportunidad, estimados según el valor de cualquiera de las oportunidades futuras a las que se ha renunciado por por tener que completar el proyecto.
Los políticos sin embargo tienen una actitud diferente. y el analista termina por justificarlo.

Los costos hundidos pueden proporcionar al analista información útil, así al evaluar un proyecto el analista compara los costos remanentes con los beneficios remanentes

La diferencia entre el analista y el político puede originarse en la indiferencia del analista a las comunidades electorales organizadas y a la devoción del político hacia ellas. El político busca satisfacer los deseos explícitamente expresados, el analista se ocupa de lo que la gente necesita.

Una de las grandes virtudes de el enfoque costo- beneficio es la de tomar en cuenta los intereses de los individuos que están mal organizados o menos involucrados. esto contrasta con la mayoría de los procedimientos de las decisiones políticas.
¿No se cabildea en pro de la eficiencia?
La necesidad de hacer el análisis mas convincente
La necesidad de estrategia política
La necesidad de ir y venir entre el análisis y la política
Los analistas aun si no les gusta o no lo aceptan, son jugadores políticos en el juego de las políticas. Los políticos usaran sus análisis para apoyar u oponerse a determinadas propuestas políticas. Es mas si los políticos no usan a los analistas de alguna manera- ya sea para tomar decisiones o para justificar decisiones- , las labores del analista serán intrascendentes.
Los analistas políticos van a requerir un mejor conocimiento de la política, a menos que quieran ser mercenarios de los patrocinadores políticos, sin importarles apoyar la política de quien sea, y a menos que deseen que sus principios analíticos sean manipulados sin el menos escrúpulo
Frecuentemente los economistas que se adentran en el mundo político se quejan de que no existe un cabildeo en pro de la eficiencia. El propósito de cualquier grupo de interés es asegurar beneficios amplios y directos para sus miembros. Y los beneficios de la eficiencia, aunque amplios en conjunto, los perciben los miembros de la sociedad como pequeños e indirectos.
Aunque sea imposible construir una organización permanente para apoyas la eficiencia económica general, puede ser posible movilizar una coalición temporal para oponerse a la ineficiencia especifica.
Si los analistas políticos son "partidarios de la eficiencia", necesitan amparar su causa en el publico mas receptivo. Reconocer que la eficiencia económica no tiene en si una ciudadanía para apoyarla y que en cada situación es necesario identificar a los individuos y grupos que tienen interés en apoyar la alternativa política mas eficaz es el primer paso del analista para obtener una superior influencia política.

Para crear coaliciones que apoyen políticas eficaces se requiere comunicar el razonamiento del analista. no sé trata solo de traducir el lenguaje analítico al lenguaje político, tampoco se trata de educar a los jugadores políticos en las actitudes y las técnicas de análisis; lo que se necesita es trasformar completamente el razonamiento del analista, pasar de las coordenadas de una meta analítica al sistema de referencia en el que piensa el publico.
Es demasiado fácil reconocer,mas aun sobrevalorar, las opciones políticamente imposibles, inviables. Cualquier examen pasivo y poco critico de las posibilidades de que una propuesta sea aceptada y escogida, revelará desalentadoramente que no son muchas.
Con demasiada frecuencia es la mitología del poder la que confiere a unas propuestas políticas el estatus de políticamente inviable. Los intentos de llevarla a cabo puede haber sido imaginarios, eventuales o incompetentes.La influencia, el prestigio, y autoridad de los grupos de interés a menudo se debe al hecho de que se evita cuestionar su reputación y no a que no se cuente con análisis serios y consistentes.

GRACIAS!
Full transcript