Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

MG 4to Encuentro Aborto

No description
by

on 20 November 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of MG 4to Encuentro Aborto

MATERNIDAD

El aborto nos toca a
ARGENTINA
mujeres muertas
por abortos clandestinos
inseguros en democracia
EL MUNDO
ARGENTINA
Mujeres de Guaymallén
CICLO DE FORMACIÓN
___________________________
ABORTO
CUARTO
ENCUENTRO
|
Qué de un paso al frente la compañera que supo alguna vez de un caso (lejano) de aborto clandestino.
Qué de un paso al frente la compañera que tuvo alguna vez un caso cercano (familiar, amiga, vecina) de aborto clandestino.


Qué de un paso al frente la compañera que participó alguna vez en el acompañamiento de un aborto clandestino.
Qué de un paso al frente la compañera que alguna vez tuvo un aborto, voluntario o involuntario.
Rompiendo el silencio
Porqué estás hoy? qué te motivó venir a este encuentro?

Desde tu experiencia, tu contexto educativo, social, familiar, en el que creciste, te formaste...
Cómo te educaron sobre este tema?

Tu posición hoy es la misma que hace unos años atrás?

Si cambió
, porqué fue? cómo fue tu proceso?

Cuál es nuestra idea sobre la maternidad hoy en la vida de cada una?

Porqué creemos que las mujeres abortamos?

Experiencias, vivencias que queramos compartir.
Plenaria
Puesta en común de lo que queramos compartir.




Expectativas y necesidades para nuestro próximo encuentro

como destino
Entender la connotación que el aborto tiene en sociedades patriarcales, nos remite necesariamente a indagar en dos dimensiones centrales en la construcción de la identidad femenina, la sexualidad y la maternidad.
Este proceso esta condicionado por las creencias, valores y normas del entorno social que los va legitimando. Así la identidad personal, es social, en tanto es emergente de la propia cultura y de los modelos sociales aprendidos, que nos dictan como debemos ser actuar y pensar.
Internalizamos mandatos sociales diferenciales que la sociedad reserva a varones y mujeres, de acuerdo a tareas asignadas. Según ellos, la especialización para las mujeres es la “maternidad”, proponiéndonos un modelo de femineidad al cual aspirar y acatar, generando un proceso de homogeneización y disciplinamiento social, reforzado por el papel y el lugar que las religiones adjudican a las mujeres.
Así la maternidad se realiza en el ejercicio de la sexualidad y esta es valorada si es vivida en función de la primera. Aprendemos que somos “seres para otros”, nuestra realización se logra a través de la realización del otro, nuestro deseo se realiza en el deseo del otro, es decir en el deseo de nuestros hijos, maridos, padres.
Por los mandatos instituidos aprendemos en esta “especialización” que o poseemos un lugar social con status propio y autónomo (de la maternidad o del ser para otros). Así los intentos de las mujeres por afirmar su autonomía sexual, chocan frecuentemente con la oposición de las familias, la sociedad y las iglesias que reproducen el lugar subordinado de ese “ser para otros”, ya que somos en tanto somos madres. De allí la dificultad de las mujeres de construirse como actores sociales y asumir una identidad política.
El derecho que las mujeres tenemos de decidir sobre nuestros propios cuerpos, es una lucha que las feministas iniciaron y sostienen con el legítimo deseo de aspirar a una vida sin violencia y en libertad, defendiendo la posibilidad de elegir ser o no madres.
Las personas, a diferencia de los animales, podemos controlar esa capacidad, y sólo dar a luz en el momento deseado.
Asumir maternidades y paternidades voluntarias, supone la posibilidad de que hombres y mujeres escojamos en la medida de nuestros planes y posibilidades cuantos hijos tener y en que momento. Acudir a la anticoncepción, según el teólogo Daniel Maguirre es respetar la vida humana, es asignarle un valor importante, asumiendo que la maternidad no es un mero acto biológico, que es, o puede ser fruto de una decisión conciente.
Para dar vida el cuerpo solo no alcanza. Dar vida, esta relacionado con la posibilidad de construir un proyecto personal- tener un hijo/a- en relación con otros proyectos igualmente importantes.

Ser madre es una decisión que se reafirma de manera permanente, que se toma cuando sentimos que estamos preparadas. Si esta decisión es libre, oportuna e informada, se crean las mejores condiciones de salud, protección, y bienestar para la mujer y la criatura por venir. En cambio si la maternidad es forzada es probable que la mujer haga lo posible e incluso lo imposible para interrumpir un embarazo. Es el caso del aborto, la mujer elige, elige.
¿Es posible decidir la maternidad, sin haber tenido la posibilidad de reflexionar sobre el derecho a elegir y conducir nuestro cuerpo y nuestra vida, y poder hacerlo en condiciones económicas, de salud y de afecto favorables?
La maternidad forzada deshumaniza a las mujeres mientras que la posibilidad de decidir, aunque esta decisión sea interrumpir un embarazo, humaniza a las mujeres, pues se pasa por un proceso en el que se evalúa, se reflexiona, un hecho trascendental en la vida.
El embarazo en la sociedad patriarcal muchas veces es valorado como un hecho “natural”, resultado de un proceso en el cual pensamiento, emoción y relaciones son secundarios, frente a lo inevitable de la capacidad que tenemos de generar. Somos madre, “reales” o potenciales” porque la biología nos lo permite.
Por ello no es posible desvincular el aborto de la maternidad. Es imponle pensar el uno sin la otra. Lo que esta en cuestión es que esa capacidad humana de traer un nuevo ser, es también, y al mismo tiempo, la posibilidad de no traerlo. ¿Por qué una mujer, debe justificar su elección de no ser madre? Si no se piden cuentas, cuando elige serlo.

Reconocer la humanidad de las mujeres, es atribuirles a ellas el control de su capacidad reproductiva. Afirmar que las mujeres son seres éticos, capaces de decidir moralmente, como ciudadanas de pleno derecho, significa que tenemos que restituir al proceso reproductivo su carácter totalmente humano, retirándolo del ámbito exclusivamente biológico y “natural” que se le ha asignado.

La continuidad de un embarazo no tiene porque ser la aceptación de una causalidad, sino la decisión amorosa de traer una nueva persona al mundo. Sería injusto, inhuma e inmoral exigir a las mujeres que sean madres, simplemente porque están dotadas de la capacidad biológica de concebir.

La maternidad se humaniza cuando es el resultado de una elección ética y no de una imposición.
MATERNIDAD VOLUNTARIA
más que un hecho biológico
Nos presentamos
TODAS
Instancia
CUESTIÓN DE VIDA O MUERTE

3000
___
Cálculos estimativos, de mínima, sólo un lamentable piso
De los
de
embarazos
que ocurren
en el mundo,



finalizan en abortos provocados,
210 millones
POR AÑO
46 millones
22%
interrumpidos
voluntariamente
En lugares donde se dispone de acceso a métodos anticonceptivos efectivos y son ampliamente usados, la tasa total de abortos disminuye drásticamente, aunque nunca ha bajado a cero por múltiples razones:
- Millones de M y V no tienen acceso a métodos anticonceptivos o información y apoyo para usarlos efectivamente.
- Ningún método es 100% efectivo
- Las altas tasas de violencia contra la mujer, llevan a embarazos no deseados
- Circunstancias cambiantes (divorcio y otras crisis) pueden causar que un embarazo deseado se transforme en no deseado

460 mil a 600 mil
mujeres abortan

en nuestro país
Cada año mueren en Argentina
POR AÑO
altísima cifra que demuestra que la penalización no impide su práctica
por prácticas de abortos clandestinos e inseguros
100 MUJERES
Esas 100 y más mujeres mueren anualmente por complicaciones pos aborto y representan
PRIMERA CAUSA DE MORTALIDAD MATERNA
La
consultora Ibarómetro
realizó un sondeo en todo el territorio nacional para evaluar la opinión de los y las argentinas sobre el tema del aborto y su despenalización.

Los datos arrojados sostienen que:
casi un
60%
de los argentinos no está de acuerdo con penalizar a una mujer que se realizó un aborto.

En el área Metropolitana este porcentaje llega al
70%
de las personas entrevistadas y en el llamado interior ese porcentaje alcanza al
49, 9%.

Además, un
58,5%
cree que las mujeres tienen el derecho de interrumpir su embarazo conforme a sus necesidades y convicciones personales
Por tratarse de una
práctica clandestina
no se dispone de datos precisos sobre el número de abortos inducidos que se producen en el país.

La única información disponible es el número de hospitalizaciones por complicaciones de abortos en los establecimientos públicos del país y representa sólo una fracción del total de los que se producen.
Actualmente, salvo algunos casos excepcionales
El aborto se encuentra penalizado por ley.
Full transcript