Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Fundamentos teoricos e investigacion en las funciones ejecut

No description
by

elizabeth sardeneta

on 15 April 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Fundamentos teoricos e investigacion en las funciones ejecut

Universidad Nacional Autónoma de México
Modulo : El Campo Aplicado de las Neurociencias del Comportamiento

Unidad 4

Fundamentos teóricos e investigación en las funciones ejecutivas

Alumnas:
Claudia Lizbeth Avalos Guzmán
Rosario Alejandra Alvarado Cantú
Mónica Atzumi Roman Esquivel
Verónica Hernández Ramírez
Elizabeth Sardeneta Espinoza
NEUROPSICOLOGÍA DE LÓBULOS FRONTALES, FUNCIONES EJECUTIVAS Y CONDUCTA HUMANA
• Diferencias hemisféricas
Rehabilitación de las Funciones Ejecutivas en Caso de Patología Cerebral
Estrategias para mejorar los problemas en la autorregulación de la conducta

Uno de los programas más utilizados para mejorar los problemas de autorregulación del comportamiento en personas con lesiones frontales es el de Meichenbaum y Goodman (1971). Este programa está adaptado para mejorar los problemas de autorregulación del comportamiento y atención en personas con alteraciones en las funciones ejecutivas; el cual está conformado por cinco fases:

1) Modelo.
 El terapeuta realiza una actividad determinada en presencia de la persona con daño cerebral, dándose instrucciones verbales concretas y relevantes para la tarea en voz alta.

2) Guía externa explícita.
 Se solicita al paciente que realice la tarea y, a medida que éste la va desarrollando, el terapeuta va verbalizando instrucciones similares a las que se dio él en voz alta, adaptándolas a la ejecución concreta del paciente.

3) Auto guía explícita.
 El terapeuta pide al paciente que realice la tarea nuevamente pero dándose las instrucciones él mismo en voz alta.

4) Auto guía explícita desvanecida.
 El paciente realiza la tarea dándose las instrucciones en voz baja.

5) Auto guía encubierta.
 El paciente realiza la tarea dándose las instrucciones concretas pertinentes sin verbalizarlas
(auto guía encubierta).

Fundamentos teóricos e investigación en las funciones ejecutivas
Neuroanatomía funcional de los Lóbulos frontales

Lóbulos frontales:

Estructuras más anteriores de la corteza cerebral, se encuentran por delante de la cisura central y por encima de la cisura lateral, se dividen en tres grandes regiones: región orbital, región medial y región dorsolateral

• Corteza motora y premotora: Participa en el movimiento específico de los músculos estriados en las diferentes partes del cuerpo, la región más anterior de la corteza motora suplementaria se relaciona con la selección y preparación de los movimientos, la región posterior con la ejecución de los mismos. La corteza premotora permite la planeación, organización y ejecución secuencia de movimientos y acciones complejas.
• Corteza frontal dorsolateral: Región más grande y filogenéticamente más nueva, se divide en:
corteza motora,
premotora,
dorsolateral y
anterior.
• Corteza prefrontal dorsolateral: Región anterior a la corteza motora y premotora, se encuentra relacionada con las funciones ejecutivas de planeación, memoria de trabajo, fluidez (diseño y verbal), solución de problemas complejos, flexibilidad mental, y con los procesos de generación de hipótesis, estrategias de trabajo, seriación y secuenciación.
• Corteza orbitofrontal (COF):
Proviene de la corteza olfatoria caudal-orbital,
Se encuentra estrechamente relacionada con el sistema límbico,
Su función principal es el procesamiento y regulación de emociones y estados efectivos, así como la regulación y el control de la conducta.
Está involucrada en la detección de cambios negativos y positivos en el ambiente (de riesgo o beneficio para el sujeto), que permite realizar ajustes a los patrones de comportamiento en relación a cambios que ocurren de forma rápida o repentina en el ambiente,
Participa en la toma de decisiones basadas en la estimación de riesgo-beneficio de las mismas,
Se involucra ante la toma de decisiones de situaciones inciertas, poco especificas o impredecibles,
Se plantea que su papel es la relevancia emocional de un esquema de acciones entre otras opciones para dar respuesta.
Se relaciona junto con la corteza frontal medial con el control conductual y afectivo.
• Corteza frontomedial: Participa en los procesos de inhibición , detección y solución de conflictos, también en la regulación y esfuerzo atencional, regulación de la agresión y de los estados motivacionales. La porción inferior está relacionada con el control autonómico de las respuestas viscerales, las reacciones motoras y los cambios de conductancia de la piel, ante estímulos afectivos, mientras que la porción superior se relaciona más con los procesos cognitivos. Las porciones más anteriores se encuentran involucradas en los procesos de mentalización.
Corteza Prefrontal Izquierda

Relacionada con los procesos de
• Planeación secuencial
• Flexibilidad mental
• Fluidez verbal
• Memoria de trabajo (material verbal)
• Estrategias de memoria (material verbal)
• Codificación de memoria semántica
• Secuencias inversas
• Establecimiento y consolidación de rutinas o esquemas de acción utilizadas con frecuencia.
• Decisiones que tienen una lógica y condiciones determinadas y un espacio de decisión conocido.

Corteza Prefrontal Derecha

Construcción y diseño de objetos y figuras
• Memoria de trabajo para material visual
• Apreciación del humor
• Memoria episódica
• Conducta y cognición social
• Detección y procesamiento de información y situaciones nuevas.
• Relaciona con decisiones subjetivas y adaptativas que no son lógicas sino relativas al momento y espacio del sujeto


Lóbulos frontales y funciones ejecutivas

Funciones ejecutivas: Proceso o serie de procesos que facilitan la adaptación a situaciones nuevas, opera por medio de la modulación o el control de habilidades cognitivas básicas, estas son procesos sobreaprendidos por medio de la práctica o la repetición, incluyen habilidades motoras y cognitivas, como la lectura, memoria o el lenguaje. Son las funciones más complejas del ser humano, soportadas principalmente por la corteza prefrontal, participan en el control, regulación y planeación eficiente de la conducta humana. Permiten al sujeto involucrarse exitosamente en conductas inedependientes, productivas y útiles para sí mismos.
• Planeación: Una de las capacidades más importantes de la conducta humana, se define como la capacidad para integrar, secuenciar y desarrollar pasos intermedios para lograr metas a corto, mediano y largo plazo. Ocasionalmente se realiza unilateral y con varias direcciones. Las porciones dorsolaterales de la corteza prefrontal son las áreas más involucradas en la planeación.
• Control conductual: Una de las funciones más importantes de la corteza prefrontal, que es el control sobre los demás procesos neuronales que se llevan a cabo dentro y fuera de la corteza prefrontal, el control inhibitorio permite retrasar las tendencias a generar respuestas impulsivas, originadas en otras estructuras cerebrales, de manera que regula la conducta y la atención.
• Flexibilidad mental: Capacidad para cambiar de esquema de acción o pensamiento en relación a que la evaluación de sus resultados indica que no es eficiente, de manera que necesidad de la capacidad para cambiar de estrategia. Implica también generación y selección de nuevas estrategias de trabajo dentro de múltiples opciones para desarrollar una tarea.

• Memoria de trabajo: Capacidad para mantener información de forma activa, por un breve periodo de tiempo, sin que el estímulo esté presente para lograr realizar una acción o resolver problemas utilizando información activamente, en esta participan diversas estructuras de la corteza prefrontal para el mantenimiento de la memoria de trabajo, lo cual se extiende más allá de la división verbal-visual.
• Fluidez: Velocidad y precisión en la búsqueda y actualización de la información, así como la producción de elementos específicos en un tiempo eficiente, participa la corteza prefrontal y se relaciona con la función ejecutiva de productividad. La fluidez de lenguaje, en particular la fluidez de verbos o acciones se relaciona más con la actividad de la zona premotora y con el área de Broca, mientras que la fluidez de diseño (dibujos y figuras) se realciona con la corteza prefrontal derecha.
• Metacognición: Es el proceso con mayor jerarquía cognitiva, no se considera una función ejecutiva sino un proceso de mayor nivel. Es la capacidad para monitorear y controlar los propios procesos cognoscitivos.




• Conducta social: Proceso de aprendizaje y desarrollo de sistema de reglas cognitivas y sociales, que en la adultez permitirán interactuar propositivamente con su medio. Un ejemplo es la implementación de reglas, permitiendo seleccionar y ejecutar comportamientos correctamente buenos socialmente. El daño frontal perinatal y en la infancia temprana, particularmente el daño en la corteza orbitofrontal y corteza fronto medial.
• Cognición social: Capacidad de cognición social se usa para definir los procesos cognitivos que incluyen al sujeto (con sus motivaciones y valores) en un contexto social donde hay que tomar decisiones personales. Cada sujeto tiene intereses personales, profesionales y sociales que intenta desarrollar en dependencia de la evaluación de su pertinencia social-ambiental, requiere de un modelo mental del sujeto (autoconocimiento) para identificar su papel dentro del contexto para regular y planear cómo satisfacer sus intereses en un ambiente social complejo. La corteza preforntal derecha, puede ser la que sostiene estas capacidades.


• Mentalización: Capacidad de pensar lo que otra persona puede estar pensando, pensará o reaccionará en relación a una situación o evento particular, es una de las capacidades humanas más importantes para las relaciones interpersonales y sociales. Los sujetos con alteraciones en la capacidad de mentalización no pueden estimar las experiencias psicológicas desde la perspectiva de los demás.
• Conducta social: Proceso de aprendizaje y desarrollo de sistema de reglas cognitivas y sociales, que en la adultez permitirán interactuar propositivamente con su medio. Un ejemplo es la implementación de reglas, permitiendo seleccionar y ejecutar comportamientos correctamente buenos socialmente. El daño frontal perinatal y en la infancia temprana, particularmente el daño en la corteza orbitofrontal y corteza fronto medial.
• Cognición social: Capacidad de cognición social se usa para definir los procesos cognitivos que incluyen al sujeto (con sus motivaciones y valores) en un contexto social donde hay que tomar decisiones personales. Cada sujeto tiene intereses personales, profesionales y sociales que intenta desarrollar en dependencia de la evaluación de su pertinencia social-ambiental, requiere de un modelo mental del sujeto (autoconocimiento) para identificar su papel dentro del contexto para regular y planear cómo satisfacer sus intereses en un ambiente social complejo. La corteza preforntal derecha, puede ser la que sostiene estas capacidades.
Neuropsicología del daño frontal

Intervienen diferentes factores y niveles que tienen que ver con:
• Variabilidad del tamaño de la lesión
• Tipo de patología
• Daño cortical versus el subcortical de la región de la corteza afectada
• Tiempo de desarrollo de la lesión
• Impacto de la desconexión funcional con otras áreas corticales
Dependiendo de la zona afectada:
• Daño en la corteza frontal: alteraciones en la regulación afectiva y conductual
• Daño en la corteza prefrontal dorsolateral: afectará principalmente las funciones ejecutivas
• Lesiones en la corteza prefrontal medial: alteraciones del control atencional y de mentalización
• Lesiones polares de la corteza prefrontal medial: Alteraciones en las capacidades de cognición social y metacognición.

Neuropsicología de las funciones ejecutivas
Las
funciones ejecutivas
son un conjunto de habilidades implicadas en la generación, la supervisión, la regulación, la ejecución y el reajuste de conductas adecuadas para alcanzar objetivos complejos, especialmente aquellos que requieren un abordaje novedoso y creativo.

Objetivos
:


De naturaleza cognitiva
, por ejemplo, diseñar una campaña novedosa.

De índole socio-emocional
, por ejemplo, encontrar el tono afectivo adecuado para convencer al cliente de la idoneidad de una campaña. Requiere tener en cuenta tanto las consecuencias inmediatas como los resultados a medio y largo plazo de las conductas seleccionadas.

Una
característica de las funciones ejecutivas es su independencia del “input”, es decir, los mecanismos ejecutivos coordinan información procedente de distintos sistemas de entrada (percepciones de distintas modalidades sensoriales), procesamiento (atención, memoria o emociones) y salida (programas motores).
Son responsables tanto de la regulación de la conducta manifiesta como de la regulación de los pensamientos, recuerdos y afectos que promueven un funcionamiento adaptativo.
Sustratos cerebrales y organización

E
l principal sustrato neuroanatómico de las funciones ejecutivas son los lóbulos frontales, cuya diversidad funcional y adaptabilidad sustenta las operaciones de un conjunto de procesos especializados que interactúan en la resolución de tareas complejas.

Existen dos visiones de las funciones ejecutivas:


Como un sistema inespecífico y adaptable que asume que distintas áreas de la corteza prefrontal responden de manera coordinada cuando el sistema debe resolver nuevos retos.

 Como un sistema relativamente modular y multi-proceso, que asume que distintas divisiones funcionales dentro de la corteza prefrontal son especialistas en la implementación de distintos procesos ejecutivos que son relativamente independientes y disociables.

 Estudios recientes de neuroimagen funcional de las funciones ejecutivas, muestran la existencia de activaciones compartidas de regiones frontales laterales en respuesta a distintas tareas ejecutivas, pero también activaciones específicas de regiones selectivas en distintos paradigmas de actualización (corteza frontopolar), inhibición (giro frontal inferior, cingulado anterior y núcleo subtalámico) o cambio (corteza orbitofrontal lateral, prefrontal dorsolateral, corteza parietal e ínsula).
La toma de decisiones parece depender de una red compleja que incluye estructuras frontales ventromediales, ínsula, amígdala y cuerpo estriado anterior.

Modelos teóricos de funcionamiento ejecutivo

1. Modelos de procesamiento múltiple
basados en la noción de modulación jerárquica arriba-abajo “top-down”.

 Proponen que la principal función del sistema ejecutivo es la resolución de situaciones novedosas mediante la contención de programas rutinarios o activados “por defecto”

2. Modelos de integración temporal
orientada a la acción relacionados con el constructo de memoria de trabajo.

 Tienen la noción de que la principal función del sistema ejecutivo es el mantenimiento y la manipulación de la información en la memoria de trabajo (memoria ejecutiva) para proyectarla hacia la acción dirigida.

3. Modelos que asumen que las funciones ejecutivas contienen representaciones específicas
relacionadas con secuencias de acción orientadas a objetivos.

4. Modelos que abordan aspectos específicos del funcionamiento ejecutivo
soslayados por los modelos previos.

 Aborda facetas mucho más específicas del funcionamiento frontal-ejecutivo, con especial interés en sus mecanismos más complejos.
 La mayor aportación de este modelo es la incorporación del procesamiento de información motivacional e interoceptiva a los procesos cognitivos superiores, contribuyendo a explicar de mejor manera patologías neurológicas y psicopatológicas, como el dolor crónico o la adicción.

Medición neuropsicológica de las funciones ejecutivas

Cualquier medida de función ejecutiva debe cumplir tres criterios fundamentales:

a) Novedad:
presentar una situación novedosa e inesperada.
b) Complejidad:
presentar un objetivo que no pueda resolverse mediante mecanismos rutinarios sobreaprendidos.
c) Escasa estructura:
las instrucciones deben centrarse en el objetivo de la tarea pero no en la manera de alcanzarlo, fomentando la generación de estrategias diversas y creativas para la resolución del problema.

Medidas de funciones ejecutivas

Son
dos básicamente
: (1) el uso de baterías prefijadas dirigidas a la evaluación exhaustiva y complementaria de los aspectos fundamentales del funcionamiento ejecutivo, y (2) el uso de pruebas dirigidas a la medición de aspectos relativamente específicos del funcionamiento ejecutivo.

1.

Baterías de funciones ejecutivas

a) Batería Delis-Kaplan (Sistema de Función Ejecutiva)
 Es una batería de pruebas manipulativas. Incluye: adaptaciones de tests ejecutivos clásicos de fluidez, inhibición, generación de hipótesis, interpretación de refranes, planificación, cambio atencional y nuevos sistemas de puntuación que van dirigidos a aislar los procesos específicos que subyacen a la ejecución final en cada una de estas tareas.

b) Batería de Evaluación Conductual del Síndrome Disejecutivo (Evaluación funcional)
 Está compuesta de seis pruebas que plantean problemas derivados de situaciones cotidianas (por ejemplo, encontrar unas llaves perdidas) en condiciones relativamente poco estructuradas (no se dan claves sobre cómo resolver el problema) y en los que la ejecución óptima depende de “cómo” se planifica, se organiza y se lleva a cabo.

 Incluye un inventario de síntomas conductuales asociados al síndrome disejecutivo que debe ser contestado por pacientes y familiares y que proporciona una medida de resultado de la capacidad predictiva de la evaluación neuropsicológica para el funcionamiento cotidiano.

2. Índices de procesos ejecutivos específicos


Actualización.
Se aborda mediante pruebas específicas que requieren la manipulación y la continua información en la memoria de trabajo, incluyendo las tareas N-back y las Letras y Números de las Escalas Wechsler.


Inhibición.
Existen varias formas de (des)inhibición: de tipo motor y de índole basada en la dificultad para demorar la obtención de recompensas.


Déficits de inhibición motora
. Se reflejan en las dificultades para inhibir respuestas verbales automatizadas en tests como el Stroop (nombrar colores e inhibir la respuesta automática de lectura)


Déficits de inhibición afectiva
. Pueden detectarse mediante paradigmas asociados a la demora, en los que se estima el grado en que se deprecia el valor de una recompensa en función de la demora prevista para su entrega.



Cambio.
Las tareas tienen en común la existencia de un conjunto
de reglas implícitas que determinan la selección de estímulos
correctos vs incorrectos.


Planificación.
Engloba distintas pruebas que requieren utilizar
información de forma prospectiva en la simulación y resolución de
problemas que demandan organización y secuenciación de conducta en el
marco de ciertas reglas. Los tests de laberintos o las secuencias abordan
este componente.


Multitarea.
Es la habilidad para optimizar el resultado de varias tareas a
resolver en un tiempo limitado. Se puede evaluar mediante tests de
papel y lápiz, como el 6 Elementos o el Test de Aplicación de Estrategias.



Toma de decisiones
. Es uno de los procesos más complejos de abordar
en un contexto psicométrico, ya que la calidad de las decisiones viene en
gran medida determinada por la subjetividad del individuo.
Funciones ejecutivas aspectos clínicos
Función ejecutiva se refiere a la función directiva gerencial y rectora del cerebro

es el cerebro del cerebro

Función rectora o gerencial:

Es el conjunto de funciones directivas que incluyen aspectos muy variados de la programación y ejecución de las actividades cerebrales, las lesiones se asocian con alteraciones de funciones ejecutivas, existen tres grandes síndromes dis-ejecutivos relacionados con las alteraciones en diferentes regiones de los lóbulos frontales

• Síndrome prefrontal dorso lateral
• Síndrome orbito frontal
• Síndrome medio basal o cingular

La corteza lateral prefrontal sostiene representaciones transitorias aun cuando el estímulo no este presente.

la región prefrontal ventromedial conecta la información con la experiencia pasada especialmente con asociaciones afectivas.

Componentes de la función

La función rectora es mas bien un conjunto de funciones directivas que incluyen aspectos muy variados de la programación y ejecución de las actividades cerebrales entre las cuales se puede mencionar:

• Iniciativa y creatividad: la capacidad de ser creativo
• Capacidad y planificación
• Fluidez y flexibilidad para la ejecución efectiva en los planes de acción
• Procesos de atención selectivo, concentración y memoria operativa
• Proceso de monitoreo y control inhibitorio

La mayoría de las funciones ejecutivas se pueden identificar como ejecutivas que han sido tradicionalmente relacionadas con los lóbulos frontales y específicamente con las regiones prefrontales de los lóbulos

regiones prefrontales ligadas a las funciones ejecutivas
• Área de brodman (AB)
• Dorsolateral (AB 8 9 10 )
• Orbito frontal (AB 10 11 13)
• Medial cingular (AB 24)

Cerebro ejecutivo

Las funciones ejecutivas dependen de la parte anterior de los lóbulos frontales específicamente de la corteza prefrontal que representa el 29% del total de la corteza cerebral en los humanos, la intensa conectividad de los lóbulos prefrontales los hace importantes para la coordinación e integración de todas la áreas cerebrales, al evolución de la conciencia es la máxima expresión de desarrollo del cerebro, es paralela a la evolución de la corteza prefrontal o cerebro ejecutivo que funciona como una red de tres grandes sistemas funcionales ejecutivos:
• Dorsolateral
• Orbital
• Medial

Síndrome prefrontal dorsolateral

Las lesiones de esta región producen un cuadro clínico que se manifiesta con cambios depresivos, humor triste, indiferencia afectiva, espontaneidad verbal, apatía, e inercia motriz, se le conoce como síndrome seudo-depresivo, por que simula el comportamiento de paciente que se encuentran en una severa depresión

Manifestaciones del síndrome prefrontal dorsolateral

Alteraciones de la flexibilidad cognitiva y conductual:
U
na de las principales manifestaciones es la perseveración es una de las formas de perdida de la flexibilidad, la flexibilidad cognitiva conductual de las funciones ejecutivas dependientes de los lóbulos frontales, el paso de una tarea a otra es imposible y fragmentos de las tareas previas se unen a la nueva, es la repetición anormal de un comportamiento especifico debido a rigidez y falta de flexibilidad en los programas de acción cada tipo de perseveración está provocado por la ruptura del control ejecutivo ejercido por los lóbulos frontales sobre una parte distinta de la corteza

Alteraciones del comportamiento dependiente del campo
La evolución del cerebro se caracteriza por la transición lenta y laboriosa desde un cerebro que simplemente reacciona hasta un cerebro capaz de sostener una acción deliberada y sostenida

Alteraciones de la memoria de trabajo
Los que sufren de esta no han ilustrado sobre la disociación de los sistemas neurales de la memoria en dos grandes sistemas, el sistema de memoria a corto plazo y el de memoria a largo plazo este tipo de memoria de trabajo debe salir tan pronto hayan prestado du servicio, existen ricas conexiones entre la corteza prefrontal y la corteza de asociación sensorial en las regiones parietales y temporales

Alteraciones de la memoria de contexto
Tienen dificultad para recordar la fuente de información aprendida, en esencia recuerdan detalles acerca de lugar y tiempo del episodio mismo, pero no el contexto del mismo, la corteza prefrontal no solamente provee una memoria RAM de memoria de trabajo sino que usamos mecanismos inhibitorios para minimizar información que no es relevante para la situación actual la perdida de inhibición en lesiones prefrontales hace que permanezcan entretenidas las representaciones y el juicio de recencia de hace difícil

Síndrome prefrontal orbital

Se asocia a lesiones o disfunciones de la región orbita de los lóbulos frontales se manifiesta como comportamiento desinhibida y a veces megalómano o maniaco, se llama síndrome pseudo-psicopatico porque algunos pacientes son este síndrome pueden incurrir en comportamientos antisociales puede distinguir entre lo correcto y lo incorrecto y pese a todo no tener la capacidad de regular su comportamiento

Síndrome mediobasal o cingular

Situado en la profundidad de los lóbulos frontales y con una arquitectura primitiva de tres capas corticales, hace parte del sistema límbico ayudado a modular las respuestas autonómicas y emocionales pero tiene también un papel muy importante en tareas de supervisión atencional, algunos lo reconocen como sistema de supervisión atencional, el cingular anterior se encuentra activo frecuentemente en muchos tipos de estudios de neuroimágen funcionales con PET


La corteza prefrontal permite seleccionar el proceso de memoria de trabajo adecuado para la acción, la actividad del ángulo marca el inicio de una nueva tarea esta capacidad de discriminar entre novedad y familiaridad esta alterada por pacientes con lesiones frontales y es un marcador de difusión ejecutiva y del sistema de supervición atencional.

Alteraciones del procesamiento emocional y toma de decisiones

La corteza angulada anterior hace posible el discurso civilizado y la resolución de conflictos, la respuesta galvanica de la piel desaparece en estos pacientes ente la presentación de estimulos afectivos, el procesamiento emocional es la amígdala que se proyecta a la corteza prefrontal ventromedial y el cíngulo anterior la intima conexión entre la región prefrontal ventromedial y el sistema límbico se usa como la via media que toma el sistema límbico.
Una gran cantidad de trastornos neurológicos y psiquiátricos variados se asocian a trastornos de las funciones ejecutivas

Esquizofrenia

Afecta al 1% de la población puede tener factores de susceptibilidad genética pero los factores ambientales juegan un papel importante en su expresión y su curso clínico se caracteriza por ser un déficit cognitivo que es permanente presente incluso ente de y entre los episodios el trastorno cognitivo se caracteriza por un síndrome dis-ejecutivo Kraepelin lo denomino demencia temprana
la hiperfrontalidad en los sujetos normales es un fenómeno robusto y altamente reproducible


Síndrome disejecutivo secundario o trauma craneoencefalico

Los pacientes con TEC con frecuencia pierden el impulso y la iniciativa se hacen pasivos e indiferentes bromistas, emocionalmente volátiles, inestables, irritables ariscos, con frecuencia las lesiones de los lóbulos frontales no son evidentes sin embargo las de los lóbulos prefrontales son visibles con estudios de neuroimagen funcionales

Síndrome de desconexión del retículo infantil

En el tallo cerebral contiene los núcleos responsables de la activacion del resto de la corteza, algunos de estos nucleos se denominan sustancia reticular activante o formación reticular.


Síndrome de Guilles de Tourett

Síndrome disejecutivo fronto subcortical donde están involucrados los lóbulos frontales y los ganglios basales caracterizado por perdida de control de los impulsos en el síndrome y los núcleos caudales escapan de algún modo de control prefrontal.

En el touret la influencia inhibitoria de la corteza frontal sobre los núcleos caudales esta alterada

Demencia Fronto temporal

Se produce una degeneración selectiva de los lóbulos frontales se caracteriza por francas alteraciones de personalidad y del comportamiento y por un síndrome de alteraciones de funciones ejecutivas, los pacientes presentan deterioro en su creatividad, intuición en el control de impulsos y desarrollo conductas socialmente inaceptables en cierto modo, necesitas actuar con el cerebro ejecutivo de otro
¿Son lo mismo inteligencia y funciones ejecutivas?
La diversidad de concepciones que existen de ambos constructos, así como la inexistencia de un instrumento que permita medirlos íntegramente, dificulta el poder responder con claridad a tal cuestión.
• Una persona inteligente es aquélla que posee la capacidad de controlar sus impulsos con el fin de examinar y poder decidir analíticamente entre las diferentes alternativas que se le presentan. La representación psicométrica de este fenómeno recibe el nombre de inteligencia general o factor g.










• El factor g se concibe como el representante de la operación de procesos cognitivos de alto nivel que controlan los programas computacionales del cerebro.

• Las funciones ejecutivas engloban un amplio conjunto de funciones de autorregulación que permiten el control, organización y coordinación de otras funciones cognitivas, respuestas emocionales y comportamientos.












• Recientes estudios aportan evidencias que refuerzan la hipótesis de que el sustrato neuronal de la inteligencia podría estar neuroanatómicamente localizado en las regiones frontales del cerebro, más concretamente en el córtex prefrontal.

• La hipótesis que goza de mayor aceptación la que considera que inteligencia y funciones ejecutivas se superponen en algunos aspectos, pero no en otros

• Las funciones ejecutivas intervienen activamente en todas aquellas conductas consideradas inteligentes, sería ingenuo pensar que una persona es más o menos inteligente dependiendo únicamente de aquellos aspectos ejecutivos puramente cognitivos.

• Aquello que denominamos inteligencia no parece localizarse en una región concreta del cerebro, sino más bien depender de complejas redes neurales que interaccionan para aprender de la experiencia, resolver problemas y utilizar el conocimiento para adaptarse a nuevas situaciones.

Estrategias para mejorar los problemas en la desinhibición del comportamiento

• Las lesiones en la corteza orbito frontal del cerebro se asocian con la presencia de síntomas de desinhibición, conductas inapropiadas, irritabilidad, labilidad emocional, distractibilidad y dificultades para responder a señales sociales

• Hay técnicas que se suelen utilizar con el fin de eliminar o reducir las conductas inapropiadas y potenciar aquellas que son adecuadas o positivas.
Entre los métodos más empleados se encuentran los programas de economía de fichas, el reforzamiento diferencial, el reforzamiento positivo contingente, la técnica de “ tiempo fuera”, la extinción, el control de estímulos, los programas de entrenamiento en habilidades sociales, el modelado, el encadenamiento hacia atrás y la relajación guiada por imaginación.


Entrenamiento en solución de problemas y razonamiento lógico

• Las personas con lesiones en los lóbulos frontales actúan de forma impulsiva sin tener claro el objetivo de su comportamiento, sin analizar la información suministrada por el entorno, sin prestar atención a los detalles y/o consecuencias que puede generar su conducta y con una marcada dificultad para buscar soluciones alternativas cuando las que se han utilizado no funcionan
• El programa de tratamiento consiste en enseñarle a los pacientes a dividir el proceso de solución de problemas en cada uno de los pasos que lo componen: 1) Identificación del problema; 2) Establecimiento de objetivos y metas; 3) Generación de posibles alternativas de solución; 4) Ejecución; y 5) Verificación.
• El Goal Management Training (GMT) es un programa con el objetivo de ayudar a personas con daño cerebral a solucionar sus problemas de forma más eficiente. El programa consta de 6 pasos en los que se le enseña a la persona a: 1) Preguntarse a sí mismo, “¿Qué estoy haciendo?” (PARE); 2) Definir la “tarea principal” (DEFINA); 3) Hacer un listado de los pasos a seguir (LISTA); 4) Preguntarse a sí mismo si sabe cuáles son los pasos a seguir (APRENDA); 5) Ejecutar la tarea (EJECUTE); y 6) Preguntarse, “¿Estoy haciendo lo que planeé hacer?” (VERIFICAR).
• Problem Solving Picture Cards
Este programa está conformado por 78 tarjetas de colores con diferentes fotos que ilustran una gran variedad de situaciones y problemas a los que las personas con daño cerebral se enfrentan en su vida cotidiana. Las tarjetas abarcan una gran variedad de ambientes en los cuales el paciente debe inicialmente identificar cuál es el problema y, posteriormente, formular las posibles alternativas para su solución.

• El programa activemos la mente (Peña-Casanova, 1999) es un programa de estimulación cognitiva que tiene como objetivos el mejorar el rendimiento cognitivo, incrementar la autonomía personal y mejorar la calidad de vida de personas con daño cerebral por demencias, accidentes cerebro vasculares, traumatismos craneoencefálicos, etc. Dicho programa consta de una serie de ejercicios y actividades para la estimulación de la atención, la praxis, la percepción, la memoria y las funciones ejecutivas. Dentro de los ejercicios diseñados para mejorar el funcionamiento ejecutivo y, específicamente, las habilidades para la solución de problemas y el razonamiento lógico, se encuentran: 1) ejercicios de comprensión de los efectos de las acciones; 2) identificación de causalidad; 3) identificación de soluciones; y 4) razonamiento y juicio a partir de conocimientos culturales y comprensión y razonamiento abstracto de proverbios y expresiones.

Estrategias para mejorar la conciencia de la enfermedad (self awareness)
Autoconciencia: “La habilidad que posee todo ser humano para conocer los alcances, limitaciones y consecuencias de sus conductas” Arango y Parra, 2008.

Las personas con lesiones en el lóbulo frontal pueden presentar una incapacidad en el reconocimiento de las secuelas físicas, cognitivas y/o emocionales resultantes del daño cerebral que se refleja en que los pacientes sobrevaloran o subestiman sus capacidades residuales, llevándolos a actuar de forma inadecuada en situaciones en las que se requiere de un adecuado funcionamiento ejecutivo.
Esta falta de conciencia es uno de los principales problemas para el terapeuta al implementar un programa de rehabilitación cognitiva en personas con disfunción frontal.
Técnica:
--Brindar información al paciente acerca de:
 la naturaleza de la lesión,
 cambios del comportamiento por el daño cerebral y las razones por las cuales varios estos no son apropiados.
--Infórmale al paciente en el momento en que este realizando una conducta inadecuada, las razones del porque dicha conducta es inapropiada y cuál es el tipo de conducta que este debería presentar.
 Se otorga una hoja de registro para anotar la frecuencia con la que realiza este tipo de conductas en la vida cotidiana, con el fin de incrementar la posibilidad de que este preste mucha más atención a su comportamiento.
--Apoyo en una video grabadora en el momento en que la persona esté presentando comportamientos inadecuados. Posteriormente el terapeuta le muestra al paciente dicha grabación y le proporciona el feedback necesario para que este pueda reconocer la naturaleza de sus problemas.

Modificación ambiental

La modificación del entorno habitual de la persona con alteraciones en las funciones ejecutivas tiene como objetivos esenciales:
1) Prevención de posibles accidentes que pueda tener la persona en su hogar y

Aproximación farmacológica a los desórdenes ejecutivos

Una de las propiedades fisiológicas de las neuronas de la corteza prefrontal es su capacidad de mantener un nivel de activación tónico aun en presencia de estímulos distractores, Esta actividad sostenida se ha considerado como el sustrato funcional básico para la organización de la conducta y ha sido asociada a la acción de las catecolaminas, especialmente la Dopamina y la Norepinefrinase ha observado que la administración drogas dopaminérgicas tales como Bromocriptine y el Pergolideincrementa el rendimiento en pruebas de Memoria de Trabajo (MR) así como en las funciones ejecutivas

en la esquizofrenia el uso de Quetiapine, un potente disociador
de la función dopaminérgica, ha mostrado una mejoría considerable de estos pacientes en sus desempeño en tareas ejecutivas pacientes con enfermedad de Parkinson, el uso de la Levodopa ha mostrado incremento en el funcionamiento de la MT y funciones visuo-espaciales lo cual ha sido asociado a la activación de mecanismos compensatorios fronto-striatales
El Metilfenidato, una droga con alta afinidad para los transportadores de dopamina y norepinefrina, se ha establecido como uno de los medicamentos de elección en el tratamiento del DAH

El sistema colinérgico también se ha sido implicado en el control
de las funciones ejecutivas aunque en menor escala donde se sugiere que el mismo influencia al el control ejecutivo a través de la corteza orbitofrontal
el estudio de los sistemas de neurotransmisores y su papel en el control ejecutivo permitirá ofrecer mejores alternativas terapéuticas a futuro
sin embargo no se ha llegado a desarrollar ningún tratamiento farmacológico capas de ayudar a mejorar las funciones ejecutivas en pacientes que sufre de algún tipo de daño cerebral
INTERVENCIÓN CON LAS FAMILIAS.
Las secuelas físicas, cognitivas y emocionales que suelen quedar luego de un daño cerebral son una de las principales causas de estrés y problemas en las familias de estas personas. Los familiares, especialmente aquellos que se encargan del cuidado del paciente, son más vulnerables a presentar una gran cantidad de problemas que incluyen:

Los expertos en el área de la rehabilitación cognitiva coinciden en señalar que la familia juega un papel muy importante en todo el proceso de rehabilitación de la persona con daño cerebral. La idea que subyace a la intervención con familias es que al mejorar la salud física y psicológica de los familiares estos podrán por consiguiente tener una mejor calidad de vida y estar en mejores condiciones de prestar ayuda y servicios a su familiar con daño cerebral. Algunos de los tratamientos que se utilizan en la actualidad para las familias de personas con daño cerebral incluyen:
Terapia familiar
Terapia marital
Psicoterapia individual
Terapia de grupo
Biblioterapia
Grupos de apoyo

Uno de los tratamientos para las familias de personas con daño cerebral que más se utiliza actualmente es el Brain Injury Family Intervention. Este tratamiento consiste en cinco sesiones de 90 a 120 minutos cada una, con un intervalo de dos semanas entre cada sesión. Al iniciar la primera sesión a cada uno de los miembros de la familia se les da un libro (Getting better and better after brain injury: A guide for families, friends and caregivers), que contiene información sobre el daño cerebral, sus implicaciones en la familia y algunos consejos de utilidad para sobrellevar y enfrentar en forma adecuada esta nueva experiencia. En cada una de las sesiones se les asigna a los familiares la lectura de uno o dos capítulos del libro y una que otra tarea que deben realizar en casa. En cada sesión se habla con los familiares acerca de las dudas, comentarios o información que aprendieron en la lectura de cada uno de los capítulos. Antes de comenzar el tratamiento, al finalizar el mismo y tres meses después el terapeuta recoge información sobre el estado anímico y emocional de los familiares, con el fin de determinar o no la utilidad del tratamiento en cuestión.
Temas que se abordan en cada una de las cinco sesiones del tratamiento.

La utilización del BIFI ha demostrado ser eficaz para el mejoramiento del estado físico, emocional y psicológico de familiares y cuidadores de personas con daño cerebral.
FUNDAMENTOS Y HALLAZGOS DE LA NEUROIMAGEN EN LA ESQUIZOFRENIA: UNA ACTUACIÓN.

La esquizofrenia es un complejo y variable trastorno psiquiátrico caracterizado por una discapacidad cognitiva, social y emocional, acompañada de síntomas psicóticos como delirios y alucinaciones. Es un invalidante trastorno emocional que afecta a cerca del 1% de la población general, y su incidencia es mayor en hombres que en mujeres.
Con el descubrimiento de las modalidades de imagen computarizada en los años 70s, fue posible crear métodos cuantitativos para investigar si pacientes con diferentes trastornos psiquiátricos podían diferir en tejido cerebral y volumen de fluidos, como se relevó a través de la resonancia magnética (RM) y la tomografía computarizada (TC), así como en la densidad de neuroreceptores, como se observa a través de la tomografía computarizada por emisión de fotón único (SPECT) y la tomografía por emisión de positrones (PET).


Kraepelin y Bleuler, quienes primero describieron demencia precoz y esquizofrenia, creían que las anormalidades cerebrales estarían íntimamente ligadas a la etiología de la esquizofrenia.
En 1976, a través de la TC, se descubrió el engrosamiento de los ventrículos laterales cerebrales. Los hallazgos en investigación en esquizofrenia confirman la presencia de anormalidades cerebrales estructurales y además sugieren la implicación de un gran número de regiones cerebrales, muchas de las cuales están funcionalmente conectadas.

Resonancia Magnética.

En 1984, se llevó a cabo el primer estudio con RM en esquizofrenia.
La RM, ha dado a conocer algunas de las evidencias de anormalidades cerebrales en la esquizofrenia más convincentes.

En la actualidad, la mayor parte de los estudios de imagen estructural en la esquizofrenia se realizan empleando la RM.
En el año 2001, Shenton y et al, efectuaron la revisión más amplia que existe hasta el momento de los hallazgos estructurales de esquizofrenia realizados mediante RM.

Se han demostrado asociaciones entre déficit de memoria, síntomas psicóticos positivos y el tamaño del hipocampo, la circunvolución temporal superior y el lóbulo temporal. Igualmente existe una asociación entre funciones ejecutivas, síntomas negativos y el tamaño del córtex prefrontal. En definitiva, no hay resultados patognomónicos para la esquizofrenia.

Perfil Neurocognitivo en la Esquizofrenia

Objetivo: Aportar evidencia para esclarecer la particularidad de los déficit cognitivos en la esquizofrenia, orientado tanto a la comprensión de este trastorno, así como a la contribución para un diagnóstico cada más precoz, y un tratamiento más efectivo y focalizado de la patología.

Muestra:

Dos grupos de 38 participantes de entre 25 a 65 años de edad, residentes de Córdoba, Argentina:
• Grupo control, 38 participantes sanos funcionamiento cognitivo preservado.
Grupo de 38 pacientes, hospitalizados en los Hospitales Sanatorio Prof. León Morra y la Clínica Privada Integral de Psiquiatría San Nicolás; con cumplimiento de criterios diagnósticos del Manual Diagnóstico DSM IV (APA, 1994) para el Trastorno Esquizofrénico, medicados de manera durante las últimas 3 semanas.

Instrumentos:

Evaluación Psicológica-Psiquiátrica
 Entrevista Diagnóstica Semi-estructurada: Con duración de 45 minutos de duración, para asegurar el diagnóstico de Trastorno Esquizofrénico utilizando los criterios diagnósticos del DSM IV (APA, 1994).
 Cuestionario Sociodemográfico: para conocer los datos: edad, sexo, nivel educativo del sujeto, estado civil, profesión, actividades laborales realizadas, entre otros.
 Escala de Evaluación de Síntomas Positivos SAPS (Andreasen, 1982a): para evaluar síntomas positivos presentes en el grupo de pacientes. Se basó en el estado del paciente durante último mes, y se realizó la evaluación mediante una entrevista semi -estructurada.
 Escala de Evaluación de Síntomas Negativos SANS (Andreasen, 1982b): con el objetivo de indagar el estado del grupo de pacientes en relación a la presencia de síntomas negativos. Igualmente se consideró el estado del paciente durante el último mes.


Evaluación Neuropsicológica

 Mini Mental State Examination en español (Allegri et al., 1999): Utilizado para la evaluación del funcionamiento cognitivo general y la discriminación de pacientes con funcionamiento cognitivo preservado o deteriorado.
 Test de Colores y Palabras Stroop: se utilizó la versión de tres colores y tres fases, para evaluar tanto la función atencional, en sus procesos selectivo, sostenido y focalizado, como también la capacidad de inhibición para controlar la interferencia de respuestas automáticas, y la habilidad de cambiar de estrategia frente a las nuevas exigencias que plantea dicha tarea.
 Prueba de Fluidez Verbal Fonológica Letra “P” (FVF): fue utilizada para evaluar tanto lenguaje como memoria semántica y como herramienta para la valoración del funcionamiento ejecutivo, especialmente la generación de estrategias para la recuperación de palabras.
 Prueba de Fluidez Verbal Categoría “Animales” (FVC): permitió la evaluación tanto del lenguaje así como la conservación del almacén semántico.
 Test de Denominación de Boston Abreviado (Kaplan, Goodglass, &
Weintraub, 1983): se evaluó el lenguaje, específicamente la capacidad de denominación verbal, y también se utilizó como un indicador empírico verbal del funcionamiento de la memoria semántica.
 Subtest de Dígitos de la Escala WAIS III (Wechsler, 2002): consta de dos tareas diferentes (Adelante – Atrás) por ello se utilizó para medir tanto la capacidad atencional como la extensión del recuerdo verbal inmediato (memoria de trabajo), en atención auditiva, y adicionalmente dependen de la capacidad de retención de información a corto plazo.
 Subtest de Búsqueda de Símbolos de la Escala WAIS III (Wechsler, 2002): este test se utilizó como medida tanto de la capacidad atencional, especialmente atención sostenida, así como para medir la velocidad de procesamiento psicomotora.
 Subtest de Razonamiento con Matrices de la Escala WAIS III (Wechsler, 2002): esta prueba evaluó el funcionamiento ejecutivo, específicamente la capacidad de razonamiento y abstracción.

Resultados:

--El grupo de pacientes con esquizofrenia presentó bajo rendimiento en todas las pruebas evaluadas, por lo que la comparación entre grupos mostró estadísticas con significativas diferencias.
--La atención sostenida, selectiva y focalizada presentó niveles por debajo de lo esperado en pacientes esquizofrénicos.
--El área de lenguaje, también se mostró afectada en los pacientes con esquizofrenia.
--En la evaluación de la memoria semántica, memoria de trabajo, funcionamiento ejecutivo, los resultados fueron significativamente deficientes en pacientes con el trastorno.

Discusión
Los resultados obtenidos son concordantes con los arrojados por las entrevistas, en donde los pacientes desvían su foco atencional, rasgo característico de la esquizofrenia, al igual que la atención selectiva, que se evidencia con las pruebas cognitivas y la observación de la conducta.
El control inhibitorio se encontró con déficit, siendo una función moduladora y potenciadora del funcionamiento de otros sistemas cognitivos e interactúa con la memoria de trabajo y el sistema de control ejecutivo.
Las funciones ejecutivas se encontraron por debajo de la media en los pacientes.
Es importante ampliar la investigación el papel de cada una de estas variables en el performance cognitivo de los pacientes, retomándolas en futuras investigaciones, por el impacto que dicho deterioro puede ejercer sobre las áreas funcionales pragmáticas como el cuidado personal, el funcionamiento ocupacional, social, educacional, con la familia, las actividades de la vida cotidiana.


Referencias bibliográficas

Arango-Lasprilla, J. C., & Parra-Rodríguez, M. A. (2008). Rehabilitación de las funciones ejecutivas en caso de patología cerebral.
Revista de neuropsicología, neuropsiquiatría y neurociencias
, 8(1). Recuperado de http://neurociencias.udea.edu.co/revista/PDF/REVNEURO_vol8_num1_14.pdf

Cuevas-Esteban, J., Campayo, A., Gutiérrez-Galve, L., Gracia-García, P. & López-Antón, R. (2011). Fundamentos y hallazgos de la neuroimagen en la esquizofrenia: Una actualización.
Revista de Neurología
, 52. Recuperado de http://www.neurologia.com/pdf/Web/5201/bf010027.pdf

Flores-Lázaro, J. C., & Ostrosky-Solís, F. (2008). Neuropsicología de los lóbulos frontales, funciones ejecutivas y conducta humana.
Revista de neuropsicología, neuropsiquiatría y neurociencias
, 8 (1). Recuperado de http://neurociencias.udea.edu.co/revista/PDF/REVNEURO_vol8_num1_7.pdf

Lopera-Restrepo, F. (2008). Funciones Ejecutivas aspectos clínicos.
Revista de neuropsicología, neuropsiquiatría y neurociencias
, 8(1). Recuperado de http://neurociencias.udea.edu.co/revista/PDF/REVNEURO_vol8_num1_8.pdf

Galavanera F., Bueno, M. y Morra A., (2011). Perfil Neurocognitivo en la Esquizofrenia.
Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias
. Recuperado de http://132.248.10.63/mod/folder/view.php?id=31407

García-Molina, A., Tirapu-Ustárroz, J., Luna-Lario, P., Ibáñez, J. & Duque, P. (2010), ¿Son los mismo inteligencia y funciones ejecutivas?
Revista de neurología
, 50(12). Recuperado de http://www.neurologia.com/pdf/Web/5012/bd120738.pdf

Verdejo-García, A. y Bechara, A. (2010). Neuropsicología de las funciones ejecutivas.
Psicothema
,
22(2). Recuperado de http://www.psicothema.com/pdf/3720.pdf
Imagen mediante tensor de difusión (DTI)

Es una relativamente nueva modalidad de imagen que ya se utiliza con asiduidad en investigación. Debido a su particular sensibilidad a la integridad de la sustancia blanca, se espera que la DTI, permita nuevos avances en la fisiopatología de la esquizofrenia, especialmente en lo que respecta a los cambios en la conectividad cortico-cortical.

Esta técnica permite cuantificar la difusión del agua en el tejido cerebral. En el interior de la sustancia blanca cerebral, las moléculas de agua se difunden con mayor libertad a lo largo de los tractos mielinizados que a través de ellos. Dicha dependencia direccional de la difusión es denominada anisotropía y cualquier reducción en la anisotropía de la sustancia blanca indica una reducción en el grado del orden tisular. Las propiedades de los tractos fibrosos de la sustancia blanca –incluyendo la densidad de las fibras, el diámetro de las fibras, el grosor de las vainas de la mielina y la dirección de las fibras-, afectan a la difusión de las moléculas de agua.

Por tanto, el DTI, proporciona información acerca de la relación entre las anormalidades anatómicas y los síntomas clínicos observados en la enfermedad.

Una disminución en la anisotropía junto con un incremento en la difusión en el interior de los lóbulos prefrontal y temporal, además de anormalidades en los haces de las fibras que conectan estas regiones (incluyendo el fascículo uncinado, haces del cíngulo y el fascículo arcuato), son los hallazgos positivos más frecuentes en estudios de esquizofrenia



Las investigaciones más recientes han utilizado, asociada a la DTI, la tractografía para investigar la continuidad de la orientación axonal entre vóxeles y por tanto, poder interferir las vías de los tractos fibrosos en 3 dimensiones. Con esta novedosa técnica se han obtenido nuevos hallazgos, tales como:

Reducción de conectividad frontotemporal asociada a la edad de la esquizofrenia, la contribución de la disrupción del fórmix en la alteración de la memoria en la esquizofrenia, la reducción de conexiones funcionales entre el hipocampo y regiones relacionadas con la memoria episódica como el córtex cingulano, el córtex prefrontal medial y la circunvolución parahipocampal, anomalías en el cuerpo calloso, la relación estructural del fascículo occipitofrontal superior con el tálamo y el área prefrontal y el deterioro de este en la esquizofrenia.

Desventaja:

La DTI, es una técnica de investigación todavía relativamente inmadura y los métodos de adquisición y análisis de imágenes están aún en desarrollo.

Ventaja:

Es una herramienta única para visualizar y segmentar los tractos de sustancia blanca, ya que permite evaluar los tractos segmentados cuantitativamente.

Neuroimagen funcional


El principal objetivo de cualquier técnica de neuroimagen funcional es el de proporcionar un claro mapa de las áreas de activación o de desactivación neuronal en el cerebro, asociadas a una tarea cognitiva determinada.

La neuroimagen funcional proporciona un acceso directo a la investigación de la fisiopatología de la esquizofrenia in vivo.
PET y SPECT de perfusión.

Tanto la PET como la SPECT, proporcionan información funcional, es decir, de actividad neuronal, a través del metabolismo –caso de la PET-, o de la perfusión cerebral regional –caso del SPECT-.
Los primeros trabajos mediante estas técnicas pusieron especial énfasis en la hipofrontalidad en la esquizofrenia, hallazgo que con el tiempo se ha refinado.
También se han empleado para identificar las áreas implicadas en las alucinaciones auditivas y se han relacionado con el aumento de la actividad en el córtex auditivo primario y secundario, regiones de Broca y de Wernicke, el estriado, el complejo amígdala-hipocampo y el córtex singular anterior, aunque estos no se han replicado en todos los estudios.
Desventajas:

Estas técnicas han perdido terreno en favor de la RM, ya que son pruebas invasivas, que implican la utilización de radiotrazadores, con un coste económico elevado y con una resolución temporo-espacial pobre.


Resonancia magnética funcional.

La RMF, se está imponiendo como una técnica de gran interés en el estudio de la actividad cerebral, por su escasa invasividad y su alta resolución temporo-espacial.

Se trata de una técnica que localiza las áreas del cerebro que se activan como respuesta a un estímulo o función cognitiva, ya que tiene la capacidad para obtener información sobre el nivel relativo de oxigenación del tejido sin la utilización de un trazador radioactivo.

No sólo se impone en el estudio de la esquizofrenia, sino también en el de otros trastornos mentales, como el obsesivo-compulsivo o el de déficit de atención/hiperactividad y en el estudio de las terapias no farmacológicas, como la terapia cognitivo-conductual.

Estudios más recientes centran sus esfuerzos en encontrar anomalías en distintas áreas cerebrales: Algunas investigaciones han revelado conexiones anormales entre las áreas frontales y estructuras corticales y subcorticales y han llegado incluso a postular que la relación dañada entre el córtex prefrontal dorsolateral derecho y otras áreas frontales, podrían estar relacionadas con falsas creencias, ideación delirante y percepción distorsionada del mundo externo.
Estas investigaciones reconocen la posible influencia de las medicaciones antipsicóticas en los resultados obtenidos, lo que plantea la necesidad de estudios más exhaustivos que tengan en cuenta este posible sesgo.
Además, el análisis de los datos es complejo y largo y los resultados pueden ser en ocasiones artefactados.



PET y SPECT de neurotransmisión

Estas técnicas proporcionan una importante vía para examinar la neuroquímica in vivo y consecuentemente, la biología de la esquizofrenia.
Los receptores D2 de dopamina (DA), son de un interés esencial en la fisiopatología de la esquizofrenia.

Un metaanálisis de estudios con PET, que cuantificaba la densidad de receptoresdopaminérgicos D2, estriales en pacientes esquizofrénicos, con o sin tratamiento, mostraban una variabilidad significativamente mayor de la densidad de receptores dopaminérgicos D2, con posible elevación, comparada con sujetos controles sanos. En conjunto, se puede extraer que los pacientes que sufren psicosis –o con gran riesgo de padecerla-, tienen hipersensibilidad del sistema de la DA, que podría ser especialmente vulnerable al efecto deplecionador de DA, de las drogas ilícitas (cocaína, anfetamina, cannabis…) y del estrés.

Otro importante hallazgo in vivo es la disfunción de los receptores dopaminérgicos D1, en el córtex prefrontal de pacientes con esquizofrenia.

La concentración de los receptores dopaminérgicos D2, en el córtex singulado anterior y subregiones talámicas, se da en menor número en el cerebro de esquizofrénicos.





Neuroimagen bioquímica o de transmisión

El término de imagen cerebral neuroquímica, únicamente puede definirse únicamente por los criterios de inclusión y exclusión. Bajo esta denominación se encuentran las siguientes técnicas: Electroscopía por resonancia magnética (ERM), PET y SPECT, las cuales se encargan de medir objetivos neuroquímicos en el cerebro (densidad de receptores, concentración de neurotrasmisores, metabolitos, etc.).

Electroscopia por resonancia magnética (ERM)

La ERM, es un procedimiento no invasivo y no radioactivo que permite la cuantificación de diversos metabolitos en regiones específicas del cerebro humano. Se ha empleado para identificar los cambios en el cerebro de los pacientes esquizofrénicos. El fósforo y el hidrógeno son los átomos más utilizados en la ERM.
Mientras que la espectroscopia de fósforo permite estudiar el metabolismo de la célula y el neurodesarrollo, la del hidrógeno da información acerca de los niveles de neurotransmisión y la integridad. La ERM de hidrógeno hace posible la medición de determinadas sustancias químicas metabólicamente importantes. El metabolito visible mediante ERM, más abundante en el cerebro humano es N-acetil-aspartato (NAA), que está presente casi exclusivamente en el sistema nervioso y que es, de forma hipotética, un marcador de las neuronas viables, por lo tanto, puede considerarse un marcador de densidad neuronal por volumen de tejido cerebral.

La ERM de fósforo es de gran utilidad para investigar la disfunción de la membrana celular neuronal.

Ventajas: Es un procedimiento no invasivo y no radioactivo.

Desventajas: No todos los metabolitos medidos son relevantes en la enfermedad, además, muchos metabolitos no se pueden medir y finalmente, se necesita un hardware muy específico para su utilización.

Full transcript