Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

EL TEATRO ESPAÑOL

No description
by

on 6 May 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of EL TEATRO ESPAÑOL

EL TEATRO ESPAÑOL
Estas representaciones, que tenían lugar dentro de las iglesias, en el coro o parte central de la nave, se fueron haciendo más largas y espectaculares dando a lugar a un tipo de teatro religioso que fue el teatro medieval por excelencia. Poco a poco se fueron añadiendo elementos profanos y cómicos a este tipo de representaciones que, por razones de decoro, terminaron por abandonar las iglesias y comenzaron a realizarse en lugares públicos: en los pórticos y los atrios de las iglesias, plazas, calles y cementerios.
ORIGENES
El teatro español como el europeo, surge vinculado al culto religioso. La misa, celebración litúrgica central en la religión cristiana, es en si misma un “drama”, una representación de la muerte y resurrección de cristo. Serán los clérigos los que, en su afán didáctico por explicar los misterios de la fe a los fieles mayoritariamente incultos y analfabetos, crean los primeros diálogos teatrales: Los tropos, con los que escenificaban algunos episodios relevantes de la Biblia.
AUTOS O MISTERIOS
El teatro castellano nació en las rudimentarias representaciones de escenas sagradas que se realizaban dentro de los templos. Estamos hablando de los primeros albores históricos de la España medieval. Estas representaciones se llaman autos sacramentales o misterios. En ellos se daban a conocer los pasajes más importantes de los evangelios o, en su defecto, se escenificaban vidas de santos célebres. Uno de estos autos o misterios que ha llegado hasta nuestros días es el “Auto de los Reyes Magos”, el que solía representarse en los días festivos de la Epifanía
JUEGOS DE ESCARNIO
Paralelamente al desarrollo del teatro religioso, cuya finalidad era mantener la fe y preservar la moral, advino el teatro profano, pero muy oscuramente, sin el boato de aquél. Este teatro, bastante embrionario por cierto, tuvo su origen en los llamados juegos de escarnio, los que corrían a cargo de errantes juglares (Mezcla de cómicos y trovadores), quines aprovechaban las plazas, mercados, mesones y patios de castillos para escenificar costumbres y caricaturizar vidas de prominentes personajes.
LOS CORRALES
Durante mucho tiempo los autos o misterios se representaban en el interior de los templos. Luego se utilizó el exterior de los mismos, o sea el atrio. Más tarde, ya en el siglo XVI, se habilitaron, mediante pagos de módicos alquileres, locales más amplios y apropiados y se les llamó corrales. Uno de ellos era el famoso corral de Pacheca, en Madrid, finalmente, estando ya la dramática en las puertas del apogeo, se construyeron teatros propiamente dichos. Se recuerdan entre los primeros el teatro de la Cruz y el del Príncipe
EVOLUCIÓN DEL TEATRO
Larga y paciente fue la evolución del teatro castellano. De los autos, de carácter eminentemente religioso, se pasó a la farsa, señuelo de comedia y poco después, con ligeras innovaciones técnicas introducidas por el renacimiento, se cultivaron la comedia, el entremés, la loa, el paso, el drama y la tragicomedia

Los parámetros medievales seguirían siendo la clave del teatro español hasta que, en el siglo XVI, se inicia el camino de la modernización que culminará en la creación de un género: la comedia nueva del siglo XVII. El siglo XVI es, por tanto, un momento de búsqueda y convivencia de varias tendencias: la dramaturgia religiosa (Gil Vicente), el clasicismo (Juan de la Cueva), los italianizantes (Juan de Encina, Bartolomé Torres Naharro) y la tradición nacionalista (Juan de la Cueva). La obra dramática más importante de este periodo es “La Celestina” de Fernando de Rojas. En realidad es una comedia humanista, hecha más para la lectura y reflexión que para la escena. Se trata de una obra excepcional, magnífico retrato de la época y modelo de la literatura galante posterior. Es sin embargo, una obra de tan complicada estructura dramática (alrededor de 20 actos) que no fue representada en su época y que sigue teniendo enormes dificultades para su puesta en escena.

Siglo XVI.
El siglo XVII es el siglo de oro del teatro en España. Es un momento en el que las circunstancias sociales y políticas determinan una situación excepcional: La representación pública se convierte en el eje de la moral y estética. Las “apariencias” son fundamentales. El mundo es un gran teatro y el teatro es el arte más adecuado para representar la vida. Se crean las primeras salas teatrales llamadas corrales de comedias, que eran gestionadas por las Hermandades, verdaderos precedentes del empresario teatral moderno. Van a proliferar los autores, las obras y las compañías. El teatro deja de ser un acontecimiento restringido para convertirse en un producto competitivo, sujeto a las leyes de la oferta y la demanda. Un interesante debate teórico acompaña el nacimiento y desarrollo de esta forma nueva de entender el teatro. Dos autores de la época nos sirven para ilustrar el sentido y la evolución de este debate y del arte teatral: Cervantes y Lope de Vega.
Siglo de Oro.
bibliografia
http://html.rincondelvago.com/teatro-espanol_2.html
Full transcript