Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

CUARESMA & S. CONFESION

No description
by

Andrea Castellanos

on 2 March 2011

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of CUARESMA & S. CONFESION

penitencia


Estar dispuestos a vivir la voluntad de Dios M E N Ú C U A R E S M A L

Recetas al alcance de todos.

1. TENER A LA MANO:
Abrelatas, para abrir corazón endurecido
Cuchillo, para cortar las malas acciones.
Destapador, para destaponar lo atascado en las relaciones familiares.
Colador, para pasar por alto las ofensas y purificar las cosas buenas.

2. ABSTENERSE:
Abstenerse de comer prójimo (chismes, murmuraciones y mentiras).
Quitar condimentos de venganzas.
Evitar consumir altas grasas de egoísmo.
No tomar vinagre, que pone de mal genio.
Lavar bien el corazón para que no se infecte de rabia.
Evitar el consumo excesivo de picantes para no enchilarse y decir maldiciones.
Evitar el camarón, porque adormece la conciencia, y "camarón que se duerme, se lo lleva la corriente".
No tomar postres helados que congelen el afecto.
Evitar comer pan -de envidia-, para que luego no te digan "que con su pan se lo coma".

3. MENÚ RECOMENDADO:
Como platillo fuerte: exquisita caridad para con el prójimo.
Caldo de atención a los desamparados, atacados y con los que no nos comunicamos.
Ensalada de detalles de afecto para los suyos.
Pan abundante para compartir con el hambriento.
Vino de alegría para convidar a los tristes y desanimados.
Sopa de letras para escribir más seguido a familiares y amigos.
Sopa de zanahoria para ver con buenos ojos a los demás.
Pan bendito para los afligidos, ya que "las penas con pan son menos".

DE POSTRE SE RECOMIENDA:
Perita en dulce, para ser buena persona.
Yogurt de guayaba para repetir... para repetir gestos de perdón.
Naranja dulce y limón partido "dame un abrazo que yo te pido"(abrazar a los seres queridos, y darles besitos -de verdad, no de chocolate).

Y no olvides:
"DONDE COME UNO, COMEN DOS"

Y

"ÉCHALE SIEMPRE MÁS AGUA A LOS FRIJOLES".

Comparte tu vida con los otros.

Finalmente, el Chef celestial recomienda sobre todo el alimento espiritual:

"EL QUE COME MI CARNE Y BEBE MI SANGRE, TIENE VIDA ETERNA" ORACIÓN LIMOSNA “metánoia” - cambio de mentalidad “cambiar” todo aquello que nos aleja del amor de Dios PARA VIVIR LA El ayuno, la oración y limosna nos recuerdan que la conversión incluye todos los aspectos de la vida: "expresan conversión con relación a uno mismo, con relación a Dios y con relación a los demás." (Catecismo #1434) sacramento de la ¿a quién le gusta reconocer que es un egoísta, orgulloso, sensual, tibio, mediocre? Es difil aceptaro ante uno mismo,
pero debemos ser humildes y reconocer nuestros pecados en el sacramento de la confesion. !!!!Después me confieso!!!! excusa para evitar la humillación de decir mis faltas.
Creemos que luego nos costará menos, pero siempre cuesta más.
El que nunca se decide a confesarse, cada día tendrá más pecados, más vergüenza y menos ganas de confesarse.
Tips caridad obra de misericordia que nos atrae el perdón En la cuaresma se nos invita a contemplar el Misterio de la cruz, es


para llevar a cabo una conversión profunda guiados por el Espíritu Santo, orientar con decisión nuestra existencia según la voluntad de Dios;
liberarnos de nuestro egoísmo,
y abriéndonos a la caridad de Cristo.
Mensaje de Cuaresma 2011, Papa Benedicto XVI Ofrecer a Dios por amor algo que nos cuesta, para fortalecer la voluntad, conseguir gracia para los demás y unirse a Cristo en la Cruz. y resurrección en su pasión, muerte reflexión, purificación, entrega, penitencia Despojarnos de algo para darlo a los
que no tienen, a los más pobres. Preparación para acompañar
a Jesús en su....
esencial - arrepentirse de los pecados,
el deseo de cambiar de vida y dirigirse al camino de la verdad. Amar a Dios con toda el alma y alejar de nuestra vida cualquier pecado. Esfuerzo sincero Buscar de nuevo el perdón y la fuerza de Dios en el Sacramento de la reconciliación. CONVERSIÓN Superar las divisiones y perdonar La conversión sincera no es vivir para mi propio placer,
sino vivr para Dios

Jesus dijo: "el que quiera seguirme, que se niegue a si mismo, tome su cruz y me siga"
Lucas (9, 23) CUARESMA mortificación ayuno

El ayuno y la abstinencia nos ayuda a crecer en el dominio propio, en la moderación de nuestros apetitos y poner todo el corazón en Dios, Para que Cristo habite en nosotros y nos hace más atentos a las necesidades de los pobres. abstinecia dejar morir y crucificar nuestros defectos es una actitud ante
y en la vida En cuaresma, más oración El sacramento administrado por la Iglesia Catlica en el cual Los católicos recibimos de la misericordia de Dios el perdón de los pecados cometidos contra El y la reconciliación con la Iglesia, que también ofendimos con nuestros pecados. Ella nos mueve a conversión
con su amor,
su ejemplo
y sus oraciones. ¿Por qué confesarnos? Para "deshacernos" de lo malo que hay en nosotros, de las cosas malas que hemos dicho o hecho.
Para purificar nuestra vida de lo que no es bueno, limpiar lo que está sucio.
Porque en la confesión nos encuentraomos con Cristo. Benedicto XVI

"Los cristianos, en los últimos tiempos, hemos evitado la palabra penitencia, nos parecía demasiado dura. Ahora, bajo los ataques del mundo que nos hablan de nuestros pecados, vemos que hacer penitencia es una gracia y vemos es necesario para reconocer lo que hay de equivocado en nuestra vida". "Abrirse al perdón, prepararse para el perdón, dejarse transformar"
“ Hay 2 maneras de penitencia y mortificación;
la corporal que castiga y aflige el cuerpo que le quitan su regalo y deleite(penitencia exterior), como disciplinas, ayuno, cilicio, mala cama, comida pobre, vestido áspero. La otra es mortificación y penitencia espiritual, es más preciada; porque rige nuestro apetito al pelear contra nuestros vicios y malas inclinaciones, negar nuestra propia voluntad, venciendo la ira, reprimiendo la impaciencia, refrenando la gula, ojos, lengua y todos los sentidos y movimientos” (Serm., 20, de Sanctis) Lo que más nos cuesta:

el dolor,
el cansancio,
el hambre y sed,
la incomodidad,
las incomprensiones,
las frustraciones,
el ayudar desinteresadamente por los demás,
el ofrecer una sonrisa a todo el mundo,
el rezar y querer a nuestros enemigos
el sufrir con paciencia y ánimo a la gente que esta a nuestro alrededor,
el renunciar a algo que apreciamos,
el mantener nuestra confianza en Él cuando todo parece perdido,
el serle fieles aunque alguien o algo nos presione para que dejemos de serlo,
el ponerlo a Él en primer lugar de nuestra vida en lugar de pretender ser nosotros los amos,


Podemos ofrecerle incluso las tentaciones. ¿Se te había ocurrido alguna vez?

Ofrecérselas, entregárselas y rendirte al poder de Dios, no luchando pues con tus fuerzas, sino acogerte a la misericordia de Dios. La confesión debe ser:


Madre Teresa de Calcuta, nos muestra la forma, “hay que dar con alegría” pero “dando lo que nos cuesta”, porque si no nos duele perderlo, entonces no es sacrificio. ¿Qué otras preguntas me debo hacer al
examinar la conciencia?

¿Cuáles son las faltas que más cometo y repito? ¿Cuáles serán las causas por las cuales cometo esos pecados? Por ejemplo: Soy de mal genio: ¿por que será? ¿será que no descanso? ¿Será que me disgusto por pequeñeces que no disgustan a Dios? (Lo que no disgusta a Dios no me debe disgustar a mí) ¿Será que me preocupo demasiado como si Dios no cuidara de mí y no me fuera a ayudar? ¿Será que no me conformo con lo que Dios permite que me suceda? ("Todo lo permite Dios para el bien de los que lo aman", dice la Sagrada Biblia)

Otro ejemplo: Hablo mal de los demás. ¿Por qué será? ¿Será que vivo juzgando a los otros olvidando lo que dijo Jesús: "no juzguéis y no seréis juzgados, condenéis y no seréis condenados" (Mt 7,1), o será que trato con personas murmuradoras que me prenden su murmuradera?

Me vienen pensamientos o deseos impuros: ¿por qué será? ¿será que veo películas impuras o malas en TV o leo revistas pornográficas o no hago bastante ejercicio físico?

Otra pregunta: ¿Cuál será el pecado mío que más le está disgustando a Dios? Si Cristo se me apareciera a ofrecerme quitarme un pecado, ¿Cuál le pediría que me quitara? ¿Qué voy a hacer para tratar de no cometer ese pecado? San Agustín dice: 1. Sincera y veraz, 2. Integra / completa, 3. Dolorosa y humilde, 4. Prudente y breve, sin engaño ni mentira, sin aumentar o disminuir,
declarando lo cierto como cierto y lo dudoso como dudoso. hecha con sencillez, sin excusar los pecados. en palabras y circunstancias, sin herir la delicadeza ni acusar a nadie. manifestando todos los pecados graves cometidos desde la última confesión bien hecha, sin callar ninguno por vergüenza, ni las circunstancias que mudan la especie del pecado. Nos sentimos dignos de recibir el Nuestro corazón y alma se sienten
limpios y puros ante Dios. Nos da fuerzas especiales para evitar el pecado y rechazar las tentaciones.



La confesión nos aumenta la gracia santificante y nos vamos dando cuenta
de cuando ofendemos a Dios;
nuestro temor a Dios va aumentando
porque reconocemos
que Él nos lo da todo
y así estamos en
amistad ante Dios. ¿Qué obtenemos con la confesión?

Si verdaderamente amo, no puedo seguir lastimando al amado. De nada sirve confesarnos si no queremos mejorar. Podemos caer de nuevo por debilidad, pero lo importante es la lucha, no la caída. Además Arrepentimiento Propósito de no volver a pecar Sentir un dolor verdadero de haber pecado porque hemos lastimado al que más nos ama.
La confesión frecuente es un remedio preventivo de muchas caídas y fallas.
Pecamos diariamente, debemos convertirnos diariamente. penitencia para purificarse y renovarse. «hacerme semejante a él en su muerte» (Flp 3, 10), Es el tiempo para reconocer nuestra debilidad, acoger, con una sincera revisión de vida, la Gracia renovadora del Sacramento de la Penitencia y caminar con decisión hacia Cristo. Cuerpo y Sangre de Cristo
Ayunar de juzgar a otros; llenarme de verte en ellos.
Ayunar de palabras hirientes; llenarme de frases que purifican.
Ayunar de descontento; llenarme de gratitud.
Ayunar de enojos; llenarme de paciencia.
Ayunar de pesimismo; llenarme de optimismo.
Ayunar de preocupaciones; llenarme de confianza en Dios.
Ayunar de quejarme; llenarme de apreciar lo que me rodea.
Ayunar de las presiones que no cesan; llenarme de una oración que no cesa.
Ayunar de amargura; llenarme de perdón.
Ayunar de mi egocentrismo; llenarme de compasión por los demás.
Ayunar de ansiedad personal; llenarme de esperanza eterna en Cristo crucificado.
Ayunar de desaliento; llenarme de esperanza.
Ayuna de pensamientos de debilidad; llenarme de las promesas que inspiran.
Ayunar de todo lo que te separe de Tí Jesús; llenarme de todo lo que me acerque a Tí . Señor yo quiero
Full transcript