Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

ARAGÓN

No description
by

Yago Lavalle

on 15 April 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of ARAGÓN

LAVALLE
En Aragón, exactamente en Lavalle, Yago de Lavalle, un muchacho de 20 años (aproximadamente) de edad, era herrero, pero no por gusto, sino por obligación. Su padre, el conde Guillén de Lavalle, había hecho un trato con los herreros, si ellos forjaban unas espadas nuevas para la próxima luna, el conde les dejaría que su tercer hijo aprendiera su oficio cuando tuviera la edad para hacerlo. El motivo de que los herreros lo eligieran a él y no a otra persona fue que Yago nació en el momento exacto, en el filo de la luna llena.
Al cabo de un tiempo, cuando Yago ya tenía su herrería, el Gremio de herreros de Aragón presentó una denuncia contra Yago por no respetar los rituales de su oficio. El castigo por hacer todo eso, fue que lo enviaran a recorrer el Camino de Santiago, y así lo hizo.
Antes de partir, subió a despedirse de la abuela Orosia. Le dio consejos para hacer el camino, y también le dio un manto de color marrón para que lo protegiera del frío de las noches y de las lluvias primaverales. También le dio un cordón de seda con una cruz verde colgando, para que se la diese a un antiguo amante suyo, que vivía en Ansó y un tablero de juego que había hecho su famoso bisabuelo al que todos llamaban Maestro Ganso.
JACA

Yago empezó el camino en Jaca, allá donde, en la catedral, le dieron el bordón y el moral, que indicaban que era un peregrino. También había recibido el salvoconducto del obispo y su bendición sellada en un pergamino, el cual, le abriría las puertas a los hospitales, albergues...
ANSó
Ansó quedaba fuera del camino, pero era donde vivía aquel antiguo enamorado de la abuela Orosia, al que tenía que devolver la cruz de Malaquita. El amante se llamaba Maestro Alonso y lo envió a que le diese un mensaje a otro maestro cantero. El mensaje contenía un tratado de paz que tenían que firmar todos los maestros canteros.
BORDÓN
MORAL
E
L

H
E
R
R
E
R
O

D
E

L
A

L
U
N
A

L
L
E
N
A

NEUS Y CATERINA

1º ESO A
LENGUA CASTELLANA
PUENTE LA REINA / GARES
RIO SALADO
CIRAUQUI
ESTELLA / LIZARRA
LOGROÑO
NÁJERA
DARROCA DE LA RIOJA
STO. DOMINGO DE LA CALZADA
SAN JUAN DE ORTEGA
BURGOS
FRÓMISTA
PALENCIA
CARRIÓN DE LOS CONDES
En el río Salado Yago vio a una persona que se estaba ahogando. Al principio intentó salvarla con una cuerda pero al ver que esa persona no reaccionaba se ató la cuerda a la cintura y se tiró al agua con la intención de rescatarla. Cuando casi perdía las fuerzas, consiguió salir del agua junto con ella. Al salir, vio que era el mismo muchacho tan impertinente que se había encontrado en el río Arga.
Antes de seguir el camino, Yago invitó al muchacho, Nuño, a acompañarlo en la ruta. Él aceptó y se hizo pasar por el ayudante de Yago.

RIO ARGA
Cuando se hacercó al rio para abrevar al animal y llenar la calabaza de agua, vió a un muchacho con los pies en el agua que se estaba curando sus llagas. Era un muchacho muy impertinente y Yago, después de mantener una conversación, decidió irse.
En Nájera no ocurrió mucha cosa, solo que la caravana se paró en un hospital para descansar uno o dos días y Yago se fue de camino hacia Daroca de la Rioja, que, aunque estaba fuera del itinerario, era donde vivía uno de los maestros canteros.
Cuando Yago llegó al hospital, Nuño seguía allí, ayudando y acostando al hijo de la familia que le había dado leche.
Cuando se encontraron con la caravana en Cirauqui Yago le explicó al jefe lo de Nuño y el jefe lo aceptó como ayudante. En esos días el chico empeoró, le subió la fiebre y todo el tiempo temblaba de frío. Yago vio una pareja con un niño pequeño que también hacían el camino y les pidió un vaso de leche de su cabra para Nuño. A cambio les prometió que ganaría dinero y les devolvería el vaso de leche. Todo el mundo creía que era un milagro que ese muchacho no hubiera muerto después de tragarse agua del río Salado.
Cuando Yago le limpio un poco la cara se dio cuenta de que tenia una extraña cicatriz en la frente en forma de circulo. Yago con la intención de limpiarle, le abrió la camisa y en ese preciso momento se dio cuenta de que era una chica y no un chico, pero no quiso decir nada.
Yago llegó a una casa pequeña de piedra, con el signo del constructor tallado en los sillares del umbral y el techo de paja. El maestro era un hombre de mediana edad, era calvo y tenía las piernas arqueadas.
Este, le dio un pergamino con los signos escritos que había mandado escribir, porque sus manos estaban deformadas.
Yago le dio las gracias por su amabilidad y se fue hacia Nájera rezando para que Nuño le hubiera hecho caso y se hubiera quedado en el hospital como él le mandó.

SAHAGÚN
LEÓN
ASTORGA
EL GANSO
PONFERRADA
TRIACASTELA
ARZÚA
S
A
N
T
I
A
G
O
D
E
C
O
M
P
O
S
T
E
L
A
Nuño, o como se llamase, mejoraba rápidamente. Yago no podía dejar de pensar porque se hacía pasar por un chico y porque estaba marcada. Él sabía que se marcaban a los ladrones y a las prostitutas, pero aquella chica parecía muy joven. También sabía que huía de alguien que estuvo a punto de atraparla en el río Salado. Prefirió no decir ni preguntar nada, él tampoco había dicho toda la verdad a nadie. Nuño terminó de mejorar, ya estaba en forma para seguir el ritmo de la caravana.
MONTES DE OCA
Antes de llegar allí,unos bandidos atacaron la caravana. Se montó un lío tremendo, y Yago y Nuño salieron heridos, aunque solo eran heridas superficiales. Les salvó un hombre que parecía un gigante, llamado Juan de Ortega.
Juan de Ortega era otro maestro cantero, al que Yago le tenía que dar el tratado de paz, para que él escribiera su parte.
Un caballero que le había pedido a Yago que hiciera una herradura para su caballo, empieza a interrogar a Yago, si viene de muy lejos, si ha visto a un mendigo que es una chica, pero que se puede hacer pasar por un chico.... Yago piensa en Nuño, pero decidió mentir al caballero, tenía cierto afecto a la chica. Por la noche en el hospital, ve que el mismo caballero que le ha preguntado por Nuño esta junto a ellos, sale fuera a hablar con Nuño en la cuadra. Le explica que hay ese señor, ella parece muy asustada. Yago le dice que espere a la mañana siguiente y huirán juntos, Nuño no parece muy convencido pero dice que si.
A la mañana siguiente va a las cuadras y ve que Nuño no esta, no sabe donde ha podido ir. El caballero se había ido al galope hacia Palencia y Yago pensó que perseguía a Nuño.
Palencia no era una parada pero con todo lo que acababa de pasar, había dicho a Martín de Irache que se desviaba para ir a un herrería, para que, con mejores utensilios, pudiera arreglar el cuchillo que se le había roto a Martín. Pero no solo iba allí para eso, pensó, que tal vez, por allí estaba Nuño. Primero fue a una herrería, allí le dejaron arreglar su cuchillo y que pudiera dejar su mula en su establo. Más tarde busco desesperadamente a Nuño, pero sin tener suerte. Cuando se paró a una posada para beber algo, vio que al otro lado se estaba armando un lío. Se acercó para ver que pasaba y vio a Nuño y a alguien que le estaba amenazando. Yago hizo una locura, provocó un incendio. Con la distracción cogió a Nuño por el brazo y empezó a correr hacia la herrería donde tenía la mula. Cogieron las mulas, y se fueron al galope.
Ya de camino, Nuño, mejor dicho Teresa, le explicó toda la verdad. Como se llama, porque tiene una marca en la frente, de donde venía...
En el pueblo de El Ganso, Yago fue hacia la casa de uno de los maestros constructores. Allí le recibió una mujer y le dijo que el maestro estaba trabajando en una construcción. La mujer no lo deja entrar, ya que no recibe hombres cuando no está su marido. Eso si, le dice que si marido vuelve al anochecer y también le dice que a la salida del pueblo están la fuente y el lavadero, donde puede descansar.
Allí, Yago y Teresa, se encuentran con la caravana y le cuentan toda la verdad al guía. Martín, decide, para la seguridad de la caravana, que sigan el camino solos.
Llegaron a Santiago de Compostela y fueron a la misa mayor. Allí, Yago, vio a Gastón Sanchez, el perseguidor de Teresa. Salieron de la misa antes de que se terminara y se dirigieron hacia la casa del Maestro Mateo. Allí se les acogió muy bien y Mateo añadió su parte en el pergamino y se lo quedó el para dárselo al obispo Gelmírez. Él es quien ordenaba la construcción y que conocía al rey Alfonso. Yago y Teresa se quedaron en casa de Mateo, porque estaban más seguros y le explicaron la historia de Teresa. El maestro Mateo le dijo a Teresa, que, su única oportunidad de ser libre era que ingresase en un convento durante un tiempo, porque nadie creería en su inocencia, pero si en su arrepentimiento. Por otra parte, Yago trabajó para el maestro Mateo ya que teniendo un enemigo como Gastón Sanchez no era muy conveniente estar por ahí, solo y sin protección.
Un dia Yago pensó que la catedral olía muy mal y ¡¡Inventó el BOTAFUMERIO!!
Aquí Yago y Teresa pasaron una noche y cogieron una piedra caliza cada uno para entregarla en Arzúa, donde se molía la cal para la argamasa (Mortero hecho de cal, arena y agua, que se emplea en las obras de albañilería) de la catedral.
ANÉCDOTA:
Mi abuela, hace unos años, recorrió el final del camino de Santiago. Cuando llego a Santiago de Compostela, se dio cuenta de que la iglesia estaba cerrada desde hacia tiempo por alguna causa. Pero el destino quiso que aquel mismo día la abriesen de nuevo las puertas, y ella, finalmente, pudo ver el Botafumeiro. Cuando entro se emocionó en verlo, era enorme, increíble y pasaba por toda la iglesia, soltando un suave perfume.
En volver nos dio un regalo como recuerdo a a mi hermano, David y a mi, Neus.
En Puente la Reina, Yago buscaba una caravana para que le acompañara en el camino. Se encontró con Martín de Irache, el guía de una caravana y quedaron en Cirauqui, para unirse a su caravana.
Después de un año en el convento, Teresa salió, ya no era de Gastón Sanchez, era libre para hacer lo que quisiese. Yago le pidió en matrimonio, pero Teresa le dijo que primero tenía que ir a reclamar su herencia y que luego se lo pensaría. Pero que se volverían a ver y que le mandaría cartas, sino Yago la iría a buscar.
LISTA DE MATERIALES NECESARIOS:
-ROPA DE RECAMBIO
-COMIDA
-CHUBASQUERO
-SACO DE DORMIR
-AGUA
-ZAPATOS
-BOLSA DE PLÁSTICO GRANDE
-BOTIQUÍN
-DINERO
-CHANCLAS
-NECESER CON: Pastilla de jabón, cepillo...
Full transcript