Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

INTRODUCCIÓN A LA HISTORIA- MARC BLOCH

No description
by

renata cruz

on 22 October 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of INTRODUCCIÓN A LA HISTORIA- MARC BLOCH

INTRODUCCIÓN A LA HISTORIA- MARC BLOCH
LA HISTORIA, LOS HOMBRES Y EL TIEMPO.
EL TIEMPO HISTORICO
“Ciencia de los hombres” frase vaga.
Es difícil imaginar que una ciencia sea la que fuere, pueda hacer abstracción.
El numero de segundos, de años o de siglos que exige un cuerpo radiactivo para convertirse en otros cuerpos.
El tiempo verdadero es por su propia naturaleza un continuo.

LOS LIMITES DE LO ACTUAL Y LO INACTUAL
COMPRENDER EL PRESENTE POR EL PASADO
Las condiciones humanas han sufrido un cambio no sólo muy rápidos, sino también total. Por lo que la ignorancia del pasado, limita el conocimiento del presente.
2.LA HISTORIA Y LOS HOMBRES
-Se ha dicho una vez que la historia es la cencía del asado.
-En los orígenes de la historiografía estos escrúpulos no embarazaban apenas a los a los viejos analistas. Contaban confusamente acontecimientos solo unidos entre si por las circunstancias de haberse producido aproximadamente e el mismo momento.
-El lenguaje por esencia tradicionalista conserva voluntariamente el nombre de historia a todo estudio de un cambio en la duración… la costumbre carece e peligro porque no engaña a nadie.
-El objeto de la historia es esencialmente el hombre.

"Quien quiera atenerse al presente, a lo actual, no comprenderá lo actual." p.40
La única manera de entender el presente, es con el pasado ya que de esa manera entendemos la causa de muchas situaciones que pasan en la actualidad.

Los cambios que han habido en el mundo han cambiado de una generación a otra.
De nada sirve tratar de compreder los grandes problemas humanos del presente y tratar de resolverlos sin antes analizar sus antecedentes.

Por otra parte los científicos piensan que el presente es perfectamente susceptible del conocimiento científico.
En algunos lugares los niños son educados por sus abuelos.
Facilitan la transferencia de pensamiento entre generaciones muy alejadas, estas transferencias constituyen la continuidad de una civilización.
Como historiadores, la única manera de comprender el pasado y los escritos del pasado es volver a situar en su medio, de cara a los problemas de este tiempo para ser analizados asi.
Si no se tiene una escala de comparación no hay verdadero conocimiento.
Comprender el pasado
por el presente
Conscientemente o no siempre tomamos de nuestras experiencias cotidiana, matizadas donde es preciso, con nuevos tintes, los elementos que nos sirven para reconstruir el pasado.
Maitland, para obtener un mejor provecho de los acontecimientos se debería comenzar por leer al «revés».
Solo hay una ciencia de los hombres en el tiempo y esa ciencia tiene necesidad de unir el estudio de los muertos con el de los vivos.
II. LA OBSERVACIÓN
HISTÓRICA

CARACTERES GENERALES DE
LA OBSERVACION HISTÓRICA

El historiador se halla en la imposibilidad absoluta de comprobar por si mismo los hechos que estudia.

No podemos hablar de las épocas que nos han precedido sino recurriendo a los testimonios.
En contraste con el conocimiento del presente, el conocimiento del pasado será necesariamente indirecto.
Inducción tipo clásico en esta se funda en la comprobación de un hecho y no interviene el testimonio de una persona distinta del investigador.
El conocimiento del pasado es algo que esta en constante progreso, que se transforma y se perfecciona.
4-. EL IDOLO DE
LOS ORIGENES
Nunca es malo comenzar con una mesa culpa naturalmente cara a los hombres del pasado el principal tema de investigación que ha dominado
Renán dice que “En todas las cosas humanas los orígenes merecen ser estudiados antes que nada”
En la historia religiosa el estudio de los orígenes adquirió un lugar porque parecía proporcionar un criterio del valor de las religiones en especial la cristiana.
Porque el cristianismo es esencialmente una religión histórica, una religión cuyos dogmas primordiales descansan sobre acontecimientos
En una palabra un fenómeno histórico nunca puede ser explicado en su totalidad fuera del estudio de su momento.
el proverbio árabe dice que “Los hombres se paren mas a su tiempo que a sus padres
El estudio del pasado ha desacreditado en ocasiones por haber olvidado esta muestra de sabiduria oriental
LA PRESECUCIÓN DE LA
MENTIRA Y EL ERROR
Primero es el engaño acerca del autor y de la fecha: la falsedad en el sentido jurídico de la palabra.
Pero no basta con darse cuenta del engaño, si no hay que descubrir los motivos.
Mientras subsista la menor duda acerca de los orígenes sigue habiendo en el algo rebelde al análisis y por ende algo solo probado a medidas.
Los falsarios no se proponían otra cosa que asegurar a la iglesia un bien

Los engaños de personajes de una piedad y de muchas veces una virtud incontestables fueron hechos con su mayor ayuda directa.
Es la razón por la que tenemos fraudes celebres se presentan en racimos.
El fraude por naturaleza engendra el fraude.
Las causas principales para una veracidad depende del estado momentáneo del observador (la emoción, grado de su atención)
La historia ha conocido mas de una sociedad regida e gran escala por condiciones análogas, con la diferencia de que en vez de ser un efecto pasajero, presentaban la trama normal de la vida.
Las relaciones frecuentes entre los hombres hacen fácil la comparación entre diversos relatos que excitan el sentido critico.
Los testimonios
“Herodoto de Turios expone aquí el resultado de sus búsquedas, para que las cosas hechos por los hombres no se olviden con el tiempo y que las grandes y maravillosas acciones llevadas a cabo tanto por los griegos cómo los bárbaros no pierdan su esplender”
Así comienza el más antiguo libro de historia, no fragmentario, que en el mundo occidental haya llegado hasta nosotros.
Cuando leemos para informarnos, a Herodoto o a Froissart, las memorias del mariscal Joffre o los comunicados de los periódicos, ¿nos conformamos exactamente a lo que los autores de estos escritos esperan de nosotros?. Al contrario, las fórmulas de los papiros de los muertos solo están destinadas a ser recitadas por el alma en peligro y a ser oídas por los dioses.
Nada de ello tenía que ver con la preocupación de instruir a la opinión, ya fuera de sus contemporáneos o la de los futuros historiadores
Las fuentes narrativas , es decir, los relatos dedicados a la información de los lectores, no han dejado nunca de prestar una precisa ayuda al investigador.
Son ordinariamente las únicas que proporcionan un encuadre cronológico casi normal y seguido
Es en la segunda categoría de testimonios donde la investigación histórica, en el curso de su avance ha puesto cada vez más su confianza.
La transmisión de
los testimonios
Una de las tareas más difíciles a las que se encuentra el historiador es a la de reunir los documentos que cree necesitar. No lo lograría sin la ayuda de diversos guías: inventarios de archivos, catálogos de museos, etc.
A pesar de lo bien hechas que estén las obras, de poco le servirían a un investigador que no tuviese, por adelantado, una idea del terreno a explorar.
El tomo primero de Fuentes de la historia, de Émile Moliener, 901no ha sido reeditado desde su primera aparición en 1901, este hecho ha sido toda una acusación. Evidentemente, la herramienta no hace la ciencia, pero una sociedad que pretende representar la ciencia no debería desinteresarse por sus herramientas.
III. La crítica
BOSQUEJO DE UNA HISTORIA DEL
MÉTODO CRÍTICO
Hace mucho que se esta de acuerdo en no aceptar ciegamente todos los testimonios históricos. Más de un texto se da como perteneciente a una época y a un lugar distintos de lo que realmente les corresponden; no todas las narraciones son verídicas y, a su vez, las huellas materiales pueden ser falsificadas.
En la edad media, ante la abundancia de falsificaciones, la duda fue muchas veces un reflejo natural de defensa.
El verdadero progreso surgió el día que la duda se hizo “examinadora” –como decía Volney- ; cuando las reglas objetivas elaboraron poco a poco la manera de escoger entre la mentira y la verdad.
Aquel año (1681, año de la publicación de De re diplomatica) fue fundada la crítica de los documentos de archivo.
El escepticismo, no es una actitud más estimable ni fecunda que la credulidad con la que, por otra parte, se combina fácilmente en muchos espíritus simplistas.
De la misma manera, la crítica basada únicamente en el sentido común, que fe durante mucho tiempo, la única practicada y que todavía seduce a ciertos espíritus, no podía llevarnos muy lejos.
1.LA ELECCION DEL HISTORIADOR
La palabra historia es muy vieja. Desde que apareció hace mas de dos milenios, en los labios de los hombres, ha cambiado mucho de contenido.
El historiador se ve necesariamente a obligado a señalar el punto particular de aplicación de sus útiles: en consecuencia hacer en ella una elección, elección que evidentemente no será la misma que por ejemplo la de un biólogo; que será propiamente una elección de historiador.
ENSAYO DE UNA LÓGICA DEL
MÉTODO CRÍTICO
La critica del testimonio, que trabaja sobre realidades psíquicas, será siempre un arte lleno de sutilezas. Tiene en una palabra, su dialéctica propia.
En la base de toda critica de inscribe un trabajo de comparación. Los resultados de esta comparación no son automáticos, se hallan a veces necesariamente semejanzas y a veces diferencias.
La critica se mueve entre dos extremos: La similitud que justifica y la que desacredita.
La critica del testimonio se apoya en una instintiva metafísica de lo igual y lo desigual.
Para que un testimonio sea reconocido como autentico, el método exige que se presente una cierta similitud con los testimonios vecinos.

La comparación critica bien entendida no se satisface solo con aproximar en un mismo plano temporal.

Horizontes mucho mas vastos y la historia tiene derecho de contar entre sus glorias mas segura el haber abierto así a los hombres, gracias a la elaboración de la técnica de la critica del testimonio, una nueva ruta hacia la verdad y por ende, hacia la justicia.
Full transcript