Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

RESPONSABILIDAD CIVIL POR CONTAMINACION DEL MEDIO AMBIENTE

No description
by

omar gil

on 29 September 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of RESPONSABILIDAD CIVIL POR CONTAMINACION DEL MEDIO AMBIENTE

Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Civil, Bogotá D.E., abril treinta de mil novecientos setenta y seis.

Magistrado ponente: Doctor Humberto Murcia Ballén.

Se decide el recurso de casación.
Identificación
La empresa Hilanderías Medellín S.A. demanda ante el juzgado a las sociedades: Compañía de Productos Químicos Nacionales Sulfácidos S.A y Sulfácidos S.A.
El litigio
 Contra la sentencia del Tribunal interpusieron el recurso de casación tanto “Sulfácidos S.A”, como la sociedad “Compañía de Productos Químicos Nacionales – Sulfácidos S.A”.
Demandas de casación y consideraciones de la Corte
IDENTIFICACIÓN
PRIMERA Y SEGUNDA INSTANCIA
CASACIÓN
RESPONSABILIDAD CIVIL POR CONTAMINACIÓN DEL MEDIO AMBIENTE
Pretensiones
Las empresas demandadas son responsables.
Condenar a pagar daños y perjuicios
Condena en
costas
Hechos
La producción de la empresa Hiladerias S.A. supone maquinaria pesada de alto costo, la cual es afectada por la emisión de ácido.
La empresa demandante acudió a la facultad de ingeniería química de la universidad de Antioquia.
Todo lo que emplee ácido sulfúrico debe usar sistemas que eviten la contaminación.
Peticiones de suspensión de emisión de gases a la ANDI y a la Alcaldía.
Inspección extrajudicial verificó los hechos y agregó que se había creado una nueva empresa.
Contestación de la demanda
Productos Químicos Nacionales Sulfácidos S.A
- Desconoce los linderos y la producción de la empresa demandante.

- Otras empresas también expulsan el mismo ácido.

- Acondicionamientos para evitar la contaminación.

Sulfácidos S.A.
- Idénticas respuestas que la empresa Productos Químicos Nacionales Sulfacidos S.A.

- Además agregó que el aníhidrido sulfuroso (So2) que produce esta empresa no esta por encima de las concentraciones permisibles.
- Responsables las sociedades demandadas por los perjuicios creados a la sociedad demanda.

- Condena solidariamente al daño emergente.

- Costas a los vencidos.
Primera instancia
Segunda instancia
Legitimación en la causa del demandante
ART. 2342. <LEGITIMACIÓN PARA SOLICITAR LA INDEMNIZACIÓN>. Puede pedir esta indemnización no sólo el que es dueño o
poseedor
de la cosa sobre la cual ha recaído el daño o su heredero, sino el usufructuario, el habitador, o el usuario, si el daño irroga perjuicio a su derecho de usufructo, habitación o uso. Puede también pedirla, en otros casos, el que tiene la cosa, con obligación de responder de ella; pero sólo en ausencia del dueño.

Culpa de la víctima del daño
- Demandante acusa de responsabilidad civil.

- Las sociedades demandas acusan de culpa de la víctima.

- Tribunal ubica el caso en el Art. 2356 por responsabilidad directa por actividad peligrosa.
Riesgo creado
- Rechaza la Jurisprudencia colombiana la responsabilidad objetiva y ha reiterado la tesis de la responsabilidad que tiene en cuenta el aspecto ético jurídico de la conducta humana, la responsabilidad subjetiva.

- Por lo cual el sentenciador de segunda instancia ha ubicado el caso dentro del panorama de la responsabilidad por actividad peligrosa.
Actividad peligrosa
- Se presume la culpa de los demandados, por lo cual al agente solo le compete probar el daño y la causalidad.
Abuso del derecho
- Se encuentran en las pretensiones de la demanda y se basan en que los demandantes han infringido los art. 30 C.N y 669 C.C.

- Lo anterior quedó probado por medio de los testimonios en las cuales se aceptó el uso del ácido sulfuroso, por lo cual los demandados debían obrar con diligencia y cuidado.
Inculpabilidad
- Las sociedades demandadas exaltan los equipos de tratamiento de gases que funcionan descontaminando el ambiente.

- El Tribunal dice que por realizar una actividad peligrosa deben tener una diligencia mayor y analizando todo el acervo probatorio no se encuentra la prueba de la diligencia.
- Debe ser solidaria puesto que de no ser así la fusión el cambio o transformación de las compañías seria un fácil expediente para eludir responsabilidades legales.
Condena solidaria
Excepciones
Daño
- Que emana de los gases sulfurosos, fue probado por los estudios de Universidad de Antioquia y las inspecciones judiciales decretadas por el juez.

Relación de causalidad
- El Tribunal trata de establecer si el deterioro o la corrosión presentado en las instalaciones de la sociedad demandante tienen como causa el SO2 expulsado por las fabricas demandadas.
Culpa de la víctima
1. La licencia inicial otorgada a la fábrica no quiere decir que este autorizada para dañar a terceros.

2. Las empresas demandadas fueron fundadas antes que la demandante, pero no se encuentra evidencia que esta tuviera conocimiento del peligro y menos que se hubiera expuesto imprudentemente, de tal modo el argumento no prospera.
Prescripción de la acción
- Según lo expresado por el art. 306 esta defensa debe ser propuesta en la contestación de la demanda y dicha prescripción a corto plazo no es aplicable en lo casos de responsabilidad directa

- Según el art. 994 C.C ninguna prescripción se acepta contra las obras que afectan el aire y lo hagan conocidamente dañoso
Decisión
- Hay responsabilidad civil.
- Daño emergente menos el 11%.
-Lucro cesante igual que el de primera instancia.
Demanda de Casación de “Sulfácidos S.A”
1. Cargo primero:
Acusa a la sentencia del Tribunal de quebrantar, por aplicación indebida, los artículos 30 de la Constitución, los artículos 669, 2344 y 2356 del Código Civil, como consecuencia de errores de hecho:
a. En la interpretación de la demanda:
Dice que los hechos de la demanda no hacen referencia a la sociedad “Sulfácidos S.A”, y que en el hecho #19 se pretende deducir un fraude a la ley, conducente a crear confusiones a terceros acerca de cuál de las dos sociedades explotaba la planta. Fraude que no aparece probado en el proceso.
b. En la apreciación errónea de las pruebas
Ya que las pruebas demuestran que se trata de dos personas jurídicas distintas, y que la segunda, al haber nacido en 1968 no puede atribuírsele responsabilidad por hechos que ocurrieron antes de dicho año.
c. En la falta de apreciación de otras pruebas:
Que demuestran que la producción de ácido sulfúrico por cuenta de las sociedades demandadas no ha sido simultanea sino sucesiva y sobre estos documentos hay un absoluto silencio en la sentencia.


La Corte considera que:
A las dos compañías se les demanda por la misma culpa.

También se establece de las pruebas que las dos sociedades se dedicaron, aunque en épocas distintas, a la explotación de ácido sulfúrico

Las pruebas que se alega se dejaron de apreciar, efectivamente fueron observadas por el Tribunal, pero se desestimaron al ser ineficaces. Por tanto la Corte no encuentra ninguno de los errores de hecho y rechaza el cargo.

2. Cargo segundo:
Se acusa a la sentencia de quebrantar directamente, por interpretación errónea, el artículo 2344 del Código Civil; y por aplicación indebida de los artículos 67 de Código Sustantivo del Trabajo y 25 del Código de Comercio.

En el caso no se esta frente a un supuesto de responsabilidad que se derive de un hecho instantáneo, sino de una sucesión de actos, así el art, 2344 no se puede aplicar para eventos sucesivos como los del caso, sino para delitos o culpas en donde haya simultaneidad en la ejecución.

Por otra parte dice que el Tribunal para determinar la tesis de la solidaridad entre las dos compañías aplico analógicamente los artículo 67 del C.S.T y 25 C.Co normas que son exóticas e inaplicables al caso.


La Corte considera que:
El planteamiento del cargo no corresponde a la fundamentación en que él se apoya.

Según el artículo 2344: cuando dos o mas personas incurre en un mismo hecho ilícito responden solidariamente, así se trate de hechos instantáneos o de extensa duración. Pero lo que interesa para efectos de la solidaridad es el resultado, por tanto no es de recibo que el artículo sólo es aplicable a quienes simultáneamente cometen un hecho ilícito determinado.


Es así como la Corte rechaza el cargo

Demanda de Casación de “Compañía de Productos Químicos Nacionales – Sulfácidos S.A”
Esta sociedad formula cuatro cargos, tres de ellos dentro de la órbita de la causal primera de casación y el tercero con apoyo en la segunda. Estudiándolos la Corte en el orden que la lógica exige.

Al hacer un cotejo entre demanda y la sentencia, se observa como a una sociedad se de demanda por un cargo que resulta fructífero para ambas. Así si una de las dos demandadas se le acuso de arrojar desechos al aire a la otra no se le puede señalar de autora de los mismos hechos, ya que no se puede ir mas allá de lo pedido. Como consecuencia se debe casar la sentencia y absolver a Sulfácidos S.A.

No hay interés legitimo en el recurrente.

Comenta que lejos de existir inconsonancia, hay entre demanda y sentencia absoluta conformidad, ya que a las dos sociedades se les emplazó al proceso como participantes en la producción de ácido sulfúrico cuyas emanaciones produjeron el daño y si la sentencia las condena por ello, no resulta lógico ni racional hablar de fallo disonante. Por lo tanto rechaza este cargo.




Considera que hay un yerro fáctico al haber declarado por probado sin estarlo, la propiedad y aún la posesión del terreno, y la identificación de los objetos afectados que se mencionaron vagamente en la demanda. Ya que para el acogimiento de sus pretensiones era deber del demandante traer al proceso la escritura y la incorporación de dicha maquinaria a la fábrica, y aunque el artículo 2342 del C.C determina en forma taxativa a que títulos puede demandarse la indemnización, ellos nunca se encontraron demostrados en el proceso.


Durante todo el proceso y en el acervo probatorio, ha afirmado la demandante ser poseedora de las instalaciones industriales que resultaron afectadas por causa de la emanación de gases y las demandadas han reconocido en sus contestaciones la posesión, por tanto en ningún momento ha errado el Tribunal.

Por otra parte en la inspección judicial se encuentra probado que en dicha diligencia aparecen enumeradas todas las secciones de la fabrica de hilazas y toda la maquinaria que ha sufrido el daño. Por tanto se desestima el cargo.


Considera el recurrente que el Tribunal dio por hecho, sin estarlo, algunos aspectos como que la “Compañía de Productos Químicos Nacionales – Sulfácidos S.A” era propietaria de la planta de ácido sulfúrico o que las dos compañías explotaron u operaron en forma conjunta o sucesiva la planta. También pone de presente que no está probado en el proceso quien fue el autor del daño, cuya indemnización persigue el demandante.


Se observa en las respuestas que las sociedades demandadas dieron a la demanda, si hay una confesión respecto a que las dos compañías demandadas participaron, aunque en épocas diferentes, en la producción de ácido sulfúrico cuyas emanaciones causaron daños en las instalaciones de la empresa demandante. Tampoco, del acervo probatorio se colige que la explotación de la sustancia dicha la efectuaran ambas sociedades conjunta y simultáneamente, por tanto la Corte rechaza el cargo.



Hay un yerro de interpretación que consiste en que se consideró que la pretensión de la actora se dirigió erróneamente contra la sociedad “Sulfácidos S.A” considerándola causante junto con la “Compañía de Productos Químicos Nacionales – Sulfácidos S.A” de los daños ocasionados a la demandante, y en no haber comprendido que la responsabilidad de aquella como un fraude a la ley, añadiendo que la sentencia en cuestión no interpretó la demanda de un modo correcto, sino que resolvió colocar a las dos demandadas como responsables solidarias de los hechos.

Este cargo constituye un compuesto de los dos cargos formulados en la primera demanda de casación instaurada por “Sulfácidos S.A”, sin agregar argumento nuevo alguno, por lo cual también se rechaza.

Consideraciones Finales
A) Generalmente los derechos subjetivos pueden y deben ejercerse sin causar daño a los demás, nadie puede hacer uso de ellos en perjuicio de terceros, de lo contrario se está abusando de el derecho. Por consiguiente se incurre en un hecho ilícito al ejercer el derecho mas allá del límite y si ello es cometido dolosa y culposa mente, o sea sin que medie fuerza mayor o caso fortuito, el agente del daño es civilmente responsable por abuso del derecho.
B) Por excepción, hay algunos derechos subjetivos que no pueden ser ejercidos sin lesionar un derecho ajeno, en este caso no es ilícito ejercer estos derechos, y su ejercicio genera responsabilidad aquiliana cuando el daño que se causa es desproporcionado o excesivo.

Hay dolo simple o culpa, sin que medie fuerza mayor o caso fortuito, si el titular del derecho lo ha ejercitado abusivamente y es responsable por hecho ilícito.

Aquí la responsabilidad también se presume.

Decisión
Por lo tanto la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Civil, no casa la sentencia del Tribunal Superior del Distrito de Medellín y condena en costas a los recurrentes.
Problema jurídico
¿Es responsable civilmente por abuso del derecho, la empresa industrial en ejercicio legal de su actividad, que contamina el medio ambiente en perjuicio de terceros?.
Cargo tercero
Consideraciones de la Corte
Cargo primero
Consideraciones de la Corte
Cargo Segundo
Consideraciones de la Corte
Cargo Cuarto
Consideraciones de la Corte
La cuestión de fondo es la responsabilidad civil por contaminación ambiental.


La teoría del riesgo en la responsabilidad civil lo puso de presente, aboliendo el criterio subjetivo de la culpa en la responsabilidad civil aquiliana por el criterio objetivo de el riesgo creado basado en el aforismo "Ubi emolumentum ibi onus"
La solución: en el daño causado en ejercicio de una actividad peligrosa se presume la culpa del agente en tanto no exista prueba de la fuerza mayor, caso fortuito o culpa exclusiva de la víctima.
Las actividades peligrosas derivadas del uso de la maquina y fuerzas motrices, en ocasiones pueden llegar a lesionar a terceros o por su mera utilización producen daños de caracter inevitable. por tanto el Derecho Civil para hallar una solución habla del aforismo "Naeminem Laedere".
Abuso del Derecho
En la primera clase se encuentran los derechos de hacer uso de máquinas o fuerzas motrices que generan perjuicios a terceros de su mera utilización.

Ello escapa del Derecho Civil si no se trata de sujetos determinados.


La vida en sociedad no sería posible si los asociados no debieran aceptar algunos inconvenientes resultantes de actividades que sean socialmente útiles.

Habrá responsabilidad del agente si los inconvenientes son excesivos y si esta determinada su calidad, salvo que no medie prueba de la fuerza mayor, caso fortuito o culpa exclusiva de la víctima.
Full transcript