Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

PRIMEROS AUXILIOS: Rescate en el agua.

2do T.S.A.A.F.D. : Alejandro infantes y Gustavo Bohemi.
by

Gustavo Bohemi

on 19 November 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of PRIMEROS AUXILIOS: Rescate en el agua.

información de contenidos
A. INTRODUCCIÓN DEL PROYECTO:
Avistamiento, puntos de referencia y composición de lugar:
Cuando avistemos a un individuo en peligro de ahogarse, debemos de hacernos inmediatamente una "composición de lugar".
1. Estado del individuo a socorrer.
Está consciente, aparentemente tranquilo, nada y tiene dificultades para retornar a la costa.
Está consciente, muy nervioso, agotado y realiza aspavientos. Posiblemente se sumerja de manera intermitente en los próximos minutos. Debe ser rescatado urgentemente.
Esta inconsciente y flota entre dos aguas.
2. Distancia en tiempo desde el lugar donde se inicia el rescate.
3. Estado de la mar, río etc.
4. Riesgos asociados como rocas, troncos etc.
5. Material de rescate o fortuna que podemos utilizar.
6. Condición física del rescatador.
7. Lugar y condiciones por donde van a salir socorrista y auxiliado.
 http://www.monografias.com/trabajos75/ahogamiento-primeros-auxilios-metodos-rescate/ahogamiento-primeros-auxilios-metodos-rescate2.shtml
 http://www.slideshare.net/jacgonbar/la-accin-de-rescate
 http://www.manualdeprimerosauxilios.com/aspectos-generales/reglas-siniestro/rescate-en-el-agua/
 http://www.cercosparapiletas.com.ar/primeros-auxilios-y-metodos-de-rescate.html
C. BIBLIOGRAFÍA:
Agarre del cuello con las dos manos por delante.
MÓDULO: Primeros auxilios:
1. Entrada al agua.

TEMA: "Rescate en el agua".
A. INTRODUCCIÓN DEL PROYECTO:
1. Causas de accidentes en el medio acuático y ahogamientos
2. Consideraciones al realizar un rescate
B. SECUENCIA DE ACTUACIÓN DE RESCATE EN SALVAMENTO ACUÁTICO
1. PERCEPCIÓN DEL PROBLEMA. Avistamiento, puntos de referencia y composición de lugar.
2. ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN.
3. TOMA DE DECISIÓN.
4. EJECUCIÓN DE LAS ACCIONES ELEGIDAS.
1. Entrada al agua.
2. Aproximación y control de la víctima: Zafaduras
3. Remolque.
4. Extracción.
5. Diagnóstico y aplicación de los primeros auxilios
5. EVALUACIÓN FINAL DEL SALVAMENTO.
C. BIBLIOGRAFÍA:
Niños y adolescentes se convierten así en el principal grupo de riesgo en cuanto a los accidentes en el medio acuático y ahogamientos, los primeros porque no saben nadar, y los segundos por sus juegos y falta de percepción del peligro.
Principales causas de los accidentes:
• Hidrocución:
• Corte de digestión:
• Intoxicación alcohólica:
• Enfermedades preexistentes:
• Juegos y zambullidas:
• Imprudencias o incompetencia:
Relativas a la ropa:

La ropa puede servir de protección en aguas muy frías, pero constituye un lastre importante a la hora de desplazarnos, además, si la victima está consciente puede asirse a ella fácilmente y dificultar el rescate. Una camiseta muy ajustada puede protegernos del frío y después servir para que el accidentado se agarre a ella para ser arrastrado
B. SECUENCIA DE ACTUACIÓN DE RESCATE EN SALVAMENTO ACUÁTICO
Índice:
1. PERCEPCIÓN DEL PROBLEMA. Avistamiento, puntos de referencia y composición de lugar.
2. ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN.
3. TOMA DE DECISIÓN.
4. EJECUCIÓN DE LAS ACCIONES ELEGIDAS.
1. Entrada al agua.
2. Aproximación y control de la víctima: Zafaduras
3. Remolque.
4. Extracción.
5. Diagnóstico y aplicación de los primeros auxilios
5. EVALUACIÓN FINAL DEL SALVAMENTO.
1. PERCEPCIÓN DEL PROBLEMA.
2. ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN.
Esta fase requiere un examen de todas las variantes que intervienen en la situación que nos ocupa. Éstas nos ayudarán a tomar la decisión más correcta. Son:
• Memoria.
• Conocimientos.
• Experiencia.
3. TOMA DE DECISIÓN.
Su resultado depende de las dos fases anteriores. Rapidez, acierto, seguridad y determinación son fundamentales.

4. EJECUCIÓN DE LAS ACCIONES ELEGIDAS.
A. PARA ENTRAR AL AGUA
Es vital para la rapidez y seguridad del rescate.
OBJETIVOS:
• Facilitar la seguridad del socorrista acuático.
o Buscar un apoyo firme para el impulso.
o Si hay que saltar asegurarse de que en el lugar no haya nada ni nadie.
o Si es posible se saltará desde lugares conocidos.
o Lo más importante es la protección de la cabeza y el cuello.
• Conseguir hacerlo en el menor tiempo posible.
• Permitir la seguridad del accidentado.
• Asegurar el control del rescate desde el comienzo.
B. FACTORES A TENER EN CUENTA PARA ELEGIR LA ENTRADA EN EL AGUA:
• El estado del accidentado. Determinará la utilización de material, si la entrada debe ser inmediata. Es la referencia principal.
• Las circunstancias del entorno:
o Altura desde donde se va a lanzar.
o Temperatura del agua. Puede ser necesario vestir traje adecuada si la temperatura es muy fría..
o Profundidad. Afecta a la técnica de entrada.
o Claridad del agua. Si el agua está turbia, se tomarán todas las precauciones posibles, pues desconocemos el fondo y la profundidad.
o Turbulencias.
• La distancia y la profundidad a la que se encuentra el accidentado.
• Las circunstancias en las que se encuentra el socorrista (material disponible).
Las precauciones a tomar, que deben ser las necesarias, no deben suponer un retraso excesivo en la realización del rescate.
2. Aproximación y control de la víctima. Zafaduras
Siempre deberemos tener en cuenta nuestro
estado físico y emocional
, economizando las energías utilizadas en estos esfuerzos; el método de natación será el más cómodo y rápido, que nosotros dominemos.
No olvidar que es preferible que haya un solo ahogado antes que dos
; que la distancia a nadar sea la más corta posible; que deberemos dominar el medio y las técnicas. Siempre que sea posible facilitaremos a la víctima materiales que permitan su flotabilidad o el arrastre, sin necesidad de tomar contacto físico.
A. Aproximación al accidentado con material auxiliar de rescate:
Tres o cuatro metros antes de llegar al accidentado pararemos y analizaremos el estado del accidentado:

• Si el accidentado está consciente y es capaz de comprender las instrucciones del auxiliador,
se le calmara a la vez que se aproxima el material de rescate. El auxiliado se pondrá el salvavidas o se asirá al tubo de rescate con la ayuda del socorrista y posteriormente éste arrastrará al auxiliado.
• Si el accidentado esta inconsciente se le colocará el salvavidas para facilitar el arrastre

y se arrastrará con la precaución de mantener las vías respiratorias fuera del agua.
B. Aproximación al accidentado sin material auxiliar:
Tres o cuatro metros antes de llegar al accidentado pararemos y analizaremos el estado del accidentado:
• Si el accidentado está consciente y es capaz de comprender las instrucciones
del auxiliador nos aproximaremos a la vez que se le calma y comunicamos lo que esperamos de él. Nos aproximaremos por la espalda, cogiéndolo por la nuca o las axilas e iniciamos el arrastre. Debemos prever una presa por parte del auxiliado. Si es necesario realizaremos zafadura.
• Si el accidentado está consciente pero es incapaz de comprender ninguna instrucción
debido al estado de excitación nos aproximaremos por la espalda con precaución y si es necesario realizaremos zafadura. Si al intentar aproximarnos por la espalda el accidentado se girara para buscarnos nos sumergiríamos para emerger por la espalda del accidentado.
• Si el accidentado esta inconsciente
lo situaremos de espalda e iniciaremos el arrastre.

Aproximación a una víctima sumergida:
En este caso, mantendremos fijo el último punto en que se vio en superficie a la víctima y llegando a ésta, nos sumergiremos para llegar hasta la víctima.
C. Zafaduras.
Concepto:
Llamamos zafaduras a las técnicas utilizadas por el socorrista dentro del agua para liberarse del auxiliado en caso de que este lo agarre, momento en que la vida del accidentado y la del socorrista pueden peligrar y morir ambos ahogados, si no se tiene una buena condición física y una buena técnica en contrapresas.
Conducta del socorrista cuando es agarrado en el agua:
• Mantener la respiración hasta que tenga el control de la situación.
• Tranquilidad para pensar y realizar la contrapresa.
• Hay que evitar golpear al agresor y procurar que la cara de la víctima este fuera del agua.
• El socorrista debe procurar siempre girar al agresor para que su espalda este sobre su pecho.
• Si el socorrista se ve en un gran apuro puede existir una solución para que afloje la presa, ésta será sumergiendo la cabeza al agresor.
Es difícil saber por dónde te cogerá la víctima dentro del agua, pero las formas más comunes son:
Agarre del pelo.

El socorrista hará lo siguiente:
• Pasará la mano derecha por detrás de la cabeza del agresor hasta colocarla en su lado derecho, y la mano izquierda pegada en la parte izquierda, una vez cogida así la cabeza del accidentado; el socorrista empezara girando el cuello suavemente y sin brusquedad hasta colocar la espalda del agresor sobre su pecho.
• Sin soltar la cabeza, el socorrista empezara el arrastre con patada de braza invertida tranquilizando en todo momento al agresor.

El socorrista hará lo siguiente:
• Colocando sus manos encima de las del agresor se dará cuenta enseguida cuál es la mano que monta, si esta fuera la derecha, el socorrista con su mano derecha cogerá uno, dos, o más dedos y los abrirá hacia fuera rompiendo así la presa, a continuación pasará su codo por dentro del brazo del agresor y pasando la cabeza por debajo le haremos girar hasta que su espalda de a nuestro pecho.
• Nuestra mano izquierda la colocamos en su frente, y con patada de braza invertida empezarnos el arrastre tranquilizando durante todo el trayecto al accidentado.

El socorrista debe seguir los siguientes pasos:
• Colocará sus dos manos encima de los brazos del agresor buscando con sus manos la muñeca y codo del brazo superior del agresor; una vez hecho esto meterá su barbilla entre los brazos para evitar la estrangulación.
• El socorrista invertirá su mano para coger la muñeca del agresor, mientras la otra la colocará debajo del codo, hecho esto el socorrista empujara el codo hacia arriba pasando su cabeza por debajo del brazo haciendo girar al agresor hasta que le dé su espalda.
• Terminará colocando la mano que empujaba el codo enfrente del accidentado y empezará el arrastre con patada de braza invertida animando y aconsejado durante el trayecto al agresor.
Puede ocurrir que dos bañistas dejen de hacer pie y se agarren el uno al otro, resultando de ello una lucha que agota a los dos y con la agravante de morir ahogados. En estos casos el socorrista tiene que separar a los dos bañistas, llevarse a uno y luego volver a por el otro, caso que sea necesario. La manera de efectuar la contrapresa es corno sigue:
3. Remolque.
Podernos definir como sistema de arrastre acuático, las técnicas utilizadas por el socorrista para trasladar a un accidentado en condiciones óptimas hasta la orilla. La sujeción de la víctima se hará siempre por detrás, con objeto de evitar que en cualquier momento pueda hacer presa en el socorrista. Independientemente de la posición que utilicemos para el arrastre, el socorrista en todo momento procurará llevar la cara de la víctima fuera del agua.
De la cabeza:
• Sistema para personas conscientes con dificultad respiratoria.
• El socorrista colocando sus dos brazos en ángulo recto pone sus pulgares detrás de la nuca del accidentado.
• Las palmas de su mano irán pegadas a las orejas y los dedos dirigidos hacia arriba y colocando la cabeza en hiperextensión.
• La espalda del accidentado debe ir casi encima del pecho del socorrista.
• La patada será la de braza invertida o patada alterna.
De la nuca:
• Sistema para personas inconscientes con poco peso.
• Con una de las manos invertidas hacia arriba y el brazo en ángulo recto, el socorrista coge la nuca del accidentado.
• Utilizando el otro brazo para la propulsión en coordinación con la patada de braza o de tijera para una mayor rapidez en el arrastre.
Hombro axila:
• Se recomienda para personas de mucho peso inconscientes o conscientes.
• El socorrista pasa uno de sus brazos por encima del hombro del accidentado hasta coger la axila contraria.
• Utilizando el otro brazo para la propulsión en coordinación con la patada de braza invertida o de tijera.
• Si el socorrista se da cuenta que su antebrazo toca la garganta del accidentado, debe levantar su codo o volver a coger la axila.
• Este sistema se puede llevar sobre el pecho o sobre la cadera.
Axila-axila:
• Se recomienda para personas inconscientes o conscientes de poco peso.
• El socorrista pasa uno de sus brazos por debajo de una de las axilas del accidentado y coge la axila contraria.
• Utilizando el otro brazo para la propulsión en coordinación de la patada de braza invertida o de tijera.
• Este sistema se puede llevar sobre el pecho o sobre la cadera.
4. Extracción.
Izado por un lado
• Cuando el socorrista llega a la orilla, gira al accidentado mirando fuera de la piscina.
• El socorrista colocará las manos de la víctima montadas encima y fuera del agua (primero una y luego la otra).
• El socorrista apoyándose con una de sus manos encima de las del accidentado y la otra a la altura de su hombro saldrá del agua.
• Sin soltar el apoyo sobre las manos del accidentado entrelazará sus brazos cogiendo la muñeca derecha del accidentado con su mano derecha y la izquierda con su mano izquierda.
• De esta manera girará al accidentado hasta que se quede mirando a la piscina.
• Colocando un pie en el canto, separando unos centímetros al accidentado del borde y dando un impulso lo sacará fuera.




5. EVALUACIÓN FINAL DEL SALVAMENTO.
FIN...
I.E.S. Fernando de los ríos.
2do T.S.A.A.F.D.
Alumnos: Alejandro Infantes.
Gustavo Bohemi.

1. Causas de accidentes en el medio acuático y ahogamientos
Los niños y niñas de entre uno y cuatro años son el mayor grupo de riesgo de morir ahogado. Cada año mueren en España entre 70 y 150 niños por ahogamiento en playas, piscinas, ríos, embalses, pozos, acequias, lavaderos e incluso la bañera de las propias casas.
Aproximadamente el 86% de estos ahogamientos se producen en instalaciones privadas.
En España, las malas zambullidas, suponen hasta un 5% del total de las lesiones medulares tratadas en el Hospital de Parapléjicos de Toledo. Casi un 90% de dichos afectados son niños y adolescentes con entre 15 y 25 años.
2. Consideraciones al realizar un rescate
Relativas a la turbiedad de las aguas:
Las aguas turbias son peligrosas, incluso si se trata de una piscina. Una piscina en la que no se ve el fondo es claramente deficiente en el aspecto higiénico-sanitario y además es muy peligrosa por la posibilidad de que los usuarios se pueden golpear involuntariamente.
Las aguas naturales turbias pueden esconder fondos poco profundos, rocas, troncos etc.
Relativas al cabello:
El socorrista deberá llevar el cabello muy corto, o gorro de nado muy ajustado. Un cabello largo y suelto, dificulta el nado, la visión, y puede ser asido fácilmente por el accidentado.
Relativas al calzado:
Con calzado no se puede nadar correctamente, es más, incluso un experto nadador si no se desprendiera de unas botas podría morir ahogado antes de podérselas quitar. El único calzado que se debe calzar cuando existen probabilidades de caer al agua es aquel que sea muy fácil de descalza. Los denominados náuticos son los más apropiados, pues no llevan cordones y se retiran muy fácilmente.
Una vez avistado el individuo a socorrer, hay que considerar que lo más probable, si la aproximación se realiza a nado o con una embarcación neumática, es que perdamos de vista al individuo en dificultades, por lo que es fundamental tomar puntos de referencia y si fuera posible no perderle de vista en ningún momento.
En todo caso, siempre se avisará antes de lanzarnos al rescate y como lo pensamos hacer.
Por orden de realización las acciones son las siguientes:
1. Entrada al agua.
Dependiendo de las características del lugar.
2. Aproximación y control de la víctima.
Toma de contacto con la víctima y acciones que nos van a permitir su posterior remolque. El factor común es la velocidad. Se ha de mantener la serenidad en todo momento, con ello ahorraremos energía, que será fundamental para la vuelta. Además, esta serenidad nos hará tener las ideas más claras y se le transmitirá a la víctima. Debemos mantener contacto visual con la víctima en todo momento. Zafaduras.
3. Remolque.
Se utilizará el más adecuado según las circunstancias.
4. Extracción.
Se realizará con seguridad y rapidez.
5. Diagnóstico y aplicación de los primeros auxilios
, constatando por orden de importancia las lesiones de la víctima. Se intentará reducir o retrasar las lesiones de la víctima.
Entrada al agua sin portar material de salvamento:
De cabeza
cuando se sepa que hay profundidad suficiente y se quiera llegar con rapidez al accidentado.
Brazos en cruz con una pierna adelantada y el cuerpo ligeramente hacia delante
cuando no se conozca la profundidad o no se quiera perder contacto visual con el accidentado.
• Sentados evitando movimiento del agua en las ocasiones que se sospeche lesión de espalda.
• En playas en las que aumenta la profundidad progresivamente, entraremos andando hasta que el agua alcance nuestra cintura y nos permita nadar sin trabas. Si utilizamos aletas entraremos caminando de espaldas hasta encontrar profundidad suficiente para nadar. Si hay oleaje, nos sumergiremos por debajo de las olas para poder seguir avanzando.
• Si debemos lanzarnos desde cierta altura lo haremos
de pie.

Entrada al agua con material de salvamento:
• Entrada al agua con aro salvavidas:
lanzamos primero el aro y luego nos lanzamos nosotros. El nado hacia el accidentado se realizará llevando el aro salvavidas sujeto por los pies si éste está lejano, nadando con los dos brazos y con la mirada siempre al frente sin perder el contacto con la víctima. Al aproximarse al accidentado se cogerá el salvavidas con la mano para finalmente dárselo a la víctima.
• Entrada al agua con tubo de rescate desde la orilla:
se realizará exactamente igual que con el salvavidas con la diferencia de que arrastraremos el tubo de rescate que ira unido a nosotros mediante un arnés y un cabo.
C. FORMAS DE ENTRADA EN EL AGUA.
Según dónde y cómo se vaya a realizar el salvamento, el socorrista debe conocer las distintas maneras de entrar al agua:
Si nos coge del pelo con su mano derecha los pasos que el socorrista seguirá serán los siguientes:
1. Con la mano derecha del socorrista invertida hacia arriba, cogerá la muñeca derecha del agresor, y con su mano izquierda cogerá el codo, este agarre de la muñeca y el codo se hará a la vez.
2. A continuación para poder jugar con la articulación del hombro del agresor colocaremos su brazo en ángulo recto, y haciendo palanca en su codo haremos girar al agresor hasta que su espalda esté delante de nuestro pecho.
3. Una vez terminado el movimiento, el socorrista colocará su mano izquierda en la frente del accidentado para colocarle la cabeza en hiperextensión y la mano derecha sigue cogida a la muñeca del “agresor”, empezamos el arrastre con patada de braza invertida y dando ánimos y consejos al accidentado durante el trayecto
De esta forma:
Los pasos que seguirán para realizar la contrapresa serán los mismos que en la anterior pero con la siguiente salvedad:
• El brazo derecho del socorrista debe pasar por encima del brazo izquierdo del accidentado.
Agarre del cuello por detrás con los brazos encogidos
Agarre de la cintura por delante.
Agarre de la cintura por detrás
Contra presa del socorrista para separar a dos bañistas.
El socorrista nada hasta alcanzar una posición detrás de uno de los bañistas, coge a éste por la barbilla con ambas manos y, apoyando los antebrazos en los hombros del bañista hunde a ambos. Mientras hace esta operación levantará una pierna hasta pasarla por encima de los hombros del bañista, al cual tiene cogido por la barbilla, y, colocando el pie en el hombro del otro, lo empujará hacia abajo (sin darle una patada). Al mismo tiempo tira del que tiene cogido por la barbilla hacia atrás y separa el uno del otro. En cuanto los dos hayan sido separados llevará al que tiene cogido a salvo y volverá a por el otro, si fuera necesario.
Presa de las muñecas.


Si el Socorrista es cogido por ambas muñecas se liberará haciendo girar sus muñecas hacia dentro y hacia fuera buscando la apertura de los dedos de la víctima, o bien cogiendo las mismas muñecas del agresor y sin soltarlo y con los brazos estirados arrastrarlo con patada de braza invertida.

Técnicas de arrastre
Los sistemas que puede utilizar el socorrista según las condiciones del accidentado, las condiciones medioambientales o las aptitudes del socorrista son:
Sistema de izado de accidentados fuera del agua.
1. Víctima consciente
En este caso, será la propia víctima quien nos ayude e indique la manera más cómoda para efectuar su extracción, teniendo en cuenta en todo momento las posibles lesiones que pueda padecer.
En playas:

En zonas en las que el fondo no es excesivamente duro abrupto y disminuye progresivamente, podemos extraer pacientemente arrastrándolo por las axilas de manera que sus pies rocen con el suelo.
También podemos sujetar al individuo transversalmente sobre nuestras riñones, sujetándolo con una mano para los hombres y con la otra par los pies, mediante la técnica del "acarreo de bombero".
2. Víctima inconsciente o impedida

En piscinas:
Existen dos métodos para sacarlo fuera de ella:
Izado por la escalerilla
• Cuando el socorrista llega con el accidentado hasta la escalerilla, éste se coge a ella colocando al accidentado cara él.
• Sin soltarse de la escalerilla el socorrista se hunde y coloca al accidentado sobre su hombro.
• Una vez colocado el accidentado sobre su hombro, empezará a subir hasta que los glúteos del accidentado estén a nivel del cemento.
• Lo sentará cogiéndole la cabeza y lo tumbará.
• Luego, saldrá el socorrista fuera del agua y lo arrastrará hasta que el accidentado este fuera del agua.
• Este sistema se utiliza cuando la persona es pesada o cuando nos encontramos cerca de la escalerilla.
• Constatando por orden de importancia las lesiones de la víctima. Se intentará reducir o retrasar las lesiones de la víctima.
5. Diagnóstico y aplicación de los primeros auxilios
Fundamental para mejorar y eliminar las deficiencias que se hayan podido observar. Consideraremos las decisiones tomadas, el material empleado, la seguridad y rapidez, las colaboraciones externas…
Full transcript