Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

La economía según Pablo Macera

No description
by

Bruno Bencich

on 11 August 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of La economía según Pablo Macera

Autonomía en el Perú Aproximadamente 200 a.C. hasta el siglo XVI d.C.)
1. Las primeras sociedades preclasistas (recolectores, cazadores, pescadores).
2. Los primeros horticultores y pastores.
3. Los formativos andinos. La experimentación tecnológica. Las altas culturas. Comienzos de la diferenciación clasista. Pacobamba, Ecuador y el Perú. El horizonte Chavín.
4. Las primeras diversificaciones regionales. Sociedades clasistas desarrolladas. Guerras de conquista. Maestría artesanal y estancamiento tecnológico.
5. El horizonte medio. La expansión wari. Proceso de urbanización.
6. La segunda diversificación. Los señoríos regionales.
7. El horizonte tardío y la expansión imperial Inca.
En esta etapa el Perú de desarrolla liberalmente sin recibir influencia de pueblos americanos o de otros continentes.

1. La invasión española y la expansión del capitalismo mercantilista europeo.
2. Consolidación y estancamiento de la sociedad colonial en el siglo XVII.
3. Crisis de la sociedad colonial del siglo XVIII. Los movimientos de liberación nacional. La descolonización aparente.
4. La primera independencia política y la primera república (hasta mediados del siglo XIX). La segunda apertura del Perú a los mercados mundiales. El imperialismo informal inglés.
5. Economía de exportación y desarrollo frustrado (guano y salitre). La guerra del Pacifico de 1879 y sus consecuencias.
6. Crisis y reajuste de la dependencia 1932-1968.
7. Reformismo militar y capitalismo de estado. Desarrollo dentro de la dependencia limitada 1968.
Dependencia en el Perú

El siglo XVIII fue para el virreinato peruano una época de crisis y decadencia,

La decadencia de Huancavelica (azogue) y de Potosí (plata) disminuyó por último el significado económico del antiguo virreinato, a pesar del relativo auge de las minas de Cerro de Pasco. Durante toda la primera mitad del siglo XVIII se inició, por consiguiente, un proceso de liquidaciones. Suprimidas las encomiendas se empobrece la aristocracia criolla.

La gran epidemia de 1720, por último, diezmó la población indígena, quebrando al ramo de tributos y dificultando el trabajo en las minas y las haciendas.

El Siglo XVIII
Después de 1821-1824 la nueva república no pudo garantizar su independencia económica frente a las grandes potencias comerciales y manufactureras de Europa.
En el orden económico el Perú sólo fue capaz de concurrir a los mercados mundiales con sus producciones mineras y agrícolas.
Entre 1830-1840 el porcentaje total de oro y plata, sobre el valor total exportado por el Perú, llegó a una media anual de 79.6%.
Por otro lado sus manufacturas eran de tipo artesanal y con excepción de la textilería de obrajes destinadas a un mercado interno, que además de ser demográficamente reducido y escasamente monetizado se encontraba interferido por la manufactura industrial importada.
El principal beneficiario de este viejo sistema y de la nueva coyuntura político-económica fue Inglaterra quien prefirió el control económico a través del comercio internacional, valiéndose de su superioridad tecnológica, medios de transporte y fabricación industrial.
La Primera República
El desarrollo Frustrado
Los cincuenta años posteriores a la guerra del salitre entre Perú y Chile estuvieron enmarcados por dos series de fenómenos. De un lado el impacto liquidatorio de la derrota y la subsecuente diversificación económica. Del otro lado la crisis coyuntural capitalista (1929-1932), con sus efectos en todas las periferias dominadas, incluyendo el Perú.
Desde fines del siglo XIX, en cambio, asumió un papel interventor por inversiones directas en el transporte (Peruvian Corporation), la minería (Cerro de Pasco) y la agricultura de exportación (Grace, British Sugar, Gildemeister). Las ganancias obtenidas por el capitalismo, a través de este nuevo modelo, fueron superiores a las del antiguo imperialismo comercial.
Las grandes empresas pusieron en jaque al pequeño estado y convirtieron en intermediarios a sus clases dirigentes; la casi totalidad de la economía peruana se hallaba bajo su control. La Cerro de Pasco construyó un enorme latifundio minero y agrícola en el centro del país, y, entre 1910-1930, retuvo la mayor parte de producción de plata del Perú. Dos casas extranjeras (Gildemeister y Grace) exportaban casi el 60% de la producción nacional de azúcar. El crédito bancario pertenecía a casas italianas, alemanas e inglesas, con escasa participación de instituciones peruanas. Los empresarios nacionales y la derrotada burguesía del siglo XIX mantuvieron sólo algunas de sus posiciones; primero, por supuesto, el control político del presupuesto estatal; luego algunos sectores agropecuarios aliados con el capital extranjero. Pusieron también en marcha algunas empresas mixtas con la ayuda del estado como la Compañía Administradora del Guano y la Compañía Recaudadora de Impuestos.
Inversión extranjera directa y nueva dependencia 1883-1930
Económicamente, el período que estudiamos significó el reforzamiento de la economía norteamericana. A mediados de la década del 30 hubo, es cierto, una ofensiva comercial japonesa y alemana que tuvo el mismo carácter que la ofensiva alemana anterior a la primera guerra mundial. Con el mismo fin: su exclusión temporaria al desatarse la segunda guerra mundial. Los gobiernos conservadores de entonces, procuraron dentro de los límites que les imponía, de un lado, la dominación externa (de la que personalmente disfrutaban sus colaboradores) y, del otro, los conflictos internos, introducir algunas modernizaciones en el sistema global. El seguro social, los restaurantes populares, la legislación laboral, los programas de fomento a la agricultura alimenticia, deben ser mencionados. La obra económica del estado se concentró en las grandes obras de infraestructura (las carreteras de Benavides) y muy por excepción en la industria pesada (acero de Chimbote por Prado). Los problemas sociales básicos fueron ignorados, o tratados como problemas de seguridad policial.
La financiación de capital, por las empresas extranjeras o nacionales, siguió recurriendo al ahorro interno, dominado por la banca particular. Fue así mismo la época del boom pesquero que prometió al Perú un auge similar al del guano. Con el mismo resultado: agotamiento de1 recurso, enriquecimiento extranjero, despilfarro interno e intervención ineficaz y tardía del estado.
Crisis y reajuste de la dependencia1932-1968
El golpe militar peruano del 3 de octubre de 1968 encabezado por el general Juan Velasco Alvarado no constituyó una revolución socialista; solamente se invocó el nombre de esa revolución para evitarla.
La nacionalización del petróleo y la reforma agraria fueron exhibidos por el gobierno militar peruano como pruebas de una política contra la dominación interna y la dependencia externa. Todo lo contrario. Desde un comienzo los militares peruanos han soñado como los coroneles griegos en ser una tercera vía diferente al capitalismo y comunismo.
El ejército peruano comprende que para ser una alternativa válida y excluir del juego político futuro tanto al Apra como al comunismo debe combinar: 1º) medidas populares distribucionistas, a corto y mediano plazo; 2º) planes coyunturales a largo plazo que le garanticen el desarrollo del país. Se encuentra así en los cuernos de un dilema: a) si adopta medidas populares ocasionará resistencias y desconfianzas entre los empresarios y no podrá contar con ellos para sus planes de desarrollo; b) si por el contrario juega la carta empresarial clásica y solamente persigue fines desarrollistas, el régimen se volverá cada vez más impopular.
El Giro Militar de 1968
La pérdida de legitimidad y fuerza política que el Estado independiente sufrió, como consecuencia de un movimiento de independencia no gestado internamente, lo privó de capacidad para ejercer un liderazgo en el terreno del fomento de la producción.
De otro lado, los primeros dirigentes del nuevo Estado parecieron entender que el bienestar y el fomento económico debían conseguirse, principalmente, disminuyendo la carga tributaria; medida que tuvo efectos diferenciados según los sectores económicos y según tomemos en cuenta el corto y largo plazo: alivio para la sociedad de subsistencia del interior y, en general, para todos los sectores, en el corto plazo, pero encarecimiento del costo del trabajo e incapacidad para mejorar la infraestructura pública para las actividades económicas, en el largo plazo.
Conclusiones
La economía según Pablo Macera
En esta etapa el desarrollo autónomo del Perú es interrumpido por la invasión española, que luego de tres siglos de denominación llega a una supuesta descolonización con la independencia política. Produciéndose así la segunda apertura del Perú a los mercados mundiales, entre el principal los ingleses. Después de un siglo de exportación y desarrollo frustrado deviene una crisis y cambio de dependencia , esta vez en torno a los Estados Unidos de Norteamérica.
A mediados del siglo XIX la comercialización internacional del guano abrió al Perú la oportunidad de cambios sociales y económicos en condiciones más ventajosas que las de otros países suramericanos.
Pero al final del período, después de 25 años, casi todo había fracasado. Los peruanos se han venido preguntando, desde entonces, ¿qué ocurrió con el guano?
Consideremos primero sumariamente las condiciones económicas generales del país. La deuda externa superaba los 16.000.000 de pesos, su crédito internacional se había arruinado hasta el punto que los bonos peruanos se cotizaban a no más del 16% de su valor nominal. El sector privado, a más de otros obstáculos, había debido afrontar desde 1830 el desorden monetario.
A partir de 1832 la situación fue agravada por la introducción de la moneda feble boliviana. Al mismo tiempo, así en el propio Perú como en el Ecuador, operaban entre 10 y 50 establecimientos clandestinos de moneda fraudulenta para el mercado peruano.
En el presupuesto de 1854-55 el guano representaba ya el 50% de sus ingresos.
En el de 1861-62 su participación había subido al 80%. Amparados en esta prosperidad, el estado y las clases dirigentes del Perú montaron una errónea olítica económica; de un lado fueron toleradas deshonestas negociaciones con la deuda pública (externa e interna) y las comisiones de empréstitos.
Del otro lado se puso en ejecución un ambicioso programa de obras públicas de infraestructura (ferrocarriles) pensadas en función de la comercialización mundial de materias primas, con lo cual la economía peruana seguía siendo una economía satélite, complementaria de los centros manufactureros del exterior.
El financiamiento de esas obras resultó inadecuado, no sólo por las tasas del interés y el mal uso de los fondos sino por cálculos erróneos acerca de su rentabilidad a corto y mediano plazo.
Full transcript