Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

La venta al remate y la subasta

Derecho procesal civil III
by

Fitzgerald Wilson

on 6 March 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of La venta al remate y la subasta

Firme la subasta, con su producto se paga las costas, se liquida el crédito y se paga al ejecutante. Las costas son imputables con preferencia al principal, de tal manera que si hay saldos insolutos corresponden al principal (art. 1789 Pr) Salvo convenio expreso pactado en el comparendo, previo señalado en el art. 1769 Pr, no se admitirá postura que baje de los dos tercios de la tasación, según lo dispuesto en el art. 1771 Pr.
Para que un postor pueda ser admitido debe rendir caución calificada por el juez sin ulterior recurso, para responder que comprara. Esta garantía debe ser al menos el 10 % de la valoración y subsiste hasta que se otorgue la escritura o se deposite el precio o la parte que deba pagar. El deudor tiene derecho a liberar los bienes embargados antes de que se lleve a efecto el remate, cuando el paga al acreedor todas las deudas reclamadas. Si el remate se lleva a cabo, el deudor pierde el derecho de liberar los bienes embargados, ya que no le pertenecen por que ya han sido adjudicado al mejor postor de la subasta, y por tanto el deudor no puede pagar (art. 1768 Pr). Firme la tasación, se provoca un comparendo entre las partes ante el Juez de la causa para señalar las bases del remate. Si no hay acuerdo el Juez señala las bases consultando la mayor facilidad y el mejor resultado en la enajenación. Venta judicial de los bienes embargados realizada por medio del acto de culminación de la subasta o de la venta al martillo en su caso y puede ser de dos tipos:
Normal: Se origina cuando el producto de la subasta satisface totalmente el valor peritado de los bienes.
Anormal: Se suscita cuando con el producto de la subasta no se satisface totalmente el valor peritado de los bienes. Caso especial
Ejecución sobre derechos a gozar de frutos o cosa. Se subasta su arriendo o se puede pedir prenda pretoria, en segundo y ultimo lugar esta el caso de anticresis judicial (art. 1787 Pr), en todo ello se anuncia el remate con 20 días de anticipación. El producto del remate se deposita a la orden directa del juez. Las retasas de ley se presenta cuando no se presentan postores a la subasta, por lo que el acreedor puede pedir según el articulo 1777 Pr :
Que se le adjudique el bien subastado por dos tercios de su avalúo
Que se reduzca el avalúo prudencialmente, hasta en un tercio y saque a su segunda subasta. Cuando existen varios acreedores hipotecarios sobre un bien objeto de ejecución, debe procederse según el contexto de los artículos 1770 Pr y 3844 C, primando el primero sobre el segundo en caso de pugna, ello excepto que se tratare de normas de puro procedimiento. Por otra parte, cuando el que persigue es el acreedor de grado posterior, el primero debe exigir el pago, ya que sino comparece pierde su privilegio. Si el de primer grado no cita a los segundos no purga las hipotecas y el adjudicatario queda como tercer poseedor. Una vez realizado el comparendo plasmado en autos con acta, se provee por el juzgado auto señalando día y hora para la subasta, siempre y cuando ejecutoriada la sentencia del remate (art. 1766 Pr). El remate, se puede llevar a efecto ante el juez de la causa, o bien ante el juez dentro de cuya jurisdicción estuvieren los bienes, siempre que el juez así lo resuelva a petición de parte y por motivo fundados. En este caso hay duplicidad simultanea de jurisdicción, es decir a cualquiera de las dos jurisdicciones las partes se pueden abocar, es decir no hay sustitución de jurisdicción sino, alternativas de esta (art. 63 Pr). El depositario A esta situación, se le llamo administración forzosa puesto que por medio de la anticresis se administran y explotan los bienes del deudor, en este caso los bienes embargados para que con el producto de ellos se paguen las costas del juicio, los intereses y por ultimo el capital de la deuda. Adjudicación forzosa La enajenación forzosa
La adjudicación forzosa
La administración forzosa Realización forzada En el juicio ejecutivo el juez puede dictar dos tipos de sentencia, esto dependiendo del objeto sobre el cual recae la deuda. Éstas pueden ser: sentencia de pago o sentencia de transe y remate. Introducción La subasta pueden clasificarse en:
Ascendentes
Descendentes
Cabe mencionar que Nicaragua solo existe la primera.

También pueden clasificarse en:
De rendimiento normal, hay en los ascendentes posturas suficientes para cubrir los reclamos
De rendimiento defectuoso, en esta se limita las posturas a los dos tercios del avalúo y no cubren lo debid
De rendimiento excesivo, se origina cuando en dos lugares se ofrecen al mismo tiempo lo mismo. No existe en Nicaragua ni en el caso del art. 1763 Pr. Enajenación forzosa de los inmuebles: La subasta Venta de bienes muebles embargados (art. 1760).
Los bienes serán valorados por un perito nombrado por el juez a petición de parte (avaluo).
Las partes pueden impugnar y hacer objeciones al avaluo realizado por el perito.
El Juez ratificara o reformara el avaluo y las partes no podrán utilizar otros recursos.
Se señala día, hora, mes y ano para el remate, con publicación en tres carteles: La Gaceta Diario Oficial, en la tabla de avisos del juzgado y en la Radio del Estado, esta última se hará a petición de parte.

Los efectos realizables de comercio se venden sin previa tasación, por un corredor o comerciante nombrado por el juez. (art. 1762) Enajenación forzosa de bienes muebles embargados: Venta al martillo Normas relativas al depósito (art. 1793 al 1796 Pr) Este tipo de sentencia recae sobre bienes muebles o inmuebles, cuyo bien embargado es distinto al debido. Sentencia de transe y remate La subasta y la venta al martillo Elaborado por:
Karen Victoria Arvizú Huembes
Marcela Lissette Centeno Torres
Gissele Montalván Cornejo
Hansel Saborío González
Fitzgerald Roger Wilson Carballo Derecho procesal civil III El juez dicta la sentencia de pago si la deuda recae sobre cantidades líquidas, o puede dictar sentencia de transe y remate si la deuda recae sobre cuerpo cierto estando éste en posesión o no del deudor, o bien en el caso de que el deudor en el acto de requerimiento no pudo pagar la cantidad líquida, es decir que en esta última tipología, la sentencia de transe y remate recae necesariamente sobre los bienes del deudor. De acuerdo a Ortiz Urbina (1998) la realización forzada de los bienes embargados es: “Un acto reflejo emanado de la coerción jurisdiccional, la que no requiere ninguna actividad especial de las partes en el proceso”. (p. 483) El ejecutante se paga la deuda con bienes suficientes del ejecutado, ordenándose a través de la sentencia la venta de dichos bienes embargados, para que con su producto se satisfaga el pago al ejecutante. Se toman los bienes embargados por su valor de cambio, ya que no hay postores en el acto de remate de la subasta, y por lo cual el ejecutante pide que se adjudique el pago o abono, según los casos de su crédito. Sentencia de trance y remate Sentencia de pago Recae sobre cantidades liquidas Recae sobre bienes del deudor, incluso aunque no estén en su poder Administración forzosa Puede trasladar los bienes muebles a donde considere
conveniente, sin perjuicio de que el ejecutado caucione para su conservación donde estén y del caso de entrega simbólica
Puede reclamar contra la administración de los bienes embargados si estos están en estado próximo de deterioro, o si su conservación es difícil
Debe rendir cuentas (de manera parcial si el juez lo manda a solicitud de parte)
Puede ser remunerado Nombrado por el Juez ejecutor
Debe custodiar los bienes con la diligencia del buen padre de familia La enajenación forzosa La subasta es concebida como un acto procesal de instrucción, provenientes de las facultades de imperio de la jurisdicción

Este acto procesal comprende dos etapas:
1.- Anuncio o publicación, en él se señala las bases convenidas o fijadas
2.- Remate, este es el acto final con el que se culmina la actividad de apremio adjudicando los bienes en pago o por licitación. Su naturaleza jurídica es compleja, pero se le asimila al contrato de compraventa por la legislación y la jurisprudencia.

El remate tiene por fundamento “la puja”. Este termino da alusión a la lucha entre los postores, nuevos sujetos procesales en el juicio ejecutivo que intervienen en esta fase de instrucción, la manifestación de voluntad que formulan esos sujetos procesales extraños a las partes del proceso y que contienen una oferta dirigida al juez, a la cual se le denomina postura. Naturaleza de la subasta La subasta, es el acto procesal por medio del cual se realiza la enajenación forzosa de los inmuebles embargados. Para determinar el valor de los inmuebles embargados, previo a la subasta, cada parte nombrara a peritos, a mas tardar en la segunda audiencia hábil después de notificada la sentencia de transe y remate, para que estos peritos realicen la tasación de los bienes y si existe discordia entre la tasación de los peritos de cada parte, se nombra a un tercero (practica forense). (art. 1763 Pr) El dictamen de los peritos se pone en conocimiento de las partes, quienes dentro de los tres días siguientes pueden impugnarlo. Si existe impugnación se da traslado a cada una de las partes de las reciprocas durante los tres días siguientes (art. 1764 Pr). Transcurridos los mencionados plazos, el Juez puede concluir con el trámite de la tasación de cuatro maneras distintas (art. 1765 Pr): Aprobando la tasación Mandando que se rectifique por el mismo perito Mandando que se rectifique por otro perito El mismo Juez fija el precio Todas estas resoluciones no son apelables, y no se puede alegar contra ellas lesión enorme. Determinación de las bases del remate Publicidad procesal de la subasta El remate se anunciara por medio de avisos repetidos por lo menos tres veces en La Gaceta, Diario Oficial, y además por carteles que se fijan por oficio del juez, todo con ocho días de anticipación.
Si los bienes están en otro departamento, el remate se anunciara también en ese lugar por el mismo tiempo mas el de la distancia, es decir por tres días mas tres días del termino de la distancia.
Estos avisos son firmados por el secretario y contendrán los datos necesarios para identificar los bienes a subastarse (1767 Pr). Actuación del deudor durante el embargo Forma de resolver en caso de varios acreedores hipotecarios Monto de las posturas admisibles en el remate El propio ejecutante puede ser postor y no esta obligado a rendir caución, sino hasta donde no cubra su crédito. (art. 1772 Pr)
La caución se rinde apud acta ante el juez a la hora de la subasta.
Del remate se deja constancia en el juzgado en libro de actas de remate que se lleva al efecto, del cual se extrae un extracto (en la practica esto es la certificación) para agregarse en el proceso en el cuaderno de apremio. Esta acta vale como escritura entre las partes adjudicatario y expropiado para los fines de “inmisión de la posesión” (art. 2534 C).
No obstante, esta acta no presta merito ejecutivo, y no sirve para fines de inscripción (art. 1763 Pr), se otorga sin perjuicio del otorgamiento de la escritura publica de compra-venta, la cual hay que otorgar dentro del plazo que el juez señala (art. 1775 Pr).
En el acta de remate se puede estipular a favor de tercero esto es decir, para quien se adquiere pero mientras no exista la aceptación por parte del tercero, subsiste toda la responsabilidad del postor, así como la garantía ofrecida para el mantenimiento de la oferta. Retasas de ley (art. 1777 y 1778 Pr) Por otro lado, cuando disponiendo lo que dice el art. 1777 Pr en su segunda opción, es decir cuando se reduce hasta un tercio el valor del bien y no se presentan postores, el acreedor puede pedir las retasas de Ley que señala el art. 1778 Pr para:
Que se adjudique el bien por los dos tercios del avalúo
Que se saque a subasta por tercera ultima vez, por el precio que el designe
Que se entreguen en prenda pretoria o anticresis judicial Estos derechos deben utilizarse en la misma audiencia de remate o a más tardar en la siguiente si estos derechos no son utilizados en el tiempo debido, según el art. 1779 dispone como sanción una prorroga a favor del deudor por tres anos y sin intereses. Todas estas alternativas se dan solamente cuando no se presentaron opositores.

En la última alternativa del art. 1778 Pr, el deudor ejecutado puede evitar la prenda pretoria pidiendo una tercera subasta, a su riesgo sin mínimo para postular. Pago al acreedor ejecutante con el producto del remate Danke!
Full transcript