Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Untitled Prezi

No description
by

johanna borchez

on 7 August 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Untitled Prezi

design by Dóri Sirály for Prezi
RE-LEER LA ESCUELA PARA RE-ESCRIBIRLA...
PENSANDO EN LAS INSTITUCIONES
La relevancia de la etnografía para la transformación de la escuela...
Para pensar acerca de las instituciones educativas...
Las instituciones educativas y el contrato histórico...
Una mirada compleja un poco más allá del alcance de nuestras manos...
La escuela como espacio social.
La micropolítica cultural el espacio público escolar...
El orden micropolítico escolar...
El análisis de lo institucional en la escuela...
Cuando hablamos de un espacio social no intentamos sólo una descripción de los "LUGARES" que constituyen la escuela.
Un espacio social se refiere a las zonas donde se establecen relaciones, se plantean conflictos o pugnas por el sentido del mismo espacio, donde se producen encuentros y desencuentros, negociaciones, indiferencias, autoridades o jerarquías.
UN ESPACIO SOCIAL ES COMPLEJO, NO LINEAL.
EL ESPACIO y LOS ESPACIOS ESCOLARES.
La institucionalidad es una dimensión de los fenómenos humanos que comprende aspectos que dan cuenta del poder de regulación social (comunitaria, grupal, organizacional) sobre el comportamiento individual, según explica LIDIA FERNÁNDEZ. La institucionalidad es una constricción de la experiencia social que se concreta bajo las formas de política, leyes, normas, pautas (explícitas o implícitas) y otras formas de regulación de los comportamientos sociales, como los sistemas de expectativas mutuas, la presión de uniformidad, etc.
La institución y las instituciones...
Las instituciones no sólo son (como sostenía René Loureau), las formas sociales visibles, desde el momento en que están dotadas de una organización jurídica y/o material, por ejemplo una empresa, un hospital, el sistema industrial, el sistema escolar, etc.
Institución, ellas también son y se fabrican a partir de la invisibilidad de una urdimbre simbólica, de una magna de significaciones imaginarias que autoriza su visualización.
La institucionalidad es la forma que adopta la reproducción y la producción de las relaciones sociales en un momento dado.
Cuando le sacamos lo histórico pierde sentido...
Castoriadis
Castoriadis sostiene que la institución no podría existir sino es en lo simbólico. En su dimensión simbólica, institución consiste en ligar o anudar determinados símbolos con determinados significados. Pero también consiste en hacer valer esos anudamientos como "NATURALES", es decir, instituirlos y consagrarlos eludiendo su propio carácter histórico-social, haciéndolo valer como si existieran así desde siempre.
Mientras que la política se restringe a los fenómenos relacionados con representatividad y con la organización institucional, lo político designa una compleja configuración de distintas manifestaciones de poder (incluyendo "la política"), reflejando la condensación de distintas instancias del poder socio cultural y reconociendo la relativa autonomía en el desarrollo de distintas esferas de la vida sociocultural. Lo político se rige según una lógica de cooperación o antagonismo entre voluntades colectivas.
Las instituciones son permanentes construcciones en las que los actores habitan y a la vez son habitados.
El espacio social escolar podemos reconocer 3 dimensiones del espacio:
Espacio diseñado o (prescriptivo)
Para los distintos actores educativos y para las interacciones escolares. Nos referimos al diseño arquitectónico, o las prescripciones y regulaciones espaciales, la distribución establecida o instituida en el mismo, las disposiciones espaciales y los equipamiento que la configuran.
Patio, mastil y saludo a la bandera...
Aulas y bibliotecas...
Útiles escolares, manuales de estudio, planificaciones, etc
Espacio recorrido...
Hacemos referencias a las zonas, lugares o regiones que recorren o por las que circulan o en las que se establecen diferentes tipos de relaciones. Es el conjunto de diversas apropiaciones y usos del espacio diseñado, con distintos intereses, con significados y modos de habitarlos que no coinciden con lo prescriptivo por el espacio diseñado.
El espacio representado: (lo percibido y lo significado).
Significados que los actores que recorren un espacio le otorgan al mismo.
Resulta clave observar y analizar aquí las cercanías y distancias, los encuentros y desencuentros, las continuidades y rupturas entre los tres aspectos del espacio considerado.

Algunos autores hablan de “escenario”, como si la institución fuera una espacio donde se ponen en escena diferentes roles dramáticos.
En las instituciones educativas los espacios no pueden concebirse como un "receptáculo vacío", sino algo configurado por el/los cuerpo/s.
El francés Michel de Carteau, ha preferido distinguir dos modos de situarse en el espacio.
Los sentidos del tiempo en la escuela:
En cuanto a la lectura del tiempo, tenemos que diferenciar entre TIEMPO EXPERIMENTADO (es siempre relativo a las percepciones subjetivas y existenciales) y TIEMPO PRODUCIDO (es susceptible de medición y de control; es el tiempo del reloj, un tiempo que no es percibido como "objetivo").
Las estrategias: son el cálculo o manipulación de relaciones de fuerza que se hace posible desde que un sujeto de voluntad y poder resulta aislable.
Las tácticas: son las partes del débil. pertenecen a quienes, valiéndose de usos y prácticas, actúan en un lugar que no le es propio.
La política y lo político en la institución escolar...
Tomando la idea de Michel Foucault, el poder pertenece al orden de las prácticas sociales e implica una relación de fuerzas (no necesariamente violentas).
Es decir, el poder no se "posee" sino que se "ejerce" en la institución, a través de la fuerza de la palabra, de los saberes, de las acciones, de discurso. Y se ejerce también a través de la producción de dominios de saber y de regímenes de "verdad", que crean objetos y métodos.
C
U
L
T
U
R
A
La cultura escolar comprende un conjunto de prácticas, saberes y representaciones producidas y reproducidas a partir de la institución escolar.
E
S
C
O
L
A
R
La cultura escolar transforma desde adentro la cotidianidad social, imprimiendo en ella formas de distribución, disciplinamiento y control de prácticas, saberes y representaciones aún más allá de los ámbitos identificados como "escuela".
El discurso escolar y los otros discursos
Múltiples discursos o "culturas" que nada tiene que ver con ese guión o esos "paradigmas raíces" propios de las escuelas, que frecuentemente desafían la seguridad de las creencias institucionales, haciendo a la cultura escolar más caótico, confuso y relativo.
El discurso escolar convive y compite con otros discursos sociales, como el mediático, el callejero, el comunal o comunitario, el del mercado, el del trabajo etc.
Cada discurso nos interpela individualmente...
La escuela puede considerarse una "ventana de la sociedad". De hecho, en ella es donde se establecen, se posibilitan y se avalan determinadas relaciones sociales, y también se obturan, se impugnan o se sitúan y se visibilizan las relaciones de poder, los lazos sociales, los conflictos, las identidades, los malestares, las pugnas, las desigualdades y la fragmentación, las movilidades, las negociaciones, las exclusiones o las expulsiones y discriminaciones a determinados sujetos, por razones de clase, de raza, de identidad sexual, de género, etc.
De esta forma es posible re-leer la escuela como micropolítica cultural y como espacio público.
La escuela es una agencia de legitimación de saberes e impugnación de otros, aunque en ellas se distribuyan y circulen saberes estrictamente escolares.
La escuela es quien da el abal.
La política se instala como acción en el mundo o en el micromundo. Un mundo que está formado de cosas producidas por las actividades humanas; pero también esas cosas que deben su existencia exclusivamente a los humanos, condicionan de manera constante a sus productores.
La etnografía es un método de estudio utilizado por antropólogos para describir las costumbres y tradiciones de un grupo humano.
Algunas características sin las cuales una investigación no sería etnografía:
La experiencia etnográfica resulta ser más significativa y válida si la acompaña un trabajo reflexivo teórico, que permita transformar y precisar la concepción desde la cual se mira la realidad.
La primera característica tiene su origen en la historia de la etnografía como la rama antropológica que estudiaba a "los otros".
La segunda característica, el etnógrafo escribe un determinado tipo de texto, el producto del trabajo analítico es una descripción. Esta descripción como punto de llegada de la investigación, orienta la búsqueda de respuesta a nuestras preguntas más generales, hacia el análisis de las formas particulares y variadas de la conformación de la vida humana.
La tercera característica es la centralidad del etnógrafo, como sujeto, social y de su experiencia directa, prolongada, en una localidad. El etnógrafo no renuncia a este trabajo de campo.
La cuarta característica, la búsqueda etnográfica se ha dividido hacia aspectos de la vida humana tan diversos. Sin embargo, cualquiera que sea el objeto de estudio y la perspectiva teórica, el etnógrafo intenta comprender lo que MALINOWSKI llamaba "visión de los nativos".
El etnógrafo construye conocimientos; si bien describe realidades sociales particulares, debe a su vez, plantear relaciones relevantes para las inquietudes teóricas más generales. Durante el trabajo de campo y de análisis, es necesaria la CONSTRUCCIÓN TEÓRICA.
Podemos definir la institución desde diferentes perspectivas. Para algunos autores una INSTITUCIÓN se caracteriza por constituir unas de las parcelas en la que la sociedad divide su terreno, asignándole una función especial relevante y significativa para su existencia.
Es posible entender a las instituciones como formas sociales establecidas, pero las instituciones no son edificios o construcciones acabadas sino procesos por los cuales toda sociedad se organiza.
Toda institución se articulan 2 tendencias complementarias:
Ambas son necesarias para el funcionamiento de la vida institucional.
INSTITUIDO
INSTITUYENTE
Es decir lo normado, establecido, estipulado.
Es un producto social, resultado de una necesidad y expresa las iniciativas de actores sociales determinados en los distintos momentos de la construcción de su historia.
Es decir, aquello que puja por cambiar, innovar e integrarse a lo "ya dado".
La gestión educativa se relaciona con 3 campos de actividades articuladas entre si: Político, Administrativo, y Profesional.
Lo político debe entenderse como el que genera el marco para el servicio.
Lo administrativo como el que procura las condiciones para la prestación del servicio.
Y el profesional como el que efectúa el servicio.
Como "profesionales de la educación" nos cuestionaremos sobre nuestras actividades y su impacto en la calidad de la educación.
Como administradores estaremos atentos al mejor uso de los recursos para garantizar un buen servicio.
Como políticos nos interrogaremos acerca de si nuestra institución ofrece a la ciudadanía un servicio de calidad.
La institución escuela, como otras que comparten con ella la escena social, es un producto histórico y como tal debe ser pensada.
Dos momentos claves
En primer lugar entendemos que las instituciones educativas surgen como un recorte de la arquitectura global de la sociedad, diferenciándose de otras instituciones existentes por el movimientos de especificaciones, es decir, con una asignación de sentido dada desde lo social.
La segunda cuestión consiste en llamar la atención acerca de que las redefiniciones de los espacios institucionales corresponden a los procesos históricos en los que los sujetos sociales son actores. Las modificaciones dan cuenta de las adaptaciones, pero los cambios llevan la marca de los orígenes. Estos remiten a un primer CONTRATO O CONTRATO FUNDACIONAL
El establecimiento como objeto de vinculación
La escuela, el jardín y el profesorado elemental son algunos de los ámbitos concretos donde se ejercen acciones sociales y se expresan las influencias de un medio.
El establecimiento como objeto de representación.
En la historia de su pertenencia institucional el sujeto va configurando un conjunto de imagen del establecimiento en sí, de sí mismo como miembro, de la tarea propia y de cada uno de los actores institucionales, que inciden fuertemente en la consolidación de la modalidad de su vínculo y en la resistencia a cualquier modificación.
Dos tipos de establecimiento:
LA ESCUELA COMO INSTITUCIÓN
Para el caso de la "escuela", el término "institución" alude a un tipo de establecimiento a través del cual se procura concretar la función social de educar.
Su creación se legitima por la necesidad de garantizar la transmisión cultural y asegurar la continuidad del grupo social más allá de la vida biológica de los individuos.
Históricamente, la especialización de un establecimiento determinó:
La creación de un ambiente artificial en el que se aislaron- total o parcialmente- las personas implicadas en este proceso;
La definición de una serie de roles sociales en los que se delegó parte importante de las acciones, antes a cargo de los adultos en general;
La postulación de metas, requerimientos y exigencias;
La asignación de un espacio, un tiempo, un equipo de recursos para emplear en el desarrollo de la acción.
Derivado del intento de abordar la educación y las escuelas desde el análisis institucional como herramientas heurísticas; las dificultades de los conceptos con que se piensan las instituciones educativas y las del sujeto que las piensa, el lenguaje y las condiciones histórico-sociales y materiales en que esas herramientas son empleadas y el conocimiento es producido.
La complejidad y el levantamiento de las instituciones como objetos de conocimiento.
El último es el propósito de producir conocimientos articulados con la intención política de generar proyectos educativos e institucionales creativos, democráticos, justos y realizables.
Tres órdenes de dificultad
Las fallas de las herramientas.
El análisis institucional tiende más a delimitarse "POR LOS QUE ES" que por la precisión de su objeto, los fenómenos que aborda o las teorías de que se nutre.
Se impone reconocer que fuera, de los marcos académicos de la enseñanza del análisis institucional, al tener que operar (INTERVENIR) en y con instituciones concretas, se enfrentan dificultades teóricas y técnicas importantes
Las instituciones educativas, objetos contradictorios y paradójicos.
Una de las contradicciones es la escisión de la escuela en dos organizaciones con lógicas diferenciadas de funcionamiento: lo pedagógico y lo laboral.
Contradicción que separa y opone dos términos unidos por una relación de necesariedad.
Las instituciones como laberintos.
Las instituciones (EDUCATIVAS) son formaciones sociales y culturales complejas en su multiplicidad de instancias, dimensiones y registros. Las instituciones como campo de acción de los sujetos individuales, los grupos o los colectivos, son sombreados laberintos.
Las instituciones desarrollan sus propias lógicas según la diversidad de funciones que adquieren, tanto para la sociedad en su conjunto y para los sectores sociales que las promueven y sostienen como para los individuos singulares que son sus actores, quienes con sus prácticas cotidianas las constituyen, las sostienen y las cambian.
Lo institucional se devela en la crisis.
Los procesos institucionales, en particular en su registro dinámico, es que se hacen visibles - salen del OFF en que habitualmente permanecen- en momento de crisis internas y/o de sus contextos. Aparecen espacios, tareas, grupos o personas fracturadas y débiles. Salvo en los casos en que los conflictos toman forma.
El sufrimiento inevitable...
Los sujetos en las instituciones viven el malestar y los conflictos con sufrimientos, lo que hace singularmente doloroso un análisis que trascendía la subjetividad o la ideología.
Analizar en esta sociedad...
El análisis organizacional tiene la hegemonía y el tratamiento de lo institucional en el encuadre de la "formación de recursos humanos". Esta hegemonía se deriva del predominio que en la organización social y del trabajo tienen el modelo de la gran empresa la organización racionalista, informatizada, de la producción segmentación y flexibilización laboral, la separación entre dirección, administración y producción; los nuevos diseños productivos y las nuevas tendencias de inserción de los sujetos en la organización y el trabajo.
Analizar las "intituciones de existencia"
Se trata, como destaca instituciones en sentido estricto en las que su finalidad primordial es de "existencia", no de producción; se centran en las relaciones humanas en la trama simbólica e imaginaria donde éstas se inscriben, y no en las relaciones económica.
El análisis y lo político...
Análisis institucional, social, político, sus crisis y sufrimiento
El análisis institucional se inscribe en un esquema de trabajo radicalmente distinto, opuesto a la idea de rendimiento constituida en ideal y organizador fundamental de la acción institucional.
No se trata de separar la "cuestión institucional" de la educación y la escuela, del problema de la "calidad educativa", se trata de encontrar nuevos referentes, contenidos y sentidos de la cuestión de la calidad, es decir, más allá de principios productivistas y eficientistas.
La educación y las instituciones que la mediatizan son y han sido siempre, una cuestión principal en un mundo cambiante. Será difícil reconocer una etapa en las que las instituciones educativas no estuvieran en, y con conflictos.
En primer lugar, por que todas ellas, tanto la educación como las instituciones, son producciones humanas, sociales y culturales. En ellas el conflicto constituye un trasfondo permanente; fuente de dificultad y sufrimiento, pero también del que nace el cuestionamiento, la movilización de lo instituido por lo instituyente, el descubrimiento de nuevas formas y de nuevas matrices de sentido.
Full transcript