Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Análisis del Articulo N° 10, 11 y 12 de la Constitución Política del Perú

Un profundo análisis de algunos artículos del Perú
by

Frank Quinteros

on 11 July 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Análisis del Articulo N° 10, 11 y 12 de la Constitución Política del Perú

PRESENTACION

El siguiente trabajo ha sido ejecutado con la finalidad de describir algunos artículos, y dar a conocer los beneficios que cada Peruano tiene. Es muy importante recalcar que al desarrollar este trabajo nos daremos cuenta de la realidad que vivimos, ya sea con justicia o injusticia para otros.
Los datos presentados en el tema fue dado por un minucioso diagnóstico, donde se obtuvo valiosa información, puesto que se observa la importancia empírica de enriquecer mas nuestros conocimientos sobre los artículos de la constitución política del Perú.
Estudiante de Ingeniería:
Frank Quinteros Torres

ANÁLISIS

El libre acceso a las prestaciones de salud y a las pensiones. Con ello, la Constitución pretende que cada persona, no importando su condición de vida o trabajo dentro de la sociedad, pueda participar de los mecanismos de seguridad social. Es una decisión positiva porque amplía el número posible de contribuyentes; ello es importante para el financiamiento total. Desde luego, una cosa son las posibilidades teóricas de participación y otra la posibilidad real de que las personas se inscriban y coticen a la seguridad social. Pero este tipo de problema pertenece a la política social en su conjunto y no sólo a la problemática del Derecho Constitucional.
Artículo 11.- El Estado garantiza el libre acceso a prestaciones de salud y a pensiones, a través de entidades públicas, privadas o mixtas. Supervisa asimismo su eficaz funcionamiento.
Análisis del Articulo N° 10, 11 y 12
CONSTITUCION Y DERECHOS HUMANOS
Abg. Fredy Meza Haro
DESARROLLO DEL TEMA
Artículo 10.- El Estado reconoce el derecho universal y progresivo de toda persona a la seguridad social, para su protección frente a las contingencias que precise la ley y para la elevación de su calidad de vida.
También en esto ayudan las familias a sus miembros. Sin embargo, durante el siglo XX el mundo empezó a considerar necesario que fuera la sociedad misma la que estableciera mecanismos de seguridad.
Por ello se instauró el sistema denominado de seguridad social. Los términos indican que se trata de formas de seguridad que la propia sociedad diseña y ejecuta para sus miembros.
Que haya seguridad social no quiere decir que sea solo el Estado el que deba cubrir sus costos ni tampoco el único que brinde los servicios. Puede ocurrir que participen dando los servicios de la seguridad social las instituciones privadas; pero aún así, hay en ella una dimensión pública de solidaridad que no puede ser eliminada. De una o de otra forma, corresponde al Estado un papel central en el diseño, la ejecución, la atención y la evaluación de los mecanismos de seguridad social.
La seguridad social es elemento central de la organización social cautelada por el Estado. La dificultad se presenta cuando por la elevada esperanza de vida de la población, la proporción de usuarios de la seguridad social es muy grande; por consiguiente, son cada vez más los que pretenden beneficios que los que aportan. Esto ha hecho que el país los sistemas de seguridad social hayan debido reajustarse mediante el incremento de cotizaciones y la reducción de beneficios y contingencias cubiertas.
No obstante, una cosa es decir que debe ser modernizada, actualizada y redimensionada, y otra que no deba existir. Por lo pronto, esto último ha sido descartado.
La seguridad social contribuye objetivamente a que las personas vivan mejor en la sociedad, pese a sus problemas y contingencias.
ANÁLISIS

La seguridad social es el derecho que asiste a la persona para que la sociedad provea instituciones y mecanismos a través de los cuales pueda obtener recursos de vida y de soluciones para ciertos problemas preestablecidos.
Normalmente la misma persona toma precauciones para poder afrontar los problemas que puedan presentársele en los más diversos campos de la vida: salud, empleo, desgracias personales, accidentes, etc.
Las circunstancias en las que la seguridad social atiende a las personas están determinadas en la legislación y se denominan contingencias. Entre ellas están la jubilación, la enfermedad que impide trabajar, la incapacidad para el trabajo, el desempleo, etc.
La seguridad social tiene que ser financiada porque requiere de ingentes recursos para prestar debidamente los servicios a que está obligada. Las cuotas que pagan los afiliados al sistema tienen la finalidad de cubrir estos gastos y por ello, en realidad, son los trabajadores activos los que financian los gastos.
El artículo ratifica que las prestaciones de salud y las pensiones podrán ser ejecutadas a través de entidades públicas, privadas o mixtas. En la Constitución de 1979 la seguridad social era atendida exclusivamente por el Instituto Peruano de Seguridad Social, entidad de carácter público y con fondos y reservas que según el Articulo-14, eran afrontados obligatoriamente por el Estado, los empleadores y los asegurados. En verdad, muchas veces el Estado utilizó sus recursos para hacer obra pública, y también se dio el caso que debiendo pagar sus cuotas entrase en mora con el IPSS por varios miles de millones de dólares. Esto ha constituido, en realidad, una forma de confiscación de recursos de seguridad social por el poder público, que pertenecían a una persona jurídica distinta del Estado, y que habían sido aportados durante muchos años por los trabajadores. Tal vez las entidades privadas que mayor importancia comienzan a tener actualmente en los sistemas de seguridad social en el Perú sean las Asociaciones de Fondos de Pensiones (AFP), entidades privadas que han sido autorizadas a brindar sistemas de pensiones de jubilación para buena parte de los trabajadores del país.
Finalmente se establece que el Estado supervisa el eficaz funcionamiento de estas entidades públicas y privadas, lo que corresponde por naturaleza de poder público al Estado. Es un deber establecido en la Constitución al que no puede rehuir. Esta actividad es ejercida en la actualidad por la Superintendencia Nacional de Fondos de Pensiones.
Artículo 12.- Los fondos y las reservas de la seguridad social son intangibles. Los recursos se aplican en la forma y bajo la responsabilidad que señala la ley.
Esta es otra razón adicional para que sus actividades y la disponibilidad de sus recursos sean adecuadamente legisladas. Los fondos y reservas son cantidades de dinero que han sido asignados para atender las necesidades de la seguridad social. Pueden ser las reservas que hacen las empresas para pagar los derechos sociales a sus trabajadores; o los fondos como el constituido por los descuentos que todos los meses se hacen por seguridad social tanto a través del Instituto Peruano de Seguridad Social como de las AFP. La Constitución dice que son intangibles, lo que quiere decir que no son susceptibles de apropiación por ninguna persona ni autoridad. Obviamente, estos fondos tendrán que ser invertidos para garantizar su mantenimiento, pero esa inversión se hará en los términos y con las responsabilidades para quienes los usen indebidamente. Es importante señalar que sólo con estas precauciones se podrá lograr la finalidad central del sistema de seguridad social es dar bienestar a quienes sean beneficiarios del mismo.
ANÁLISIS

La intangibilidad de los fondos y reservas de la seguridad social indica que sus recursos no pueden ser utilizados sino para los fines a que está autorizada, y dentro de los límites establecidos por las disposiciones vigentes. Esta norma es importante particularmente en el Perú, porque durante mucho tiempo los gobiernos han recurrido sistemáticamente a los recursos de la seguridad social que son cuantitativamente significativos para financiar la caja fiscal o las obras públicas. Esta modalidad se aplicó bajo formas de endeudamiento del Estado, pero de manera tal que ni el Instituto Peruano de Seguridad Social pudo recobrar esos recursos, ni el Estado tomó los compromisos necesarios para que el dinero mal utilizado fuera devuelto. Buena parte de la crisis del sistema de seguridad social del Perú se debe a esta circunstancia. Este hecho es digno de recordarse en favor de los derechos de los asegurados.

Ellos han sido defraudados por el Estado mismo. Es pues inaceptable que bajo pretextos de reforma del Estado y saneamiento del fisco, se diga para congelar los haberes de los pensionistas que el Estado no puede asumir esa carga. Si hoy en día es difícil atender a los pensionistas y mantener los programas de la seguridad social, es porque el Estado no pagó lo que debía y tomó, en adición, dinero que no era suyo. Es una cruel ironía que se multipliquen los esfuerzos para pagar la deuda externa, mientras que la deuda interna simplemente se ignora.
Por otro lado, la intangibilidad de los fondos y reservas es igualmente importante en el caso de los recursos de seguridad social administrados por entidades privadas, particularmente por las AFP. Estas instituciones llegan a manejar recursos de gran significación en el contexto financiero nacional y por ello, la necesidad de garantizar que sean adecuadamente utilizados.
Como es obvio, la masa de recursos de capital existente en la Seguridad Social tiene que ser invertida por quienes la administran. Por ello, las formas de colocación de estos recursos, las cuotas que pueden ser invertidas en tal o cual tipo de riesgo y demás elementos de esta problemática, tienen que ser cuidadosamente legislados para, de un lado, facilitar el mejor uso de los recursos disponibles y, por el otro, asegurarse que los administradores tendrán cuidado y respeto por el dinero aportado por los inscritos en el sistema. Las AFP y otras entidades de seguridad social, como el propio IPSS, se convierten en grandes inversionistas que tienen una responsabilidad no sólo en el trabajo propio de la seguridad social, sino también en el entorno financiero y productivo del país.
MUCHAS

GRACIAS POR SU

ATENCION
Full transcript