Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

VIA AEREA ARTIFICIAL

No description

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of VIA AEREA ARTIFICIAL

UNIVERSIDAD
DE LA SABANA

VÍA AÉREA ARTIFICIAL
LAURA DANIELA TÀUTIVA CÀRDENAS
Canula Orofaringea
Mascarilla Facial
Para Ventilación
Bolsa Autoinflable
Definición:
Función:
Definición:
Función:
Indicaciones:
Adultos
Tubo Endotraqueal
Pediatrico
Laringoscopio
Palas Laringoscopio
Pinzas Magil
Sondas Aspiración Traqueal
Usos:
Vía Aérea Artificial
La intubación consiste en introducir un tubo o sonda en la traquea del paciente a través de las vías respiratorias altas.


Dependiendo de la vía de acceso que escojamos, tenemos dos tipos de intubación:

*Nasotraqueal: a través de las fosas nasales. Suele utilizarse en intubaciones programadas (anestesia, dificultad respiratoria en aumento...)

*Orotraqueal: a través de la boca. Por lo general se utiliza en intubaciones dificultosas o de urgencia (reanimación cardio pulmonar (R.C.P.)), ya que es la más rápida.
El objetivo de este procedimiento es mantener la vía aérea permeable, estableciendo una vía segura de comunicación y entrada de aire externo hasta la traquea. Para esto, el extremo distal del tubo debe quedar aproximadamente a 1-2 cms de la carina, de modo que el aire pueda llegar adecuadamente a ambos bronquios.
Podemos resumirlas en:
Obstrucción de la vía aérea superior (cuerpo extraño, aspiración de meconio, traumatismos, secreciones...)
Ausencia de reflejos protectores de la vía aérea (depresión respiratoria producida por anestesia, traumatismo craneoencefálico...)
Necesidad de aplicar ventilación mecánica con presión positiva (prematuridad entre 25-28 semanas, por déficit de desarrollar alveolar y del sufactante, patologías como bronquiolitis, enfermedades neuromusculares...)
Elegiremos la vía oral o nasal para introducir el tubo en determinadas circunstancias:

*Orotraqueal:
intubación de emergencia
obstrucción de las fosas nasales (estenosis o atresia de coanas, pólipos...)
obstrucción de la nasofaringe (tumores, hipertrofia de adenoides...)
sospecha de fractura de base de cráneo
diátesis hemorrágica moderada-severa

*Nasotraqueal:
traumatismo facial severo con dificultad para abrir la mandíbula
rotura de lengua
quemaduras graves de la cavidad bucal
El tamaño de la mascarilla debe ser aquel cuyo borde superior apoye sobre el puente nasal, sin tapar los ojos y cubriendo por completo nariz y boca, y cuyo borde inferior apoye sobre surco mentoniano.
Si se elige una mascarilla de tamaño mayor o menor no lograremos una adecuada ventilación y podemos causar además un traumatismo facial.
Existen mascarillas redondas (generalmente usadas para prematuros y recién nacidos, o lactantes de bajo peso) y triangulares (utilizadas en lactantes, niños y adolescentes).


Las bolsas autohinchables van conectadas a la goma que sale del caudalímetro de oxígeno, que debe estar abierto al máximo. El tamaño también es importante, ya que el volumen de aire que envían al niño debe ser adecuado a su capacidad pulmonar. Un volumen excesivo prodría causar barotrauma, y un volumen pequeño no conseguiría una oxigenación adecuada.
Tamaño de bolsa y mascarilla autoinflables (recogido del Manual de Reanimación Cardiopulmonar Avanzada Pediátrica y Neonatal.3ª ed. Grupo Español de Reanimación Cardiopulmonar Pediátrica y Neonatal)
La cánula orofaringea sirve para desplazar la parte posterior de la lengua hacia delante, impidiendo así que obstruya la vía aérea. La cánula adecuada será aquella cuya longitud vaya desde los incisivos superiores (o centro de la encía en lactantes) hasta el ángulo mandibular. Un tamaño inapropiado puede no lograr su objetivo o incluso, desplazar la lengua hacia atrás.
Se recomienda su uso cuando el paciente esté inconsciente, para facilitar la ventilación con mascarilla. No debe usarse en niños conscientes, ya que puede estimular el reflejo nauseoso.
En niños mayores se introduce igual que en adultos, con la concavidad hacia arriba, hasta tocar el paladar blando, y seguidamente se rota 180º y se desliza tras la lengua.

En niños pequeños y lactantes, se introduce con la convexidad hacia arriba, es decir, haciéndola coincidir con el paladar, y deslizándola hasta el final de la lengua.
Antes de proceder a introducir el tubo endotraqueal, es preciso aspirar secreciones de nariz, boca, faringe y traquea. Utilizaremos una sonda de longitud y calibre adecuados, con el fin de disminuir el riesgo de lesión de la mucosa, y llegar a la zona que pretendemos aspirar. La presión de succión no debe ser superior a los 80-120 mmHg en niños pequeños, para lo cual necesitamos un manómetro que la regule.
Las palas pediátricas pueden ser rectas o curvas y de diferente medida.
Las palas rectas se utilizan en lactantes pequeños y prematuros, ya que por sus características anatómicas, con la pala recta se deprime o calza mejor la epiglotis, visualizando mejor la glotis. Con la pala curva es más difícil deprimirla, y lo que suele ocurrir es que se sobrepasa. Las palas curvas se utilizan en niños, adolescentes y adultos, y con el extremo de la pala se alcanza la vallécula.
El tubo endotraqueal debe ser de un material hipoalergénico y flexible, preferiblemente transparente para poder ver a su través la existencia de secreciones o sangre. Es además recomendable que tenga marcas numéricas para conocer la longitud del tubo que introducimos en la traquea y valorar así posteriormente si éste se ha movido. Existen distintos modelos de tubos en el mercado: Portex, hecho de material no irritante, flexible, con grabado de escala centimétrica para facilitar la colocación y Cole, hecho de material no irritable, flexible, que no posee escala centimétrica pero tiene un engrosamiento el tubo que hace tope con la glotis.
También tenemos tubos balonados y no balonados
ELECCION DEL TUBO ENDOTRAQUEAL
INTUBACIÓN OROTRAQUEAL:
La 1ª persona, con la mano derecha, introducirá la punta del tubo por la comisura labial derecha, apoyándose en la hoja del laringo, para no ocluir la visualización, y lo hará progresar hasta que atraviese las cuerdas vocales 1-2 cms y calcularemos la longitud a introducir según las reglas ya vistas.
NTUBACIÓN NASOTRAQUEAL:
La 1ª persona introducirá a través de una fosa nasal el tubo, progresándolo hasta que aparezca a través de la boca.
La 2ª persona entregará la pinza de Magill, ofreciéndola por el mango.
La 1ª persona sujetará el tubo con la pinza y lo hará progresar hasta que atraviese las cuerdas vocales 1-2 cms y calcularemos la longitud a introducir según las reglas ya vistas.
Si se utilizó fiador, la 1ª persona lo extraerá con cuidado, y después retirará con precaución el laringoscopio.
Conectar el tubo a la bolsa autoinflable y dar varias insuflaciones al niño.
Comprobar que la posición del tubo es la correcta. Para ello observaremos que los movimientos sean simétricos en ambos hemitorax, que la auscultación es simétrica y adecuada en ambos pulmones y que la pulsioximetría y capnografía son correctas.
Si no se logra la intubación en menos de 30 segundos, se retira el tubo y se ventila con mascarilla y bolsa.
Si elegimos un tubo balonado, con una jeringa inflaremos el neumotaponamiento con el volumen de aire correspondiente.
Fijaremos el tubo según el protocolo de cada hospital. Dos formas de sujetarlo son:
con esparadrapo: se utiliza tanto en la intubación orotraqueal como en la nasotraqueal, fijando el tubo a una comisura labial o nasal. Para disminuir el riesgo de aparición del úlceras por presión, aplicaremos antes e pegar el esparadrapo parches protectores (tipo ConfeelR), en el punto de apoyo del tubo.
con cinta o venda: se utiliza en la intubación orotraqueal, y no es recomendable en recién nacidos o lactantes. Se fija el tubo anudándole una venda, y deslizando el resto tras la zona occipital, para terminar haciendo un nudo. Existen en el mercado sistemas de cinta con velcro que facilitan un tipo de fijación similar.
Cortar el tubo sobrante por encima del labio si es muy largo (>4cms sobre el labio), para reducir el espacio muerto y el riesgo de acodamiento.
La correcta colocación del tubo se confirma con una radiografía de tórax.
Anotaremos en la gráfica del niño la fecha, número de tubo, centímetros introducidos y posición.
FORMAS
Mascarilla
laríngea
En ocasiones, no se logra intubar al niño, bien por falta de experiencia o por situaciones que dificultan la intubación o la ventilación (síndrome de Down, quemaduras...). En estos casos se recomienda el uso de la Mascarilla Laríngea.
La mascarilla laríngea está formada por un tubo de material flexible que termina en una especie de mascarilla inflable que, una vez colocada, se llena de aire para evitar el desplazamiento de la misma (Imagen 6). Nos permite comunicar la vía aérea con el exterior para ventilar al paciente de una forma bastante exitosa, poco traumática y segura. Es considerado un método fácil de aprender y rápido de colocar, con un porcentaje de éxito en su colocación del 94-99%.
-Indicaciones
Fracaso en la intubación
Traumatismo cervical o facial
Quemaduras en la cara
Malformaciones anatómicas

-Contraindicaciones
Inflamaciones agudas de la vía aérea (epiglotitis, laringitis...)
Estómago lleno (por aumento del riesgo de aspiración)
Tumores de faringe o supraglóticos
Asma
López Herce, J.; Calvo, C.;Lorente, M.J.; Baltodano, A. Manual de Cuidados Intensivos Pediátiricos. 2ª edición.. Ed. Publimed. 2004.

-Grupo Español de Reanimación Cardiopulmonar Pediátrica y Neonatal. López-Herce,J. (Coord.) Manual de reanimación cardiopulmonar avanzada pediátrica y neonatal. 3ª edición.Ed.Publimed.

-Cloherty,J.P.; Stark, A.R. Manual de cuidados neonatales. 3ª edición.Ed. Masson.
Crespo,C. Cuidados de Enfermería en Neonatología. Ed. Síntesis.

-Manual y protocolos de cuidados de enfermería en UCI pediátrica y neonatal. HGU Gregorio Marañon.
Deacon, J.; O´Neill, P. Cuidados intensivos de enfermería en neonatos. 2ª edición. Ed.McGraw-Hill Interamericana.2001. México.

-Muñoz Hoyos,A.; Ruiz Cosano, C.; Martín González, M.;Gallego Hoyos,M.A. Urgencias en Pediatría III. Serie Monográfica de Formación Continuada en Pediatría. Vol.12. Ed. Formación Alcalá. Jaen. 2001
Bibliografía:
Complicaciones
*Hipoxia durante el método: puede estar causada por un empleo excesivo de tiempo al realizar la intubación (no debe durar más de 30 segundos, y si no se logra, habrá que ventilar de nuevo al paciente antes de intentarlo otra vez) o bien, la causa puede ser una mala colocación del tubo.

*Intubación bronquial: el tubo se introduce en exceso, de modo que se desvía hacia uno de los dos bronquios, generalmente el derecho, y por lo tanto, sólo ventilaremos un pulmón.

*Bradicardia: puede ser causada por la hipoxia o por estimulación con la sonda de aspiración, el laringoscopio o el tubo endotraqueal del nervio neumogástrico. Para disminuir el riesgo es recomendable la administración previa de atropina.
Laceraciones o ulceraciones de la mucosa bucal o laríngea, al introducir la pala del laringoscopio principalmente, llegando incluso a producirse surcos o perforaciones palatinas. Extremar el cuidado al realizar la laringoscopia.

R*otura dental o lesión de la encía en lactantes pequeños, como consecuencia del apoyo de la pala del laringoscopio. No se debe apoyar la pala sobre la encía superior del niño, error relativamente frecuente cuando se trata de visualizar una vía respiratoria difícil.

*Rotura de laringe, faringe, esófago o traquea, por una introducción forzada y traumática del tubo endotraqueal.
Hemorragia, como consecuencia de rotura o lesión de alguna de las estructuras respiratorias y/o digestivas.

*Broncoespasmo o Laringoespasmo, como resultado de la estimulación de la mucosa respiratoria. Para minimizar el riesgo, se utilizan los relajantes musculares (siempre con una sedación previa del paciente)

*Dolor, por una incorrecta analgesia y sedación. Calcular las dosis adecuadas de fármacos e inyectarlas antes de realizar el procedimiento.

*Neumotórax y/o Neumomediastino: fuga aérea como consecuencia de rotura de las estructuras respiratorias.
Obstrucción o acodamiento del tubo, producido por secreciones, sangre o mala colocación. Vigilar siempre la permeabilidad del mismo y su correcta posición.

*Infección: extremaremos las medidas de asepsia durante toda la técnica para reducir este riesgo.
Implementos Necesarios
Fonendoscopio
guantes
Aspirador Subglotico
Jeringa de 10 c.c
Lubricante Hidrosoluble
Neumomanometro
http://www.slideshare.net/lramosgomez/instrumentacion-en-la-intubacion-endotraqueal
MARCO LEGAL:
Decreto con fuerza de Ley Nº1, de 2005, del Ministerio de Salud.
Dispositivo de plástico o de goma que puede ser insertado en el tracto respiratorio superior o inferior para facilitar la ventilación o la eliminación de secreciones.

Con el fin de prevenir mayores complicacioes posteriores a las infecciones respiratorias encontradas.
Lograr ventilación adecuada
TRAQUEOTOMÍA= Es un procedimiento quirúrgico realizado con objeto de crear una
abertura dentro de la tráquea a través de una incisión ejecutada en el cuello con la
inserción de un tubo o cánula para facilitar el paso del aire a los pulmones.

INTUBACIÓN ENDOTRAQUEAL= Es un procedimiento médico en el cual se coloca
una cánula o sonda en la tráquea, a través de la boca o la nariz.

CAVIDAD PLEURAL = Espacio rodeado por la pleura, que es una capa delgada del
tejido que cubre los pulmones y reviste la pared interna de la cavidad pectoral.

INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE SALUD (IAAS)
Corresponden a todo proceso infeccioso general o localizado que ocurre como
consecuencia de la atención de salud y que no estaba presente ni incubándose al
momento de hospitalizarse. Esta es una denominación más adecuada ya que incluye
la atención ambulatoria y las infecciones detectadas después del alta.
TERMINOS
clasificación Dispositivos -
Edades
Canula
Full transcript