Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

afirmaciones de conocimiento y preguntas de conocimiento

No description
by

Alejandra Macias

on 13 July 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of afirmaciones de conocimiento y preguntas de conocimiento

Afirmaciones de conocimiento y preguntas de conocimiento
En TdC hay dos tipos de afirmaciones de conocimiento:
• Afirmaciones efectuadas dentro de determinadas áreas de conocimiento o por actores individuales
acerca del mundo. TdC examina la base de estas afirmaciones de primer orden.
• Afirmaciones efectuadas acerca del conocimiento. Estas son las afirmaciones de segundo orden que
se efectúan en TdC, que se justifican utilizando las herramientas de TdC, las cuales suelen conllevar un
estudio de la naturaleza del conocimiento.
A continuación se ofrecen algunos ejemplos:
• “Hay un número infinito de números primos.” Esta es una afirmación de conocimiento de primer
orden ya que reside claramente en el área de conocimiento de las Matemáticas. Se establece utilizando
el método de demostración matemática.
• “Los conocimientos matemáticos son seguros”. Esta es una afirmación de conocimiento de segundo
orden, ya que se trata del conocimiento matemático. Para establecer esto examinamos los métodos
de las matemáticas utilizando las herramientas
de TdC.
Ambos tipos de afirmaciones de conocimiento
pueden en TdC. El primero aparecerá en
los ejemplos que se ofrecen en el ensayo y la
presentación, para ilustrar la manera en que las
áreas del conocimiento realizan la tarea de
construir conocimiento.
El segundo formará el núcleo de todo análisis de
TdC.
PREGUNTAS DE CONOCIMIENTO

TdC se ocupa principalmente de preguntas de conocimiento. Esta frase se utiliza con frecuencia para
describir lo que se encuentra en una buena presentación de TdC o en un buen ensayo de TdC. Si un ensayo
o presentación no identifica ni aborda una pregunta de conocimiento, no cumple con su propósito. La
frase aparece también en los descriptores de evaluación que los examinadores utilizan para corregir el
ensayo, y que el profesor utiliza para corregir la presentación. En resumen, el propósito de las tareas de la
presentación y el ensayo es abordar preguntas de conocimiento.
Las preguntas de conocimiento son preguntas acerca del conocimiento, y tienen las siguientes
características.
Las preguntas de conocimiento son preguntas generales acerca del
conocimiento
Otro aspecto estimulante del curso de TdC es el requisito de que una pregunta de conocimiento debe ser de
algún modo más general que los ejemplos concretos que la ilustran. Este requisito surge a partir de la idea
de que TdC se ocupa de preguntas de segundo orden.
Ejemplos de preguntas de conocimiento
Ejemplo 1: El crecimiento futuro de la población en África
• No es una pregunta de conocimiento: “¿Cómo podemos pronosticar el crecimiento futuro de la
población en África?” No es una pregunta de conocimiento porque es una pregunta técnica dentro de
la disciplina de los estudios de población.
• Buena pregunta de conocimiento: “¿Cómo puede un modelo matemático proporcionarnos
conocimientos, aún cuando no produce predicciones precisas?” Esta pregunta es lo suficientemente
general y explora el propósito y la naturaleza de los modelos matemáticos.

Las preguntas de conocimiento y la evaluación
Las preguntas de conocimiento son centrales en la evaluación de TdC. Tanto la presentación como el ensayo tratan preguntas de conocimiento.
El diagrama de la figura 4 puede ayudar a explicar las dos tareas de evaluación de TdC. La presentación de
TdC empieza por encima de la línea con una situación de la vida real, descrita en términos de la “vida real”.
Llegado a un cierto punto en la presentación, el alumno deberá identificar la pregunta de conocimiento
subyacente (debajo de la línea). Luego la explorará utilizando el lenguaje de TdC, y llegará a una conclusión
que a su vez se traduce a términos de la vida real.
Son preguntas acerca del conocimiento. En vez de centrarse en contenido específico, se centran en
cómo se construye y evalúa el conocimiento. En este sentido, las preguntas de conocimiento son
un poco distintas de muchas de las que se tratan en las clases de las asignaturas y se consideran
preguntas de segundo orden en TdC.
Son preguntas abiertas en el sentido de que tienen varias respuestas posibles. Son debatibles. Tratar
preguntas abiertas es una característica de TdC. En su primer encuentro con TdC, a muchos alumnos
les llama la atención esta aparente diferencia con respecto a muchas otras clases en su experiencia
escolar. A muchos les resulta un poco desconcertante la falta de una sola respuesta “correcta”. No
obstante, las preguntas de conocimiento son subyacentes a muchos conocimientos que damos por
descontados. Una gran parte de los desacuerdos y controversias que encontramos en la vida diaria
tienen sus orígenes en una pregunta de conocimiento. Una comprensión de la naturaleza de las
preguntas de conocimiento puede permitir una comprensión más profunda de estas controversias.
• Las preguntas de conocimiento deben expresarse en términos generales, en vez de usar términos
específicos de una disciplina. Por ejemplo, en vez de una pregunta que se centre en un modelo
específico de la economía del desarrollo, tal como el modelo de Harrod-Domar, una pregunta
de conocimiento puede centrarse en la fiabilidad de los modelos como método para adquirir
conocimiento en economía.
Puede ser útil considerar y discutir con los alumnos por qué las preguntas de conocimiento son abiertas y
por ello tan interesantes. ¿A qué se debe que la típica pregunta de TdC no tenga una sola respuesta correcta
y sencilla? Los alumnos pueden encontrarse frente a este tipo de pregunta en clase. Tal vez una respuesta
típica podría comenzar con “depende de lo que se entienda por…”. En otras palabras, la primera tarea al
intentar abordar una pregunta de TdC es establecer una compresión de los conceptos clave que forman
parte de ella. Puede haber varias maneras de pensar en estos conceptos. Cada una podrá dar lugar a un
análisis diferente, y en última instancia a una respuesta diferente a la pregunta.
Inevitablemente, las perspectivas personales desempeñarán un papel en los juicios efectuados en cualquier
análisis. Es muy probable que los recursos intelectuales que cada uno de nosotros tiene a su alcance sean
diferentes, y nos lleven a conclusiones diferentes o incluso diametralmente opuestas.
La posibilidad de una falta de unanimidad al contestar las preguntas de TdC puede presentar un desafío
para los alumnos al principio. Al fin y al cabo, en Matemáticas, si un alumno obtiene un resultado distinto
al de su compañero esto les preocupa, ya que pensarán que uno u otro ha cometido un error. Cuando
se trata de una pregunta de TdC, es perfectamente concebible que las respuestas sean diferentes. Lo
importante es que el análisis sea minucioso y que haya buenas razones para respaldarlo. Es posible que
ambas conclusiones sean verdaderas. Es tentador explicar la pluralidad de las buenas respuestas a las
preguntas de conocimiento en términos de un tipo de relativismo de la verdad: “no es más que una cuestión
de perspectiva”. Una explicación más plausible es que las diferentes interpretaciones de ideas centrales son
el motivo de las diferentes conclusiones, o que el peso relativo de los diferentes factores en el argumento es
distinto.
Por ejemplo:
• En Física abordamos preguntas sobre el mundo material. En TdC hacemos preguntas sobre el
conocimiento en la Física. ¿Cómo puede estar seguro un físico de sus conclusiones, teniendo en cuenta
que están basadas en hipótesis y experimentos? El alumno de TdC no se expresa en términos de Física
ya que no está hablando del mundo físico sino de la disciplina de la Física. Por lo tanto, es necesario
utilizar un lenguaje diferente, más generalizado. El físico usa términos como partícula, energía,
masa y carga. En TdC, el alumno usa términos como hipótesis, datos experimentales, interpretación,
anomalías, inducción, certeza, incertidumbre, creencia y conocimiento. Por ello, las preguntas de
conocimiento deberán estar formuladas en estos términos, y no los de Física.
Esta diferencia se ilustra en el siguiente diagrama.
Ejemplo 2: El efecto placebo y su impacto en la profesión médica
• No es una pregunta de conocimiento: “¿Cómo se produce el efecto placebo?” La respuesta a esta
pregunta podría implicar una explicación técnica de psicología. Por lo tanto, está situada por encima
de la línea en la figura 4.
• Una buena pregunta de conocimiento: “¿Cómo podríamos establecer que X es un ‘ingrediente activo’
que causa Y?” Esta es una pregunta bastante general acerca de cómo podemos tener conocimiento
sobre los vínculos causales. Es una pregunta de conocimiento clásica.
El ensayo de TdC sigue una trayectoria que es, en cierto sentido, una imagen invertida de la anterior. Los
títulos prescritos para el ensayo están formulados en términos bastante generales en el lenguaje de TdC, y se
encuentran debajo de la línea. Se pide al alumno que identifique preguntas de conocimiento vinculadas con
el título prescrito. A continuación el alumno debe darles una forma concreta mediante el uso de ejemplos
(por encima de la línea) que las ilustren. Estos ejemplos luego son explorados utilizando las herramientas de
TdC (lo cual puede necesitar algunas excursiones por debajo de la línea). Finalmente, la conclusión general
del ensayo se encontrará en el lenguaje de TdC debajo de la línea.
Para mayor información y orientación sobre las tareas de evaluación, véase la sección “Descripción detallada
de la evaluación”.
FORMAS DE CONOCIMIENTO
LENGUAJE
¿Cómo da forma el lenguaje al conocimiento? La importancia del lenguaje en un área del conocimiento, ¿hace
que esta esté anclada en una determinada cultura? ¿Cómo se utilizan las metáforas en la construcción del
conocimiento?
El lenguaje puede referirse a la facultad mental que permite a la gente aprender y utilizar sistemas de comunicación sofisticados, o puede referirse a dichos sistemas en sí (en cuyo caso hablamos de “lenguas” o “idiomas”). El lenguaje consiste en un sistema de signos con significados acordados o convencionales, combinados siguiendo un conjunto de reglas con el propósito de comunicarse, formular ideas, almacenar conocimiento o como medio de pensamiento. El término “signos” puede interpretarse en sentido muy amplio, para abarcar letras, símbolos, sonidos, gestos, imágenes e incluso objetos. Es una parte crucial de nuestras vidas cotidianas, pero también está lleno de posibles áreas problemáticas, por ejemplo, la ambigüedad, el sarcasmo, la ironía y las cuestiones de traducción.
El lenguaje desempeña un papel importante en la comunicación del conocimiento. Sin embargo, hay quienes ven el lenguaje como algo que desempeña un papel aún más central, y argumentan que el lenguaje no solamente describe nuestras experiencias del mundo, sino que de hecho las estructura. En la sección sobre el marco de conocimiento se discute si ciertos tipos de conocimiento están, en efecto, formados por el lenguaje, es decir, la idea de que el lenguaje es una parte inherente de la afirmación de conocimiento en sí, y no una mera descripción de algo que existe independientemente del lenguaje. La idea de que nuestras concepciones sobre el mundo podrían estar determinadas por la lengua que hablamos se llama determinismo lingüístico.
PERCEPCIÓN PERSONAL
¿Cómo podemos saber si nuestros sentidos son fiables? ¿Qué papel desempeñan las expectativas o la teoría en la percepción sensorial? ¿Qué papel desempeña el lenguaje en la percepción sensorial?
La percepción sensorial es el proceso por el cual podemos obtener conocimientos acerca del mundo exterior. Tradicionalmente, se creía que existían cinco sentidos: la vista, el tacto, el olfato, el gusto y el oído.
Sin embargo, hoy en día mucha gente sostiene que hay otros sentidos, tales como el sentido del calor, del dolor, del movimiento, del equilibrio, los sentidos del hambre y de la sed, o un sentido de dónde se encuentran las partes de nuestro cuerpo.
En el pasado, la opinión de que los sentidos proporcionan la base de todos nuestros conocimientos fue cuestionada con la idea de que se necesitan conceptos preexistentes para que pueda ocurrir cualquier tipo de percepción. De hecho, hoy en día es común entender la percepción sensorial como un proceso activo de
interpretación del mundo de acuerdo con expectativas, marcos conceptuales y teorías preexistentes. Por lo tanto, hay un cierto nivel de desacuerdo con respecto a si percibimos directamente el mundo tal como es, o si la percepción es un proceso activo en el que nosotros mismos proporcionamos gran parte del contenido de nuestras experiencias.
EMOCIÓN
¿Son universales las emociones? ¿Podemos controlarlas, o deberíamos ser capaces de hacerlo? ¿Son necesarias las emociones para el buen razonamiento, o son su enemigo? ¿Están siempre vinculadas las emociones con la creencia?
La concepción naturalista de las emociones sostiene que son el producto de procesos naturales, con causas y efectos fisiológicos. Un promotor de esta teoría fue Darwin, quien creía que las emociones son puramente fisiológicas, y por lo tanto universales y presentes en todas las culturas. No obstante, pueden citarse muchos ejemplos de emociones que son específicas de una determinada cultura, por ejemplo, la noción china del “amor triste”. El punto de vista opuesto es el de los construccionistas sociales, quienes sostienen que las emociones dependen de la conciencia social, y no poseen ninguna base natural. Por ejemplo, las emociones como la vergüenza parecen presuponer una noción de lo correcto y lo incorrecto.
La emoción ha sido considerada a veces como una forma de conocimiento poco fiable. Por ejemplo, se ha criticado a las emociones diciendo que son obstáculos irracionales que obstruyen el conocimiento y distorsionan nuestra imagen de la realidad. Sin embargo, otros creen que las emociones no solo nos ayudan a entender las experiencias y los comportamientos sociales y culturales, sino que también son una fuente de conocimientos sociales, éticos y políticos, ya que nos ayudan a formar una comprensión del mundo que
nos rodea.
RAZÓN
¿En qué se diferencian la razón y la lógica? ¿Cuán fiable es el razonamiento inductivo? ¿Somos predeciblemente irracionales?
La razón nos permite ir más allá de la experiencia inmediata de nuestros sentidos. Está vinculada estrechamente con la lógica, que es la deducción de conclusiones válidas a partir de premisas o puntos de partida dados. El razonamiento humano también puede ser de naturaleza inferencial, permitiendo sacar conclusiones que no pueden deducirse estrictamente a partir de sus premisas. Surge entonces una pregunta interesante sobre si los criterios de racionalidad y las normas de razonamiento están basados en
la cultura. Las áreas del conocimiento pueden establecer sus propios requisitos con respecto a los tipos de razonamiento que son aceptables.
El razonamiento inductivo es el proceso de respaldar afirmaciones generales con una serie de afirmaciones particulares, es decir, lo opuesto al razonamiento deductivo, que tiende a ir de lo general a lo particular. El razonamiento inductivo es, por su naturaleza, inferencial. Las afirmaciones que contienen la palabra “todos” no suelen ser demostrables en sentido estricto, debido a la dificultad de efectuar observaciones en un conjunto infinitito de elementos particulares. Esto es importante para las ciencias naturales, pero también
para las ciencias humanas, tales como la psicología y la economía.
IMAGINACIÓN
¿Qué papel desempeña la imaginación en la producción de conocimiento sobre el mundo real? ¿Puede la imaginación revelar verdades que la realidad oculta? ¿De qué manera ayuda la imaginación a comprender a otras personas?
La imaginación se define con frecuencia como la capacidad de formar una representación mental de algo, sin el estímulo de una experiencia sensorial. Tradicionalmente, la imaginación ha estado asociada con las imágenes y con la construcción de una imagen mental de alguna cosa. Sin embargo, más recientemente el interés en la imaginación se ha centrado también en la exploración de la imaginación proposicional, o “imaginar que”. Las enfermedades que pueden afectar la imaginación, tales como el autismo grave, o los trastornos que ocasionan delirios, tales como la esquizofrenia grave, subrayan su importancia y su poder.
La imaginación se entiende a veces en un sentido más amplio como algo asociado con la creatividad, la resolución de problemas y la originalidad. En este caso, puede tratarse de establecer vínculos entre ideas que de otro modo no estarían conectadas, a fin de resolver problemas. Esto puede ser útil para la elaboración de modelos o la creación de teorías en las ciencias, y para resolver problemas estructurales en las artes. No obstante, a veces también se desconfía de la imaginación, en parte porque se la ve como algo derivado en la mente del individuo, y por lo tanto algo subjetivo. A veces, la imaginación también se asocia con el razonamiento que lleva imaginar otras realidades, es decir, imaginar “qué ocurriría si…” o “qué hubiera ocurrido si…”.
La imaginación a veces se asocia también con la posibilidad, ya que se puede argumentar que solo podemos imaginar aquellas cosas que son posibles. De este modo, hay quienes entienden la imaginación como algo que proporciona pruebas de lo que es o no es posible. En la vida cotidiana, la imaginación tiene un papel especialmente protagónico en el entretenimiento, por ejemplo los programas de televisión o películas de ficción. No obstante, se puede argumentar que la imaginación también desempeña un papel más profundo, por ejemplo en la educación moral, en el desarrollo de la empatía o al proporcionar oportunidades para la expresión personal y una mejor comprensión de uno mismo.
Formas de conocimiento específicas
El curso de TdC identifica ocho formas de conocimiento específicas:
• Lenguaje
• Percepción sensorial
• Emoción
• Razón
• Imaginación
• Fe
• Intuición
• Memoria
Los alumnos deben explorar varias formas de conocimiento. Se sugiere estudiar cuatro de ellas en
profundidad. Las formas de conocimiento seleccionadas para el estudio detallado deben elegirse
cuidadosamente a fin de asegurar un enfoque coherente y equilibrado.
Las formas de conocimiento tienen dos propósitos centrales en TdC. Por un lado, son herramientas para
contestar la pregunta “¿cómo sabemos?”, y por otro lado nos ayudan a contestar la pregunta “¿cómo sé?” Por
ejemplo, podemos analizar el papel de la imaginación en la construcción del conocimiento compartido, en
términos del descubrimiento científico, pero también podemos discutir la imaginación en el contexto del
conocimiento y la comprensión personales.
Si bien el análisis de las formas de conocimiento y de su impacto sobre la construcción de conocimiento
personal puede que tenga su sitio en un curso de TdC, se anima a los profesores de TdC a que exploren las
formas de conocimiento no en forma aislada, sino desde la perspectiva de su contribución a la comprensión
de las distintas áreas del conocimiento.
A continuación, se ofrece una breve introducción a cada forma de conocimiento. Las preguntas que
preceden a la descripción de cada forma de conocimiento son simplemente preguntas de estímulo,
diseñadas para promover la discusión y la toma de conciencia de las distintas formas de conocimiento y su
impacto sobre el conocimiento.

¿Se debería describir el humanismo o el ateísmo como una fe?
¿Pueden considerarse las creencias del teísmo como conocimientos porque son el producto de una facultad cognitiva especial o “sentido divino? ¿Satisface la fe una necesidad psicológica?
El término “fe” se utiliza con mayor frecuencia para hacer referencia a una fe religiosa, pero también puede utilizarse en sentido laico como sinónimo de confianza. Si bien se la asocia en la mayoría de los casos con una creencia en un Dios o dioses, la fe puede ser religiosa sin ser teísta, por ejemplo en el caso del budismo.
También puede verse como un compromiso con una determinada interpretación de la experiencia y de la realidad que no es necesariamente religiosa, tal como el humanismo. El positivismo lógico sostiene que las afirmaciones de fe no tienen ningún contenido cognitivo significativo, por lo cual no tiene sentido hablar de la fe como forma de conocimiento. Sin embargo, para muchas personas la fe es una manera clave de intentar comprender y explicar el mundo.
Las pruebas en las que se basa la fe suelen ser controvertidas. Esto es especialmente cierto en el ejemplo de las escrituras: quienes pertenecen a grupos religiosos suelen considerarlas como pruebas infalibles, mientras que los que no pertenecen a estos grupos suelen mostrarse más reticentes. Si bien los críticos sostienen que la fe es irracional e incoherente, otros afirman que debe entenderse como una manera de ir más allá de la razón, en vez de cómo algo puramente irracional. De hecho, si bien se suele contrastar la fe con la razón, muchas religiones las consideran interdependientes; por ejemplo, la teología natural mantiene que solo es posible acceder a Dios mediante la razón, y muchas religiones consideran la razón como un don
divino.
Hay quienes sostienen que las críticas y la controversia en torno a las pruebas de las afirmaciones de fe están mal encaradas, ya que la fe es un acto de confianza y es un ejemplo de conocimiento que no se basa en pruebas. Es más, en algunas tradiciones las creencias que no están basadas en pruebas se consideran superiores a las que lo están, ya que se considera que necesitar pruebas concretas representa una falta de fe.
Teniendo en cuenta esta controversia, los profesores deben proporcionar la oportunidad para una discusión crítica de la fe como forma de conocimiento. Su inclusión en las formas de conocimiento no debe verse como una excusa para aceptar, sin cuestionarlas, las afirmaciones de onocimiento en la religión o en otras áreas de conocimiento.
INTUICIÓN
¿Por qué consideramos a algunas personas más intuitivas que otras? ¿Hay ciertas cosas que debes saber de antemano para poder aprender? ¿Deberías fiarte de tu intuición?
La intuición se describe a veces como cognición inmediata, o conocimientos que son inmediatamente evidentes sin una inferencia, prueba o justificación previas. La intuición se contrasta a menudo con la razón, ya que se considera que es conocer sin utilizar procesos racionales. Jung, en su famosa obra Psychologische Typen (1921), se refirió a la intuición como percepción a través del inconsciente, subrayando así la idea de que la intuición suele verse como creencias que se conocen sin entender cómo se las conoce.
La intuición se asocia a veces con los conceptos de instinto y conocimiento innato. Por ejemplo, algunas personas argumentan que si bien no tenemos conocimientos innatos de ninguna lengua en particular, sí tenemos una capacidad intuitiva de usar el lenguaje. La intuición se ha debatido mucho en el ámbito de la ética, en cuanto a si tenemos intuición moral, o algún tipo de sentido innato de lo que está bien y lo que está mal. Algunos también consideran que desempeña un papel importante en los adelantos científicos.
Saber algo por intuición es saberlo mediante la introspección o una comprensión inmediata. De este modo, hay quienes sostienen que es imposible justificarla, o que no precisa mayor justificación ya que es inmediatamente evidente. Algunas personas son consideradas más intuitivas que otras, y con frecuencia se dice que las personas intuitivas toman decisiones instintivas más rápidamente sin ningún justificativo racional identificable para estas decisiones. Sin embargo, algunos han negado la existencia de la intuición como una forma independiente de conocimiento. Por ejemplo, se ha sugerido que la intuición es un término
que se utiliza frecuentemente para describir una combinación de otras formas de conocimiento, tales como
la experiencia previa, una percepción sensorial fuerte y una imaginación
activa.
MEMORIA
¿Podemos conocer cosas que están fuera de nuestra experiencia personal presente? ¿Es el testimonio de un testigo presencial una fuente fiable de pruebas? ¿Pueden nuestras creencias contaminar nuestra memoria?
Muchas discusiones sobre el conocimiento suelen centrarse en cómo se forman las creencias y el conocimiento, en vez de en cómo los individuos los recuerdan. Sin embargo, la mayoría del conocimiento que tienen los individuos consiste en la memoria, y por ello la cuestión de cómo retenemos la información y cómo se reconstruyen las experiencias y acontecimientos pasados es un aspecto importante de cómo se forma el conocimiento personal.
La memoria, y en particular los hábitos, están vinculados estrechamente con el conocimiento de procedimientos y con recordar cómo se efectúan las acciones. A diferencia de la percepción, la memoria se refiere a cosas que no están ocurriendo en el presente instante. Y a diferencia de la imaginación, la memoria se refiere a cosas que creemos que han ocurrido realmente. Hay quienes sostienen que la memoria en sí no es una fuente de conocimiento, sino que es en cambio un proceso que utilizamos para recordar conocimientos adquiridos en el pasado. No obstante, si bien la memoria se refiere a conocimientos adquiridos en el pasado, se puede argumentar que incluso los nuevos conocimientos dependen de la memoria, y están influidos por ella. Por ejemplo, la manera en que interpretamos nuevas situaciones puede estar influida considerablemente por la experiencia y los acontecimientos previos. De este modo, además de ser una “unidad de almacenamiento” para el conocimiento existente, la memoria puede ser también un mecanismo que nos permite procesar situaciones nuevas y únicas.
La importancia de la memoria puede subrayarse al imaginar los desafíos que podrían presentarse si la perdiésemos. Ya que una parte tan grande de nuestros conocimientos personales tienen la forma de recuerdos en la memoria, las cuestiones relacionadas con la fiabilidad de la memoria también son cruciales.
Suele considerarse que la recuperación de recuerdos a través de la memoria no es fiable, por ejemplo, porque se la ve como algo subjetivo o muy afectado por la emoción. Sin embargo, nos fiamos de la memoria todos los días y, ya que gran parte de nuestra memoria parece ser fiable, esto nos da la confianza de que otros recuerdos también son fiables.
LAS FORMAS DE CONOCIMIENTO NO OPERAN DE FORMA AISLADA
Las formas de conocimiento no deben considerarse en forma aislada, ya que interactúan de varias maneras
en la construcción del conocimiento y en la formulación de afirmaciones de conocimiento. Por ejemplo,
incluso una afirmación simple como “esta mesa es azul” requiere la acción conjunta de varias formas de
conocimiento. Necesitamos el lenguaje para poder entender los términos “mesa” y “azul”. Necesitamos un
sistema conceptual basado en la razón para darnos cuenta de que una mesa es algo que tiene la posibilidad
de ser azul. Necesitamos la percepción sensorial para reconocer que lo que vemos es una mesa y que su
color es azul. De este modo, las distintas formas de conocimiento individuales se encuentran entretejidas
para formar estructuras más sofisticadas, a fin de generar conocimiento en las áreas de conocimiento.
AREAS DE CONOCIMIENTO
¿Cómo sabemos las cosas? Las sabemos porque utilizamos una gama de métodos de indagación, que incorporan las formas de conocimiento, para ayudarnos a construir el conocimiento en diferentes áreas de conocimiento.
El curso de Teoría del Conocimiento identifica ocho áreas del conocimiento:
• Matemáticas
• Ciencias naturales
• Ciencias humanas
• Historia
• Artes
• Ética
• Sistemas religiosos de conocimiento
• Sistemas indígenas de conocimiento
Los alumnos deben explorar una gama de áreas del conocimiento. Se sugiere explorar seis de estas ocho.
Si bien esta guía identifica ocho áreas del conocimiento amplias, se debe animar a los alumnos a pensar
sobre las disciplinas académicas individuales, es decir, a pensar en la naturaleza del conocimiento en sus
propias asignaturas específicas del IB, tales como Química, Geografía o Danza.
MARCO DEL CONOCIMIENTO
Una forma eficaz de examinar las áreas del conocimiento es a través de un marco de conocimiento. El marco de conocimiento es una manera de examinar en detalle los distintos componentes de las áreas del conocimiento, y proporciona vocabulario para compararlas.
Se pueden examinar los siguientes aspectos en cada área del conocimiento:
• Alcance, motivación y aplicaciones
• Terminología y conceptos específicos
• Métodos utilizados para producir conocimiento
• Acontecimientos históricos clave
• Interacción con el conocimiento personal
Dentro de este marco de conocimiento se identifican las características principales de cada área, así como la terminología y los conceptos específicos que le dan forma. También se identifican los acontecimientos históricos clave que han influido y han dado forma a cada área, y las maneras en que cada una utiliza una determinada metodología. Por último, se ofrecen oportunidades de reflexionar sobre la interacción entre los conocimientos personales y compartidos en cada área. Los marcos de conocimiento son una estructura muy útil para comparar y contrastar áreas de conocimiento.
La idea es que cada área del conocimiento puede entenderse, en términos generales, como una entidad coherente, es decir, un vasto sistema con una rica estructura interna. TdC se propone explorar esta estructura y entender precisamente qué es lo que le da a cada área del conocimiento su carácter particular. También se ocupa de observar lo que estas áreas del conocimiento tienen en común. Una estrategia útil es construir el curso de TdC en torno a una comparación y contraste entre las diferentes áreas del conocimiento, para
buscar las características que tienen en común pero también señalar sus diferencias e identificar lo que le da a cada una su sabor característico.
La comparación entre diferentes áreas del conocimiento no es una tarea puramente descriptiva. Es analítica en el sentido de que el alumno debe vincular las prácticas de indagación con el conocimiento generado.
Por ejemplo, la fiabilidad de una afirmación de conocimiento en una determinada área del conocimiento depende críticamente de los Métodos utilizados para producirlos. La realización de ese tipo de vínculos es lo que se entiende por análisis en TdC.
Este componente se propone explorar lo que abarcan las áreas del conocimiento específicas dentro del total del conocimiento humano, y la manera en que se utiliza ese conocimiento. El alcance se refiere a la definición del área del conocimiento en cuanto a su contenido, y la forma que adopta un área del conocimiento depende críticamente de la naturaleza de los problemas para los que intenta encontrar respuestas.
Por ejemplo:
• La biología estudia los organismos vivientes y se ocupa principalmente de cómo funcionan.
• Las matemáticas son el estudio de la cantidad, el espacio, la forma y el cambio.
• En cambio, en ingeniería, los métodos numéricos precisos son una cuestión de vida o muerte.
• Puede parecer que la música no trata de resolver problemas prácticos, pero el compositor debe resolver problemas de “ingeniería musical” al construir una obra, ya que esta debe ser un todo unificado y a la vez debe incluir un algún tipo de contraste interno para proporcionar tensión y energía, y para que resulte interesante para el oyente.
La exploración del alcance y las aplicaciones de una determinada área del conocimiento puede llevar a discusiones interesantes sobre las consideraciones éticas que se deben tener en cuenta. Puede que quienes practican una determinada área del conocimiento no estén autorizados para explorar todos los aspectos que les interesan. El tipo de investigaciones y experimentos que pueden realizar podrán estar restringidos por límites morales o éticos.
Este elemento explora la manera en que se utiliza el lenguaje para la producción de conocimientos en cada área del conocimiento. La idea central es que el lenguaje no solo comunica conocimientos preexistentes “no verbales” sino que, en muchos casos, el leguaje utilizado en sí mismo constituye el conocimiento. Si se quita el lenguaje no queda nada. Esto se debe, entre otras razones, a que el lenguaje da nombres a los conceptos, que son los componentes básicos del conocimiento. Un área del conocimiento es un sistema de relaciones entre sus conceptos clave. Con diferentes Componentes se construyen áreas del conocimiento bastante diferentes y se producen diferentes maneras de pensar acerca del mundo.
En Física los conceptos clave incluyen la causación, la energía y su principio de conservación, el campo, la carga, etc.
• En las Artes Visuales puede tratarse de la paleta de colores, la textura, la composición, el movimiento, el simbolismo o la técnica.
• En Música los conceptos centrales pueden ser melodía, ritmo, armonía, tensión, relajación, textura y color.
Las discusiones sobre los conceptos y el lenguaje que dan forma a un área del conocimiento pueden vincularse fácilmente con las discusiones sobre conocimientos compartidos. El lenguaje permite comunicar los conocimientos a otras personas y acumularlos con el paso del tiempo para las generaciones futuras. Esto es lo que hace que este tipo de conocimiento sea “compartido”. El hecho de que es posible comunicarlo de un individuo a otro a través del espacio y del tiempo es importante. Una proporción significativa del
conocimiento actual no es nueva sino que nos ha sido trasmitida desde el pasado o desde otras partes del mundo.
Una de las diferencias más notables entre las áreas del conocimiento consiste en los métodos que utilizan. Para empezar a examinar y comparar las metodologías de las diferentes áreas del conocimiento, los alumnos deben ser capaces de identificar los métodos o procedimientos específicos que se usan en un área del conocimiento y explorar los supuestos subyacentes.
Los supuestos y los valores desempeñan un papel importante en la metodología en la que se basa la producción de conocimiento. Cada área del conocimiento determina qué aspectos son importantes y cuáles tienen menor importancia; cada una tiene un conjunto de valores que forman la base del conocimiento que se produce. Ningún área del conocimiento está libre de valores: algunos métodos son mejores que otros, algunos datos son más fiables que otros, algunos modelos teóricos dan una mejor comprensión que otros.
Reconocer estos valores y cómo afectan a la metodología que se utiliza es crucial para entender el carácter de un área del conocimiento.
Por ejemplo, en las Ciencias Naturales una gran parte del conocimiento proviene de la puesta a prueba de hipótesis mediante experimentos. Esto supone que las condiciones de laboratorio replican con precisión lo que ocurre en el resto del universo, y que se puede entender el mundo como un sistema de causas que
determinan efectos.
Una manera de explorar la metodología es examinar la cuestión de qué es lo que se considera como un hecho en una determinada área del conocimiento. Otra manera podría ser examinar qué constituye una explicación en una determinada área del conocimiento. Por ejemplo:
• En Historia, una explicación podría consistir en una teoría general que atribuye motivaciones plausibles a los distintos actores históricos y conecta los documentos históricos individuales.
• En Literatura, la explicación de un texto puede implicar un examen de sus temas, motivos o caracterización, a través de las estrategias literarias utilizadas.
Otra manera de explorar la metodología es examinar los factores que limitan los métodos que pueden utilizarse, por ejemplo, las limitaciones éticas en los experimentos realizados en las ciencias humanas.
Las áreas del conocimiento son entidades dinámicas que cambian con el paso del tiempo de acuerdo con los cambios y adelantos conceptuales que se producen en la metodología. Esto no debe verse necesariamente como un problema, sino más bien como una ventaja: nuestros sistemas son flexibles y son capaces de adaptarse en respuesta a esos cambios. Por lo tanto, puede decirse que el conocimiento es provisorio.
Por ejemplo:
• Considérese un libro de texto de historia utilizado en los colegios suecos en 1912. La idea de la historia en este libro es bastante diferente de las de hoy en día. Un libro de texto de física de 1912 parece expresar una idea de la física prácticamente igual a la que tenemos hoy, pero probablemente su contenido será diferente
• El significado de una obra de arte podría derivarse, en gran medida, del contexto histórico en que fue producida, y la obra incluso puede hacer referencia a otras obras anteriores el seguimiento del desarrollo histórico de un área del conocimiento es una herramienta útil en TdC. Es tentador especular que si rehiciésemos la historia del conocimiento humano, las áreas del conocimiento tendrían una forma bastante diferente de su forma actual. ¿Qué parte de nuestro conocimiento depende de los accidentes de la historia? ¿Son algunas áreas del conocimiento más susceptibles a esos factores históricos que otras? Incluso nuestros sistemas de medida (metros, kilos, segundos) están situados en un contexto histórico, y por supuesto también lo están los conceptos y el lenguaje utilizados en las disciplinas. Un punto interesante y profundo para la discusión es: ¿qué aspecto de una asignatura hace que la trayectoria precisa de la historia sea un factor importante en su desarrollo?
Hay vínculos e interacciones entre el conocimiento compartido y el conocimiento personal. Los individuos contribuyen al conocimiento compartido. Sus contribuciones tienen que pasar por aquellos procesos de validación que requiera una determinada disciplina, a fin de de poder ser considerados sabiduría “común” en dicha área. Pero el conocimiento compartido también contribuye a la comprensión que el individuo tiene del mundo. Este es uno de los propósitos, aunque no es el único, del conocimiento compartido: les permite a los individuos entender el mundo. La naturaleza de esta interacción entre conocimiento personal y compartido es el último componente del marco de conocimiento. Es importante porque aborda
la pregunta: “¿y entonces qué significa esto para mí?” ¿Qué impacto tienen estas áreas del conocimiento sobre nuestras vidas individuales y la manera en que vemos el mundo? ¿Cómo forma o cambia esta área nuestra perspectiva?
Full transcript