Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

El cine y el teatro en la Dictadura Militar Argentina

No description
by

Juan Araoz

on 27 November 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of El cine y el teatro en la Dictadura Militar Argentina

El cine y el teatro en la Dictadura Militar Argentina
Entre los años 1976-1983, el cine nacional tuvo una etapa oscura que tuvo censuras:
“solo serán autorizadas las películas que muestren al hombre tal como es su lucha eterna y cotidiana contra el materialismo, el egoísmo, la cobardía, la vanidad y la corrupción, al hombre luchando por su honor, su religión y sus principios, sin liberarse jamas a la violencia o al escepticismo. Solo estas películas serán consideradas como obras de arte... Todas las películas sin valores artísticos o que no presenten ningún interés como diversión y que atenten a los sentimientos nacionales serán prohibidas parcial o totalmente...”
Pero no resulta pertinente centrarse en la censura y lo que no se pudo ver; sino en lo que se vio, lo permitido y avalado por el Estado en armas fomentando y destacando los valores que el proceso requería.
Por un lado las películas juveniles buscaban mostrar una Argentina de pie ante el mundo en donde la familia, la madre, la iglesia, la patria, la bandera, la amistad y las fuerzas del orden debían ser lo primero ante todo.
Por otro lado encontramos un cine para adultos en donde se creo un nuevo concepto de hombre individual, donde la idea era ser más sobrepasando y pisoteando a quien se tenía debajo; haciendo así del engaño un estilo de vida, de la mujer un objeto y del hotel alojamiento y el whisky un ritual.
La ultima dictadura militar utilizo al cine popular para implementar sus valores morales y económicos, llegando a un publico masivo con el fin de adoctrinarlo y distraerlo en el tiempo que el país derramaba ríos de lágrimas rojas.
Las temática de las películas cambiaron durante ese periodo; centrándose en el humor y la distracción y alejándose de toda trama que plantee situaciones dramáticas o existenciales.
Características que presentaba el cine de la dictadura
. En su mayoría todas fueron películas que en principio parecían pasatistas, sin complicaciones y sin nudos extensos en la trama.

Por escasos momentos el film tomaba carácter documental, ya que se podía observar una visita al museo policial o la explicación de la importancia de la energía nuclear y el rol que la Argentina desempeñaba en este ámbito.
Todas contenían finales veloces donde el conflicto se resolvía en los cortos minutos postreros. Incluso un final característico fue la escena divertida con el chiste final donde la pantalla se congelaba y comenzaban los créditos y agradecimientos (muchas veces reconociendo la ayuda de la Policía Federal o a la Marina, entre otros).

El género cómico, masivo y popular, integraba tanto a adultos como niños. En esta época encontramos los largometrajes picarescos de dos grandes capo cómicos del cine nacional; Jorge Porcel y Alberto Olmedo.
Aunque por otro lado existió el cine humorístico juvenil que era destinado a toda la familia; en este caso la dupla característica era Carlos “Carlitos” Balá y Ramón “Palito” Ortega.
Dos locos en el aire (1976) y Brigada en acción (1977); en ellas se podía apreciar el respeto a la instituciones militares y policiales
También quedaba claro que la policía argentina se “encuentra entre las mejores del mundo” o que para un policía “la obligación no tiene horario”.
Comandos Azules (1980) y Patolandia Nuclear (1978 ) son grandes exponentes; en ambas se centra la idea de la Argentina avanzada y preparada ante la tecnología nuclear

TEATRO
En la Argentina no se aplicó nunca la censura previa.
Aún en los momentos más duros, los espectáculos se estrenaban sin ninguna inspección; las obras no estaban obligadas a ser indagadas antes de subir al escenario.

Claro que quien se animaba a sacar la cabeza corría el peligro de perderla. Entonces empezaba a funcionar la "AUTOCENSURA".
Los empresarios de las grandes salas estrenaban solo comedias intrascendentes y en los teatros de arte se eludían aquellos textos directamente políticos.
Alguna películas de esa época fueron:
FIN
Full transcript