Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Trabajo con mirada de mujer Capítulo 2. El proceso de reconc

No description
by

carolina ermida

on 30 April 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Trabajo con mirada de mujer Capítulo 2. El proceso de reconc

Trabajo con mirada de mujer Capítulo 2. El proceso de reconceptualización del trabajo.

Cambios en la percepción social del trabajo
La evolución de la noción económica "trabajo"
Definición de la actividad económica y desaparición de la actividad doméstica
Trabajo productivo: creación de utilidades permanentes incorporadas a los objetos materiales.

Servicios incluidos dentro del trabajo productivo:
*trabajo que realizaban funcionarios públicos.
*trabajo empleado en el transporte y distribución de productos.
*trabajo relacionado con los seres humanos.

Cristina Carrasco, Maribel Mayordomo, Márius Domínguez, Anna Alabart
Introducción
Denuncia al carácter sesgado del concepto trabajo.

Equiparación entre “trabajo” y trabajo remunerado o empleo.

En este trabajo se diferencia trabajo y empleo:

TRABAJO:
se refiere a todos los trabajos (remunerados o no).
EMPLEO:
designa el trabajo mercantil remunerado.

Cambios en la percepción social del trabajo.

La evolución de la noción económica “trabajo”.

Definición de la actividad económica y desaparición de la actividad doméstica.

Temas
Concepción del trabajo que ha manejado la teoría económica.

Adam Smith
John Stuart Mill
Marginalistas
Alfred Marshall

Óptica smithiana:
Dualidad trabajo productivo/improductivo.

Trabajo productivo:
Producción de “valores de cambio”.
Materialidad como condición indispensable.

Servicios (donde se encuentra gran parte de las actividades domesticas y de cuidados): trabajo improductivo.

John Stuart Mill
Línea divisoria entre:
Trabajo comunitario de educación y enseñanza de las artes y técnicas de producción, y el trabajo de los cirujanos y médicos

Trabajo de cuidados familiar.

Este último trabajo no debía ser considerado un gasto para la producción, porque no estaba
motivado por la obtención de beneficios

*Trabajo relacionado con los seres humanos.
Marginalistas
Económico --> utilidad.
“Toda actividad humana que permitiese aumentar el bienestar de alguien (…) seria por tanto económicamente productiva”

Asociación: “lo remunerado” con “lo productivo” y
“lo no remunerado” con lo “no productivo”.

Inclusión de todos los servicios.
Expulsión del trabajo familiar doméstico.

Marshall
Antiguo dualismo:
productivo/ improductivo

Nueva dualismo:
remunerado /no remunerado.
Trabajo familiar doméstico (no remunerados) no será considerado “trabajo”.

Marshall y Pigou: encontraron inconsistencias en omitir el trabajo doméstico en la medición de la renta Nacional.
Sin embargo, ambos deciden excluirlas de la contabilidad nacional.
- Marshall alegaba que existían dificultades estadísticas para medir esta producción.
- Pigou consideraba que solo aquellas actividades que pueden medirse en dinero debe incluirse en el Dividendo Nacional.

Sin embargo, los primeros intentos empíricos para medir la renta Nacional sí incluían el trabajo doméstico no remunerado.

Margaret Reid critica a sus predecesores, pues consideraba que la actividad doméstica pertenecía al ámbito de “lo económico”. Se apoyaba en el criterio de la tercera persona: “si una actividad puede delegarse a un trabajador asalariado, entonces dicha actividad debe ser considerada productiva”.

Ninguna de estas contribuciones han hecho variar la asociación de “lo productivo” y “lo económico” con la actividad mercantil remunerada.

La nueva economía de la familia y los estudios de género y la economía feminista han contribuido a desvelar el sesgo implícito en esta visión.

Arbitrariedad de clasificación dualista tradicional
Si lo remunerado está asociado a lo “productivo” y lo no remunerado a lo “no productivo”, entonces se debería esperar que se consideren económicas las actividades remuneradas que producen valores de cambio.
A pesar de esto, hay actividades no remuneradas consideradas económicas asociadas a:
- bienes producidos y consumidos por el propio hogar (productos que empresarios retienen para su propio consumo final o para formación de capital bruto, asociados a productos agrícolas, tejer ropa, producción de cerámica, fabricación de muebles, construcción de vivienda propia)

- actividades destinadas a terceros y realizadas mediante trabajo voluntario (construcción de viviendas)

Sin embargo, no todas estas actividades asociadas a estos rubros se consideran económicas. Los servicios domésticos quedan excluidos de los bienes producidos y consumidos por el propio hogar, y las actividades de cuidados y limpieza realizados de forma voluntaria a terceros también se omiten.

Entonces, parecería que la exclusión del trabajo familiar doméstico responde al hecho de su carácter de “servicio”.

Pero de este modo también se debería de excluir de la contabilidad el trabajo doméstico remunerado y cualquier otro servicio remunerado.

Además, también se incluyen las viviendas ocupadas por sus propias propietarios, que es un servicio y no implica transacción económica.

Para los SCN los conjuntos de objetos económicas se definen como una aplicación del conjunto de los valores de cambio.
Valores de cambio:
Para que se otorgue tiene que existir un propietario que pueda disponer libremente de un objeto e intercambiarlo, siendo obligatorio que el propietario esté influido por móviles utilitario.
Entonces, tanto donaciones o regalos como trabajo doméstico deberían quedar fuera de “lo económico”.

Valores de cambio no se limitan al valor o precio del mercado, sino que permite la existencia de valores imputados.
Esto daría pie a incorporar elementos que no tienen contrapartida económica al campo de lo productivo, e implicaría que las actividades humanas no destinadas al campo mercantil (en particular la de cuidados) deban de ser excluidas del objeto económico.

Existen limitaciones y arbitrariedades en la mayoría de las fuentes de estadísticas encargadas de medir y evaluar la actividad laboral dentro del campo económico.

En conclusión

La revolución industrial a fines del siglo XIX introdujo una nueva forma de interpretar y percibir socialmente el trabajo
rev ind
S. XIX
trabajo
trabajo remunerado
El trabajo se vera indisolublemente asociado con el
trabajo remunerado
Los referentes científico-filosóficos del momento fueron la física newtoniana y el enfoque analítico-parcelario. Ambas defendían la supremacía

matemática como método para observar la realidad.
conocimiento = medición
matemáticas = rigor científico
El concepto del trabajo
Glorificado por el cristianismo, asumido como la máxima actividad humana ya que es la fuente de toda propiedad por Locke.

Para Adam Smith la fuente de toda riqueza y con Marx alcanzó su punto culminante ya que ésta pasó a ser la fuente de toda productividad y expresión de la misma humanidad del hombre
En un primer momento el salario se usó tan sólo como complemento del trabajo de autoabastecimiento, a medida que las familas van dependiendo más del salario para asegurarse su subsistencia,
el trabajo asalariado se va consolidando como uno de los ejes centrales de las sociedades industriales avanzadas
y el mercado, en una de las instituciones que concede el más alto reconocimiento social
Con anterioridad al capitalismo, el trabajo asalariado coexistía con otros trabajos y por lejos no era la forma más habitual de trabajo en las sociedades preindustriales.
La propagación de esta forma especifica de trabajo es fruto de un
proceso complejo y diferenciado por clase
, relacionado tanto con la ideología de culto de la feminidad y la domesticidad, como también por la
economía politica, los marginalistas y la estadística.
Este nuevo orden social se vio en gran parte legitimado por las ideas de algunos economistas.
Adam Smith
en "La riqueza de las naciones"

".. se les enseña lo que sus padres o tutores consideran útil y nada más. Cualquier parte de su educación tiene algún objetivo de utilidad: o bien mejorar sus atractivos personales, o bien formar su espiritú en la discreción, la modestia, la castidad y la economía con el objeto de que se conviertan en madres de familia y se conduzcan adecuadamente cuando lo sean".
Pero esta pauta de conducta no se correspondía, en realidad, con las jóvenes y madres de las clases sociales más pobres.
Según Smith, Marshall y Pigou, el cuidado de la familia es una "responsabilidad" natural de las mujeres. Este discurso moralizador determinó que a las mujeres se les atribuya el papel "improductivo", de "trabajadoras secundarias".

Sin embargo, estás trabajadoras secundarias realizan el trabajo crucial para la subsistencia. Trabajo que se considera "natural" y por ende reduce de esos costos al sistema capitalista.

Pero la exclusión de las mujeres del mercado laboral nunca fue absoluta. Marcaban la diferenciare la pobreza y la indigencia de la familia.
La exclusión de las actividades domesticas da lugar a una descripción incompleta y parcial del mundo del trabajo, puesto que proporciona información acerca del tiempo que las personas ocupan en una actividad, esto es, sobre el empleo.
La equiparación entre trabajo y empleo no es consecuencia, únicamente, de la evolución "natural" del sistema económico. Sino con el modo en que se concibe el "trabajo" y "lo productivo" desde la economía teórica.
Full transcript