Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

LA REFORMA CONSTITUCIONAL DE 1966 EN URUGUAY

No description
by

andreina introini

on 6 November 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of LA REFORMA CONSTITUCIONAL DE 1966 EN URUGUAY

LA REFORMA CONSTITUCIONAL DE 1966 EN URUGUAY
La reforma “amarilla”, auspiciada por el FIDEL, proponía un retorno al presidencialismo pero quitándole poderes al poder Ejecutivo, como por ejemplo las Medidas Prontas de Seguridad. Obtuvo el apoyo del 5.21% del total de votantes habilitados.


La reforma “gris”, presentada en un principio por el Partido Nacional, proponía un gran fortalecimiento del Poder Ejecutivo, dándole facilidades para disolver las Cámaras, romper con la autonomía de la educación, etc. Obtuvo el voto del 10.57%
La novedad más importante era el regreso a una Presidencia de carácter unipersonal. Además venía acompañada de una serie de modificaciones orientadas al fortalecimiento de la posición del Poder Ejecutivo en el proceso legislativo.
La nueva Constitución otorgaba al Presidente la iniciativa legislativa de carácter privativo en materia de régimen jubilatorio, fijación de precios y aumento de salarios.
La extensión del mandato de gobierno de 4 a 5 años, tuvo la intención de que el gobierno tuviera más tiempo para planificar su acción y poner en marcha las políticas planteadas.
Los gobiernos departamentales serían desempeñados otra vez por Intendentes y Juntas Departamentales de 31 miembros en todo el país y 5 años en funciones.


INTRODUCCIÓN Y CONTEXTO HISTÓRICO
Debido a la crisis económico-social, y a las dificultades de los órganos de gobierno para enfrentarla, los partidos políticos tradicionales se vieron obligados a pensar en una nueva reforma constitucional.
La lentitud resolutiva del Colegiado, fue la causa de que todos los proyectos de reforma coincidieran en postular una vuelta al presidencialismo.
Debido a la desaparición de Luis Batlle Berres, su sector político sufrió un grave impacto, ya que éste tenía grandes posibilidades de obtener la victoria electoral.
Esto se comenzó a resquebrajar cuando las aspiraciones de algunos dirigentes de segunda fila, se hicieron evidentes. Habían encontrado un líder en el diputado Jorge Batlle, del cual los antecedentes inmediatos no eran muy relevantes, ya que su actuación parlamentaria era bastante opaca.
Por eso, si Batlle pretendía transformarse en el principal dirigente del sector, debía encontrar una “causa” política, la cual lo ayudara a identificarse y le sirviera de referencia para sus
partidarios. Ésta fue la propuesta de una reforma constitucional.
Jorge Batlle comenzó a utilizar el control de los principales mecanismos de propaganda del sector: el diario “Acción” y la radio “Ariel”, de los cuales excluyó implacablemente a todos sus adversarios, y los transformó en los principales portavoces de la prédica reformista.
Frente a las elecciones los colorados presentaron 5 candidaturas a la Presidencia, mientras que los nacionalistas ofrecieron 3. Incluso en la izquierda, se dieron 2 candidaturas en el Partido Socialista: Izquierda Nacional y Movimiento Socialista. Los católicos también acudieron con 2 ofertas: Movimiento Cívico Cristiano y Partido Demócrata Cristiano.
Por eso, se elaboraron cuatro proyectos de reforma para ser sometidos a plebiscito conjuntamente con las elecciones nacionales de 27 de noviembre de 1966, en las que se presentaban nuevos sistemas de gobierno. Todas tenían como factor común la vuelta al presidencialismo. Cada una fue apodada con el nombre del color de la papeleta de votación:
Las elecciones
La campaña electoral se desarrolló con normalidad, pero se mantuvo permanentemente el rumor de reuniones de militares que preparaban un golpe de Estado.
Se prohibió terminantemente por eso, todo movimiento de tropas desde los cuarteles y se suspendían todas las maniobras o actividades que estuviesen previstas con participación de efectivos del Ejército.
Sin embargo, nada contribuyó más a despejar las dudas que los propios resultados electorales. El partido Colorado se impuso por mucha ventaja y la reforma “naranja” superó ampliamente las condiciones mínimas para su ratificación.
Uruguay se encontraba frente a una crisis a la cual se le dificultaba encontrar soluciones.
Gran sequía
Devaluación de la moneda
Crack bancario
Caída del salario
Inflación
Desocupación
Escasez de artículos de primera necesidad
Etc
La reforma “rosada”, auspiciada por el Partido Colorado, pero abandonada cuando éste alcanzó un acuerdo con los nacionalistas para presentar la reforma naranja.


La reforma “naranja”, fue fruto de un acuerdo interpartidario (como las anteriores Constituciones del siglo XX). Incrementaba fuertemente las atribuciones y competencias del Poder Ejecutivo unipersonal y al tener el respaldo de las mayorías de los dos partidos tradicionales aseguró su aprobación, alcanzando el 75% de los votos que superaban el 35% que era necesario para ser aprobada.

LOS PARTIDOS FRENTE A LAS ELECCIONES
REFORMA CONSTITUCIONAL
Una decisión de “un grupo de sindicatos”, apoyados por el Partido Comunista, impulsaron un proyecto de reforma. Esto sorprendió porque tradicionalmente los sectores de izquierda se mantenían alejados de estas iniciativas. Esta aparición de un proyecto de reforma respaldado por el Partido Comunista generó un debate entre la izquierda.
A pesar de las críticas, el “Proyecto de los sindicatos” o “Reforma popular” comenzó a difundirse, y terminó convirtiéndose en una confusión para el ciudadano y un posible inconveniente para los reformistas colorados. La activa militancia del Partido Comunista recolectó de forma muy rápida las firmas y fue el primero en presentarse a la Asamblea General.


La multiplicación de reformas
La expresión “reforma o golpe” comenzó a correr en el ambiente.
Los rumores del golpe militar circulaban libremente, y esto hacía difícil la estimulación para instrumentar soluciones que parecían imposibles.
El proyecto interpartidario combinaba disposiciones del proyecto colorado y del nacionalista, lo cual de alguna manera satisfacía a sus impulsores
Fue así que se incluyó el mandato presidencial a cinco años, propuesta por la iniciativa nacionalista, pero se eliminó la exigencia de la “fe democrática” que aparecía en ese proyecto.
Los colorados pudieron incorporar un mecanismo de aprobación tácita para eludir las demoras parlamentarias y aumentar la “eficacia” del Ejecutivo.
Era evidente el viraje hacia la derecha de los sectores mayoritarios del batllismo: por primera vez estaban de acuerdo con la Federación Rural en un problema político de relevancia.

La "reforma naranja"
Proyecto de "Unidad y Reforma"
La papeleta naranja fue la vencedora dando fin al Colegiado
La constitución de 1967
Full transcript