Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Exposición - Coyuntura Política

Sobre la lectura "Para el análisis de los fenómenos dociopolíticos coyunturales; premisas y perspectivas", de F. Delich
by

María Paz de la Cruz

on 13 September 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Exposición - Coyuntura Política

Texto de Francisco Delich (1976) "Para el análisis de los fenómenos sociopolíticos coyunturales: premisas y perspectivas" Alumna: María Paz de la Cruz
Código: 20010942 -El autor identifica como problemática que el análisis de la evolución del acontecer social y político de los países sea ordenada cronológicamente y que su fuente principal sean los periódicos.
-En ese sentido, considera que no se han sumado esfuerzos suficientes para sistematizar teorías parciales, metodologías, problemas, acerca de un análisis que abre fuertes probabilidades de renovación teórica a las ciencias sociales latinoamericanas.
-Por ello, lo que busca es movilizar a los investigadores sociales hacia nuevas direcciones, comunicarlos y, así, establecer un ámbito de trabajo común. PRESENTACIÓN -El análisis coyuntural debería buscar plantear las distintas alternativas de solución a un problema, entendido como una situación o coyuntura previamente definida como tal.
-Para construir un pensamiento crítico es necesario tomar cierta distancia de la coyuntura. Por ello, para lograr una práctica transformadora se debe subordinar la táctica a la estrategia, y tomar en cuenta las enseñanzas del pasado para la construcción del futuro.
-Aprender a distinguir 'acontecimiento' de 'coyuntura' es una forma de comenzar a discutir el problema.
-No es fácil establecer los límites de la coyuntura. Cuanto más se enfatiza el rol del observador de la coyuntura, mayor será el peligro de una mimetización de éste con la realidad que analiza que impida la necesaria objetividad del análisis. Solo podremos disminuir este riesgo si logramos precisar indicadores y dimensiones objetivos que permitan una evaluación -aproximadamente- científica.
-Las múltiples lecturas de la coyuntura pueden conducir a múltiples hipótesis, pero no a múltiples problemas ni tampoco a múltiples metodologías.
-Si nuestra tarea, como científicos sociales, consiste en reunir los datos aislados para observar la totalidad, es preciso descomponerla según las reglas de nuestro propio análisis y las metas que éste se proponga, que estará determinado por nuestra propia necesidad de respuestas. 1. El análisis sociopolítico de los fenómenos coyunturales El acontecimiento marca, generalmente, la coyuntura, pero solo puede ser explicado por la coyuntura de un modo directo y por la historia una vez integrado en el largo plazo. Se trata de una totalidad que recibe el sentido de otra u otras. La coyuntura es el conjunto de condiciones conjugadas que caracteriza un momento en el movimiento global de la materia histórica. En este sentido, se trata de todas las condiciones, tanto sicológicas, políticas, sociales como económicas o meteorológicas. Para el sociólogo, economista o politólogo que convive con una cadena de acontecimientos, y que debe establecer el puente entre el devenir histórico y el futuro mediato, la definición del momento puede ser sumamente complicada. Ejemplo: "El 18 Brumario de Luis Bonaparte" podría ser considerado un análisis de coyuntura. Sin embargo, ni la escritura ni el análisis son coyuntural. A pesar de ser leídas como historias de largo aliento, se trata sólo de anécdotas personales. -Aunque la coyuntura es construida por nosotros dentro de un amplio margen de subjetividad, no somos ni debemos ser esclavos de la coyuntura. Si la reunión particular de eventos termina por establecer históricamente la coyuntura, de ellos no se infiere, necesariamente, que el análisis registre la determinación en términos particulares, ya que, en tal caso, sería -más que un análisis- una fotografía. 2. Premisas y perspectivas El acontecimiento marca, generalmente, la coyuntura, pero solo puede ser explicado por la coyuntura de un modo directo y por la historia una vez integrado en el largo plazo. Se trata de una totalidad que recibe el sentido de otra u otras. La coyuntura es el conjunto de condiciones conjugadas que caracteriza un momento en el movimiento global de la materia histórica. En este sentido, se trata de todas las condiciones, tanto sicológicas, políticas, sociales como económicas o meteorológicas. Para el sociólogo, economista o politólogo que convive con una cadena de acontecimientos, y que debe establecer el puente entre el devenir histórico y el futuro mediato, la definición del momento puede ser sumamente complicada. Ejemplo: "El 18 Brumario de Luis Bonaparte" podría ser considerado un análisis de coyuntura. Sin embargo, ni la escritura ni el análisis son coyuntural. A pesar de ser leídas como historias de largo aliento, se trata sólo de anécdotas personales. El caudillo del siglo pasado está asociado con alta presencia de clases subalternas, estratificación social poco diferenciada internamente en sus extremos, Estado nacional incipiente, baja integración nacional, escasa diferenciación de la actividad económica, etc. El caudillo populista de este siglo se asocia con la emergencia de sectores obreros urbanos, diferenciación en la estratificación, expansión del Estado, mayor o fuerte integración nacional, etcétera. En ambos casos se trata de jefes que logran conciliar clases antagónicas, que sintetizan en sí un bloque de poder. A veces reúnen fracciones antagónicas de una misma clase y las expresan amortiguando, limando las aristas de todas. Del mismo modo que el papel del individuo en la historia tiende a minimizarse en el largo plazo, también la importancia del líder se diluye en el seno de los grandes movimientos sociales.
En cambio, si se considera la presencia del líder en términos coyunturales, a veces, su importancia es decisiva. En otros términos, la coyuntura demuestra que estas presencias o ausencias operan como impulsores de desarrollo histórico.
-PREMISA 1: No existe diferencia entre los elementos que se reúnen en un modelo analítico para el análisis macrohistórico y sincrónico de largo plazo, de aquello que integran un modelo microhistórico y diacrónico de corto plazo. Un buen ejemplo para ilustrar esta afirmación es un breve examen del fenómeno del caudillismo o del liderazgo populista en América Latina, en una y otra perspectiva. Queda claro que la historia a secas no es resultante de la agregación de coyunturas, sino de un razonamiento que pondera de modo distinto todos los elementos. -PREMISA 2: Puesto que se trata de examinar fenómenos sociales concretos, el nivel de análisis no puede ser otro que el de las formaciones históricas. -PREMISA 3: La coyuntura es siempre un modo de articulación (o un modo particular de articulación). Esto quiere decir que las relaciones sociales o la noción de articulación son intrínsecas a las ciencias sociales. Esta configuración social que estamos tratando de definir en sus rasgos más visibles y que llamamos coyuntura, son lazos o nudos que reúnen los elementos (dimensiones) ponderados. -PREMISA 4: Un análisis coyuntural sólo es posible si énfasis se desplaza de las causas a las condiciones (aunque, obviamente, no se puede prescindir por completo de las causas). El riesgo es que en una separación radical entre causa y condición, el privilegio de la segunda sobre la primera termine por transformar el análisis coyuntural en descripción de casos. -Estas premisas permiten mostrar la posibilidad de encontrar un nivel de análisis con cierto grado de autonomía, despejando las confusiones más frecuentes y apartándola del pragmatismo usual. -Lo que se busca es una discusión téorica, entendida como aquella proposición que remite a conjuntos observables (no una proposición abstracta que carece de referentes históricos). Asimismo, sería estimulante que la discusión remita a experiencias históricas y de investigación para detectar problemas y algunas pistas teórico-metodológicas. Finalmente, se recomienda que un libro recoja estas ponencias, comentarios y discusiones subsiguientes. A continuación, tres problema significativos para ser sometidos a discusión. 3. Proposiciones para orientar la discusión El acontecimiento marca, generalmente, la coyuntura, pero solo puede ser explicado por la coyuntura de un modo directo y por la historia una vez integrado en el largo plazo. Se trata de una totalidad que recibe el sentido de otra u otras. La coyuntura es el conjunto de condiciones conjugadas que caracteriza un momento en el movimiento global de la materia histórica. En este sentido, se trata de todas las condiciones, tanto sicológicas, políticas, sociales como económicas o meteorológicas. Para el sociólogo, economista o politólogo que convive con una cadena de acontecimientos, y que debe establecer el puente entre el devenir histórico y el futuro mediato, la definición del momento puede ser sumamente complicada. Ejemplo: "El 18 Brumario de Luis Bonaparte" podría ser considerado un análisis de coyuntura. Sin embargo, ni la escritura ni el análisis son coyuntural. A pesar de ser leídas como historias de largo aliento, se trata sólo de anécdotas personales. A. Dada la escasa elaboración teórica existente, y los proyectos enunciados, sería estimulante comenzar con el análisis de distintas coyunturas clásicas de América Latina, producidas a lo largo de este siglo, a nivel de sociedades nacionales, tratando de que den cuenta de un amplio abanico de situaciones. B. Teniendo en cuenta estas experiencias, se debería reunir una aproximación teórica a partir de algunas preguntas cruciales, como: ¿Es posible definir teóricamente la coyuntura socio-política? ¿Es válido, posible y útil, y en condiciones, el análisis de casos sociales en términos coyunturales? ¿Es posible el uso de modelos matemáticos para el análisis coyuntural? C. Finalmente, se debería intercambiar información sobre los distintos esfuerzos en curso de realización de cronologías sociopolíticas, las respectivas fuentes de datos, su con fiabilidad, las posibilidades de uniformiza¬ción de la información, la coordinación entre los distintos centros que elaboran cronologías. Se entiende que esta lectura hace referencia a análisis macrocoyunturales, sin embargo, es posible establecer una comparación entre lo aquí propuesto y la metodología utilizada en el curso para la discusión del Boletín de la semana, elaborado por el Observatorio de Actualidad de la Escuela de Gobierno (microcoyuntura). Dicha discusión plantea un análisis basado en la coyuntura de una semana, sin considerar las referencias históricas. En ese sentido, considero que las consideraciones de Delich serían aplicables, con mayor éxito, al análisis de los cinco Casos Prácticos que realizaremos en el curso, ya que abarcan periodos más grandes y contextualizaciones. Reflexión crítica
Full transcript