Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

LA BIODIVERSIDAD EN LOS AGROECOSISTEMAS

No description
by

Laura Magallanes

on 29 May 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of LA BIODIVERSIDAD EN LOS AGROECOSISTEMAS

Significado e importancia de la biodiversidad para la agricultura
3) Valor a futuro o también llamado “valor de legado”. Es la creencia de que la BD tiene un valor a futuro que todavía no es conocido, pero debe ser conservado. Es un legado para las generaciones futuras. Por ejemplo, especies no conocidas, microorganismos con potencial genético desconocido para productos industriales. Este criterio de valoración tiene un gran componente ético.
El término diversidad biológica o Biodiversidad (BD) significa “variedad de vida” (Gaston & Spicer, 2004).
El Convenio sobre Diversidad Biológica (UNEP, 1992) define a la biodiversidad como “la variabilidad entre organismos vivientes de todo tipo u origen incluyendo, entre otros, ecosistemas terrestres, marinos y otros sistemas acuáticos y los complejos ecológicos de los cuales ellos forman parte”. Esta definición abarca la diversidad biológica en tres niveles jerárquicos principales, claramente relacionados: diversidad dentro de las especies (genética), entre las especies (específica) y de los ecosistemas (ecosistémica).
Composición, estructura, y función de la biodiversidad
El modelo agrícola dominante es una de las principales amenazas contra la BD debido al uso intensivo de agroquímicos y tecnologías que conducen a la pérdida de especies silvestres beneficiosas por su rol ecológico en los ecosistemas naturales y modificados y a la merma de recursos genéticos valiosos.
La Biodiversidad (“variedad de vida”) es un concepto complejo, que involucra varios niveles de organización biológica y además representa una construcción socio- política y una entidad ecológica medible.
Shared a Photo
like comment share
Existen diferentes maneras de analizar y cuantificar la BD de un agroecosistema (Duelli & Obristh, 2003). Una manera de caracterizarla es subdividiéndola en tres aspectos: la composición, la estructura y la función (Noss, 1990)
LA BIODIVERSIDAD EN LOS AGROECOSISTEMAS

La biodiversidad (BD) constituye la base de la vida en el planeta y de la sustentabilidad de los agroecosistemas. Además de ser fuente de genes, proporciona una variedad de servicios ecológicos que, entre otras cosas, permiten reducir el uso de insumos externos
Introducción
Uno de los desafíos más importantes a nivel mundial es lograr compatibilizar la conservación con el manejo sostenible de la BD (UNEP, 1997).
El compromiso de conservar la BD no es ajeno al manejo y gestión de los agroecosistemas, ya que la agricultura es una de las actividades principales que afecta la BD tanto en extensión como en intensidad (Altieri & Nicholls, 1994; Jarvis et al., 2011).
La agricultura implica la simplificación de los ecosistemas a través del reemplazo de la diversidad natural por un pequeño número de plantas cultivadas y animales domésticos (Altieri, 1999; Swift et al., 2004). Teniendo en cuenta que la agricultura es uno de los usos de la tierra predominante en el mundo (ocupa alrededor del 40% de la superficie terrestre) (FAO, 2013), es fundamental mantener la BD en los agroecosistemas (Matson et al., 1997).
Uno de los elementos claves de la intensificación ha sido el de la especialización en el proceso productivo, reduciendo el número de especies de cultivo o de ganado, o ambos (Matson et al., 1997).
Lo que ha provocado una alta uniformidad tanto de los cultivos como de los paisajes, no teniendo en cuenta que la BD es esencial para la agricultura y representa la base de la sustentabilidad de los agroecosistemas (SCDB, 2008) ya que provee los recursos biológicos (genes) de las plantas agrícolas y los animales domesticados que son la base de la alimentación actual y que constituyen un potencial enorme para el desarrollo en el futuro
Uno de los aspectos principales que pone en riesgo la biodiversidad en general, y de los agroecosistemas en particular, es que pertenece a aquellos recursos o bienes que tienen valor
pero no tienen precio. Si bien el manejo de la BD suele estar asociado a un valor de uso, puede presentar otros valores que no pueden generalmente ser traducidos a valores monetarios. Estos valores abstractos no siempre son percibidos claramente por la sociedad, poniendo en riesgo la BD. Según Swift et al. (2004) se distinguen cuatro formas de valorarla:
1) Valor utilitario o “valor de uso directo”: son los beneficios comerciales derivados de la utilización de la BD (cultivos, forrajes, etc). Este valor puede ser privado o acumulativo para aquellos que gestionan la tierra (agricultores, gobierno). También aplicable a situaciones donde se obtienen beneficios económicos a partir de la utilización de BD en su ambiente natural, como en el caso de la extracción de productos farmacéuticos
2) Valor funcional de la biodiversidad: se refiere a las funciones ecológicas que contribuyen al sostenimiento de la vida. Los servicios ecológicos que se esprenden de la BD funcional se mantienen fuera de los límites de los beneficios utilitarios. Estos servicios, dependen de la presencia de grupos funcionales en el agroecosistema y el paisaje.
4) Valor intrínseco: se refiere al valor que la BD tiene por si misma. Comprende beneficios culturales, sociales, éticos y estéticos. Dentro de este criterio, entra la valoración que las culturas atribuyen a determinadas especies o ecosistemas. En las producciones tradicionales es común encontrar que la BD mantenida es evaluada por este criterio.
La diversidad biológica agrícola o agrobiodiversidad comprende “todos los componentes de la diversidad biológica que constituyen el ecosistema agrícola, las variedades y variabilidad de animales, plantas y microorganismos a nivel genético, de especies y de ecosistemas, necesarios para mantener las funciones principales de los ecosistemas agrarios, su estructura y procesos” (UNEP, 2000).
La composición tiene que ver con la identidad y variedad de los elementos que constituyen la biodiversidad, como los genes y las especies.
La estructura se refiere a la disposición física de los elementos
La función surge de los procesos ecológicos que ocurren en el sistema, como por ejemplo la regulación biótica.
Dimensiones de la biodiversidad
Se puede caracterizarse la BD a través de las dimensiones propuestas por Gliessman (2002):

Dimensión Descripción

Genética
Grado de variabilidad de información genética en el sistema (intra e inter variedades, híbridos, clones, etc.
Específica
Número de especies presentes en el sistema.
Vertical
Número de estratos o niveles en el sistema. Arquitectura de los cultivos.
Horizontal
Patrones de distribución espacial de los organismos y/o cultivos.
Estructura
l Número de hábitats, nichos, papeles tróficos determinantes de la organización del sistema
Temporal
Grado de heterogeneidad en el tiempo: rotaciones, sucesiones de cultivos.
Funcional
Complejidad de interacciones, flujo de energía y ciclaje de materia entre los componentes del sistema.

La diversidad funcional puede definirse como aquella que contribuye a la productividad del agroecosistema a través de la optimización de los procesos ecológicos que ocurren en el mismo (Nicholls, 2006).

La importancia del paisaje circundante
La presencia de ciertas especies en el agroecosistema puede depender, en parte, de la heterogeneidad del paisaje en el cual está inmerso. El paisaje agrícola representa un mosaico de fincas, de habitats semi naturales, infraestructura humana (caminos, por ejemplo) y, ocasionalmente, háitats naturales (Marshall & Moonen, 2002). En la agricultura moderna, es común eliminar o modificar los bordes de vegetación seminatural con fines estéticos o productivos.
Uno de los desafíos para los agroecólogos es identificar ensamblajes de BD ya sea a nivel de finca o de paisaje favorables para el funcionamiento del agroecosistema (Altieri & Nicholls, 1994).
Es necesario mantener hábitats diversos cultivados y no cultivados (borduras, banquinas, montes) en el agroecosistema y su entorno para favorecer el incremento de la diversidad de especies en las diferentes escalas espaciales (Alfa, Beta, Gamma), y por ende, garantizar el cumplimiento de las funciones ecológicas
El vínculo entre la agrobiodiversidad y los agricultores. Diversidad cultural
El agricultor es quien administra la agrobiodiversidad a través del diseño de los cultivos, la selección de variedades y razas animales, el control de adversidades y otras prácticas culturales utilizadas. Por eso se considera la diversidad cultural como parte de la agrobiodiversidad.
Estas prácticas tradicionales y conocimientos agrícolas asociados, desarrollados en vínculo con los recursos naturales, difieren según los distintos grupos de agricultores de acuerdo a sus características ambientales, técnicas y socioculturales (Gargoloff et al., 2011).
Los sistemas basados en prácticas tradicionales presentan una gran diversidad de cultivos y variedades adaptadas
“Sólo después de que se haya talado el ultimo árbol,
sólo después de que se haya envenenado el ultimo río,
sólo después de que se haya pescado el último pez,
sólo entonces se darán cuenta de que el dinero no puede comerse.”
Recopilación del

CAPÍTULO 5

LA BIODIVERSIDAD EN LOS AGROECOSISTEMAS

Susana A. Stupino, María José Iermanó, N. Agustina Gargoloff y M. Margarita Bonicatto
María Laura Magallanes
2016
Full transcript