Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Aceptación y repudio de la herencia

No description
by

Karla Morales

on 15 November 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Aceptación y repudio de la herencia

Tema 13 Proceso de liquidación:
Aceptación y repudio de la herencia

Características de la aceptación
Aceptación de los menores e incapacitados
Sólo las personas capaces pueden aceptar la herencia por sí mismas. En cambio, los incapaces deben hacerlo mediante sus representantes, padres o tutores, quienes no podrán repudiarla si no es con autorización judicial, previa audiencia del Ministerio Público. (Art. 1551).
Aceptación de la herencia
Se perfecciona el carácter de heredero y se le tiene por heredero con todos los derechos y cargas a partir del momento de la muerte del autor de la sucesión. Ya que es un acto de voluntad del heredero, debe estar libre de todo vicio: error, dolo o violencia.
Definición
Es la declaración unilateral de voluntad que hace al llamado a heredar por testamento o por ley, es decir, a tomar para sí la herencia con los derechos y obligaciones que supone dicha sucesión.

Si el heredero fallece sin aceptar la herencia, sus herederos tendrán el derecho de hacerlo. (Art. 1556).
Efectos
1. Hace que la herencia deje de ser yacente.

2. Evita el repudio de la herencia de quien ya la ha aceptado.

3. Convierte al aceptante en heredero y en titular de la masa hereditaria

4. Permite la inscripción del heredero en el Registro Público de la Propiedad.
Formalización
La declaración de herederos hecha en el juicio sucesorio es un reconocimiento formal de que la herencia ha sido aceptada y que los reconocidos pueden seguir con la tramitación del procedimiento sucesorio, con derecho a designar albacea.
1. Es un acto jurídico unilateral.
2. Es libre de cualquier vicio de la voluntad: violencia, dolo o error.
3. Es pura y simple.
4. Es irrevocable, sin embargo, cuando en un testamento desconocido se altera la calidad o cantidad de la herencia, pierde esta característica. (Art. 1567, 1568, 1569).
5. Es retroactiva: sus efectos se producen desde la muerte del de cujus. (Art. 1557).
6. Sin término legal; aunque puede haber alguien con interés jurídico para que la aceptación se lleve a cabo. (Art. 1566).
7. Puede ser expresa o tácita. (Art. 1553).
8. Es indivisible, lo que significa que no puede aceptarse parcialmente. Si el heredero es beneficiado también con un legado, puede aceptar éste y repudiar la herencia.
9. Es impugnable en los casos de dolo, error y violencia. (Art. 1567).
10. Se entiende siempre a beneficio de inventario. (Art. 1575).
11. Debe hacerse por los acreedores, previa autorización judicial, cuando el repudio de la herencia va en su perjuicio. (Art. 1570).
La mujer casada no necesita autorización
de su marido para aceptar, y en caso de herencia común, deberá ser acepta o repudiada por ambos cónyuges, y si hay discrepancia, el juez resolverá. (Art. 1552).
Aceptación de las personas morales, corporaciones oficiales y de asistencia privada.
Cuando los herederos llamados por testamento sean los pobres en general, la Iglesia, santos o instituciones religiosas, los llamados a aceptar la herencia serán las instituciones de asistencia privada o las corporaciones de carácter oficial.
En general, las personas morales particulares aceptan por conducto de sus representantes legales.

Las corporaciones oficiales también pueden aceptar herencias con la autorización de la autoridad administrativa superior de la que dependan.

Art. 1565.
Repudio de la herencia
Consiste en el acto unilateral de voluntad mediante el cual una persona con derecho a heredar rechaza o no acepta una herencia o legado.
La persona llamada por testamento y por ley a una misma herencia y la repudia por el título testamentario se entiende haber repudiado los dos. (Art. 1560).
Si el heredero fallece después del autor, sin haber aceptado o repudiado la herencia, el derecho de hacerlo se transmite a sus herederos. Cuando el heredero testamentario repudia la herencia, no transmite ningún derecho a sus herederos, pero si el que la rechaza lo es por sucesión legítima, sus descendientes ocupan su lugar.
Características

1. Es siempre expreso y debe hacerse por escrito ante el juez o notario que tramite la sucesión. No hay repudio tácito. (Art. 1558).
2. Es irrevocable, pero en una sucesión intestada, ya ha sido repudiada y después se conoce que se le ha designado por testamento, puede aceptarla por este último título, quedando sin efecto el anterior. (Art. 1561). En cambio, si se repudia una herencia testamentaria y debe abrirse la sucesión legítima, ya no puede aceptarse con ese carácter.
3. Debe estar libre de vicios: violencia o error. Solamente puede ser impugnada en casos de dolo y violencia. (Art. 1567).
4. Es pura y simple

5. Es total, lo que significa que no puede hacerse de modo parcial. (Art. 1554).

6. El representante del incapaz requiere autorización judicial.

7. Es retroactiva, sus efectos se retrotraen a la fecha de la muerte del autor de la herencia. (Art. 1557).
La renuncia a la herencia de una persona viva es nula y tampoco puede establecerse por convenio. (Art. 1562).
Facultades de los acreedores cuando el heredero repudia la herencia.
Al que repudia una herencia se le tiene como si nunca hubiera sido heredero. La vacancia será llenada por la persona que corresponda de acuerdo con la ley o el testamento.
Hay casos en los que los intereses de los acreedores se ven perjudicados por el repudio de una herencia.
Cuando un heredero o legatario es insolvente y repudia lo que le corresponde en perjuicio de los acreedores, éstos pueden pedir al juez autorización para aceptar la herencia, hasta el monto de sus créditos anteriores a la renuncia. (Art. 1570 y 1571).

Si hubiera remanente, el que repudió no podrá reclamarlo y quedará en la masa hereditaria a beneficio de los otros herederos.
El que por el repudio de la herencia debe entrar en ella, puede pagar a los acreedores para evitar la aceptación. (Art. 1573).

Los acreedores cuyos créditos sean posteriores a la repudiación, no pueden pedir al juez que los autorice para aceptar en nombre del heredero que repudia la herencia. (Art. 1572).
Repudio de la herencia por las personas morales.
1. Las personas morales particulares pueden repudiar herencias y legados mediante sus representantes legales.

2. Las corporaciones oficiales, para repudiar la herencia, requieren de autorización judicial, previa audiencia ante el Ministerio Público.

3. Las instituciones de asistencia privada no pueden repudiar las herencias que las benefician sin sujetarse a las disposiciones de la Ley de Beneficencia Privada.
Referencias
Baqueiro, E. & Buenrostro, R. (2012). Derecho Sucesorio. (Segunda Edición). México: Editorial Oxford.

Compendio Civil para el Estado de Nuevo León, México, Editorial Porrúa. 2013.
Full transcript