Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Cómo hacer cosas con palabras

se realiza comprensión sobre las conferencias de J.L. Austin
by

miguel solis

on 26 September 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Cómo hacer cosas con palabras

Cómo hacer cosas con palabras Teoría de los actos del habla El libro lo componen la serie de doce conferencias que dio el profesor Austin en Oxford y que constituyen el núcleo de su teoría y las ideas que tanta fama le han dado en el mundo de la filosofía y la lingüística. La primera conferencia advierte que no todas las proposiciones son descriptivas, y afirmar lo contrario es la falacia "descriptiva". Existe también lo que él llama, realizativos (es decir, oraciones realizativas), que indican que emitir la expresión es realizar algo. Luego incide en que las circunstancias deben ser las apropiadas, y en el carácter de nulidad que se puede desprender de los actos. La falacia descriptiva es: "Lo que hace suponer que toda oración que tiene una función importante funciona como enunciado."
Lo que no es cierto, pues hay oraciones importantes que no constatan hechos. (no hay que confundirnos recuerden que es una falacia así que es mentira) Permíteme explicarte Elizabeth Hernández

Mariana Corona

Miguel Solis

Roberto Molina Equipo 2 J.L. Austin (1955) La falacia descriptiva básicamente pregunta acerca de lo que es "ser verdadero" o "ser falso". Es algo que hay que averiguar. Para que un enunciado tenga sentido es necesario que sea verificable. Ellos hacen, pues, una división tripartita: los enunciados pueden ser verdaderos, falsos o sin sentido; Y es que, para que un enunciado pueda ser verdadero o falso debe ser significativo. Si no tiene significado no se puede si es verdadero o falso. Un enunciado sólo tiene sentido cuando es verificarlo. Hay muchos enunciados que pasan como verdaderos o falsos y son sin sentido. Según la lectura hay dos tipos de enunciados que clasifico Austin :
constatativo y performativo Ejemplo de constatativo: Parece que va a llover (Verdadero o falso)

El gato está sobre la alfombra Ejemplo de realizativo: ¡abrázame!

Discúlpeme

Si, acepto También se encuentran los enunciados y oraciones sin sentido El universo monta el unicornio del destino apasionadamente, menta caliente... conferencia I Delimitación preliminar del realizativo ¿Cómo llamaremos a una oración o a una expresión de este tipo?7 Propongo denominarla oración realizativa o expresión realizativa o, para abreviar, “un realizativo”. La palabra “realizativo” será usada en muchas formas y construcciones conectadas entre sí, tal como ocurre con el término “imperativo”. Deriva, por supuesto, de “realizar”, que es el verbo usual que se antepone al sustantivo “acción”. Indica que emitir la expresión es realizar una acción y que ésta no se concibe normalmente como el mero decir algo. Ejemplos Al decir "Sí, quiero" en una boda no enunciamos algo. Al decirlo en esas circunstancias realizamos el acto de casarse.
Cuando al pisar a alguien le decimos "le pido disculpas" tampoco enunciamos. Al decirlo, realizamos el acto de disculparnos.
Al decir "inauguro este pantano" no solo se afirma, sino que se modifica la situación legal de algo.
Al decir "Te apuesto diez euros a que mañana lloverá" se contrae un compromiso. Decir y hacer Es necesario que las circunstancias en que las palabras se expresan sean apropiadas de alguna manera o maneras. Además de ordinario, es menester que el que habla o bien otras personas, deban también llevar a cabo otras acciones determinadas “físicas” o ‘‘mentales”, o aun actos que consisten en expresar otras palabras. Así, para bautizar el barco, es esencial que Yo sea la persona designada a esos fines; para asumir el cargo es esencial que Yo reúna los requisitos correspondientes, etc.; para que tenga lugar una apuesta, es generalmente necesario que haya sido aceptada por otro (el que tiene que haber hecho algo, por ejemplo, haber dicho “aceptado”); y difícilmente hay un obsequio si digo “te doy esto” pero jamás entrego el objeto.
La acción puede ser llevada a cabo sin usar expresiones realizativas, y en todos los casos las circunstancias, que incluyen otras acciones, deben ser las adecuadas. Que alguna de las otras cosas que, por cierto, normalmente se requieren como complemento de expresiones del tipo de “te prometo que…”, o “Sí, juro (desempeñar el cargo…)” son en realidad cosas descriptas por estas expresiones y que, por lo tanto hacen que, cuando esas cosas se dan, la expresión sea verdadera, y falsa cuando ocurre lo contrario.
En ningún caso decimos que la expresión es falsa, sino que ella, o más bien el (por ejemplo, la promesa), es nulo, o hecho de mala fe, o incompleto, o cosa semejante.
hablar así no es decir que la expresión “te prometo que…“ es falsa, en el sentido de que aunque el que enuncia eso dice que promete, en realidad no lo hace, o que aunque describe, describe falsamente. Porque quien usa la fórmula “te prometo que…“, promete, la promesa no es siquiera nula, aunque es hecha de mala fe. La expresión es quizás equívoca, probablemente engañosa y sin duda moralmente incorrecta, pero no es una mentira ni un enunciado erróneo.
Full transcript