Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

El "GRACIOSO" EN EL SIGLO DE ORO

No description

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of El "GRACIOSO" EN EL SIGLO DE ORO

Corral de comedia “almagro”
La figura expresiva del gracioso, en el teatro del siglo XVII, pertenece también a la comedia. Su moral es realista y sus bromas, plebeyas.


Su campo de trabajo eran los corrales de comedias y también los teatros cuando se trataba de algo un poco más serio y con propósitos de reconocimiento.

El gracioso
Funciones
La función del gracioso sirve de contrapunto a la figura del galán y sirve también de puente entre lo ideal y lo real, entre el héroe y el público. Su participación se basa en principios opuestos a los del caballero, y muchas veces anula la acción de este personaje.





Según Lope de Vega
Según Lope de Vega, la verdadera función del gracioso es que el papel que desempeña no es necesariamente gracioso, sino que de carácter más filosófico. la figura del gracioso actúa como con una crítica social a su cargo, donde reprocha los vicios de la época
Características
Se puede referir al gracioso como un desdoblamiento del personaje principal de la comedia, pero tampoco llega al punto de asemejarse al chistoso, o el bufón.

Esta figura generalmente encarna una fuerza
de contraste con el protagonista y la mayor parte de las veces sirve para que la
seriedad no resulte excesiva.

Se lo conoce por su baja estatura, la glotonería y la tosquedad
El "GRACIOSO" EN EL SIGLO DE ORO
Leonardo Jácome
XVII
Cosme Pérez
Figura de Juan de Alarcón
Alarcón no representa a la figura del gracioso como menos que el amo, al contrario, lo coloca a una distancia menor del mismo, donde la mala conducta pertenece a galán o el caballero y la de virtuoso, al criado.
El Siglo de Oro
Características Fundamentales
Es de origen plebeyo y ejerce algún oficio relacionado con la servidumbre hacia un noble o primer galán.
Sigue a todas partes a su señor, con quien vive en una especie de simbiosis constante, y a veces hace el papel de amigo o confidente del mismo.

Siempre está hambriento o sediento; es comilón y amigo del vino.

Es supersticioso y cobarde, en contraste con la valentía e incluso temeridad de su amo.

Es un personaje cómico, bufonesco a veces, destinado a contentar al espectador vulgar del corral de comedias.
Según Valvuena Prat
Su papel esencial corresponde a un determinado aspecto de la vida. ​
Junto al idealizado héroe o galán, el gracioso, en técnica de claroscuro, representa lo bajo o grotesco: el miedo, la ausencia del principio del honor, la tosquedad sensual y la glotonería.
Segùn Montoliu
Lo picaresco se refugió también en el tipo del gracioso del teatro español, que hace a la vez los oficios de criado, amigo y consejero del protagonista, y se caracteriza por el acentuado realismo con que está concebido en contraste con el más desdibujado confidente del teatro francés.​
Muchos graciosos pueden interpretarse como figuras de picaros auténticos retratados en una de las etapas de su azarosa vida de criado de muchos amos.​
La ingenuidad, la simplicidad, la ironía, la socarronería, la insolencia son, junto con otras cualidades, otros tantos matices de la actitud anti heroica y anti caballeresca característica del pícaro.​

Andrea Velasco
Full transcript