Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Análisis de la obra La Ilíada

No description
by

Claudia Duran

on 17 September 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Análisis de la obra La Ilíada

Análisis de la obra La Ilíada

La Iliada
Describe the current situation
Homero
"Autor de la obra la Iliada"
Homero (en griego antiguo Ὅμηρος Hómēros; c. siglo VIII a. C.) es el nombre dado al aedo griego antiguo a quien tradicionalmente se le atribuye la autoría de las principales poesías épicas griegas — la Ilíada y la Odisea—. Desde el periodo helenístico se ha cuestionado si el autor de ambas obras épicas fue la misma persona; sin embargo, anteriormente no sólo no existían estas dudas sino que la Ilíada y la Odisea eran considerados relatos históricos reales.
Homero
"Datos bibliográficos"
Alsina, José (1991). Teoría literaria griega. Madrid:Gredos. ISBN 84-249-1457-0.
Carlier, Pierre (2005). Homero. Madrid: Ediciones Akal S.A. ISBN 978-84-460-2151-3.
Crespo, Emilio (1982). Ilíada. Madrid:Gredos. ISBN 84-249-1446-5.
Dalby, Andrew (2008). La reinvención de Homero. Madrid: Gredos. ISBN 978-84-249-3574-0.
García Gual, Carlos (2004). La Odisea. Madrid: Alianza Editorial. ISBN 84-206-7750-7.
Latacz, Joachim (2003). Troya y Homero. Barcelona: Ediciones Destino.
Pomeroy, Sarah B. & Stanley M. Burstein, Walter Donlan y Jennifer Tolbert Roberts (2001). La Antigua Grecia. Barcelona: Crítica. ISBN 84-8432-302-1.
Rodríguez Adrados, Francisco & Fernández-Galiano, Manuel & Gil, Luis & Lasso de la Vega, J. S. (1984). Introducción a Homero. Madrid: Labor Editorial.
Ruipérez Sánchez (1965). Nueva Antología de la "Ilíada" y la "Odisea". Madrid: CSIC (reeditado en Ediciones Clásicas).
Signes Codoñer, Juan (2004). Escritura y literatura en la Grecia arcaica. Madrid: Ediciones Akal. ISBN 84-460-1748-2.
Wernher, Gretel & Páramo, Jorge (1995). Micenas y Homero (A propósito de Ilíada XV 187-193). Santafé de Bogotá: Instituto Caro y Cuervo
Aquiles
Fue el mayor de los guerreros griegos en la guerra de Troya. Era hijo de la ninfa del mar, Tetis, y de Peleo, rey de los mirmidones de Tesalia. Cuando era un niño su madre lo sumergió en el Éstige para hacerlo inmortal. Las aguas lo hicieron invulnerable menos en el talón, por donde lo sostenía su madre. Aquiles libró muchas batallas durante el sitio de diez años a la ciudad de Troya. Cuando el rey miceno Agamenón tomó para sí a la doncella cautiva Briseida, Aquiles retiró a los mirmidones de la batalla y se encerró encolerizado en su tienda. Los troyanos, envalentonados por su ausencia, atacaron a los griegos y los forzaron a una retirada precipitada. Entonces Patroclo, amigo y compañero de Aquiles, le pidió que le prestara su armadura y le dejara avanzar con los mirmidones a la batalla. Aquiles aceptó. Cuando el príncipe troyano Héctor mató a Patroclo, el desconsolado Aquiles volvió a la batalla, mató a Héctor y arrastró su cuerpo triunfante detrás de su carro. Más tarde permitió a Príamo, rey de Troya, rescatar el cuerpo de Héctor. Aquiles peleó su última batalla con Memnón, rey de los etíopes. Después de matar al rey, Aquiles condujo a los griegos hacia los muros de Troya. Allí fue mortalmente herido en el talón por Paris. La disputa entre Aquiles y Agamenón, la batalla posterior y el rescate del cuerpo de Héctor son narrados en la Iliada.
Agamenon
Rey de Micenas y jefe de las fuerzas griegas en la guerra de Troya. Era hijo de Atreo y padeció la maldición lanzada sobre su casa. Cuando los griegos se reunieron en Áulide para su viaje a Troya, se vieron obligados a retroceder por los vientos adversos. Para calmar los vientos, Agamenón sacrificó a su hija Ifigenia a la diosa Ártemis. Su disputa con Aquiles sobre la princesa cautiva Briseida y las consecuencias de esa cólera forman buena parte del argumento de la Iliada. Después de un sitio de diez años, cayó Troya y Agamenón volvió victorioso a Micenas. Con él fue la princesa troyana Casandra, que le había sido concedida por el ejército griego triunfante. Clitemnestra, mujer de Agamenón, lo recibió con expresiones de amor, pero mientras él estaba en el baño, ella le tendió una trampa. Egisto, el amante de ella, golpeó a Agamenón con una espada y, mientras estaba inconsciente por el golpe, Clitemnestra lo decapitó con un hacha. Su muerte fue vengada siete años más tarde por su hijo Orestes. La historia de la muerte de Agamenón es contada en la primera pieza de la trilogía Orestíada, del poeta griego antiguo Esquilo.
Menelao
Rey de Esparta, hermano de Agamenón, rey de Micenas, y marido de Helena de Troya. Cuando el príncipe troyano Paris raptó a Helena, Menelao organizó una expedición para rescatarla. Bajo el mando de Agamenón, Menelao y los demás reyes griegos zarparon hacia Troya. Al término de la consiguiente guerra de Troya, Menelao fue uno de los griegos que se ocultó en el caballo de madera y saqueó la ciudad. Después de reconciliarse con Helena, Menelao intentó regresar a Grecia. Se vieron forzados, sin embargo, a una travesía por el Mediterráneo oriental, antes de llegar a Esparta, que duró ocho años. Allí Menelao prosperó enormemente y, junto con Helena, disfrutó de una vida larga y feliz.
Helena
Helena de Troya era la mujer más bella de Grecia, hija del dios Zeus y de Leda, mujer del rey Tindáreo de Esparta. De niña fue raptada por el héroe Teseo, quien esperó el tiempo necesario para casarse con ella, pero sus hermanos, Cástor y Pólux, la rescataron. Más tarde, su fatal belleza fue la causa directa de la guerra de Troya. La historia de los diez años de conflicto comenzó cuando las tres diosas Hera, Atenea y Afrodita le pidieron al príncipe troyano Paris que eligiera a la más hermosa de ellas. Después de que cada una de las diosas hizo lo posible por influir en su decisión, Paris otorgó la manzana de oro a Afrodita, quien le había prometido el amor de una mujer de insuperable belleza. Poco después, Paris zarpó hacia Grecia, donde lo recibieron cálidamente Helena y su marido, Menelao, rey de Esparta. Lamentablemente Helena, la más bella de su sexo, fue el premio destinado a Paris. Aunque vivía feliz con Menelao, cayó bajo la influencia de Afrodita y permitió que Paris la persuadiera para fugarse con él, llevándosela fuera de Troya. Menelao, entonces, convocó a los capitanes griegos para que lo ayudaran a rescatar a su mujer y, con pocas excepciones, ellos respondieron a su convocatoria. Durante nueve años de conflicto sin solución, Helena se sentó en su telar en el palacio de Troya tejiendo un tapiz con su dolorosa historia. Entonces Paris y Menelao decidieron trabar un singular combate entre los ejércitos opuestos y Helena fue citada para asistir al duelo. Cuando ella se aproximaba a la torre, donde el anciano rey Príamo y sus capitanes estaban sentados, su belleza era aún tan incomparable y su pena tan grande que nadie pudo sentir por ella más que compasión. Cuando los griegos ya daban por hecha la victoria de Menelao, Afrodita ayudó a Paris a escapar del enfurecido contendiente envolviéndolo en una nube y poniéndolo a salvo en la cámara de Helena, donde ésta lo consoló. Después de la caída de Troya, Menelao se reunió con su mujer y ambos salieron de Troya hacia su Grecia natal. Ellos, sin embargo, habían disgustado a los dioses y, por tanto, varias tormentas los arrastraron de una a otra costa del Mediterráneo, por lo que debieron detenerse en Chipre, Fenicia y Egipto. Al llegar finalmente a Esparta, Menelao y Helena retomaron su reinado y vivieron una situación de esplendor el resto de sus días. Tuvieron una hija, Hermíone.
Paris
También llamado Alejandro, era hijo de Príamo y de Hécuba, rey y reina de Troya. Una profecía había anticipado que Paris causaría la ruina de Troya y, por esa razón, Príamo lo abandonó en el monte Ida, donde unos pastores lo encontraron y lo criaron. Estaba cuidando a su oveja, cuando se suscitó una discusión entre las diosas Hera, Atenea y Afrodita acerca de quién era la más bella. Las tres diosas le solicitaron que hiciera de juez. Cada una de ellas intentó sobornarlo: Hera le prometió que lo haría soberano de Europa y Asia, Atenea que le ayudaría a lograr la victoria de Troya contra los griegos, y Afrodita que le concedería la mujer más hermosa del mundo, Helena, la esposa de Menelao, rey de Esparta. Paris eligió a Afrodita, aunque en realidad estaba enamorado de la ninfa Enone. Su decisión hizo que Hera y Atenea se volvieran enemigas acérrimas de su país. Este hecho, unido al rapto de Helena en ausencia de Menelao, desató la guerra de Troya. Al décimo año del sitio de Troya, Paris y Menelao entablaron un combate singular cuerpo a cuerpo. Menelao habría logrado fácilmente la victoria si no hubiera intervenido Afrodita, que envolvió a Paris en una nube y lo llevó de vuelta a Troya pero, antes de la caída de la ciudad, fue herido mortalmente por el arquero Filoctetes y acudió entonces a Enone, para que lo curara con una droga mágica que tenía. Ella se negó pero, cuando Paris murió, decidió suicidarse transida de pena.
Jupiter
Júpiter envía a Agamenón un sueño, que ordena que se lance al combate con todas sus tropas. Agamenón comunica el sueño a los jefes principales y al mismo tiempo convocan una asamblea general para sondear a los griegos, les ordena que se preparen a partir para la patria. Las tropas se dispersan dispuestas a aparejar las naves, pero Ulises y Néstor a base de ruegos y de amenazas les disuaden. Agamenón después de haber consagrado un sacrificio a Júpiter y de obsequiar a los generales con un gran festín dispone los ejércitos para batallar.
Minerva
Minerva (Palas-Atenea) era la diosa de la sabiduría, era una diosa guerrera (además era virgen al igual que la diosa Diana) según las crónicas, Minerva nació de la cabeza de Júpiter (Zeus para los griegos) este dios sintió un terrible dolor de cabeza, y dicho dolor fue de tal magnitud que pidió al dios Vulcano (dios del fuego y forjador de espadas) que le proporcionará un golpe con una de sus herramientas, al hacerlo, rompió la cabeza de Júpiter y de la herida surgió la diosa Minerva (o Atenea) vestida de armadura y armada con lanza y escudo. Minerva era una diosa protectora de los guerreros que luchaban por causas justas (muy contrario a Marte, dios de la guerra, quien solo actuaba por placer puro de la lucha), además protegía la sabiduría y ciertas artes medicinales. Una de las principales características de Minerva, era que su mascota era un búho, de enorme sabiduría, consejero incluso de los seres humanos (de ahí el hecho de representar ciertos anillos de graduación con un búho). Minerva es exaltada por Homero en la Iliada, como la diosa guia de Ulises- Además es la diosa protectora de la ciudad de Atenas (bajo su nombre de Palas.Atenea)
Espero que te sirva. Hasta luego amigo.
Briseida
En la mitología griega, Briseida (en griego antiguo Βρισηίς Brisēis) era una viuda de Lirneso (Tróade) que fue raptada durante la Guerra de Troya por Aquiles tras la muerte de sus tres hermanos y su marido, el rey Mines de Linerso, en la batalla. Era hija de Briseo y prima de Criseida.
Después de que un oráculo obligara a Agamenón a renunciar a Criseida, una mujer que había capturado, el rey ordenó a sus heraldos Taltibio y Euríbates que tomasen a Briseida de Aquiles como compensación. Aquiles se ofendió por este embargo y, como resultado, se retiró de la batalla, a la que no regresaría hasta la muerte de Patroclo.
La retirada de Aquiles a su tienda es el primer suceso de la Ilíada de Homero. Con Aquiles fuera del conflicto, los troyanos disfrutaron un período de éxito. Tras el retorno de Aquiles a la batalla, Agamenón le devolvió a Briseida.
Priamo
Rey de Troya. Fue padre de 50 hijos, entre los que sobresale el gran guerrero Héctor, y de 50 hijas, entre ellas la profeta Casandra. Cuando era joven, Príamo luchó con los frigios contra las amazonas, pero en la época de la guerra de Troya era demasiado viejo para guerrear. El conflicto comenzó cuando los griegos se propusieron rescatar a Helena, que había sido raptada por Paris, el hijo de Príamo. Durante los diezaños de combate, Príamo asistió ansiosamente al desarrollo de la batalla desde los muros de Troya con su mujer, la reina Hécuba. Después de la muerte de su hijo Héctor a manos del héroe griego Aquiles, Príamo se dirigió al campo griego para recuperar el cuerpo de Héctor. Aquiles perdonó la vida a Príamo y le entregó el cadáver de su hijo para que recibiese sepultura, pero durante el saqueo de Troya, Neoptólemo, hijo de Aquiles lo mató.
Ayax
Combatió en la guerra de Troya. Era hijo de Telamón, rey de Salamina, y condujo a las fuerzas de esta isla hacia Troya. Un hombre corpulento, lento en el hablar pero veloz en la batalla, Áyax fue llamado "baluarte de los aqueos" por Homero. Encolerizado por no habérsele concedido la armadura del difunto Aquiles, Áyax decidió matar a los jefes griegos Agamenón y Menelao. Para protegerlos, la diosa Atenea golpeó con violencia a Áyax, que acabó con su vida clavándose su propia espada.
Eneas
En la mitología grecorromana, Eneas (en griego antiguo, Αἰνείας: Aineías; en latín, Aeneas) es un héroe de la guerra de Troya, que tras la caída de la ciudad logró escapar, emprendiendo un viaje que lo llevaría hasta la tierra de Lacio (en la actual Italia) donde tras una serie de acontecimientos se convirtió en rey y a la vez en el progenitor del pueblo romano, pues en esa misma tierra dos de sus descendientes, Rómulo y Remo, fundarían la ciudad de Roma. Era hijo del príncipe Anquises y de la diosa Afrodita (Venus en la mitología romana); su padre era además primo del rey Príamo de Troya. Se casó con Creúsa, una de las hijas de Príamo, con la cual tuvo un hijo, llamado Ascanio o Iulo; en su huida de la ciudad acompañado de toda su familia, su esposa murió al quedarse atrás, apareciéndosele tiempo después como un fantasma para decirle que no se agobiase por su muerte, pues ese había sido su destino, así como el destino de Eneas sería ser el padre de una gran nación. Posteriormente ya en la tierra de Lacio, se casó con la princesa Lavinia, hija del rey Latino, unión ésta la que es el origen mítico del pueblo romano.
Hector
Hijo mayor del rey Príamo y la reina Hécuba de Troya, y esposo de Andrómaca. En la Ilíada Héctor es el mejor guerrero troyano. Como comandante de las fuerzas de la ciudad, su contribución a la resistencia frente al ejército griego durante nueve años es decisiva, y casi al final obliga a los griegos a huir en sus barcos. Sin embargo, durante la batalla mata a Patroclo, el amigo amado de Aquiles, el héroe de los griegos. Aquiles, que se había retirado de la lucha por una disputa con el rey Agamenón, líder de las fuerzas griegas, vuelve al campo de batalla para vengar la muerte de su amigo. Desconsolado y frenético, persigue a Héctor tres veces alrededor de las murallas de Troya, lo mata y después ata el cadáver a su carro y lo arrastra por el exterior de las murallas hasta la pira funeraria de Patroclo. Al enterarse de que los griegos se niegan a celebrar los ritos funerales de su hijo, el triste Príamo acude a Aquiles con la ayuda del dios Hermes y le pide que le entregue el cuerpo de su hijo. Aquiles accede conmovido por el dolor del viejo rey y declara una tregua para que los troyanos celebren un funeral adecuado. La Iliada concluye con una descripción del funeral celebrado en honor de Héctor. En contraste con el feroz Aquiles, Héctor simboliza el guerrero caballeroso.
Aquiles
Aquiles: El mayor de los guerreros griegos en la guerra de Troya. Era hijo de la ninfa del mar, Tetis, y de Peleo, rey de los mirmidones de Tesalia. Cuando era un niño su madre lo sumergió en el Éstige para hacerlo inmortal. Las aguas lo hicieron invulnerable menos en el talón, por donde lo sostenía su madre. Aquiles libró muchas batallas durante el sitio de diez años a la ciudad de Troya. Cuando el rey miceno Agamenón tomó para sí a la doncella cautiva Briseida, Aquiles retiró a los mirmidones de la batalla y se encerró encolerizado en su tienda. Los troyanos, envalentonados por su ausencia, atacaron a los griegos y los forzaron a una retirada precipitada. Entonces Patroclo, amigo y compañero de Aquiles, le pidió que le prestara su armadura y le dejara avanzar con los mirmidones a la batalla. Aquiles aceptó. Cuando el príncipe troyano Héctor mató a Patroclo, el desconsolado Aquiles volvió a la batalla, mató a Héctor y arrastró su cuerpo triunfante detrás de su carro.
Dioses que intervinieron en la obra
- afrodita
- apolo
-ares
-atenea
-artemisa
-escamandro
-hebe
-hefesto

Argumento
La Ilíada (en griego antiguo Ἰλιάς: Iliás; en griego moderno Ιλιάδα: Iliáda) es una epopeya griega y el poema más antiguo escrito de la literatura occidental. Se atribuye tradicionalmente a Homero. Compuesta en hexámetros dactílicos, consta de 15.693 versos (divididos por los editores, ya en la antigüedad, en 24 cantos o rapsodias) y su trama radica en la cólera de Aquiles (μῆνις, mênis).1 Narra los acontecimientos ocurridos durante 51 días en el décimo y último año de la guerra de Troya. El título de la obra deriva del nombre griego de Troya, Ιlión.
Tanto la Ilíada como la Odisea fueron consideradas por los griegos de la época clásica y por las generaciones posteriores como las composiciones más importantes en la literatura de la Antigua Grecia y fueron utilizadas como fundamentos de la pedagogía griega. Ambas forman parte de una serie más amplia de poemas épicos de diferentes autores y extensiones denominado ciclo troyano; sin embargo, de los otros poemas, únicamente han sobrevivido fragmentos. Fue muy famosa en su época y es obligatorio estudiarla en Grecia.
Sentimientos...
Tristeza
Pasión
Amor
Odio
Rencor
Remordimiento
Dolor...
Comparacion entre "Troya y La Iliada"
EN LA ILÍADA: Áyax muere en el viaje de regreso a casa ahogado por el tridente de Poseidón.
EN TROYA: Muere en combate a manos de Héctor.

EN LA ILÍADA: Menelao recupera a Helena y ambos vuelven a su patria, no sin pasar alguna penuria en el trayecto. En mitología se da por hecho que Paris seduce a Helena ayudado por la diosa Afrodita, tras nublarle la mente.
EN TROYA:Menelao muere a manos de Héctor, durante su duelo con Paris.

EN LA ILÍADA: La Ilíada comienza en el décimo año de los diez de asedio a Troya, con el enfado de Aquiles y su negativa a seguir luchando porque Agamenón se ha apropiado de la esclava Briseida, a la que desea. Los hechos son los mismos que en el filme, muerte de Patroclo, desafío y muerte a Héctor. El poema termina con las súplicas de Príamo por recuperar su cadáver y los funerales por el príncipe.
EN TROYA: Mientras que en la Ilíada Aquiles accede a que Patroclo salga a luchar contra los troyanos con su armadura, en el filme Patroclo viste la armadura sin ser visto por nadie. En ambos casos, Héctor mata a Patroclo en justo combate pensando que es Aquiles.

EN LA ILÍADA: Aquiles muere en uno de los asedios a las murallas troyanas por una flecha de Paris, dirigida a su talón, el único punto débil de su inmune anatomía. Aquiles era hijo de Tetis, una de las ninfas hija de Zeus, que bañó a su hijo en las aguas del Estigio para rendirlo inmortal.
EN TROYA:Aquiles muere dentro de las murallas de Troya a causa de los numerosos flechazos de Paris, al intentar salvar a su amada Briseida.

EN LA ILÍADA: Paris muere durante el asedio a Troya.
EN TROYA: No se conoce el final de Paris. Suponemos que sale a defender Troya tras entregarle la espada real a Eneas.

EN LA ILÍADA: Agamenón muere en Micenas, tras regresar a su patria, asesinado por su esposa Clitemnestra y su amante Egisto.
EN TROYA: Muere apuñalado por Briseida tras la toma de Troya por las tropas griegas
Based on Jim Harvey's speech structures
Homero
Aquiles
Agamenon
Menelao
Helena
Paris
Jupiter
Criseida
En la mitología griega, Criseida o Criseis (en griego antiguo Χρύσηίς Khrysēís) era la hija de Crises, sacerdote de Apolo en la isla de Crise, en la Tróade.
En el primer libro de la Ilíada se narra cómo los griegos saquearon la isla, enviando a Criseida como regalo a Agamenón. Éste la hizo su concubina, declarando que la prefería a su mujer Clitemnestra, y se negó a devolverla a su padre, a pesar del gran rescate ofrecido de él. Crises imploró ayuda entonces a Apolo, quien envió la peste a los ejércitos griegos. Al cabo de nueve días, y gracias a la presión de Aquiles y otros héroes aqueos, Agamenón consintió en devolver a Criseida a su padre y ofrecer un holocausto a Apolo para aplacar su ira y detener la plaga. Pero en compensación tomó a Briseida, que estaba en posesión de Aquiles, desatando la furia de éste y provocando que se retirase del combate de la Guerra de Troya, al que no volvería hasta la muerte de su amigo Patroclo a manos de Héctor, hijo de Príamo.
Minerva
Criseida
Briseida
Priamo
Tetis
En la mitología griega, Tetis (en griego antiguo Θέτις), la de los pies argénteos, es una ninfa del mar, una de las cincuenta nereidas, hijas del «anciano dios de los mares» (ἅλιος γέρων: halios geron),1 Nereo, y de la oceánide Doris,2 y nieta de la titánide Tetis, con quien se la suele confundir. A veces también se confunde con ella a Temis, la encarnación de las leyes de la naturaleza. Fue educada por Hera, que siempre la ayudó.
Tetis (Nereida)
Ayax
Eneas
Ulises
Ulises fue un famoso héroe griego de la Ilíada y en la Odisea, ilustre protagonista.
Dice la Mitología que fue hijo de Laertes y de Antíclea.
Fue Rey y se casó con Penélope, de cuyo matrimonio nació Telémaco.
Fue un gran negociador, valeroso y sabio consejero, contribuyo poderosamente a la toma de Troya, andando errante por los mares 10 años después de dicha conquista. Entre los pretendientes de Penélope supo triunfar consiguiendo su amor.
Su vida va unida a nueve grandes episodíos.Murió a manos de un hijo que tuvo con Circe, el cual cometió tal crimen sin conocerlo.
Ulises
Hector
Aquiles
Hector
Hijo mayor del rey Príamo y la reina Hécuba de Troya, y esposo de Andrómaca. En la Ilíada Héctor es el mejor guerrero troyano. Como comandante de las fuerzas de la ciudad, su contribución a la resistencia frente al ejército griego durante nueve años es decisiva, y casi al final obliga a los griegos a huir en sus barcos. Sin embargo, durante la batalla mata a Patroclo, el amigo amado de Aquiles, el héroe de los griegos. Aquiles, que se había retirado de la lucha por una disputa con el rey Agamenón, líder de las fuerzas griegas, vuelve al campo de batalla para vengar la muerte de su amigo. Desconsolado y frenético, persigue a Héctor tres veces alrededor de las murallas de Troya, lo mata y después ata el cadáver a su carro y lo arrastra por el exterior de las murallas hasta la pira funeraria de Patroclo. Al enterarse de que los griegos se niegan a celebrar los ritos funerales de su hijo, el triste Príamo acude a Aquiles con la ayuda del dios Hermes y le pide que le entregue el cuerpo de su hijo. Aquiles accede conmovido por el dolor del viejo rey y declara una tregua para que los troyanos celebren un funeral adecuado. La Iliada concluye con una descripción del funeral celebrado en honor de Héctor. En contraste con el feroz Aquiles, Héctor simboliza el guerrero caballeroso.
-hera
-iris
-janto
-poseidón
-temis
-tetis
-titanes
-zeus
La Iliada
Valor Sociocultural
Una forma académica de abordar un tema sin agotarlo. Como tentativa siempre, como aproximación a un objeto de estudio; es más, como hermenéutica, como un ejercicio personalísimo de interpretación que se sujeta, necesariamente, a los límites y posibilidades de quien interpreta. Ensayo es, como lo veo, "travesía y travesura" (Martínez, 2007);1 viaje, aventura del pensamiento, como diría Arturo Souto (Cfr. Souto, 1973).

Desde esta óptica me aproximo a la Ilíada de Homero, el llamado "educador de la Grecia antigua", para rescatar de ella algunos aspectos que, considero, le son inherentes. Parto de una hipótesis muy sencilla: las experiencias del lector que se enfrenta a este texto, sus prenociones, prejuicios, ideas, creencias y, sobre todo, su formación disciplinaria sesgan la interpretación, la enmarcan y delinean. En este sentido, al leer esta obra busco rescatar algunos aspectos referentes al mito y sus características, a la educación y sus posibilidades, al tiempo que señaló algunas temáticas, las cuales pueden ser abordadas con mayor profundidad. Busco, entonces, señalar en alguna medida el valor histórico, literario, educativo, moral y estético de este poema homérico, y mi empresa, más que histórica, es en cierta medida pedagógica.
Hector
Full transcript