Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

EL CALENDARIO LITÚRGICO

No description
by

laura jimenez sañudo

on 16 June 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of EL CALENDARIO LITÚRGICO

EL CALENDARIO LITÚRGICO
Cada 1 de Enero celebramos el año “El Año Nuevo” de acuerdo con el calendario Gregoriano. Pero nosotros los católicos empezamos el año con el Tiempo de Adviento. Nuestra Iglesia tiene un calendario distinto llamado: CALENDARIO LITÚRGICO.

Lo utilizamos para celebrar y vivir la obra de Salvación de Dios en “Jesús” durante el año. A través del calendario, nosotros vivimos desde su Encarnación y su Natividad, hasta su Ascensión, la Pascua y Pentecostés
El Año litúrgico se fija a partir del ciclo lunar, es decir, no se ciñe estrictamente al calendario gregoriano.

Para los católicos es el conjunto fiestas y celebraciones de los acontecimiento más importantes de la vida de Jesús”. Es el desarrollo de los misterios de la vida, muerte y resurrección de Cristo y las celebraciones de María y los santos que nos propone la Iglesia a lo largo del año.• Es vivir y no sólo recordar la historia de la salvación.• Esto se hace a través de fiestas y celebraciones.

Por eso, la Iglesia fija el Jueves Santo en la luna llena que se presenta entre el mes de marzo y abril y tomando esta fecha como centro del Año litúrgico, las demás fechas se mueven en relación a esta y hay algunas fiestas que varían de fecha una o dos semanas.


El Año Litúrgico: “la Vivencia de la Vida de Cristo” •
La celebración del Año Litúrgico es la vivencia de la vida de Cristo, En todas sus etapas, desde su nacimiento hasta su muerte. •Es el tiempo en que los cristianos celebran y recuerdan los momentos mas importantes de la vida de Jesús. Vivimos desde su nacimiento hasta su muerte.•
El Año litúrgico está formado por distintos "tiempos litúrgicos". Comienza por el Adviento, luego viene la Navidad, Epifanía, Primer tiempo ordinario, Cuaresma, Semana Santa, Pascua, Tiempo Pascual, Pentecostés, Segundo tiempo ordinario y termina con la fiesta de Cristo Rey.

Son 52 semanas que: se dividen en “5 grandes tiempos”:


Adviento
Navidad
Primer Tiempo Ordinario
Cuaresma
Semana Santa
“Tiempo Pascual” – Pentecostés
Segundo Tiempo Ordinario

Es la fiesta más importante de los católicos. Coincide con la fiesta de la "pascua judía" o Pesaj. Siempre se celebra cuando hay luna llena ya que la noche que el pueblo judío huyó de Egipto, había luna llena lo que les permitió prescindir de las lámparas para que no les descubrieran los soldados del faraón.
Podemos estar seguros, por lo tanto, de que el primer Jueves Santo de la historia, cuando Jesús celebraba la Pascua judía con su discípulos, era una noche de luna llena.
La regla que se suele utilizar para calcular la fecha de la Semana Santa es la siguiente: el domingo de la Pascua de Resurrección es el siguiente a la primera luna llena que sigue al equinoccio de la primavera boreal (es decir, del hemisferio norte). Es decir, a la luna llena que se da entre Marzo y Abril. De este modo nunca coinciden la Pascua judía y la cristiana.
ORIGEN DE LOS TIEMPOS LITÚRGICOS•

Nacen de un deseo de la Iglesia Católica de profundizar en los diversos momentos de la vida de Cristo.•Se comenzó con la fiesta del Domingo y la Pascua, luego se unió Pentecostés y, con el tiempo, otras más.•
Es la semana más importante del calendario litúrgico. En ella conmemoramos la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús. Se inicia con el Domingo de Ramos y termina con el Domingo de Pascua
El sacerdote de reviste de diferentes colores:
Domingo de Ramos
Viernes Santo
Lunes, Martes y Miércoles
Sábado Santo
Jueves Santo
Domingo de Resurrección
LOS COLORES LITÚRGICOS
Blanco: significa alegría y pureza. Se utiliza en el tiempo de Navidad y de Pascua, fiestas de la Virgen María y de los Santos.

Rojo: significa el fuego del Espíritu Santo y el martirio. Se utiliza en la fiesta de santos mártires y en Pentecostés.

Morado: significa luto y penitencia. Se usa en tiempo de Adviento, Cuaresma y Semana Santa.

Verde: significa esperanza.•Se utiliza en el tiempo ordinario

SEMANA SANTA
Las fiestas que cambian de fecha: •
Miércoles de Ceniza

Semana Santa

La Ascensión del Señor

Pentecostés •

Fiesta de Cristo Rey
Navidad (25 diciembre)


Epifanía (6 enero)

Candelaria (2 febrero)



Fiesta de San Pedro y San Pablo (29 junio)


La Asunción de la Virgen (15 agosto)


Fiesta de Todos los Santos (1 noviembre)
FIESTAS LITÚRGICAS QUE NUNCA CAMBIAN DE FECHA:
EL ADVIENTO
Es el comienzo del año litúrgico.
Proviene del latín "Adventus", advenimiento.
Tiempo de espera y preparación para recibir a Jesús en Navidad.
Dura cuatro semanas.
Su color es el morado.

LA CORONA DE ADVIENTO
Es el símbolo del Adviento. Está formada por cuatro velas que se van encendiendo, una por cada domingo de este tiempo.
Jesús es la luz que viene a iluminar al mundo, por eso cada semana la corona brilla más.
NAVIDAD
Esperanza
Paz
Alegría
Amor
Celebramos el nacimiento de Jesús. Es una fiesta llena de “sentido religioso”. Se festeja asistiendo a Misa del Gallo a las doce de la noche, seguida de la cena para agradecer a Dios.
Esta fiesta tiene gran proyección:
Acoger ahora al Señor que quiere “nacer en el corazón del hombre".
Reflexionar sobre el amor de Dios que viene a los hombres.
Recordar el inicio de la redención con el Nacimiento del Salvador.

Comienza el 24 de Diciembre y termina con el Bautismo del Señor.
Su color es el blanco
LA CUARESMA
Representa el tiempo que Jesús estuvo en el desierto orando, meditando y ayunando antes del inicio de su vida pública. La cuaresma va desde el Miércoles de Ceniza hasta la víspera del Domingo de Resurrección. Por tanto no tiene fecha fija.
En este tiempo los cristianos esperan y se preparan para celebrar la fiesta de Pascua.
Es tiempo de profunda reflexión. De un esfuerzo especial acompañado de ayuno, oración y limosna, conversión y pedir perdón a Dios por nuestros pecados
Su color es el morado
PASCUA

El tiempo pascual es el más fuerte de todo el año, que se inaugura en la Vigilia Pascual y se celebra durante siete semanas hasta Pentecostés.
El Domingo de Resurrección o de Pascua es la fiesta más importante para todos los católicos, ya que con la Resurrección de Jesús es cuando adquiere sentido toda nuestra religión.

¿Cómo se celebra el Domingo de Pascua?

Se celebra con una Misa solemne en la cual se enciende el cirio pascual, que simboliza a Cristo resucitado, luz de todas las gentes.
En algunos lugares, muy de mañana, se lleva a cabo una procesión que se llama “del encuentro”. En ésta, un grupo de personas llevan la imagen de la Virgen y se encuentran con otro grupo de personas que llevan la imagen de Jesús resucitado, como símbolo de la alegría de ver vivo al Señor.

En algunos países se acostumbra celebrar la alegría de la Resurrección escondiendo dulces en los jardines para que los niños pequeños los encuentren, con base en la leyenda del “conejo de pascua”.

La costumbre más extendida alrededor del mundo, para celebrar la Pascua, es la regalar huevos de dulce o chocolate a los niños y a los amigos.

A veces, ambas tradiciones se combinan y así, el buscar los huevitos escondidos simboliza la búsqueda de todo cristiano de Cristo resucitado.
LA TRADICIÓN DE LOS HUEVOS DE PASCUA
Entre los siglos IX y XVIII, la Iglesia prohibió el consumo de huevos durante la cuaresma por considerarlo equivalente a la carne, y por ello la gente los cocía y los pintaba para diferenciarlos de los frescos y poder consumirlos el día de Pascua de Resurrección. Con el tiempo, estas tradiciones se incorporaron a la festividad de Pascua de Resurrección y hoy en día el huevo de Pascua es un símbolo universal. Para muchos, el huevo se asemeja a la resurrección como un símbolo de vida nueva.
Desde antes de Cristo, el conejo era un símbolo de la fertilidad asociado con la diosa fenicia Astarté, a quien además estaba dedicado el mes de abril. En alusión a esa diosa, en algunos países centroeuropeos a la festividad de Pascua se la denomina "Easter".
Ya en el siglo VIII los cristianos germanos habían transferido dicha fiesta a la fe cristiana asignándole la celebración de la Resurrección de Cristo, y adaptaron la fiesta pagana en las tradiciones cristianas. En este nuevo marco, se desarrolló la leyenda de que, cuando metieron a Jesús en el sepulcro que les había dado José de Arimatea, había dentro de la cueva un conejo escondido que, muy asustado, veía cómo toda la gente entraba, lloraba y estaba triste porque Jesús había muerto. El conejo se quedó ahí viendo el cuerpo de Jesús cuando pusieron la piedra que cerraba la entrada y lo veía y lo veía y se preguntaba quién sería ese señor a quien querían tanto todas las personas. Así pasó mucho rato viéndolo, todo el día y toda una noche, cuando de repente vio algo sorprendente: Jesús se levantó y dobló las sábanas con las que lo habían envuelto. Un ángel quitó la piedra que tapaba la entrada y Jesús salió de la cueva ¡más vivo que nunca! El conejo comprendió que Jesús era el Hijo de Dios y decidió que tenía que avisar al mundo y a todas las personas que lloraban que ya no tenían que estar tristes porque Jesús había resucitado. Como los conejos no pueden hablar, se le ocurrió que si les llevaba un huevo pintado, ellos entenderían el mensaje de vida y alegría, y así lo hizo. Desde entonces, según la leyenda, el conejo sale cada Domingo de Pascua a dejar huevos de colores en todas las casas para recordar al mundo que Jesús resucitó y que hay que vivir alegres.

El papel del conejo aparece relacionado con la primavera norteamericana, ya que en el juego de esconder los huevos en los jardines o patios los conejos aparecían debido a que coincidía con el fin del invierno. Es por esto que se lo conoce como conejito primavera en los Estados Unidos
EL CONEJO DE PASCUA
PENTECOSTÉS
Origen de la fiesta en el judaísmo

Los judíos celebraban una fiesta para dar gracias por las cosechas, 50 días después de la pascua. De ahí viene el nombre de Pentecostés. Luego, el sentido de la celebración cambió por el dar gracias por la Ley entregada a Moisés.

En esta fiesta recordaban el día en que Moisés subió al Monte Sinaí y recibió las tablas de la Ley y le enseñó al pueblo de Israel lo que Dios quería de ellos. Celebraban así, la alianza del Antiguo Testamento que el pueblo estableció con Dios: ellos se comprometieron a vivir según sus mandamientos y Dios se comprometió a estar con ellos siempre.

La gente venía de muchos lugares al Templo de Jerusalén, a celebrar la fiesta de Pentecostés.

En el marco de esta fiesta judía es donde surge nuestra fiesta cristiana de Pentecostés.
El color de las vestimentas del sacerdote es el rojo, que simboliza el amor del Espíritu Santo o de las lenguas de fuego.
Significado de la fiesta para los cristianos

Jesús en la Última Cena promete enviar el Espíritu Santo para que esté con sus discípulos siempre. Esta es la Alianza del Nuevo Testamento, cincuenta días después de la resurrección de Jesús: “Estando todos reunidos en un mismo lugar, de repente vino del cielo un ruido, como el de una ráfaga de viento impetuoso que llenó toda la casa en la que se encontraban. Se les aparecieron unas lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos; quedaron todos llenos del Espíritu Santo, y se pusieron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les concedía expresarse”. (Hch 2, 1-4)

Desde entonces la Iglesia Católica reconoce que el Espíritu Santo es quien guía el rumbo de la Iglesia y, el de cada bautizado, sin importar la época en nos haya tocado vivir.

La fiesta de Pentecostés es una de las más grandes que celebra la Iglesia después de Navidad y Resurrección, pues reconocemos la venida del Espíritu Santo sobre aquella primera comunidad cristiana, infundiendo en ellos los dones y carismas necesarios para perseverar en la verdad, llevar a cabo la misión encomendada por Jesús, de ser testigos, ir, bautizar y enseñar a todas las naciones. (Jn 14,15)
TIEMPO ORDINARIO

El tiempo del Año litúrgico que no tiene un carácter propio (Adviento Navidad, Cuaresma y Pascua) recibe el nombre de Tiempo ordinario, que abarca 33 ó 34 semanas. En este tiempo no se celebra ningún aspecto concreto del misterio de Cristo.

El Tiempo ordinario comienza el lunes siguiente al domingo posterior al 6 de enero, Epifanía, y dura hasta el martes anterior al Miércoles de Ceniza, que da inicio a la Cuaresma. Ahí se interrumpe para reiniciarse desde el lunes siguiente a Pentecostés hasta las vísperas del primer domingo de Adviento, (que es el domingo más próximo al 30 de noviembre) con el cual se inicia el Nuevo Año litúrgico. Durante el tiempo ordinario se celebran numerosas fiestas tanto del Señor como de la Virgen y de los Santos.
SU COLOR ES EL VERDE PORQUE ES UN TIEMPO DE ESPERA
Full transcript