Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

LA CONFORMACIÓN DEL MERCADO MUNDIAL CAPITALISTA (1850-1914)

No description
by

Melissa Carrión

on 20 August 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of LA CONFORMACIÓN DEL MERCADO MUNDIAL CAPITALISTA (1850-1914)

LA CONFORMACIÓN DEL MERCADO MUNDIAL CAPITALISTA (1850-1914)
Melissa López Carrión & Ana Fenanda Cruz Vargas
Durante la segunda mitad del siglo XIX Gran Bretaña había dejado de ostentar el monopolio de la industrialización. Si bien mantenía su hegemonía como primera potencia mundial, debía competir con un creciente número de naciones europeas y de fuera de Europa, Estados Unidos y más tarde Japón. Estas nuevas naciones industriales, sobre todo durante la primera mitad del siglo XIX, utilizaban altos aranceles aduaneros y en algunos casos, prohibición estricta de importar determinados artículos.
La gradual desaparición de los obstáculos naturales existentes para el transporte, tanto terrestre como marítimo, de mercaderías y personas fue un factor que posibilitó la expansión del capitalismo. En efecto, el ferrocarril primero y luego el buque a vapor permitieron el traslado a media y larga distancia de todo tipo de bienes en forma cada vez más segura y barata, “acortando” las distancias y convirtiendo al mundo en una gran “aldea global”.
¿Cuáles fueron las características principales de esta crisis?
La inversión extranjera en Latinoamérica alcanzó su cúspide en el decenio de 1880 al duplicarse la extensión del tendido férreo en la Argentina en el plazo de 5 años y tanto la Argentina como Brasil absorbían 300 mil inmigrantes por año.
La productividad del agro se había ido incrementando progresivamente desde la Revolución Industrial por las crecientes innovaciones tecnológicas aplicadas a la producción primaria, lo que provocaba un constante aumento de la oferta mundial de estos bienes.
En la segunda mitad del siglo, los ferrocarriles y el buque a vapor permiten la incorporación al mercado mundial de nuevos territorios y, por primera vez, los productores europeos deben enfrentarse a la competencia de materias primas y alimentos provenientes de lejanas y fértiles zonas.
Una nueva oleada proteccionista se abría en 1879 en Alemania con la implementación de una nueva ley arancelaria, le siguieron Francia, Italia, Austria-Hungría, Rusia, Estados Unidos; de los países más desarrollados, sólo Gran Bretaña se mantenía completamente librecambista.
La electricidad fue utilizada en principio como iluminación y luego como fuerza motriz, puesto que ofrecía una forma de energía más flexible, con un rango de potencia más amplio que posibilitaba un cambio en la gama de productos posibles. A su vez en aprovechamiento del petróleo como fuente energética cobró gran importancia en los comienzos del siglo XX, cuando surgió el motor a explosión y todo el complejo mecánico-petrolero.

Así surgieron los trusts, definidos como agrupaciones de varias empresas que, perdiendo cada una su personalidad jurídica, se
Tanto los cárteles como los trust forman parten del proceso denominado de integración horizontal, es decir, dentro de una misma rama de producción.
La forma vertical, es cuando una misma empresa controla todo el proceso de producción de un bien, desde la obtención de materia prima, pasando por la elaboración del producto final y, en muchos casos, su distribución y comercialización.
En efecto, entre 1880 y 1914 se produjo la conquista, anexión y administración, bajo un gobierno formal o informal, de África, gran parte de Asia y el Pacífico, por parte de Gran Bretaña, Francia, Alemania, Estados Unidos, Bélgica, los Países Bajos y Japón, fundamentalmente, la colonia en una forma de dominación impuesta por una minoría extranjera a partir de una relación de fuerza y violencia directa, plasmada en la ocupación militar del territorio dominado.
Se trata de un sometimiento compulsivo por el cual la sociedad nativa es dominada mediante un aparato militar, político y administrativo importado y mantenido con la violencia, que puede llegar en algunos casos al etnocidio.
Otras formas intermedias de intervención colonial se daban, por ejemplo, en la mayor parte de los grandes imperios tradicionales de Asia que se mantenían nominalmente independientes o con una independencia política formalmente limitada, como zonas de influencia, protectorados, etc. Solo el continente americano pudo eludir el proceso de reparto territorial.
John Atkinson Hobson
Para Lenin, el imperialismo surgió como desarrollo del capitalismo en una época caracterizada, desde el punto de vista económico, por la sustitución de la libre competencia por los monopolios.
Por lo tanto las razones que llevaron a Gran Bretaña a fomentar sistemáticamente el libre comercio fueron, por un lado la dependencia británica del comercio exterior, que la impulsó durante todo el siglo a orientar su economía cada vez más hacia la exportación.
A diferencia de, por ejemplo, Estados Unidos, que poseía un potencial mercado interno enorme en crecimiento y contaba con gran cantidad de materias primas en su territorio, Gran Bretaña gozaba de un mercado interno estable pero limitado y era, además, el mayor importador de bienes primarios del mundo.
LA BALANZA COMERCIAL DE GRAN BRETAÑA
Más importante exportador de productos industriales.
Alimentos.
Este déficit debía ser compensado en la balanza de pagos mediante las llamadas exportaciones invisibles británicas, es decir, exportaciones de servicios e inversiones extranjeras.
Materias primas...
Algodón,
lana...
Durante la segunda mitad del siglo XIX se produce un enorme crecimiento del comercio internacional y de larga distancia mediante la paulatina ampliación del mercado mundial.
Cada país debería especializarse en los productos que podían producir con ventajas comparativas para luego intercambiarlos en el mercado externo.
No tenía sentido que un país que contara con grandes extensiones de tierra muy fértil se dedicara a la producción textil, siderúrgica o química; debería especializarse en los productos agrícolas que mejor y más barato pudiera producir.
Este ideal teórico liberal de la división internacional del trabajo funcionó durante esta etapa, y prácticamente hasta 1930, como patrón de incorporación al mercando mundial de los países no industrializados y como eje de la organización del comercio internacional entre países desarrollados y no desarrollados.
RESPUESTAS A LA CRISIS. ¿VUELTA AL PROTECCIONISMO?
Ante la caída de los precios, y su consecuente caída de los beneficios.
Con el fin de defenderse, al menos, de la competencia extranjera en el mercado interno.
Los productores de los países europeos fueron a presionar a sus respectivos gobiernos para que volvieran a aplicar aranceles proteccionistas.
La crisis, de esta manera, puso fin a veinte años de casi total liberalismo comercial que habían representado la pretensión de Gran Bretaña de ser “el gran taller del mundo”.
Este incremento de la producción internacional, no obstante, no había afectado demasiado al campo europeo hasta mediados del siglo XIX, ya que se hallaba protegido naturalmente por el alto costo y las dificultades del transporte de larga distancia.
EL IMPERIALISMO Y LAS INTERPRETACIONES DE LOS CONTEMPORÁNEOS
Quien planteaba que el imperialismo es una fuente de gran provecho para el inversor que no puede encontrar en su país un uso lucrativo para su capital y presiona a su gobierno para que lo ayude a lograr inversiones provechosas y seguras en el extranjero.
Así las grandes empresas se transforman en corporaciones con varias unidades de producción que realizan diferentes actividades económicas y comercian en distintas líneas de bienes y servicios y áreas geográficas.
Las funciones del management científico, o taylorismo, pueden resumirse así:
Una fragmentación del trabajo de cada obrero en tareas más específicas y simples posibles, cronometradas y diseñadas por la dirección de la empresa.


El management debe asumir y llevar a cabo gran parte del trabajo que actualmente se deja en manos de los obreros; casi todos los actos que realiza un trabajador deben estar precedidos por uno o más actos preparatorios del management que lo capaciten para realizar su trabajo con más rapidez y mejor de lo que de otra forma podría.

La implementación de sistemas de pago de salarios diferentes según los resultados, concebidos como incentivos a la producción.
El fordismo profundizó la división y simplificación de tareas puesto que para que la utilización de la línea de montaje fuera posible, las piezas a montar debían ser idénticas e intercambiables, es decir, producidas de manera estandarizada. De esta manera, la estandarización puso fin a cualquier resabio de trabajo artesanal para dar paso a la producción en serie.
El interés del mundo de los negocios en bajar costos aumentando el rendimiento de los trabajadores dio inicio al desarrollo de profundas transformaciones en los procesos de trabajo; surgió así, primero en Estados Unidos para luego difundirse al resto del mundo, la “gestión científica” o “taylorismo”, que vino a estructurar un nuevo tipo de relación entre capital y trabajo.
En palabras del propio Taylor:
LA GRAN DEPRESIÓN DE 1870:
ALGUNOS CAMBIOS Y VARIAS CONTINUIDADES

Durante la década de 1870 se iniciará una crisis de alcance mundial que afecta tanto a las economías desarrolladas como a las subdesarrolladas, integradas al mercado internacional, y que fue calificada por sus contemporáneos como “gran depresión”.

Una de las características de una economía mundial cada vez más integrada es la gradual universalización de las fluctuaciones económicas.
¿Cuáles fueron las particularidades principales de esta crisis y de las fluctuaciones ocurridas en general durante el siglo XIX?
Históricamente en las sociedades tradicionales de la etapa preindustrial, caracterizadas por la producción primaria y la generación de excedentes mínimos, los problemas de la economía en general se debían a cuestiones naturales que afectaban la oferta, así se producían las terribles hambrunas colectivas que azotaban las poblaciones durante años.
Se han registrado ciclos comerciales denominados cortos generalmente muy suaves de dos o tres años ciclos largos de ocho a 10 años y ondas muy largas llamadas ciclos KONDRATIEFF que no cuentan con aceptación generalizada cuyo ciclo completo abarcaría 45 años.
En efecto la depresión de los precios desatada en 1873 duró hasta mediados de la década de 1890 y llego a caer hasta un 40% en Gran Bretaña.
Esta deflación ocasionó el consiguiente descenso de los beneficios o ganancias de las empresas, ante la dificultad de reducir los costos de producción con la velocidad y en la misma proporción en que caían los precios, lo cual resintió la rentabilidad de los negocios; en este último punto residía la verdadera naturaleza de la crisis.
Para el historiador inglés Eric Hobsbawn, si bien hubo momentos recesivos en el periodo transcurrido de 1873 y 1890 la producción mundial lejos de estancarse continuó aumentando sustancialmente, algunos indicadores dan cuenta de ello: Entre 1870 y 1890 la producción de hierro en los cinco países productores más importantes fue de más del doble la producción de acero que se convirtió en un índice adecuado de industrialización en su conjunto se multiplicó por 20.
Pero la contradicción sólo es aparente en realidad esta sensación de colapso y crisis transmitida por quienes vivían lo que en su momento llamaron “gran depresión” estaba más vinculada a la caída de los precios que de la producción.
CONCENTRACIÓN Y “GESTIÓN CIENTÍFICA”
RESPUESTAS ECONÓMICAS DEL MUNDO DE LOS NEGOCIOS:

Fue precisamente en las empresas más dinámicas ligadas a estas nuevas fuentes de energía, a la industria pesada de armamentos y de transporte donde comenzó a manifestarse durante la depresión para profundizarse luego, una tendencia hacia la concentración de tipo monopólica u oligopólica. La cantidad de empresas existentes comenzó a disminuir o se mantuvo aunque la producción creciera.
funden en una sola, generalmente para conseguir una situación de monopolio en el mercado de un determinado producto. Entre 1870 y 1880 “el monopolio, y no la competencia, parecía ser la norma.
Full transcript