Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

El movimiento Millerita y el Gran Chasco de 1844

No description
by

Elvis Arce

on 15 April 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of El movimiento Millerita y el Gran Chasco de 1844

El MOVIMIENTO MILLERITA Y EL
GRAN CHASCO DE 1844 Dios le mostró a Edson en una visión una escena maravillosa: nuestro Sumo Sacerdote, ingresando al lugar Santísimo del Santuario Celestial para empezar su obra de juicio antes de su pronto retorno. Hiram Edson Un pequeño grupo de Milleristas creía que sus cálculos habían sido correctos, pero que su comprensión de la purificación del santuario era equivocada, y comenzaron a enseñar que otra cosa había sucedido en 1844. Explicaciones Como resultado, miles de Mileritas aceptaron de él la idea de que Jesús regresaría entre los años 1843 y 1844. Cuando sus predicciones iniciales fallaron, él ajustó sus descubrimientos para concluir que Jesús regresaría en Marzo 21 de 1844 y más tarde cambió la fecha para Octubre 22 de 1844. Eventos importantes Daniel 8:14: "Y él dijo: ‘Hasta dos mil trescientas tardes y mañanas; luego el santuario será purificado." Él interpretó las 2.300 tardes y mañanas como años y contó hacia delante, iniciando desde el año 457 A.C. El señor Miller se había convertido del deísmo a la Cristiandad en 1816 al convertirse en un bautista. Era un ávido lector, dedicado a la Palabra de Dios y buscaba reconciliar aparentes dificultades bíblicas levantadas por los deístas.
Cierto día, al estudiar Daniel 8:14 llegó a estar convencido de que la "purificación" de la que hablaba el profeta se trataba del regreso de Cristo para purificar la Iglesia. Cuando Jesús no apareció, los seguidores de Miller experimentaron lo que se conoce como "El gran chasco". Bates estaba trabajando para desarrollar las instalaciones para una escuela industrial cuando aceptó el punto de vista de Guillermo Miller en cuanto al pronto retorno de Cristo. Joseph Bates El Sr. Joseph Bates ,empezó entonces a promover la idea de Jesús entrando en el santuario divino. Publicó un folleto el cual influenció grandemente a James y Ellen White. Fuerza fundamental de la IASD Miller respondió públicamente, escribiendo: "Confieso mi error y reconozco mi decepción; pero aún creo que el día del Señor está cerca, casi a la puerta". Confesión publica El Millerismo o Movimiento Millerita, fundado por William Miller, fue un predicador, militar, agricultor y jefe cívico, en el este de Nueva York de Low Hampton. Estudiante de la historia y la profecía bíblica, a partir de sus estudios comenzó a predicar en 1831 el inminente segundo advenimiento de Cristo. EL movimiento millerita Entre 1831 y 1844, William Miller jugó un rol muy importante en lo que los historiadores llamaron el Segundo Despertar religioso. Introducción EL GRAN CHASCO 1844 Ap: 10:10 "Entonces tomé el librito de la mano del angel, y lo comí; y era dulce en mi boca como la miel, pero cuando lo hube comido, amargó mi vientre." Era el 22 de octubre de 1844. En éste día, tantos como 100,000 cristianos se juntaron en las colinas, en los lugares de reunión y en los prados. Estaban esperando gozosamente y sin aliento el regreso de su Señor y Salvador, Jesucristo. Las multitudes se habían congregado debido a las aseveraciones proféticas de un granjero y laico bautista de Nueva York llamado William Miller (1782-1849). Él estaba seguro, por sus estudios de la Biblia, que Jesucristo iba a regresar en ese día. La profetizada fecha del retorno había llegado. Las multitudes que lo esperaban buscaban con la mirada expectante hacia arriba mientras pasaban las horas desde la luz del día hasta el anochecer. El 22 de octubre estaba llegando a su fin. La ansiedad crecía mientras descendía la oscuridad de la noche. Entonces llegó la hora de la medianoche y Cristo todavía no había regresado. La gente se tornó aún más desesperada. A través de las pocas horas de la oscuridad las multitudes desanimadas y perplejas, reunidas en varios lugares principalmente a lo largo del noreste de los Estados Unidos, empezaron a dispersarse. Cuando la luz del día del 23 de octubre llegó, era claro que Cristo no iba a regresar según se había esperado. En su libro Cuando el tiempo ya no será más, el historiador Paul Boyer ofrece un ejemplo de la profunda desilusión sufrida por los milleritas. En las palabras de un trágicamente desilusionado creyente: “Nuestras esperanzas y expectativas más queridas fueron aplastadas, y un espíritu de llanto cayó sobre nosotros como nunca antes lo había experimentado… lloramos, y lloramos, hasta que amaneció” (pág. 81). Una Profecía Fallida y sus Repercusiones El sábado llegó a este grupo gracias a Raquel Oakes, quien luego de escuchar en un sermón al pastor Wheeler lo invitó a su casa donde lo reprendió por su predicar el sábado bíblico. Wheeler llegó a ser un guardador del sábado. Para la muerte de Miller en 1849, el grupo Millerita estaba fragmentado. Un grupo fue el grupo sabatario, otro fue el dirigido por Hale, Himes y Bliss, los adventistas Evangélicos Norteamericanos, pero luego, poco a poco fueron desaparecieron.
Un segundo grupo fue la Iglesia Cristianan del Adventismo, el mayor remanente no sabatario del Adventismo.
Un tercer grupo se centró en Nueva York, y tuvieron como líderes a Joseph Marsh. Se distinguían de los anteriores por su creencia en el milenio que ellos veían todavía en el futuro. Antes de las conferencias de Albany, un grupo comenzó a aceptar la verdad del sábado llamándose a si mismos los hermanos del sábado y la puerta cerrada. El único predicador destacado fue José Bates. Este grupo llegó a ser el mayor grupo de los adventistas.
RETORNO INMINENTE (Aplicación) Mientras se evita poner fechas a la Miller, se dice a los cristianos que deben estar listos porque el rapto podría ocurrir en cualquier momento. El tiempo del fin siempre es ahora mismo, aunque nosotros podríamos no saber la fecha exacta.
El que no es conmigo, contra mí es, dice la palabra de Dios y sin pretender juzgar en aquellos que afirmaron que en 1844 sería la venida del Salvador es evidente que ya aquí hay contrariedad con las Sagradas Escrituras. Sabéis muy bien que el día del regreso del Señor llegará cuando menos se espere, como llega un ladrón en la noche 1 ts 5,2 y aunque Dios nos dio señales de su venida para que conociéramos el tiempo, el simple hecho de advertencia humana de que Cristo vendría en un tiempo determinado era ya contra las Sagradas Escrituras, esto llevo a su vez a que la gente predispuesta buscara a Dios como opción de salvación sin experimentar la verdadera conversión.
GRACIAS
Full transcript