Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

PRESENTACION MODULO POLITICAS PUBLICAS

Presentación del Módulo "Diseño y evaluación de políticas públicas" para el Curso de Graduación de Economistas, Universidad de Cuenca, Abril 2013.
by

Di Ro

on 10 April 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of PRESENTACION MODULO POLITICAS PUBLICAS

DESCRIPCIÓN DEL MÓDULO Objetivo de la intervención del estado en la economía: el bien común.

¿Cuál es el efecto de una política pública sobre el bienestar de la población?

¿Qué se entiende por bienestar social? ¿Es posible lograrlo? ¿Cómo interviene el estado para lograr sus objetivos? ¿En qué condiciones se justifica dicha intervención? ¿Cómo se debe diseñar una política pública y cómo se puede evaluar su eficacia y eficiencia?

Este módulo se enfoca en estudiar las metodologías más utilizadas en las fases de diseño y de evaluación del impacto de una política pública de carácter social. DATOS BÁSICOS DE LA ASIGNATURA Nombre del Módulo:
DISEÑO Y EVALUACIÓN DE IMPACTO DE POLÍTICAS PÚBLICAS

Número de Horas: 32 horas
(del 3 al 11 de abril de 2013)

Créditos: 2

INSTRUCTORA:
Diana Mendieta Vicuña
diana.mendieta@ucuenca.edu.ec DISEÑO Y EVALUACIÓN DE IMPACTO DE POLÍTICAS PÚBLICAS RESULTADOS DE APRENDIZAJE Objetivo general: DESCRIPCIÓN DE CONTENIDOS Diseño de Políticas Públicas. EVALUACIÓN: •Asistencia y participación activa en clase (10%).
•Trabajos y actividades individuales y/o en grupo (30%)
•Lecturas complementarias (10%).
•Trabajo final (25%)
•Examen final (25%)

La aprobación del módulo requiere una calificación mínima de 60/100 y asistencia del 90%. Políticas públicas y regulación CURSO DE GRADUACIÓN DE ECONOMISTAS Entender los fundamentos de las políticas públicas de carácter social, su formulación, análisis y evaluación. Objetivos Específicos: •Analizar los enfoques y fundamentos sobre los que se basa el diseño de las políticas públicas de carácter social.
•Comprender los criterios de eficacia, eficiencia, equidad y sostenibilidad de las políticas públicas sectoriales.
•Conocer las fases del diseño y construcción de las políticas públicas sectoriales.
•Conocer algunas de las metodologías básicas para la evaluación de políticas públicas.
•Explorar y analizar los instrumentos de política pública sectorial en el Ecuador. Evaluación de Políticas Públicas. 1.Introducción al estudio y diseño de políticas públicas:

2.Formulación de políticas públicas:

3.Implementación de políticas públicas.

4.Instrumentos de política pública sectorial en el Ecuador. Diseño de Políticas Públicas. Evaluación de Políticas Públicas. 1.Introducción: Objetivos, tipos y formas de evaluación, el momento de la evaluación de Políticas Públicas.

2.Evaluación del impacto de programas y políticas: parámetros de interés.

3.Modelos de evaluación de impacto.

4.Métodos para evaluar programas y políticas sociales. Diseño de Políticas Públicas Introducción al estudio y diseño de políticas públicas "No obstante los diversos cortes analíticos y las diferencias terminológicas, todos los estudiosos del desarrollo de la política coinciden en sostener que los integrantes necesarios e interrelacionados de toda política son: la existencia de una determinada situación problemática para cuya modificación en el sentido deseado se elige y efectúa un determinado curso de acción que produce ciertos resultados más o menos diferentes de los deseados y, en consecuencia, obliga a revisar el curso de acción elegido." (Aguilar,1993, p.16) El estudio de las políticas públicas Vocablo «políticas» correspondiente a la traducción dada al término inglés "policies" (políticas, planes de acción); y no a "politics" (la política) o "polity" (organización política, forma de gobierno).

Se anexionó el término «públicas» para una mayor concreción (Molina y Delgado, 1998). Orígenes de los estudios de las políticas públicas Estados Unidos: tras la reforma llevada a cabo por el Presidente Wilson (1887)
Wilson sostuvo la necesidad de desarrollar una doctrina científica aplicada a la administración
Separación de la decisión política ante la ejecución burocrática, lo que frontalmente se oponía al tradicional modelo administrativo basado en el "spoil system". 1.1.Problemas públicos y diseño de políticas. Surgió entonces explosiva en la segunda mitad de los años setenta la literatura de la policy implementaiton que rescató las cuestiones organizacionales y administrativas olvidadas, debido a la importancia que se otorgaba al análisis, diseño y elección de las opciones.
Los pobres éxitos de la activa presencia gubernamental en el campo de los problemas sociales, que tan abrumadoramente los estudios de evaluación y de implementación mostraban, llevaron a preguntarse sobre si no era razonable dar por terminado ciertos programas. (policy termination) Introducción al estudio y diseño de políticas públicas Después de años de gobiernos voluntariosos, dispuestos a resolver todo tipo de problemas, dedicados al análisis y al diseño de grandes políticas, se fue asentando la idea de que era mucho más relevante una dirección y gestión pública inteligente, capaz de eliminar eficiencias, desvíos, incumplimientos, particularmente en las políticas que se encargan de las funciones básicas del gobierno frente a los ciudadanos. Renació entonces, pero en función de la gestión pública, el interés por el policy designo Origenes Más radicalmente se planteó la interrogante si podía realmente ser eficiente y cómo el gobierno en la atención de los muchos problemas que había asumido como asuntos públicos suyos. El redimensionamiento del estado y la reivindicación del policy management fueron en los años ochenta las dos caras de una misma respuesta. La atención se centró entonces en la averiguación de cómo el estado podría lograr que las políticas para el cumplimiento de sus funciones básicas fueran realmente eficaces y eficientes 1.1 Problemas públicos y diseño de políticas Innumerables problemas, provenientes de muchos puntos del estado, con situaciones y causas heterogéneas, que afectan a un mayor o menor número de personas, fluyen cotidianamente hacia el gobierno en busca de atención y solución. Algunos problemas son de interés general, como los relativos a la seguridad de personas y patrimonios; otros problemas son de interés particular, como Ios relativos a las necesidades materiales de algunos grupos socialmente desprotegidos. Orígenes Definición de los problemas sociales y formulación de los programas (policy iniciation)
La complejidad de los problemas sociales y la improcedencia de los programas fue empero un descubrimiento doloroso y aleccionador en el momento que las evaluaciones dejaron ver incumplimientos, dispendios, improvisaciones, ineficiencias. (policy evaluation)
Se pensó que sólo los resultados de la evaluación podían orientar a la política social y corregir los abstractos análisis e ideales cursos de acción que diseñaban los economistas, administradores, ingenieros de sistemas, basándose en las informaciones y explicaciones debatibles de los sociólogos, psicólogos y trabajadores sociales. 1.1.Problemas públicos y diseño de políticas. Origenes Origenes Problemas públicos . Algunos problemas son respaldados por organizaciones poderosas y argumentos culturalmente significativos; otros cuentan con voces dispersas e introducen argumentos alternativos a los comúnmente usados. Frente a algunos problemas hay rápido y mayoritario consenso entre los ciudadanos, en otros cas-Os las opiniones se dividen. 'La más importante de las decisiones de un gobierno es la que concierne a la elección de sus asuntos y prioridades de acción: a su agenda. Estos asuntos dan el tono y dirección a un gobierno, prefiguran su éxito o descalabro. En efecto, el proceso de elaboración de la agenda es el momento en que el gobierno decide si decidirá o no sobre un determinado asunto, en el que delibera y decide intervenir bien decide no intervenir, aplazar su intervención. (Plan de gobierno, Gabinete gubernamental) La formación de la agenda La formación de la agenda de gobierno así como de hecho‘ sucede, evidencia la salud o enfermedad de la vida pública. Deja ver quienes son los que efectivamente definen y justifican los problemas públicos, cuáles grupos y organizaciones tienen efectivamente la fuerza de transubstanciar cuestiones sociales en públicas y en prioridades de gobierno, cuáles organismos y decisores gubernamentales están siempre prontos a actuar frente a las demandas de determinados grupos, cuál es el firmamento ideológico que otorga valor y prioridad de asunto público a cuáles cuestione. La formación de la agenda ¿Qué ocurre entonces en el proceso de formación de la agenda de gobierno? ¿Cómo se forma y por qué se forma de esa manera? ¿A qué se debe que algunos asuntos públicos y otros por nada públicos asciendan sin obstáculos a asuntos de gobierno y que, en contraste, otros con características de publicidad más clara y contundente sean descalificados, inhibidos, rechazados, o bien aceptados con reservas y puestos en lista de espera? ¿Qué es 10 que realmente hace que una cuestión social circunscrita se Vuelva cuestión pública y asuntos de la agenda de gobierno? Agenda de gobierno Algunos problemas caen dentro del perímetro de las obligaciones constitucionales del estado y exigen sólo el cumplimiento cabal de las responsabilidades estatales; otros problemas rebasan las fronteras establecidas, pero no cejan de reclamar la intervención estatal. Algunos son problemas relativamente sencillos y localizados, con respuestas disponibles; otros son problemas complejos, de escala, interdependientes, que no son tratables aisladamente. Unos son problemas de rutina, programables; otros son inéditos, a encarar con medidas innovadoras. En suma, las relaciones cotidianas entre sociedad y estado toman la forma de problemas y soluciones, demandas y ofertas, conflictos y arbitrajes, necesidades y satisfactores. El estado es concebido en su origen y función como el encargado de resolver los problemas que las relaciones entre los privados ocasionan o que son incapaces de resolver. Por ello mismo, el ámbito del interés y responsabilidad de los privados y el ámbito del interés y responsabilidad del estado -lo que es de la propia libertad y utilidad y lo que es del César- están en exploración y ajuste permanente, extendiéndose o angostándose. Problemas públicos y diseño de políticas. Por agenda de gobierno suele entenderse en la literatura el conjunto de problemas, demandas, cuestiones, asuntos, que los gobernantes han seleccionado y ordenado como objetos de su acción y, más propiamente, como objetos sobre los que han decidido que deben actuar o han considerado que tienen que actuar. Éste es el punto esencial de la definición. Entonces…
¿qué se entiende por agenda? La manera como se elabora la agenda de gobierno, se le da forma y contenido, reviste fundamental importancia política y administrativa, tanto en el plano teórico como en el práctico. Políticamente, expresa la vitalidad o la flojedad de la vida pública en un sistema político dado. Entre las libertades individuales y los poderes del estado existe o no, es ancho o angosto, de acceso libre o controlado, estructurado o espontáneo, un ámbito que es producto de la mayor o menor energía de las libertades políticas. AGENDA DE GOBIERNO
Los gobiernos forman su agenda y deciden que una cierta cuestión o demanda es de interés público.
Definen y explican los problemas públicos a atender; construyen y ponderan las opciones de acción para encararlos.
Otros problemas, cuando logran acaso colarse en la agenda de gobierno, no alcanzan los primeros lugares en la jerarquía de temas y reciben apenas un trato de rutina o emergencia.
Algunas cuestiones ni siquiera llegan a alcanzar la calidad de cuestión pública y son remitidas a la clase de asuntos privados o particulares exclusivos, sin interés para el estado y a resolver cada uno por su propia cuenta. Problemas públicos y diseño de políticas. Innumerables problemas, provenientes de muchos puntos del estado, con situaciones y causas heterogéneas, que afectan a un mayor o menor número de personas, fluyen cotidianamente hacia el gobierno en busca de atención y solución. Algunos problemas son de interés general, como los relativos a la seguridad de personas y patrimonios; otros problemas son de interés particular, como Ios relativos a las necesidades materiales de algunos grupos socialmente desprotegidos. Algunos problemas son respaldados por organizaciones poderosas y argumentos culturalmente significativos; otros cuentan con voces dispersas e introducen argumentos alternativos a los comúnmente usados. Frente a algunos problemas hay rápido y mayoritario consenso entre los ciudadanos, en otros cas-Os las opiniones se dividen. 1.1. Problemas públicos y diseño de políticas (P.P. Marcelo González Tachiquin y Estudio introductorio de Aguilar) Definir problemas públicos sectoriales ecuatorianos
Definir problemas que no están en la agenda pública ecuatoriana

TRABAJO EN CLASE Ciclo de las políticas públicas 1.3.Ciclo de las políticas públicas qué es una política pública? Política Pública En este concepto concurren los aspectos institucionales, los fenómenos participativos, las fórmulas de representación y otros elementos relacionados con las dimensiones y rendimientos efectivos de la democracia, pero ante todo predomina un elemento central para su existencia que es la presencia de la autoridad gubernamental (González Tachiquín, 2004). Control de Lectura Enfoques y fundamentos del diseño de políticas públicas. El estudio de las políticas públicas: un acercamiento
a la disciplina
Marcelo González Tachiquín 1.4. Políticas públicas y desarrollo humano Enfoque de desarrollo humano El enfoque del desarrollo humano plantea serias dudas sobre la capacidad de las políticas
promovidas por las agencias financieras internacionales de transformar los recursos
económicos creados en desarrollo humano. Es por eso que en este enfoque se ha
introducido la pobreza como un objetivo clave en el desarrollo y promueve la
flexibilización de las políticas del Washington Consensus. Una política pública implica el establecimiento de una o más estrategias orientadas a la resolución de problemas públicos así como a la obtención de mayores niveles de bienestar social resultantes de procesos decisionales tomados a través de la coparticipación de gobierno y sociedad civil, en donde se establecen medios, agentes y fines de las acciones a seguir para la obtención de los objetivos señalados. (Marcelo Gonzalez) Desarrollo como libertad La perspectiva de la libertad de Sen establece una forma diferente de contemplar la riqueza y el desarrollo: son medios muy poderosos para conseguir la felicidad, o lo más cercano a ésta. Desde este punto de vista, el desarrollo no es un fin en sí mismo, sino un medio para llegar a la felicidad personal. No es suficiente basarnos en el estudio de las rentas (ingresos recibidos regularmente de una comunidad, de una persona) para saber su estado de felicidad. Desarrollo como libertad Amartya Sen, contribuye a la teoría del desarrollo desde una perspectiva, sin duda, innovadora; en su libro Desarrollo y Libertad concibe el desarrollo “como un proceso de expansión de las libertades reales de que disfrutan los individuos.” (Sen, 2000:19) . Desde este punto de vista el desarrollo persigue fines que van más allá del crecimiento económico y pone de manifiesto la necesidad de una visión más amplia, así como un enorme compromiso social y político. Libertad como instrumento “El papel instrumental de la libertad se refiere a la forma en que contribuyen los diferentes tipos de derechos y oportunidades a expandir la libertad del hombre en general y, por lo tanto, a fomentar el desarrollo. (…) La eficacia de la libertad como instrumento reside en el hecho de que los diferentes tipos de libertad están interrelacionados y un tipo de libertad puede contribuir extraordinariamente a aumentar otros.”
(Sen, 2000:56) Libertad como fin Según este planteamiento, la libertad asume dos papeles importantes para el desarrollo: un papel constitutivo (libertad como fin) y un papel instrumental (libertad como medio).

Al tomar el papel constitutivo, la libertad se convierte en el objetivo principal del desarrollo; en cambio, si nos referimos a su papel instrumental, el aumento de las libertades humanas contribuye a la consecución de otras libertades e incluso al progreso económico, es decir que son un instrumento para alcanzar el desarrollo: P. Públicas y libertades La concepción del desarrollo como expansión de las libertades (instrumentales) de las personas presta mayor importancia a factores condicionantes de las libertades humanas como el acceso o la calidad de los servicios públicos, puesto que las “libertades también dependen de otros determinantes, como las instituciones sociales y económicas (por ejemplo, los servicios de educación y de atención médica)…” (Sen, 2000:19). En este sentido, los gobiernos (nacionales, regionales y locales) y las instituciones sociales cumplen un papel fundamental en relación al diseño de políticas orientadas a la eliminación de las principales fuentes de privación de libertad. Plantear el desarrollo en función de la libertad significa eliminar las privaciones de las personas para potenciar sus capacidades y oportunidades para llevar adelante la vida que desean. Siendo así, es posible medir las libertades de los individuos a través de indicadores como el acceso a los servicios públicos (sociales) en general.

En palabras de Sen: “La privación de libertad está estrechamente relacionada con la falta de servicios y atención social públicos…” (Sen, 2000:20) En la práctica, los gobiernos de los países juegan un papel preponderante en la generación de libertades para los individuos desde el punto de vista de la implementación de políticas públicas y la consiguiente prestación de servicios. Las inversiones públicas para dotar de servicios básicos a la población generan oportunidades sociales que a su vez dan a luz a distintos tipos de libertades como las económicas o las sociales que nos permiten vivir mejor. Así lo explica Amartya Sen: Las oportunidades sociales (en forma de servicios educativos y sanitarios) facilitan la participación económica. Los servicios económicos (en forma de oportunidades para participar en el comercio y la producción) pueden contribuir a generar riqueza personal general, así como recursos públicos para financiar servicios sociales. Los diferentes tipos de libertades pueden reforzarse mutuamente…”
(Sen, 2000:28) La sola provisión de servicios públicos no es garantía de aumento de capacidades de las personas per sé. La clave del desarrollo de la sociedad radica, según la innovadora propuesta de Sen, en la idea de que las personas no son simples pacientes o receptores pasivos de los programas de desarrollo; por el contrario, son agentes o actores activos dentro de los procesos de desarrollo. La agencia Libertades y desarrollo El agente es “...la persona que actúa y provoca cambios y cuyos logros pueden juzgarse en función de sus propios valores y objetivos independientemente de que los evaluemos o no también en función de otros criterios externos.” Sen.

Es decir que al otorgar libertades a los individuos (a través de dotar de servicios públicos de calidad por ejemplo), el estado proporciona la libertad y por tanto la oportunidad a los individuos para desarrollar sus capacidades y así definir y trazar su futuro. Con mayores capacidades, los individuos tienen más capacidades para participar de los asuntos y las decisiones públicas y de esta manera visibilizar las necesidades y aspiraciones de los colectivos sociales. Es posible generar mayores oportunidades de desarrollo para las personas y en consecuencia potenciar sus capacidades si los beneficios del esfuerzo y adelanto económico llegasen de forma equitativa a toda la población, a través de los instrumentos y medidas públicas como contribución decisiva para alcanzar el desarrollo humano y el progreso económico. El fenómeno entonces se vuelve un círculo virtuoso en el que al aumentar las libertades se favorecen las capacidades individuales y sociales y como consecuencia se logra la obtención de mayores ingresos personales y de recursos públicos que contribuyan a invertir en servicios sociales. La falta de atención social (salud, educación, vivienda), la privación de servicios básicos (saneamiento, agua potable, electricidad), la pobreza y la escasez de oportunidades económicas y de empleo, pueden ser entendidas como ausencia de libertades. La pobreza (como resultado de las escasas oportunidades que disponen las personas y la falta de libertad para lograr sus proyectos en la vida) puede ser eliminada a medida de que se garanticen los derechos fundamentales de la población, en muchos casos entendidos como los servicios públicos que poseen y que tienen que ser garantizados por el estado. 1.2. Enfoques y fundamentos Dependiendo del énfasis que se ponga en el método y la finalidad de las Políticas se adoptará alguno de los enfoques. Policy analysis Se basa en hallar la solución óptima a cada problema público, mediante esquemas analíticos. Enfoque más cercano a la ciencia política, sostiene que las políticas son el resultado de la acción de las élites y de la estructura del sistema político.

Son las políticas las que determinan la política y son las características de cada política las que crean sus procesos decisionales específicos (Fernández, 1999). Incrementalismo Crítica a los métodos racionales por no tomar en cuenta la complejidad que entrañan las decisiones y el proceso de implementación.

Sostienen que cada uno de los actores consigue un resultado más ajustado a sus intereses, partiendo siempre de ajustes incrementales, sobre decisiones tomadas anteriormente.

Plantean que los grandes cambios provocan consensos menores y los cambios menores concitan, por el contrario, grandes consensos.

Estipula que las decisiones políticas en curso dependen, en gran medida, de las decisiones previas. Public choice Sostiene que el mundo de la política no tiene reglas diferentes al de la economía. En la actividad pública los actores se atienen al principio de utilidad y actúan como lo hacen en el mercado los empresarios y consumidores. 1. Fases del diagnóstico
1.1. Identificación de necesidades y problemas
1.1.1. Enumerar y jerarquizar
las necesidades insatisfechas
1.1.2. Enumerar y priorizar los problemas irresueltos
1.2. Formulación de alternativas posibles
1.2.1. Enumerar las alternativas
1.2.2. Seleccionar las posibles En el diagnóstico, el protagonismo corresponde a los diseñadores,
principalmente. En principio, ellos son los responsables de identificar
las necesidades insatisfechas y los problemas irresueltos y, también, de
formular las alternativas posibles. 1.2. Formulación de políticas públicas Todo curso de acción empieza por un diagnóstico... En la búsqueda del bien común, la satisfacción social y la aprobación
ciudadana, según el modelo relacional, la primera fase es el diagnóstico
que empieza con la identificación de necesidades insatisfechas y problemas
irresueltos y concluye con la formulación de alternativas posibles, siendo éstas
sus dos fases secundarias. 1. Fases del diagnóstico A los fines de empezar el diagnóstico, los diseñadores deben jerarquizar
las necesidades insatisfechas y priorizar los problemas irresueltos. Para
concluirlo, deben enumerar las alternativas y seleccionar las posibles. Diagnósitco Fuentes y actores A esos fines, deben realizar una investigación
acción participativa, a partir de fuentes y mecanismos de consulta pluralistas e idóneos

Se distinguen, entre las fuentes de consultas, los actores políticos y sociales. Se destacan como actores políticos los gobiernos y administraciones públicas (nacionales, subnacionales o locales) junto con organismos intergubernamentales y como actores sociales las empresas
privadas y las organizaciones civiles junto con las personas individuales sin pertenencia sectorial Fuentes y mecanismos de consulta Priorizar y jerarquizar En general, se puede decir que para jerarquizar necesidades es imprescindible
la consulta a los dirigentes privados (empresariales y civiles) y los ciudadanos mientras que para priorizar problemas es imprescindible la consulta a los gobernantes y administradores públicos. Actividad en Clase:

Identificar una problemática social
Identificar problemas, enumerar, priorizar
Identificar necesidades, enumerar, jerarquizar

Identificar soluciones, enumerar, priorizar

Identificar actores invoucrados y mecanismos de recolección de la información para el diagnóstico. Enumerar y jerarquizar las necesidades insatisfechas Priorización de problemas Selección de alternativas Fases de la decisión Adopción de alternativas políticas Valorar criterios de diagnóstico Determinar la agenda de gobierno Preparación de proyectos Valorar criterios de diagnóstico A los fines de comenzar el proceso de decisión, los gobernantes deben valorar los criterios del diagnóstico y, sobre esa base, determinar la agenda del gobierno. Luego, para culminarlo, los diseñadores deben planear los objetivos y las actividades a gestionar Determinar la agenda del gobierno En la decisión, el protagonismo corresponde a los gobernantes, principalmente. Ellos son los responsables de adoptar las alternativas políticas, es decir, de valorar los criterios del diagnóstico y de determinar la agenda del gobierno.

Luego, son los responsables de encargar a los diseñadores la preparación de los proyectos (programas y planes) gubernamentales y, finalmente, de autorizar su puesta en marcha.

Los diseñadores son responsables de esa preparación desde el punto de vista profesional. "Momentos" en la formulación de políticas públicas Momento “explicativo” y “normativo” (correspondientes con la primera fase del diagnóstico: la identificación de necesidades y problemas)
Momento “estratégico” (correspondiente con la segunda fase del diagnóstico: la formulación de alternativas posibles)
Momento “táctico operacional” (correspondiente con la dirección de los proyectos decididos) La adopción de alternativas es de naturaleza política pero supone una perspectiva técnica de los gobernantes mientras que la preparación de proyectos (programas y planes) es de naturaleza técnica pero supone una perspectiva política de los diseñadores en cuanto a las políticas públicas (Thwaites Rey, 2001:68-79). Esa perspectiva “técnica” o conocimiento de “lo técnico” diferencia a un gobernante de un “puntero”. A su vez, esa perspectiva “política” o entendimiento de “lo político” diferencia a un técnico de un “tecnócrata”. Como se ha dicho, desde el punto de vista profesional, la preparación técnica de los proyectos corresponde a los diseñadores que pueden (o no) ser los mismos que diagnosticaron las necesidades, los problemas y las alternativas. A diferencia del diagnóstico, la decisión no es un proceso participativo. Pero, al decidir, los gobernantes deben saber que no pueden desatender las conclusiones de un diagnóstico participativo “gratuitamente”. Si se ha consultado a gobiernos y administraciones públicas de otras jurisdicciones, a dirigentes privados (empresariales y civiles) y a ciudadanos, los gobernantes no están formalmente obligados a decidir según los problemas identificados y las alternativas formuladas. Pueden decidir en contra. Pero no pueden hacerlo sin costos o, por lo menos, sin la posibilidad real y efectiva de pagarlos. La adopción de alternativas políticas supone apreciar o estimar políticamente los criterios
de selección de las alternativas posibles. Dicha apreciación o estimación corresponde a los gobernantes y no a los diseñadores. Según la ideología de los gobernantes y, también, el entorno, los tiempos y espacios de cada gobierno, los criterios de selección pueden valer desigualmente. Para unos puede valer más la capacidad de intervención; para otros, la efectividad; y para otros, la factibilidad. Los gobernantes valoren políticamente cada uno de los criterios de selección de alternativas posibles.
O sea, desde su punto de vista político: ¿Cuánto vale la disponibilidad de recursos financieros? ¿Cuánto vale la disponibilidad de recursos humanos? ¿Cuánto vale la eficiencia? ¿Cuánto vale la eficacia? ¿Cuánto vale la factibilidad social? ¿Cuánto vale la factibilidad legal?
En las respuestas a esas preguntas deben estar asistidos por los diseñadores. Los diseñadores deben mostrar a los gobernantes las ventajas y desventajas de cada una de las alternativas En teoría, la oportunidad política debería orientarse a la búsqueda del bien común de la sociedad (Roos, 2008:132-135). Es decir, una alternativa debería ser considerada más oportuna que otra si se orientara más y mejor al bien común. Pero, lamentable y frecuentemente, la oportunidad se convierte en oportunismo y no se considera el bien común sino el interés partidario del gobierno o los gobernantes de turno. Así, la
valoración de los criterios del diagnóstico suele ser errónea. En un planteo idealista, la agenda gubernamental debería coincidir con la agenda social. Las alternativas adoptadas por los gobernantes deberían coincidir con las necesidades sociales y los problemas públicos. El origen de la agenda gubernamental debería ser la agenda social
y el destino de la agenda social debería ser la agenda política. Pues bien, si la agenda gubernamental no coincide con la agenda social, tarde o temprano, se pone en marcha un proceso de ingobernabilidad. Proyectar actividades Las actividades definen como? se van a desarrollar los planes y proyectos.
Se define: Cuando? se realizará el programa
Quienes? Los responsables

Guía para plantear las actividades:

1) listar las actividades, 2) ordenarlas
lógicamente, 3) programarlas cronológicamente y 4) presupuestar los recursos financieros y humanos. Tipos de actividades Actividades de ejecución: implantación y ejecución

A. de comunicación: información y divulgación

A. de control: control de la ejecución y de la información. Planeación de actividades Presupuestar actividades Precisar los recursos financieros y humanos suficientes para llevar a cabo las actividades.

Tomar en cuenta los criterios de eficiencia. No olvidar... Participación ciudadana y sectorial en el diagnóstico.
Representatividad gubernamental en la decisión. FASES DE LA DIRECCIÓN 1. Ejecución de proyectos

. Implantación de los proyectos
. Operación de los proyectos

2. Control de la ejecución

. Analizar lo ejecutado
. Corregir la ejecución GESTIÓN DE UNA POLÍTICA PUBLICA Dirección una política pública


Difusión de las políticas públicas


La productividad administrativa en la dirección


La transparencia en la difusión de proyectos y actividades. GESTIÓN DE POLÍTICAS PÚBLICAS Dirección de políticas públicas La gestión... 1. Comunicación de proyectos decididos
y actividades dirigidas
. Informar los proyectos decididos y las actividades
dirigidas
. Divulgar los proyectos decididos y las actividades
dirigidas
2. Control de la comunicación
. Analizar lo comunicado
. Corregir la comunicación Para ejecutar las actividades proyectadas, los gobernantes deben implantarlas social y legalmente, es decir, legitimarlas y legalizarlas, y los administradores públicos deben operarlas coordinada y concertadamente.

Luego, para controlar lo ejecutado, los administradores públicos y gobernantes, respectivamente, deben analizar y luego corregir la ejecución si fuera necesario.

La dirección se corresponde con el momento táctico operacional del planeamiento estratégico situacional (PES) de Carlos Matus (Osorio, 2003:63). La gestión hace referencia a la acción y a la consecuencia de llevar a cabo una PP.

La dirección supone la ejecución de lo proyectado e incluye, también, el control de lo ejecutado.

La ejecución supone la operación de lo proyectado. y también la implantación de lo proyectado.

El control supone el análisis de la ejecución y también la corrección de la ejecución. Los proyectos (programas y planes) gubernamentales valen poco o nada si no se convierten en actividades. Esa conversión depende de la dirección. En la dirección, el protagonismo corresponde a los administradores públicos pero, también, a los gobernantes.

Respecto a la primera fase secundaria (la ejecución de las actividades proyectadas), la implantación (tanto social como legal) es una gestión más política mientras que la operación administrativa es una
gestión más técnica. Los gobernantes son responsables de implantar y los administradores públicos de operar las actividades proyectadas.

El análisis es una gestión más técnica mientras que la corrección es una gestión más política. Los administradores públicos son responsables de analizar y los gobernantes de corregir las actividades
ejecutadas.

Se plantea un trabajo en equipo entre los responsables del gobierno y de la administración pública, más allá del partido político o la alianza electoral de origen. Las relaciones de los jefes administrativos
de planta permanente (también llamados “mandos medios”) con las autoridades y los funcionarios políticos suele ser dificultosa.

Los gobernantes suelen acusar a los mandos medios de inacción o de inercia en la implementación de las actividades y éstos a aquéllos de indecisión o improvisación en la toma de decisiones. Lamentablemente, no pocas veces, todos tienen razón. Las dificultades provienen, mayoritariamente, de atribuciones, misiones y funciones confundidas entre unos y otros. Los empleados públicos y mandos medios (con sus sindicatos) deben entender que ellos no deciden mientras que los gobernantes (con el partido o la alianza de origen) deben reconocer que el Estado precisa una administración pública idónea, con recursos humanos capacitados y formados, ingreso y carrera por concurso.

Los mandos medios deben respetar a los gobernantes pero los gobernantes deben ganarse ese respeto, acreditando conocimientos y experiencias en los cargos que desempeñan, capacidad de preguntar y, sobre todo, de escuchar. Dificultades en la gestión de políticas públicas Dificultades en la gestión de políticas públicas Operación de los proyectos Procedimientos formales e informales Coordinación y concertación Legalidad y legitimidad Implantación Implantación de proyectos Ejecución de políticas públicas Para ejecutar las actividades proyectadas, los gobernantes deben implantarlas social y legalmente. La implantación es una función del gobierno más que de la administración pública.

Implantación social: legitimación e implantación legal, legalización de los proyectos (programas y planes) gubernamentales. Al formular las alternativas posibles y al preparar los proyectos gubernamentales, los diseñadores debieron prever y anticipar ambos procesos.

Puede decirse que un proyecto ha sido legitimado si ha sido aceptado por la opinión pública.

Para legitimar las actividades proyectadas, los gobernantes deben negociarlas con los actores privados. Muchas veces, los gobernantes descuidan la implantación social de los proyectos (programas o planes). Los proyectos antes de ser ejecutados deben ganarse la aceptación de la opinión
pública.

¿Cómo hacerlo? Mediante negociaciones con dirigentes empresariales y civiles, según los objetivos y las actividades de cada proyecto, programa o plan, es decir, negociando con los grupos de interés.

La legitimidad supone un grado de aceptación ciudadana que asegure la obediencia a los proyectos gubernamentales y las actividades administrativas sin que sea necesaria la fuerza., luego deberían ganarse la aceptación ciudadana,
transformando la obediencia en adhesión. Legitimar: dar veracidad a algo conforme a la ley.
Legalizar: dar el carácter de legal, obrar de acuerdo con las leyes vigentes. La aceptación ciudadana es resultado del proceso de diseño y gestión de políticas públicas. Es un requisito y por ello es necesario un diagnóstico participativo y una negociación intersectorial, antes y después de la decisión gubernamental.

Un proyecto puede ser legítimo pero, siendo gubernamental, en un Estado de Derecho, también debe ser legal, sin excusas ni pretextos. Esto sucede ha sido aprobado por el poder ejecutivo o el poder legislativo. Para legalizar las actividades proyectadas, los gobernantes deben acordarlas con los actores políticos, sobre todo si los proyectos gubernamentales requieren aprobación legislativa. Formales: Las decisiones individuales no plantean ningún inconveniente de reglas decisionales. Pero, cuando el poder decisional se otorga a un grupo se hace necesario establecer reglas (mayoría, unanimidad o proporcionalismo) para agregar las decisiones individuales en una decisión colectiva (ordenanzas o leyes).

Informales: deben entenderse las modalidades
del gobierno por partidos, sobre todo si los proyectos (programas o planes) gubernamentales requieren aprobación legislativa. Después de implantar las actividades proyectadas, los administradores públicos deben operarlas administrativamente. A diferencia de la implantación, la operación es una función de la administración pública más que del gobierno.

Con la operación de actividades proyectadas, se inicia la prestación del servicio público a los fines de solucionar el problema irresuelto y, de esa manera, satisfacer la necesidad insatisfecha.

Los administradores públicos deben adecuar los presupuestos financieros, las estructuras orgánicas y plantas burocráticas de acuerdo con los objetivos y las actividades de los proyectos... muchas veces se observa el proceso inverso. Las claves de la operación son la coordinación y la concertación. Cualquier operación de actividades proyectadas requiere coordinación tanto intra-administrativa como inter-gubernamental.

Coordinación intra-administrativa horizontal: la que se
establece entre unidades administrativas de igual jerarquía (ministerios, direcciones, secretarías).


Coordinación intra-administrativa vertical: se instituye
entre unidades de distinta jerarquía (un ministerio y las secretarías dependientes).

La coordinación intra-administrativa (tanto horizontal como vertical) supone, como hipótesis mínima, coherencia y, como hipótesis máxima, colaboración. Por coordinación inter-gubernamental horizontal se entiende la que se establece entre los gobiernos nacionales, entre los subnacionales o entre los locales. Coordinación inter-gubernamental vertical, se entiende la que se establece entre el gobierno nacional y los gobiernos subnacionales, entre éstos y los gobiernos locales o entre el gobierno nacional y los gobiernos locales.

Concertación intersectorial: Para que la operación sea productiva, la administración pública debe concertar sus actividades con los sectores privados (con y sin fines de lucro). Dicha concertación es sencilla si los antecedentes son el diagnóstico participativo de las alternativas posibles y la implantación social de los proyectos decididos pero se complica enormemente si los gobernantes han actuado a solas, sin consultas anteriores ni negociaciones posteriores. Esa es la clave de la concertación entre el sector estatal y los sectores empresariales: más y mejores gobiernos y administraciones públicas junto
con más y mejores empresas privadas. A lo que agregamos más y mejores organizaciones civiles junto con más y mejores ciudadanos. Control de la ejecución de políticas Cómo? Competencias recurrentes y delegadas Análisis de lo ejecutado Para controlar, los administradores públicos deben analizar lo ejecutado. La dirección de políticas públicas no concluye con la ejecución. Dirigir es más que ejecutar. Es ejecutar y controlar lo ejecutado, analizándolo y corrigiéndolo si fuera necesario. Se puede hacer este análisis de la ejecución directamente o por terceros. ¿Cómo? Mediante el monitoreo y la supervisión. Estos sirven a los efectos de verificar los indicadores de ejecución. Por lo tanto, deben ser listados, ordenados, programados y presupuestados como actividades de control de la ejecución al preparar los proyectos gubernamentales.

El monitoreo y la supervisión son un conjunto de actividades diseñadas para seguir la ejecución de los proyectos gubernamentales. Ambos tratan de analizar y, sobre esa base, corregir tempranamente los desvíos de la ejecución, es decir, “chequear” si
el gobierno implanta y la administración pública opera los proyectos decididos. Difusión de políticas públicas Fallas en el diagnóstico o en el diseño Difusión, comunicación y control Corregir la ejecución El monitoreo y la supervisión sirven para “retroalimentar” la ejecución. Claramente, planteamos el monitoreo y la supervisión “durante” el proceso de la ejecución porque buscamos un análisis que sea el antecedente y fundamento de los ajustes que fueran necesarios sobre la marcha.
Monitorear o supervisar a posteriori (concluida la ejecución de las actividades) vale la pena a los fines de no cometer los mismos errores en el futuro.
La supervisión debería estar a cargo de otro personal administrativo (superior en la estructura organizacional o de otra jurisdicción).
Para detectar las fallas en la ejecución, los administradores públicos deben apelar a la asistencia técnica y profesional de analistas externos. Los administradores públicos pueden conocer que no se ha ejecutado o que se ha ejecutado incorrectamente. Pero los analistas deben ser los encargados de detectar las fallas en la ejecución que lo expliquen. La intervención de externos contribuye a la imparcialidad en la detección de fallas. Hay inacción si los gobernantes no implantan social y legalmente las actividades proyectadas o si los administradores públicos no las operan coordinada y concertadamente.

Hay inercia si se ejecutan las actividades pero sin proyectos (programas o planes) decididos previamente.

La inacción o la inercia son las consecuencias de la indecisión o la improvisación. Es decir, no se deciden los proyectos, o se deciden improvisadamente y, por lo tanto, nada se hace o se acciona según los usos y costumbres del gobierno o de la administración pública (inercialmente). Inacción e inercia Después de analizar lo ejecutado, los gobernantes deben corregir la ejecución, si fuera necesario. La corrección de lo ejecutado es una función del gobierno.
Los funcionarios públicos serán los responsables de poner en marcha los ajustes que se decidan.

Dos conclusiones:

La primera: que hay fallas en la ejecución (de inacción o de inercia): debe corregirse lo ejecutado.
La segunda: que se han ejecutado los proyectos decididos y, por lo tanto, no hay fallas en la ejecución. Se debería analizar, además, si se han resuelto los problemas y satisfecho las necesidades.
El análisis de lo ejecutado hace al control de gestión mientras que los estudios de determinación e impacto hacen a la evaluación de resultados Si se han ejecutado los proyectos y, se ha resuelto el problema y satisfecho la necesidad, nada a corregir.

Pero, si se han ejecutado los proyectos y el problema sigue irresuelto o la necesidad sigue insatisfecha, entonces, las fallas no son de ejecución y, por lo tanto, los administradores públicos deben buscar fallas en el diseño.

Tal vez hubo imprevisión o ceguera en el diagnóstico. Tal vez hubo indecisión o improvisación en la decisión. La difusión supone la comunicación de lo proyectado y lo ejecutado. Incluye, también, el control de lo comunicado.

La comunicación supone la divulgación de lo proyectado y lo ejecutado. Incluye, también, la información de lo proyectado y lo comunicado.

El control supone el análisis de la comunicación. Incluye, también, la corrección de la comunicación. Marketing político Información Divulgación El marketing político es una herramienta de los partidos políticos en las campañas electorales y, también, de las administraciones públicas y los gobiernos en la gestión.

Un marketing político que sirva para difundir y transparentar la gestión administrativa/gubernamental y no para ocultar la realidad o negarla (dos maneras de mentir que deben ser rechazadas como
formas de corrupción política) es positivo en la gestión de políticas públicas. La información es una gestión más técnica mientras que la divulgación es una gestión más política. Los administradores públicos son responsables de informar y los gobernantes
de divulgar las actividades proyectadas o ejecutadas.
El análisis es una gestión más técnica mientras que la corrección es una gestión más política. Los administradores públicos son responsables
de analizar y los gobernantes de corregir la comunicación. Información, divulgación, análisis y control Para comunicar las actividades proyectadas o ejecutadas, los administradores
públicos deben informarlas administrativamente mediante la atención personalizada a los ciudadanos. La información de los proyectos y las actividades es una función más de la administración pública que
del gobierno Para comunicar las actividades proyectadas o ejecutadas, los gobernantes deben divulgarlas masivamente a través de los medios de comunicación.

A diferencia de la información, la divulgación de los proyectos y las actividades es una función más del gobierno que de la administración
pública. EFICACIA: logro de los objetivos esperados, en el tiempo previsto, con la calidad esperada.

EFICIENCIA: Logro de los objetivos esperados, en el tiempo previsto, con la calidad esperada y al menor costo posible.

SOSTENIBILIDAD: capacidad de la política pública de mantener continuidad en el tiempo de los efectos esperados, con un adecuado flujo de recursos. EQUIDAD:

Acceso: compensación de necesidades y promoción de capacidades.

Oferta: universalidad y homogeneidad relativa de servicios sociales.

Resultados: impacto positivo en términos de
integración social ampliada.

La equidad como medio y la reducción de las desigualdades como fin Gobernanza algunos conceptos... No olvidar... Control de la comunicación Mediante encuestas de opinión Corregir la comunicación Si la gente está mal informada Productividad en la gestión
Transparencia en la difusión de proyectos Evaluación de Políticas Públicas Gobernabilidad Gobernabilidad
Las organizaciones que promueven los procesos de gobernanza democrática difieren en cuanto a lo que consideran una gobernanza eficaz o ‘buena’. Esto influye en las estrategias que han de utilizarse y en cuáles instituciones o actores de gobernanza serán fortalecidos y financiados.

Las nociones y prácticas de la gobernanza no han permanecido estáticas; tampoco son unitarias – han tomado diferentes cursos y se las ha interpretado e implementado en distintas maneras, dependiendo de la agencia u organización que haga uso de ellas. Los criterios de equidad y sostenibilidad están pensados para orientar la acción, tanto como para hacer la evaluación de políticas públicas.

EQUIDAD: Políticas pertinentemente adecuadas a criterios colectivos de igualdad, a través de intervenciones públicas que garanticen el cumplimiento de derechos sociales

IGUALDAD VS. EQUIDAD

Igualdad------Justicia conmutativa: A todos por igual. Es justo porque todos somos iguales, pero se
mantienen las desigualdades
Equidad Justicia distributiva: A cada cual de acuerdo a sus necesidades. Es justo porque todos somos desiguales, pero no hay recursos suficientes. La ‘gobernanza’ se refiere a un enfoque a los procesos de adopción de decisiones centrado en las partes interesadas, el cual incluye tanto a quienes tienen atribuciones para ejercer el poder como a ciudadanas y ciudadanos ‘comunes’.

Por lo tanto, los enfoques a la gobernanza incluyen, en teoría, a una amplia gama de personas o ‘partes interesadas’. En realidad, no se invita a todas las partes interesadas a la mesa donde se toman decisiones; aquéllas que sí son invitadas tienen diferentes grados de poder o capacidad para influir en las decisiones finales y es probable que las mujeres sean excluidas. Por gobernabilidad puede entenderse la situación en la que concurren un conjunto de condiciones favorables para la acción de gobierno que se sitúan en su entorno o que son intrínsecas a éste1. De esta forma, este concepto se enmarca en el ámbito de la “capacidad de gobierno”. Ésta se da siempre en un ámbito societal no aséptico en el que se registran demandas de los ciudadanos que son en mayor o menor medida procesadas por el sistema político. Una gobernanza eficaz o ‘buena’ se refiere a la calidad de estos procesos de acuerdo a un conjunto de principios que incluyen: rendición de cuentas, transparencia, inclusión, equidad, sensibilidad, defensa de derechos y observancia del imperio de la ley. Hay quienes describen éstos como principios o procesos democráticos y la democracia es invariablemente una meta abarcadora de la gobernanza. Dichas demandas se articulan según el número e intensidad de los cleavages (lineas de conflicto existentes en el sistema social) existentes así como de acuerdo a las necesidades surgidas y que están pendientes de atender y son consideradas ineludibles por los propios ciudadanos. Paralelamente, la gobernabilidad viene condicionada por los mecanismos en que se produce la acción de gobierno, que tienen que ver con una dimensión de carácter múltiple más propia del mismo. Se trata de los criterios de representación política, de los niveles de participación política, de los sistemas de partidos existentes y de los arreglos institucionales que regulan las relaciones entre los poderes Legislativo y Ejecutivo. Objetivos: Tipos y formas de evaluación de Políticas Públicas. Evaluación Ex-post: La evaluación permite aprender de la experiencia extrayendo lecciones sobre lo que ha funcionado bien y lo que ha fallado, y las razones de éxitos y fracasos, propios y ajenos.

Si las políticas públicas se implementaran siempre de acuerdo a las intenciones, y si no hubiera efectos no buscados, la evaluación no sería útil, excepto para confirmar el logro de los objetivos. En ese tipo de mundo no habría incertidumbre, coincidiendo lo planeado con lo realizado (no habría diferencias entre ex ante y ex post).
Pero en el mundo real las políticas no siempre pueden implementarse conforme a las intenciones, y los planes no siempre se cumplen, o se cumplen sólo parcialmente.

Además, frecuentemente se presentan efectos no
buscados, positivos y/o negativos. Por lo tanto, es importante verificar qué es lo que realmente ha sucedido y el grado en que se han cumplido los objetivos, lo cual permitirá mejorar la eficacia y eficiencia de las intervenciones futuras, posibilitando un mejor uso de los recursos para alcanzar un mayor nivel de resultados positivos y evitar o mitigar los efectos indeseados negativos. Tipos de evaluación, según los que queremos evaluar el momento de la evaluación La evaluación se lleva a cabo con dos propósitos principales:

1. Para aprender de la experiencia, extrayendo lecciones que puedan aplicarse con el fin de mejorar el diseño y la implementación de políticas públicas (y/o programas y/o proyectos). (Estudios de impacto de las políticas públicas)

2. Para la rendición de cuentas al público y/o a quienes han aportado los recursos utilizados, y en algunos casos al Parlamento. Evaluación ex-ante: Corresponde al proceso de diseño de las políticas públicas (u otras intervenciones) y que consiste en una consideración de la relevancia o pertinencia de la intervención y de una estimación de sus posibles efectos. Cuando hay una fecha de terminación de una política pública (por ejemplo, una sunset clause), las evaluaciones que se realizan después de esta fecha se denominan evaluaciones terminales o ex post.

Evaluaciones intermedias: las que tienen lugar después del inicio de la implementación pero antes de su conclusión. Suelen utilizarse para aportar elementos de juicio a la hora de decidir sobre la continuación de una política. Aprender de la experiencia y mejorar los resultados... Entre ellas cabe destacar las evaluaciones de procesos (que focalizan la atención en los mecanismos e instrumentos a través de los cuales se ha intentado alcanzar determinados objetivos) y las evaluaciones de impacto (que se centran en los resultados últimos de las políticas públicas, esto es, en las modificaciones logradas en un conjunto de variables- objetivo, por ejemplo, en los componentes del desarrollo humano o en los objetivos del programa de gobierno).
qué queremos evaluar? La evaluación lleva a considerar sistemáticamente
varios factores, los cuales a veces se presentan como principios o criterios de la evaluación:

la relevancia o pertinencia de lo que se evalúa, la eficacia o efectividad (el grado de logro de los objetivos) y la eficiencia (en el uso de los medios para alcanzar los objetivos).

A veces se incorporan también como criterios explícitos la sostenibilidad de los resultados, el desarrollo institucional y la coherencia de las políticas. Sin embargo, la sostenibilidad puede incluirse
en la eficacia o efectividad (ya que si los resultados
no son sostenibles la eficacia sería sólo de corto plazo), en tanto que el desarrollo institucional o es un objetivo o es un efecto no buscado; finalmente, la coherencia puede subsumirse en la relevancia o pertinencia de la intervención (política, programa o proyecto). Criterios de evaluación: Efectos no buscados: Evaluación Ex-Ante
E. Ex-Post
Evaluación de Proceso
Evaluación de Impacto
Análisis Costo-Beneficio,
Análisis Costo-Efectividad
Evaluación Cualitativa
Evaluación del Control Administrativo.
Full transcript